¿Quiénes serán los peones de las provocaciones contra Cuba y Venezuela en la Cumbre de Lima?

 

Como en Cumbres de Las Américas pasadas, fundamentalmente la VII Cumbre de Panamá, los enemigos de Cuba, Venezuela y otras naciones progresistas se han preparado para montar sus círculos mediáticos para atacar a los procesos revolucionarios en esas naciones. Un gran despliegue de mercenarios asalariados se ha tratado de conformar para que cumplan esa finalidad en la actual VIII Cumbre de Las Américas de Lima. Para ello –realizar eventos para distorsionar la realidad en esos países en materia de democracia y derechos humanos, crear actos de provocación y vender una falsa victimización ulterior, así como manipular descaradamente a la opinión pública–se han reclutado a decenas de mercenarios de la contrarrevolución interna y se han involucrados los tradicionales grupos anticubanos residentes en La Florida, particularmente en Miami.

Cuba, como es su derecho legítimo ha limitado la salida de varios contrarrevolucionarios sobre los que pesan distintos delitos que atentan contra su institucionalidad. De tal forma, de los inicialmente 28 invitados al evento– Yusmila Reyna Ferrer, Fernando Edgardo Palacio Mogar, Navid Fernández Cabrera, Guillermo Fariñas Hernández, Boris González Arenas, Claudio Fuentes Madan, Alexei Gamez Alonso, Rolando Rodríguez Lobaina, Egberto Ángel Escobedo Morales, Cristina Rodríguez Penton, Antonio Rodiles, Elizardo Sánchez, Henry Constantin Ferreiro, Erick Álvarez Gil, Camilo Ernesto Oliveira, Roberto de Jesús Guerra Pérez, Acelia Carvajal Montaine, Juan del Pilar Goberna Hernández, Magalys Norbis Otero Suárez, Nelson Manuel Álvarez Matute, Ángel Hurtado Porro, Berta Soler, Tairhit Rivero Álvarez, Sandra Margarita Borges García, Eroisis González Suárez, Zuleidys Lisbet Pérez Velázquez, José Daniel Ferrer y Manuel Silvestre Cuesta Morúa– muchos de ellos han visto frustrada su participación en estos planes.

Las autoridades cubanas han prohibido la salida por diversas razones a Yusniel Pupo Carralero, Sandra Haces Ramos, Adonis Milán, Gorki Águila, Jorge Enrique Rodríguez, Carlos Amel Oliva, Katerine Mojena, Eroises González, María Elena Mir Marrero, Niober García Founier, Martha Beatriz Roque Cabello, Benito Fojaco Iser, Sissi Abascal Zamora, Ileana Álvarez, Eglits Guilarte Aranda, Pedro Manuel González Reinoso, Leodán Suárez Quiñones y Yunior Puentes Beruvides. Muchos de ellos participarían en otros eventos a realizarse contra Cuba en las últimas semanas, aunque se sabe que algunos de ellos se incorporarían a la Cumbre de Lima y un evento organizado contra Cuba en Venezuela en el Congreso argentino por esta misma fecha y paralela al magno evento.

De tal forma –uniéndose a los tradicionales grupos de provocadores procedentes de los grupúsculos anticubanos de Miami como el Directorio Democrático, Mar por Cuba, Brigada 2506 y otros–, participarán posiblemente en los foros de la Cumbre aquellos mercenarios que se encontraban viajando o residiendo en el exterior, entre ellos Rosa María Payá, Mario Félix Lleonart, Yoaxis Marcheco, Ailer M González Mena, Guillermo Fariñas, Eliecer Ávila, Tania Brugueras, Dagoberto Valdés, Reynaldo Escobar, Yoani Sánchez, Luis Cino, Manuel Cuesta Morúa, Yusmila Reyna Ferrera, Alain Puentes Batista y Miguel Coyula. Cada uno de ellos tiene su misión específica para provocar y difundir el mensaje contrarrevolucionario en la Cumbre de Lima.

Mientras tanto, en Argentina, se preparan para el día dos eventos dirigidos en el Congreso principalmente contra Venezuela y Cuba, en el que tienen voz cantante los diputados de la derecha, así como personajillos como Micaela Hierro Dori, Guadalupe Neme y Elisa Trotta Gamus. Algunos de estos entes quieren hacer su propio circo anti bolivarianos en Buenos Aires y, presumiblemente, algunos de ellos marcharán luego a Lima.

Estos son los peones del circo que piensan montar Washington y la derecha latinoamericana en los próximos días, Lógicamente recibirán la contundente respuesta de nuestros delegados y amigos de Cuba y Venezuela.

Publicadas por Percy Francisco Alvarado Godoy 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *