TODA LA GLORIA DEL MUNDO

Raúl Capote Fernández
El 5  de marzo, del año 2011, un joven cubano mostraba al mundo la grandeza de una generación nacida con la Revolución. Hijo del pueblo, hombre humilde y sencillo Dalexi Gonzalez  , ingeniero en telecomunicaciones , el agente Raúl de los OSE, con su lenguaje breve, a veces como una ecuación matemática hilvanada apenas a la narración, denuncia como la CIA quiso convertirlo en un traidor a su pueblo, quiso convertirlo en mercancía, en simple cosa mercenaria y como, él, joven cubano, nacido después del triunfo de la Revolución, asumió dar la vida si fuera necesario para defender el honor y la vida.
Hoy que algunos comienzan a creer en el poder del dinero y otros le reverencian sin vergüenza alguna, sus compañeros de Las Razones de Cuba le mandamos de todo corazón un gran abrazo, a ese nuestro hermano, a quien todo el dinero del enemigo no pudo comprar.
Vive modestamente como corresponde, sin aspirar a gloria alguna, tan modesto y firme como ese día que desafió al imperio y que eligió la estrella que ilumina y mata, su denuncia de marzo del 2011 puso al descubierto los planes del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba.
Felicidades querido hermano. muchas cosas han ´pasado en estos 7 años, hemos conocido el cariño inmenso del pueblo del que formamos parte, los ataques del enemigo interno y externo, miserias humanas de todo tipo, cosas buenas y malas, en fin la vida,
Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz, eso lo sabemos bien. y seguimos en combate, nunca quisimos ser tratados como otra cosa que lo que somos soldados de la Revolución, sin privilegios, porque el mayor de todos ya lo recibimos, el de servir, dejar la piel, la vida en el camino y vencer.

2 comentarios sobre “TODA LA GLORIA DEL MUNDO”

  1. bella historia guayacán
    cuidando nuestro país
    firme desde la raíz
    histórica de Birán
    allá nació el caguairán
    con el turquino a su lado,
    y me siento emocionado
    que hijos del comandante
    cuiden de forma brillante
    a su pueblo y a su Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *