Elegido Consejo Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba

El nuevo Consejo Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y su secretariado se dio a conocer hoy en la clausura del XXI Congreso de la organización, que se realizó en presencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), y Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del PCC, fue ratificado como Secretario General de la organización sindical, luego que los mil 200 delegados participantes ejercieran el voto directo y secreto.Igualmente fueron confirmados en su cargo Carmen Rosa López Rodríguez, Segunda Secretaria de la CTC, y los miembros del secretariado Milagro de la Caridad Pérez Caballero, María Consuelo Baeza, Isdalis Rodríguez Rodríguez e Ismael Drullet Pérez.

Guilarte de Nacimiento agradeció la confianza depositada por los representantes de todos los sindicalistas del país, y también por el Partido y el Gobierno, no solo en su persona, sino en la CTC como organización llamada a ser la vanguardia de los trabajadores cubanos. Llamó a trabajar cada día desde la práctica sindical para convertir en realizaciones el lema que presidió el Congreso: Unidad, compromiso y victoria.Destacó el papel protagónico y aportador del movimiento sindical en la materialización de la actualización del modelo económico y la sociedad cubana, así como en la defensa de los derechos de los trabajadores y de las conquistas alcanzadas.Resaltó que el próximo Primero de Mayo temblará la tierra con el paso firme y unido de los trabajadores y sus familiares, como pidiera Raúl hace cinco años.  En la sesión, a nombre de la clase trabajadora de todo el país, se entregó al General de Ejército una obra volumétrica donde se destacan los grados históricos del Comandante en Jefe Fidel Castro; y al Jefe de Estado, Miguel Díaz-Canel, otra obra también con carácter volumétrico y en forma de libro, donde sobresale una rueda dentada con una Isla de Cuba.


El Segundo Secretario del Comité Central del PCC, José Ramón Machado Ventura, también fue reconocido con una obra que destaca la bandera de la estrella solitaria, reafirmando la independencia y la libertad.En la sesión final del XXI Congreso de la CTC estuvieron presentes además Salvador Valdés Mesa, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Esteban Lazo Hernández, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.En las palabras finales del cónclave Machado Ventura aseveró que la CTC es decisiva en las actuales circunstancias, en las que la Patria requiere el apoyo de la clase obrera, junto alos campesinos y demás trabajadores manuales e intelectuales. Destacó el rol del movimiento obrero en la búsqueda de soluciones a los problemas existentes; y señaló que la CTC es “un baluarte de la unidad desde su nacimiento ocho décadas atrás”

Comercializan en Cuba Suplemento nutricional de Moringa

La Empresa Laboratorio Farmacéutico Oriente, de Santiago de Cuba, presentará por primera vez el suplemento nutricional tabletas de moringa en la Feria Comercial Salud Para Todos 2018, que inicia en la capital del país.La Máster en Medicina Natural y Bioenergética, Zoe Lemus Rodríguez, jefa del grupo de Investigación de la empresa, señaló que la moringa, además de su importancia nutricional, registra actividad antibiótica, así como antiinflamatoria en la prevención del cáncer , así como de disminución del colesterol en sangre.


Agregó la investigadora que al llevar a tabletas las hojas de esa planta se cumple un sueño del Líder Histórico Fidel Castro, quien tanto estudió y divulgó sus propiedades. El nuevo producto está envasado en frascos plásticos con 180 comprimidos y se ofertarán en farmacias biosaludables, indica Radio Reloj.La moringa oleifera es un árbol originario del norte de India. Crece en casi cualquier tipo de suelo, incluso en condiciones de elevada aridez estacional, lo que hace de esta planta un recurso para las poblaciones que habitan en estas zonas.

El sabor de la moringa es agradable y sus partes se pueden comer crudas, especialmente las hojas y flores que son de color crema y aparecen principalmente en épocas de sequía, cuando el árbol suele perder las hojas o cocidas de varias formas, por ejemplo en guisos.Además da frutos en forma de vainas que, estando verdes, se pueden cocer y tienen gusto parecido a las judías o chauchas, cuando están maduras se hierven con un poco de sal, se abren y se extraen las semillas ya listas para consumir, de sabor parecido al garbanzo y también se pueden tostar. Las raíces también son comestibles, parecen zanahorias pero de gusto picante.(Con información de Juventud Rebelde)

Recuerdan a Mártir de los Órganos de la Seguridad del Estado

El aniversario 58 de la caída del mártir de los Órganos de la Seguridad del Estado Ernesto Flores Ríos, se recordó con un acto efectuado este lunes en La Habana, por la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC).

Heriberto Fernández Esquivel,( Al Centro) fundador de los Órganos de la Seguridad Estado rememoró lo acontecido el 21 de abril de 1961 cuando en los momentos que procederían a la captura de los agentes de la CIA, fue ultimado Ernesto Flores Ríos y herido de gravedad, con cinco impactos de bala, Miguel Ángel Reguero.

En el mismo sitio donde Flores Ríos fue ultimado en los momentos que realizaba la detención de dos agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), en calle Cero apartamentos No.5 entre 3era y 5ta en la Puntilla, en el municipio capitalino de Playa, se rindió homenaje con la presencia de fundadores de los órganos de la Seguridad del Estado, pioneros y vecino del lugar.

El homenaje fue ocasión propicia para condenar la nueva escalada agresiva contra Cuba por parte del gobierno de los Estados Unidos, con la aplicación del capítulo 3 de la Ley Helms Burton.

Fundadores de los Órganos de la Seguridad Estado, combatientes de la Revolución Cubana, pioneros y vecinos del lugar recorrieron el apartamento que aún conserva las huellas de los impactos de las balas y donde el combatiente Ernesto Flores Ríos cayó en el cumplimiento de su deber para con la Patria y la Revolución.

Recuerdan la masacre de Humboldt 7

Ofrendas florales acompañaron el homenaje de los estudiantes a los mártires de Humboldt 7

En el lugar donde fueron asesinados vilmente Fructuoso Rodríguez, Juan Pedro Carbó Serviá, Joe Westbrook Rosales y José Machado, en Humboldt 7  , en el municipio capitalino de Centro  Habana  la Federación  Estudiantil Universitaria  FEU recordó el aniversario 62 de este hecho producto de una cobarde delación, exactamente cinco semanas después de las acciones del 13 de marzo de 1957, cuando esbirros de la tiranía de Fulgencio Batista asesinaron a estos miembros del Directorio Revolucionario.


Al acto asistieron Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas; Raúl Alejandro Palmero Fernández, presidente de la FEU; y el coronel de la reserva 
Víctor Dreke Cruz, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana de La Habana, así como otros invitados.

Estamos llamados a pensar como los futuros profesionales del mañana, donde pongamos en práctica los conocimientos y las capacidades para responderle al país con paso firme, y así rendirles justo tributo a nuestros héroes, aseguró este sábado José Ángel Fernández Castañeda, vicepresidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), durante el homenaje a los mártires de la masacre de Humboldt 7.
Siguiendo el ejemplo de nuestros mártires, los estudiantes universitarios decimos que nunca nos rendiremos ante la presión de potencias extranjeras, y nunca aceptaremos leyes como la Helms-Burton que solo buscan destruir nuestra Revolución y sus conquistas, añadió el vicepresidente de la FEU.


Cada 20 de abril es una intensa jornada de debate, reflexión, recuento y homenaje, que en esta ocasión llegó —como ya es tradicional— al mausoleo de los Mártires del 13 de marzo, en la necrópolis Cristóbal Colón, en La Habana, donde reposan los restos de estos y otros protagonistas del ataque al Palacio Presidencial y la toma a la emisora Radio Reloj.

Girón: la victoria que Estados Unidos no perdona

John Bolton se reunió con los «cocineros» en Miami, en un espectáculo político que recuerda la deshonra eterna de estos mercenarios.

Milicianos levantan sus armas en señal de victoria sobre el enemigo invasor. Foto: Archivo Granma El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, durante un discurso febril, que coincidió con el aniversario 58 del desembarco en la bahía de Cochinos, prometió a los derrotados veteranos «cocineros» y «pinches de cocina» acabar con la «troika del mal».En el hotel Biltmore, de Coral Gables, Bolton recibió tres hurras durante su discurso: la primera, al confirmar el endurecimiento de sanciones económicas contra La Habana; la segunda, al prometer la limitación de los viajes, que volverán a ser solo familiares; la tercera, al revelar que las remesas a la Isla se limitarán por persona a mil dólares por trimestre.Se pudo apreciar en el acto, a un Bolton sonrosado y sonriente, diríamos que hasta feliz, incapaz de vencer cierta inseguridad, tratando de controlar un ligero temblor en la voz, quizá debido a su extrema emoción. Era el primus inter pares en su ambiente, desquitándose de aquella terrible vergüenza del pasado, cuando fue atrapado mintiendo descaradamente sobre supuestas armas biológicas en poder del Gobierno cubano.Los participantes, felices también, arropados por el jefe yanqui, se ajustaban de vez en vez sus «pampers», imprescindibles desde aquellos días de Playa Girón, para poder alzar los brazos y gritar sin peligro, con un tono un poco más firme que aquella vez, cuando con un hilo de voz clamaban: ¡Nos rendimos, yo vine de cocinero!«Déjenme ser claro: la administración de Trump nunca, nunca los abandonará», recalcó un Bolton
inspirado. «Necesitaremos su ayuda en los próximos días. Todos debemos rechazar las fuerzas del comunismo y el socialismo en este hemisferio, y en este país».Dicen que se equivocaron al cantar el Himno Nacional cubano al inicio del acto, no es de extrañar con semejante asistencia, y que alguna que otra garganta se rajó y desafinó –eran muchas emociones juntas en un día memorable–.Cómo olvidar tamaña jornada, cómo olvidar –esos «heroicos combatientes» con los que cuenta el actual Gobierno de los EE. UU. para enfrentar al «comunismo y al socialismo»– el 17 de abril y los días que le precedieron, las arenas de Girón, los milicianos, el pánico de la huida; cómo olvidar que de la noche a la mañana los «aguerridos» soldados de la Brigada 2506 se transformaron en «cocineros», «pinches de cocina» y «sacristanes», cómo olvidar que los cambiaron por compotas, no debe ser fácil llevar a cuestas la deshonra eterna del mercenario.Dicen que el gobierno yanqui les prometió concluir lo que comenzaron en bahía de Cochinos. Es muy posible, los que desconocen la historia están condenados a repetirla, porque cualquier aventura de los EE. UU. y sus lacayos terminará de nuevo para ellos en otra costosa derrota.
Periódico  Granma