Archivo de la etiqueta: Fidel Castro Ruz

Homenaje de la Primera Ministra de Namibia a Martí y Fidel (+Fotos)

2018-02-19 14:23:54 / web@radiorebelde.icrt.cu / Carlos Sanabia Marrero

La Primera Ministra de Namibia en el homenaje a Fidel en el cementerio Santa Ifigenia.

La Excelentísima señora Saara Kuugongelwa-Amadhila, Primera Ministra de la República de Namibia, rindió homenaje al Héroe Nacional José Martí y al Comandante en Jefe Fidel Castro en el cementerio Santa Ifigenia, donde reposan sus restos, en lo que fue su primera actividad al visitar hoy la sur oriental ciudad de Santiago de Cuba

La Delegación de Namibia observa el cambio de guardia de honor a los próceres de la Patria en el cementerio Santa Ifigenia.

En compañía de la Secretaria General de la Federación de Mujeres Cubanas, Teresa María Amarelle y la Presidenta del Gobierno en Santiago de Cuba Beatriz Johnson, la Primera Ministra de Namibia recorrió el área patrimonial de la necrópolis santiaguera para también depositar flores ante las tumbas del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes y Mariana Grajales, madre de los cubanos.

La Ministra de la República de Namibia se dirige a la prensa en el cementerio Santa Ifigenia, donde condenó el bloqueo de los Estados Unidos hacia la Isla

“Mi visita aquí invoca sentimientos de soberanía y emociones porque Cuba y la Revolución Cubana y los mártires que tiene enterrados aquí, inspiran solidaridad y amor de los pueblos de África y especialmente de Namibia hacia Cuba”, declaró a la prensa la distinguida dirigente africana al término de su tributo a los próceres cubanos.

Tras resaltar los sólidos lazos de amistad y cooperación entre Namibia y Cuba y expresar su rechazo al bloqueo de los Estados Unidos contra nuestro país, la Señora Saara Kuugongelwa-Amadhila concluyó señalando:

La Primera Ministra Saara Kuugongelwa-Amadihila en su tributo a José Martí.

“Nuestro deseo es que las almas de todos los revolucionarios enterrados aquí continúen descansando en paz y que sus hazañas revolucionarias sigan inspirando a los cubanos y a otros pueblos del Mundo, de manera que juntos podamos alcanzar un Mundo más justo”.

La Primera Ministra de Namibia recorrió el Pabellón Museo del antiguo Cuartel Moncada.

Tras el homenaje a Martí y Fidel, la Primera Ministra de la República de Namibia, visitó la antigua fortaleza del Moncada y recorrió, junto a su delegación, modernas y emblemáticas unidades de servicios en la Plaza de Marte, el paseo patrimonial de Las Enramadas y el de la Alameda frente a la Bahía de Santiago de Cuba.

La destacada dirigente africana regresará hoy a La Habana para continuar el programa de la visita oficial que desde el pasado día 14 realiza a la Isla. (Fotos del autor)

La Primera Ministra de Namibia en el tributo a Mariana Grajales Madre de todos los cubanos.La Primera Ministra de Namibia en el tributo a Mariana Grajales Madre de todos los cubanos.

La Excelentisima Señora Saara Kuugongelwa en el homenaje al Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes.La Excelentisima Señora Saara Kuugongelwa en el homenaje al Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes.

En la antigua fortaleza del Moncada la dirigente africana conoció detalles de los sucesos del 26 de julio de 1953.En la antigua fortaleza del Moncada la dirigente africana conoció detalles de los sucesos del 26 de julio de 1953.

A la OEA ni un tantico así

En respuesta a la Declaración de San José el pueblo cubano se reunió en la Plaza de la Revolución para patentizar su apoyo al Gobierno revolucionario
En respuesta a la Declaración de San José el pueblo cubano se reunió en la Plaza de la Revolución para patentizar su apoyo al Gobierno revolucionario

Fecha:

31/01/2017

Fuente:

Periódico Granma

Autor:

Punta del Este, Uruguay, enero de 1962. Las amenazas del embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), se cumplen. El diplomático norteño había dicho días antes que desde ese mecanismo interamericano «se tomarán medidas contra el Gobierno Revolucionario Cubano». Sesiona el Consejo Interamericano Económico y Social de la OEA. Allí, el representante cubano, Comandante Ernesto Che Guevara denuncia la política hostil del presidente John Kennedy contra la naciente Revolución en la Isla caribeña, detalla la realidad histórica del continente y el carácter expoliador de los planes de Washington para la región, simbolizados en la fracasada Alianza para el Progreso.

Las presiones contra la Revolución encuentran en la Organización el escenario idóneo. El propio Fidel le recuerda al vecino del Norte que el proceso de 1959 nació sin permiso de Washington, y que «si los yankis intentan destruir la Revolución Cubana por la fuerza, ¡no encontrarán aquí su Guatemala, sino que encontrarán aquí su Waterloo!».

Dos años antes tuvo lugar la VII Reu­nión de Consulta de los Cancilleres de América. De fondo el respaldo popular reafirma que ¡Con oea o sin oea ganaremos la pelea! El canciller cubano Raúl Roa interviene en la plenaria. «Digámoslo ya sin ambages. El Gobierno Revolucionario de Cuba no ha venido a San José de Costa Rica como reo, sino como fiscal. Está aquí para lanzar de viva voz, sin remilgos ni miedos, su yo acuso implacable contra la más rica, poderosa y agresiva potencia capitalista del mundo».
Cuba se retira de la reunión: «Me voy con mi pueblo, y con mi pueblo se van de aquí los pueblos de Nuestra América», sostiene Roa.

En La Habana, a instancias del pueblo reunido en la Plaza de la Revolución, Fidel rompe la Declaración de San José por atentar contra la soberanía e independencia no solo de la Isla, sino también de todos los pueblos de América.

En Uruguay, el 31 de enero de 1962 Cuba es expulsada de ese «ministerio de colonias yanqui» como el propio Roa la califica. Aunque la decisión se revierte en el 2009 durante la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, el historial del mecanismo interamericano hace que Cuba se mantenga firme en sus principios y no acepta volver.

LOS ORÍGENES

La OEA surge como parte de la Conferencia Internacional Americana de Bogotá en 1948. La Colombia de esos días está agitada por El Bogotazo, provocado por el asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán.

La fachada de la oea es de mecanismo aglutinador de las naciones del hemisferio. Su verdadera acción es la de marioneta al servicio de Washington. El «América para los americanos» es la única doctrina a la cual responde.

Muestra de ello es la complacencia mostrada al avalar en 1954 la intervención en la Guatemala de Jacobo Arbenz. El silencio ante la invasión a Playa Girón en abril de 1961 y ante las acciones terroristas en Cuba engrosan la lista. Sin hablar de las presiones en el plano di­plomático que hacen que sal­vo con­tadas excepciones, la región rompa relaciones con La Habana. El desembarco de marines estadounidenses en Santo Domingo en 1965, con la anuencia de la oea, es el primer ejemplo de una intervención colectiva en un país de la zona, la misma que tiene como principio «la no intervención de ningún Estado en los asuntos internos de otros».

En 1982 un país de la región entra en confrontación bélica con una potencia extranjera. Se trata de la Guerra de las Malvinas, en el que se enfrentan Argentina y Reino Unido. Respuesta de la oea: una mera resolución y una condena endeble un mes después de iniciados los ataques.

1983. Granada. El primer ministro Maurice Bishop es derrocado por un golpe militar. Muere asesinado. Infantes de la Marina de Estados Unidos intervienen en la pequeña Isla caribeña como «medida preventiva». Tampo­co hay una respuesta unánime de condena desde la oea. Algunos países aprueban la acción militar. Es reprochada finalmente porque viola la Carta de Bogotá.

La OEA calla ante la Operación Cóndor, ante los Golpes de Estado, ante los miles de desaparecidos. Calla ante los conflictos civiles que desangran Centroamérica. Se desprestigia.

CERO EN AISLAMIENTO

Mar del Plata, año 2004. IV Cumbre de las Américas. Una desacreditada oea se enfrenta a una región un poco más consciente de la necesidad de integrarse bajo principios puramente latinoamericanos. La propuesta del alca, como su antecesora Alianza para el Progreso, es enterrada. Otros mecanismos subregionales son más eficientes a la hora de solucionar los problemas. Consecuencia: la oea queda relegada a un segundo plano.

Cuba es aclamada por su resistencia en otros espacios de concertación regional. Se hace justicia. Jamás regresará a ningún mecanismo que sea instrumento de dominación. No está en sus principios.

Cuba consolidó una cultura de resistencia bajo la guía de Fidel

Te lo prometió Martí
y Fidel te lo cumplió.
Nicolás Guillén

Por Jorge Rivas

La puesta en práctica del ideario del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz hizo posible que Cuba alcanzara los impresionantes niveles de educación y cultura que exhibe ante el mundo.

El Comandante en Jefe junto al Poeta Nacional Nicolás Guillén, presidente fundador de la Uneac.

La materialización de sus ideas en beneficio del conocimiento se remontan a pocos meses después del triunfo revolucionario al crear, en marzo de 1959, la Imprenta Nacional de Cuba (INC), y con ella comienza a germinar el incontenible desarrollo de la cultura cubana, cuya mayor épica fue la Campaña Nacional de Alfabetización, que erradicó la ignorancia.

El ferviente interés del entrañable líder por hacer de la cultura un arma de todo el pueblo, y a través de su consolidación favorecer la emancipación y la autodeterminación nacional, fue claramente expuesto en su memorable alegato La historia me absolverá.

Por ello no es casual que en 1962 la INC, bajo el nombre de Editorial Nacional, y la dirección del célebre escritor Alejo Carpentier, publicara su primer texto: El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, novela publicada en 1605 por Miguel de Cervantes Saavedra, la obra más relevante de la lengua española. Durante el año 1961, como parte de la política cultural emprendida con su guía, surge el Consejo Nacional de Cultura junto con un amplio programa de reanimación —en correspondencia con las ideas revolucionarias— del Ballet Nacional de Cuba, la Biblioteca Nacional y la Academia de Artes Plásticas de San Alejandro, así como otras nuevas instituciones. Tales son los casos de la Orquesta Sinfónica Nacional, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y la Escuela Nacional de Arte.

También, con una perspectiva latinoamericanista, se crearon la Casa de las Américas y el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos. Ese noble interés del Comandante en Jefe por fortalecer la cultura igualmente sobresale en su tenacidad por constituir otras entidades que posibilitaran ese fin con rapidez. Anhelo que adquiere relevancia cuando se repasa la historia y se advierte que justamente entre los años 1959 y 1962 se agudizaron las agresiones de la contrarrevolución y del imperialismo contra Cuba, entre estas más de 50 bombardeos con explosivos o fósforo vivo a centrales azucareros y áreas urbanas; y la voladura del vapor francés La Coubre, que provocó la muerte de más de 100 personas. Fueron años de incesantes y colosales amenazas que difícilmente otro estadista habría podido enfrentar pensando, a la vez, en el enriquecimiento espiritual de su pueblo.

Ya desde entonces, con su ejemplo, ponía en práctica su célebre frase pronunciada en 1998 durante el VI Congreso de la Uneac: “Lo primero que hay que salvar es la cultura”, premisa también inquebrantable de su ideario ante otros crueles sucesos como los bombardeos a Ciudad Libertad y a las bases aéreas de San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba; y el desembarco de mil 500 mercenarios por Playa Larga y Playa Girón, derrotados en menos de 72 horas.

El hombre que logró cristalizar la cultura y la identidad de los cubanos lo hizo en medio de otras grandes hostilidades como atentados dinamiteros, estallidos de bombas, incendios y el descarrilamiento de trenes, mientras que en el Escambray decenas de pandillas armadas acometían acciones subversivas y asesinaban a humildes maestros y campesinos.

Dos meses después de Playa Girón se produce su trascendental discurso en la Biblioteca Nacional (junio de 1961) ante un grupo de escritores y artistas, inigualable disertación que quedó recogida en la historia como Palabras a los intelectuales, donde trazó el posterior programa de la Política Cultural de la Nación: “La Revolución no puede pretender asfixiar el arte o la cultura, cuando una de las metas y uno de los propósitos fundamentales de la Revolución es desarrollar el arte y la cultura, precisamente para que el arte y la cultura lleguen a ser un verdadero patrimonio del pueblo”.

El imperialismo yanqui, a pesar de sus fracasos, continuó —y aún continúa— su política de hostigamiento hacia Cuba, y con la obsesión de asesinar al Comandante en Jefe en más de 630 intentos. Pero, al enfrentar adversidades, sobre todo las derivadas del bloqueo, Cuba arribó a la década de los años 80 del pasado siglo convertida en una indiscutible potencia cultural, tras la puesta en funcionamiento de escuelas como el Instituto Superior de Arte y la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños; amén de infinidad de centros de la enseñanza artística en toda la geografía nacional.

En una ardua batalla seguida muy de cerca por Fidel nació uno de los más increíbles proyectos de la Revolución: la creación de casi una decena de instituciones básicas de la cultura en todos los municipios del país —cines, museos, Casas de Cultura, galerías de arte, talleres literarios, bibliotecas, agrupaciones musicales, teatrales y danzarias—; a la vez que el arte y la cultura fueron llevados a los centros de trabajo, las escuelas y las penitenciarías, desarrollándose un fuerte movimiento de artistas aficionados.

Con el apoyo de la entonces comunidad socialista de Europa, y en particular de la Unión Soviética, Cuba se convirtió en referente cultural para el mundo, sustentado, también, por la realización de prestigiosos eventos internacionales, entre otros muchos, la Feria Internacional del Libro, los festivales del Nuevo Cine Latinoamericano, del Ballet y de Teatro de La Habana; además del Premio literario Casa de las Américas, y las bienales de Artes Plásticas de La Habana, y de Humorismo Gráfico de San Antonio de los Baños.

Al producirse el derrumbe de la Unión Soviética y del campo socialista, esa circunstancia fue aprovechada por el Gobierno de Estados Unidos para intensificar el bloqueo económico, comercial y financiero —que ya sobrepasa los 35 mil millones de dólares de daños solo en el sector de la cultura—. Cuba inició una difícil crisis económica que ocasionó carencias de todo tipo y, entre estas, el sostenimiento de las instituciones de la cultura.

Fue entonces cuando el Comandante en Jefe, haciendo uso de su brillantez intelectual en el VI Congreso de Uneac, tal preclaro promotor del legado martiano, recordó: “Ser culto es la única manera de ser libre”. Ante tantas dificultades, había que salvar la cultura. Tras el desmoronamiento del socialismo en Europa, durante la crisis de los 90 conocida como período especial, el producto interno bruto de Cuba se constriñó a un 35 por ciento.

A pesar de esto ninguna de las instituciones de la cultura cerró sus puertas, y aquellas que lo hicieron por falta de mantenimiento fueron priorizadas dentro de los programas del Ministerio de Cultura, en tanto continuaron realizándose los eventos internacionales de mayor renombre, aunque más austeros.

Los creadores cubanos se multiplicaron para enfrentar la escasez de recursos mediante inventivas de todo tipo con el afán de salvar la cultura. En una suerte de explosión cíclica de cada 20 años (1960, 1980), en el 2000, tras un leve alivio económico, Fidel lanza una nueva gran contienda en favor de la cultura: la Batalla de Ideas, a través de la cual se fundan las escuelas de Instructores de Arte, se inaugura el programa Universidad para Todos, se crean dos nuevos canales en la televisión, con una programación educativa y cultural, mientras que las Ferias Internacionales del Libro —de las que fue entusiasta promotor— convocadas cada dos años, se multiplicaron por todo el país con frecuencia anual. Se creó el Sistema de Ediciones Territoriales (Riso), con 22 casas editoriales a lo largo de todas las provincias.

Es imposible enumerar todos los proyectos ideados o acogidos con desvelo por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en tiempos de bonanza económica o en medio de las más duras carencias, siempre bajo la amenaza, el bloqueo y el hostigamiento del imperialismo, al que le demostró que este pueblo, bajo su guía, consolidó una fértil cultura de resistencia, alabada por connotados intelectuales de todo el mundo, y los desposeídos de Latinoamérica, África y Asia vieron en ella una luz de esperanza.

Presentan Volumen dedicado a Fidel en Feria del Libro.

Fotos Carlos Manuel Serpa Maceira y Jorge Luis Sánchez Rivera
El libro Ahí viene Fidel, crónicas sobre el paso por Cuba del cortejo fúnebre del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, se presentó este este jueves en la XVIII Feria del Libro de la Habana.
De la autoría de los jóvenes periodistas Yunet López Ricardo y Wilmer Rodríguez Fernández publicada por la Casa Editorial Verde Olivo cuenta desde las historias de muchos cubanos, el homenaje póstumo que recibió Fidel durante los nueve días de Duelo Nacional.
En la sala Nicolás Guillen, de la Fortaleza de la Cabaña el Doctor en Ciencias Dr. C. Fidel Antonio Castro Smirnov, Profesor Titular de la Universidad de las Ciencias Informática realizo la presentación del volumen.
¨Es la primera vez que escriben dos jóvenes que quieren a Fidel , aun sin haberlo conocido personalmente , una obra de amor hecha a cuatro manos tiene por título una frase que todos decían al pasar el cortejo ¨¨ Ahí viene Fidel ¨¨ , der quien se habla en presente dijo el joven ante el auditorio de jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias , cadetes , camilitos ,y combatientes de los Ejercito Occidental y Juvenil del Trabajo.
También manifestó la certeza de que el líder histórico de la Revolución, ¨¨ no se fue, está y estará ¨ entre nosotros .Y luego de expresar sentidas palabras, como quien habla con toda la ternura del mundo con un ser querido que lo quiere, aconseja y da ejemplo, expreso como lo hiciera en otros momentos.
¨¨ Yo soy Fidel .Mi padre es Fidel .Mi abuelo es y será siempre el eterno e invicto Fidel, Mi nombre es Fidel, y mi vida se llama Fidel. Mis pensamientos, mis sueños, mis anhelos, se llaman también Fidel.¨¨
Castro Smirnov agradeció la posibilidad de presentar este testimonio, esta crónica tan sentida, este libro de homenaje al Comandante en Jefe.
En las 17 crónicas que conforman Ahí viene Fidel, Wilmer y Yunet narran sus recuerdos y los de decenas de cubanos sobre el paso por ciudades, poblados y bateyes del cortejo fúnebre de Fidel desde la Habana hasta Santiago de Cuba, a la vez en sus 174 páginas muestra más de un centenar de fotografías a color sobre el triste suceso .donde se aprecia los honores de un pueblo a su líder.
Raúl Pérez Torres, ministro de Cultura de Ecuador asistió a la presentación del libro Ahí viene Fidel, un homenaje de la Editorial Verde olivo del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias a Fidel en la XXVII Feria Internacional del Libro de la Habana.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas e interior
La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas e interior
La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas y barba
La imagen puede contener: 1 persona, barba
La imagen puede contener: 5 personas
+6

El tributo a Fidel, en cifras

 

Más de 7 600 000 cubanos dentro y fuera del país firmaron el  Juramento de cumplir el concepto de  Revolución.

Unos 5 000 000 cubanos despidieron al líder revolucionario a lo largo del itinerario de la Caravana que porto sus cenizas desde la Habana hasta Santiago de cuba.

La Caravana recorrió 1 121 kilómetros.

Más de 1000 000 participaron en el acto en la Plaza de la Revolución, el 29 de noviembre de 2016.

Al acto en la Habana asistieron 23 jefes de Estado o de Gobierno

En Santiago de Cuba más de 500 000 personas participaron en el acto en la Plaza Antonio Maceo. A este homenaje asistieron 24 delegaciones oficiales.

Fuera de Cuba, más de 30 000 extranjeros firmaron el Juramento y alrededor de 111 000  amigos de todo el mundo.

Asistieron unos 242 000 cubanos a  los actos  que se realizaron en Villa Clara, Camagüey y Bayamo, provincias donde se realizaron paradas largas de la Caravana.

A lo largo del recorrido desde la Plaza Antonio Maceo hasta el cementerio Santa Ifigenia acompañaron las cenizas de Fidel más de 86 000 santiagueros.

 

Fuente Libro Hasta Siempre  Fidel

De la Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado.

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE