LCB: La Otra Guerra II, a partir del sábado 14 de diciembre

Con su primera emisión el sábado 14 de diciembre “LCB: La Otra Guerra II”, inspirada en pasajes de la historia matancera, se pondrá a consideración de la teleaudiencia cubana un pasaje poco conocido, que se remonta a los años 1962 y 1963, cuando bandas contrarrevolucionarias cometieron 114 asesinatos, incluyendo los de los niños Fermín y Yolanda.

Roly Peña y Miguel Sosa, desde la dirección del audiovisual que promete acción, drama y personajes bien logrados -algunos que provienen de la primera temporada- proponen 20 capítulos; en los mismos jóvenes milicianos y campesinos son protagonistas de una epopeya capaz de desarticular en corto tiempo 46 bandas de alzados, responsables de más de 900 acciones vandálicas aupadas financiera y materialmente por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

“Se salda una deuda histórica, puesto que Matanzas fue un territorio donde se concentró el mayor número de bandas contrarrevolucionarias; y a pesar de la diferencia de su modus operandi con el de El Escambray, bastaron ocho semanas de ofensiva para aniquilarlas”, comentó Luis Rodriguez Hernández, asesor del Centro de Estudios Históricos de la Seguridad del Estado y también partícipe de los hechos.

“Ha sido muy valiosa la cooperación de las autoridades matanceras para la grabación de esta serie, que ya marcha sobre el 60 por ciento de terminación y sobre todo para las locaciones en la Ciénaga de Zapata y Jagüey Grande, donde hemos sido muy bien acogidos; como también ahora en Varadero donde filmamos durante todo el día”, comentó Roly Peña.

 

En un aparte con Radio Rebelde, Roly Peña, guionista y director de LCB: La Otra Guerra II y que acaparó la atención con las llamativas facturas de Duaba y UNO, comentó que la necesidad de contar la acontecido en Matanzas durante la lucha contra los bandidos se sustenta en la comprensión de que en aquel entonces, como ahora y salvando la distancia histórica, la prioridad es la nación.

Referido al público, Peña reflexionó que no es menos cierto que existen lagunas en nuestro conocimiento histórico y en buena medida la valía de la serie radica en dar a conocer la realidad de aquellos años, porque la historia demuestra que el desconocimiento nos lleva a cometer los mismos errores; o peor, no tomar en cuenta las acciones y experiencias que resultaron vitales para mantener el destino de la Patria.

Reconoció que Matanzas fue un escenario particularmente agudo y violento de la lucha contra bandidos; incluso algo más complicado que en el Escambray y significó que vale la pena recrear los hechos históricos con una visión donde en el discurso se mixturen drama, ritmo; intriga y acción para transmitir emociones.

Al interrogársele sobre qué serie ha vivido intensamente ya como guionista y director, Roly Peña reconoció que en UNO se sintió padre y madre de la criatura, porque se trataba de un policíaco diferente que unía a todas las fuerzas de la Policía en solo una unidad, con una buena carga de dramaturgia y confesó que igualmente siente lo mismo por la segunda parte de LCB: La Otra Guerra II, que tiene algo de UNO, de tal forma que según dijo: “sigo pensando que podríamos retomar UNO”.

(Radio Rebelde)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *