Archivo de la etiqueta: Historia

Cuba defiende con orgullo a sus héroes como un día ellos nuestra independencia

Ceremonia inhumación III Frente. Raúl Castro
Foto: Estudios Revolución

TERCER FRENTE, Santiago de Cuba.–El mausoleo a los héroes y mártires del III Frente Mario Muñoz, ubicado en pleno corazón de la Sierra Maestra en Loma la Esperanza, acogió este 11 de enero en ceremonia militar presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, los restos de 33 combatientes caídos durante la guerra de liberación o fallecidos después del triunfo de la Revolución.

Tan sagrado lugar iluminó con los primeros rayos de sol el recibimiento de los dignos hijos que entregaron su sangre por la libertad de la patria, o consagraron sus vidas a la obra y la defensa de la Revolución fundada por Fidel.

Para el reencuentro con el jefe fundador de la agrupación guerrillera, Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque –cuyos restos atesora la tumba a ras de tierra del sitio más elevado– nada más emotivo que los acordes del poema lírico que él dedicara a sus compañeros mártires, Hasta pronto, interpretado por la Banda de Música del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

A lo largo del kilómetro recorrido por los seis vehículos, que en armones militares trasladaron las urnas cubiertas por la bandera cubana desde el museo central del III Frente, localizado en Cruce de los Baños (poblado cabecera, obra ciento por ciento de la Revolución), hasta el mausoleo, la población agradecida rindió a su paso sentido tributo a los combatientes.

A la orden del jefe, los cargadores de la Unidad de Ceremonias del Estado Mayor General tomaron los armones y marcharon a depositarlos sobre los pedestales ordenados en el centro del recinto, entre palmas, y en medio de un silencio que cedió a las palabras dirigidas en memoria de los fieles rebeldes por el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

En su intervención, el también Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido evocó el ejemplo de fidelidad y heroísmo del inolvidable Almeida, y resaltó el valioso aporte de su agrupación guerrillera a la derrota de la tiranía de Batista.

Cuba, enfatizó el Primer Vicepresidente, defiende con orgullo a sus héroes como un día ellos nuestra independencia. Y ese es y será compromiso eterno de los cubanos leales con los padres de su estirpe: salvaguardar la soberanía del país.

A las voces de mando y una vez replegadas las banderas que arropaban los nichos, los cargadores iniciaron su traslado a los túmulos en que serían inhumados los restos, mientras que simultáneamente eran colocadas, ante la llama eterna que arde en la parte alta del mausoleo, las ofrendas florales dedicadas a los combatientes del III Frente Mario Muñoz por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, el pueblo de Cuba y sus familiares.

Cerrados los túmulos, en honor y homenaje póstumo a los tres comandantes rebeldes, siete capitanes, cinco primeros tenientes, un teniente y 17 soldados (de ellos, tres heroínas) que fueron  inhumados, la Banda de Música interpretó el Himno Nacional y simultáneamente un pelotón de infantería del Ejército Oriental disparó tres salvas de fusilería.

Concluida la ceremonia, el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, colocó una rosa blanca sobre la losa de la tumba de su hermano de lucha en el Moncada, el Granma y la Sierra, Juan Almeida, y posteriormente dedicó semejante gesto ante la de los padres del héroe, Rosario y Juan.

Otros integrantes del Buró Político, dirigentes del Partido y el Estado, altos jefes de las FAR y el Minint, directivos de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana; el primer secretario del Partido en la provincia, Lázaro Expósito Canto, familiares del Comandante Almeida, y combatientes del III Frente, encabezados por su segundo jefe, el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías, continuaron el tributo.

Inaugurado el 6 de marzo de 1998, en ocasión del aniversario 40 de la fundación del III Frente, de los 232 nichos con que cuenta el mausoleo ahora suman 74 los ocupados. En todos ellos fueron depositadas rosas, y de manera especial lo hicieron personalmente los familiares.

Fidel Castro discute con el jefe de la Policía durante protestas estudiantiles en 1950

 

Fidel Castro discute con el jefe de la Policía durante protestas estudiantiles en 1950

 

 

Durante el Gobierno de Carlos Prío Socarrás, el Ministro de Educación era Aureliano Sánchez Arango. Dicho ministro intentó sanear el Ministerio que durante el Gobierno de Ramón Grau San Martín -cuando ocupaba dicha cartera José Manuel Alemán Casharo- se había convertido en una fuente de enriquecimiento ilícito para funcionarios corruptos y un generador de constantes actos de malversación de fondos.

En septiembre de 1950, al comienzo del curso escolar 1950-1951, el Ministro de Educación Aureliano Sánchez Arango había tomado algunas medidas que perjudicaban a los alumnos del Instituto de Segunda Enseñanza de la ciudad de Cienfuegos. En respuesta, los dirigentes estudiantiles encabezados por el René González Morejón realizaron una huelga el 3 de octubre de 1950. Además solicitaron el apoyo de otros estudiantes del país, pedido al que acudieron de inmediato también a través de huelgas, los alumnos de institutos educativos de Las Villas y Matanzas. Ante esta situación, los alumnos opositores al ministro Sánchez Arango fueron expulsados.

En solidaridad a los estudiantes de Cienfuegos expulsados, el 1 de noviembre de 1950 en La Habana, se organizó una protesta frente a la Universidad, que ocasionó fuertes declaraciones por parte del Ministro Aureliano Sánchez Arango. Fidel encabezaba la manifestación y tuvo que llegar a un acuerdo con el jefe de la Policía, el general Quirino Uría López que buscaba terminar con la protesta.

En la fotografía aparece Fidel Castro (izquierda) discutiendo con el jefe de la Policía, Quirino Uría López (derecha) en la calle San Lázaro, frente a la Universidad de La Habana, el 1 de noviembre de 1950 a los 24 años de edad.

Fuentes de información:

Evocarán cena de carboneros con Fidel Castro

Estimulo a donadores de sangre. Recorrido por Playa de Girón. Memorial 50 aniversario. Pueblo de Soplillar
EL Memorial-Biblioteca 50 aniversario de la Cena Carbonera con Fidel, recuerda ese hecho histórico en el poblado de Soplillar. Foto: Anabel Díaz

CIÉNAGA DE ZAPATA.–Pobladores del batey de Soplillar recordarán este domingo la velada navideña de Fidel y otros dirigentes de la triunfante Revolución con varias familias de carboneros de esa pequeña localidad, el 24 de diciembre de 1959.

El programa para reeditar el suceso inicia desde hoy sábado y comprende diversas actividades culturales, deportivas y recreativas, indicó Vianka Gómez, primera secretaria del Partido en el municipio. Precisó además que este domingo, a las nueve de la mañana, efectuarán en el propio escenario el acto en saludo al aniversario 59 del triunfo de la Revolución.

Posterior a la ceremonia política efectuarán competencias deportivas, habrá feria comercial y se realizará una cantata con exponentes de la música campesina.

Indicó que a partir de las siete de la noche en cada Comité de Defensa de la Revolución (CDR) del batey improvisarán cenas familiares para recordar la cena de nochebuena de aquel 24 de diciembre de 1959, cuando el líder cubano decidió pasarla con los más humildes y olvidados del apartado paraje matancero.

Los cenagueros evocamos orgullosos aquel acontecimiento histórico que dice mucho de la dimensión humana de Fidel, sostuvo Vianka Gómez, tras comentar que a partir de entonces se promovió un proyecto de transformación social en beneficio de la Ciénaga de Zapata, antiguamente una de las zonas más olvidadas de Cuba.

Evocarán en Santa Clara primera autodefensa de Fidel

Este 14 de diciembre será evocado el hecho protagonizado por el joven Fidel ante el tribunal de urgencia de Las Villas en 1950.

 ACN
 12 Diciembre 2017

Santa Clara, 10 dic (ACN).— A Fidel Castro siempre lo guió su fe en la verdad y el apego al legado de José Martí, quien le inspiró los ideales patrióticos que lo condujeron por el camino de la justicia y el decoro puestos de manifiesto a lo largo de toda su vida.

Sala del antiguo tribunal de urgencias de Las Villas, donde Fidel Castro pronunció su primera autodefensa.
Sala del tribunal donde Fidel Castro Ruz pronunció su primera autodefensa. (Foto: Manuel de Feria/Archivo de Vanguardia)

Una muestra de valentía y honestidad fue en su primera autodefensa el 14 de diciembre de 1950, ante el tribunal de urgencia de la provincia de Las Villas que lo absolvió de las acusaciones que le hicieran las autoridades al servicio del oprobioso y corrompido régimen imperante en Cuba en esa época.

Los sucesos que provocaron la acusación a Fidel y su compañero Enrique Benavides ocurrieron en Cienfuegos un mes atrás, el 12 de noviembre, cuando los estudiantes de la segunda enseñanza, en esa ciudad, se proponían realizar un mitin de protesta contra las resoluciones del ministro de Educación Aureliano Sánchez Arango, que originaron un movimiento de huelga en los institutos del país.

Toga utilizada por Fidel Castro en su primera autodensa, en el tribunal de urgencias de Las Villas, 14 de diciembre de 1950.
Toga utilizada por Fidel Castro el 14 de diciembre de 1950. (Foto: Archivo de Vanguardia)

Fidel, en aquellos momentos Presidente de la Asociación de Estudiantes de la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad de La Habana, y Enrique Benavides, delegado de la Escuela de Derecho, se proponían participar en el acto organizado por los estudiantes de la localidad, el que fue reprimido por fuerzas públicas y se llevaron detenidos a los dos dirigentes estudiantiles.

Por la madrugada fueron conducidos en un auto sin decirles a donde iban y en medio del camino se detuvieron y los querían bajar a la fuerza, pero estos se negaron y por suerte los seguía un carro con el Presidente del Ayuntamiento, quien impidió que se consumara la intención de asesinarlos, relató

Benavides en años posteriores.
A las pocas horas de llegar a Santa Clara, se produjo una movilización del estudiantado frente el vivac donde los tenían detenidos, ese reclamo popular, más la denuncia del líder ortodoxo Eduardo R. Chibás, hizo que las autoridades se vieran forzadas a darles libertad provisional, según refleja el libro Antes del Moncada.

Ambos líderes estudiantiles fueron acusados de incitar a los estudiantes y pretender celebrar el mitin que había suspendido el ministro de Gobernación en la época de Carlos Prío Socarrás como presidente de la República, subordinado a los intereses de los Estados Unidos, momentos en los que imperaba la violencia y el crimen, sin libertad ni derechos a protestas contra el régimen.

En el juicio Benavides fue representado por el abogado Benito Besada, mientras que Fidel prefirió defenderse por sí mismo, y ante las acusaciones sin fundamentos de los oficiales del régimen, no se detuvo en responderles, pasó a la ofensiva y arremetió contra los desmanes del gobierno de turno, la corrupción y malversación de las riquezas del país.

Aquellas palabras valientes y honradas del joven abogado constituyeron un acontecimiento sin precedentes en esa sala, lo cual provocó una reacción de admiración de la totalidad de los presentes, y que motivó la absolución de los dos dirigentes de la Federación Estudiantil Universitaria.

Evocan la limpia de bandidos en el Escambray.

 

Los  episodios más trascendentales vividos en una etapa de intensa lucha contra los enemigos internos y externos de la Revolución Cubana durante el enfrentamiento a las bandas de alzados en el lomerío del Escambray se evocó en la  Habana en un  encuentro con la historia realizado  por el  Ministerio del Interior (MININT).

Pedro Echeverry Vázquez, investigador titular del  Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado y coautor del libro Bandidismo. Derrota de la CIA en Cuba, y Alberto  Delgado Pino, hijo del mártir agente de la Seguridad del Estado asesinado por bandidos  contrarrevolucionarios  intercambiaron con cadetes insertados del MININT

Los  jóvenes    conocieron que el libro Bandidismo. Derrota de la CIA en Cuba, es el resultado de una rigurosa investigación histórica, a partir de fuentes documentales y testimoniales, sobre la labor realizada por los Órganos de la Seguridad del Estado durante el enfrentamiento de alzados en todo el  territorio nacional entre 1959 y 1965.

El  volumen de la Editorial Capitán San Luis  es una apasionante lectura para  recordar hechos históricos en defensa de la Revolución,  donde al cabo  de casi siete años de enconados enfrentamientos se alcanzó la  victoria al quedar eliminado el bandidismo.

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba