Ondean banderas de Cuba y Francia en avenida principal de París

 

La Habana, 29 ene (ACN) Cuando restan menos de 72 horas para el inicio de la visita de Estado que realizará a Francia el presidente cubano, Raúl Castro, banderas de ambas naciones ondean juntas en la capital gala.
Según la agencia Prensa Latina, a cada lado de la Avenida de los Campos Elíseos, la principal de la urbe, fueron colocados dichos símbolos, lo cual indica la cercanía de la visita -1 y 2 de febrero- que responde a una invitación del mandatario François Hollande.
Raúl Castro se entrevistará con Hollande en el Palacio del Elíseo, donde se prevé la firma de acuerdos bilaterales y una declaración a la prensa de ambos presidentes.
También sostendrá encuentros con el presidente de la Asamblea Nacional, Claude Bartolone; el presidente del Senado, Gérard Larcher; la alcaldesa de París, Anne Hidalgo; y con el primer ministro, Manuel Valls; según la información divulgada.
Autoridades cubanas y francesas han reiterado la existencia de un contexto más favorable para profundizar las relaciones bilaterales.
Estamos en un momento histórico de la relación entre los dos países, expresó recientemente Matthias Fekl, secretario de Estado encargado del Comercio Exterior, de la promoción del Turismo y de los franceses en el Exterior.
Hoy se abre una nueva etapa, en parte debido a la evolución diplomática entre la isla y Estados Unidos y también a la amistad de larga data entre la Isla y nuestro país, recalcó.
Apuntó que empresas galas están presentes en muchos sectores de la vida cubana, entre ellos el turismo, la construcción y la energía.
Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros, subrayó las posibilidades existentes para un estrechamiento mayor y superior de las relaciones económicas, comerciales, financieras.
Cuba está en un momento importante. Estamos actualizando nuestro modelo económico y social dentro de lo que es nuestro sistema socialista. Ello implica transformaciones importantes en nuestra economía, acentuó.
La nación gala tiene una gran oportunidad de participar en este proceso a partir de que estamos elaborando, y prácticamente concluyendo, la proyección de nuestro desarrollo económico y social a largo plazo, remarcó Cabrisas.
Significó que en tal sentido es importante también la solución del tema de la deuda cubana con el grupo de países acreedores y en particular con Francia, lo cual abre los caminos para realmente profundizar y dinamizar las relaciones en todas las esferas.

El misterio de los precios en #Cuba

 

2016-01-29 07:22:39 / web@radiorebelde.icrt.cu

El misterio de los precios en Cuba
Quejas reiteradas sobre los precios elevados son frecuentes de una manera cíclica entre nosotros. El disparo reciente de los precios de los productos agropecuarios y el abordaje del problema en las sesiones de nuestro Parlamento, avivó otra vez la polémica sobre este sensible asunto que afecta a una parte significativa de la población.

Pero la cuestión de los precios altos va mucho más allá de los alimentos, como todos sabemos. Los productos industriales, los servicios y casi cualquier mercancía están sujetos a estos efectos que como promedio en nuestro país, suelen tender al alza, comenta para Haciendo Radio, el periodista Francisco Rodríguez Cruz.

Es ya casi un lugar común decir que para bajar los precios hay que producir más. Pero esa conclusión, aunque válida, sintética y políticamente correcta para hacer que la sociedad se sienta parte de una posible solución, podría ser quizás demasiado restrictiva, porque deja fuera múltiples interdependencias que escapan a cualquier esfuerzo individual por aportar un poquito más de esfuerzo laboral.

La formación de los precios es técnicamente un asunto de relativa complejidad. Tiene que ver con los costos de producción, distribución y venta; con la propia naturaleza de las relaciones mercantiles, el nivel de oferta, la demanda existente, la eficacia de los canales para la comercialización, el dinero circulante en la economía, los salarios de quienes trabajan, la capacidad real de compra de las personas y las fórmulas de distribución social de las riquezas, entre otras variables que probablemente escapen a los conocimientos de este comentarista.

Combinar tantos elementos a nivel de toda una economía es sin dudas ciencia peliaguda, porque no son factores que dependan de la voluntad de nadie, sino que obedece a reglas que es preciso conocer, modelar y articular de una manera que resulten en un efecto combinado de muchas aristas.

Las condiciones tan peculiares de la economía cubana, con restricciones financieras y materiales de muchos tipos, además de doble circulación monetaria, diferentes tasas de cambio y varios tipos de mercados, hace todavía más compleja y casi inescrutable, esa ecuación secreta que resulta en esos movimientos muchas veces indeseables de los precios.

Precios. Foto: Raúl Pupo

No obstante, algo hay que hacer. Es evidente que los requerimientos de una economía en transformación hacia un modelo con más espacio para el mercado, descentralización de facultades, diferentes formas de gestión y propiedad, necesitan con urgencia aplicar mucho conocimiento, ciencia y discusión colectiva para incidir sobre los precios y lograr un comportamiento coherente con las políticas sociales y económicas que busca materializar el Estado cubano.

Podríamos aventurar algunas posibles causas para explicar esa paradoja del aumento de los precios. Nuestra economía está funcionando con una circulación monetaria mucho mayor que décadas atrás, pero sin dudas la distribución de ingresos también sufre concentraciones inéditas que tienen un impacto desfavorable sobre una mayoría de la población.

Las soluciones duraderas no parece que puedan pasar por los controles administrativos, aunque el gobierno tiene la responsabilidad de pensar en todas las alternativas para corregir los efectos no deseados del desenvolvimiento de la economía, y emplearse a fondo en hallar los mecanismos indirectos de regulación financiera que equilibren la situación e impacten en los precios de un modo más ventajoso para la mayoría.

Creo que nadie tiene la respuesta definitiva sobre este grave problema. La fórmula más conveniente habrá que construirla entre todas las personas e instituciones que tienen esa obligación, para ver si es posible develar, y sobre todo modificar, el misterio de los precios.

Empresa norteamericana WATG multada por violaciones al bloqueo contra #Cuba

 

La empresa norteamericana WATG dedicada al diseño e interiorismo. Foto: www.architecture.calpoly.edu

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
29 de Enero del 2016 10:52:41 CDT
El Gobierno estadounidense impuso una multa a una empresa norteamericana por supuestas violaciones al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene ese país contra Cuba, informó este viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de la isla.
El pasado 20 de enero, en víspera del anuncio de las nuevas regulaciones de los Departamentos de Tesoro y Comercio sobre Cuba, la compañía de diseño norteamericana WATG Holdings Inc., fue penalizada por 140 mil 400 dólares por transgredir el régimen de sanciones unilaterales contra la mayor de las Antillas.
De acuerdo con un reporte de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesoro, la subsidiaria de WATG en Reino Unido, Wimberly Allison Tong and Goo, trabajó para una empresa qatarí en el diseño y arquitectura de un proyecto de hotel en Cuba, por el cual recibió tres pagos.
La OFAC asegura que esas erogaciones tuvieron lugar entre octubre de 2009 y mayo de 2010 y ascendieron a 356 mil 714 dólares.
Esta es la primera multa impuesta por las autoridades estadounidenses en 2016, y reafirma la continuidad de la aplicación del bloqueo con marcado carácter extraterritorial, a pesar del nuevo contexto bilateral, señala el Minrex.
La información publicada en el sitio digital de la cancillería, señala que «resulta contradictoria la continuidad de los mecanismos de persecución económico-comercial del gobierno de Estados Unidos contra nuestro país en el marco de la nueva proyección iniciada el 17 de diciembre de 2014».
En esa fecha, el presidente cubano Raúl Castro y su homólogo estadounidense Barack Obama anunciaron la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas e iniciar un proceso hacia la normalización de los nexos bilaterales.
Desde entonces, el gobierno de Estados Unidos multó a seis entidades estadounidenses y extranjeras por un valor acumulado de dos mil 835 millones siete mil 975 dólares, añade la nota.
Hasta la fecha suman 47 las multas impuestas durante el gobierno de Obama (2009-2016) por violar las regulaciones contra Cuba y otros países, y su valor acumulado asciende a 14 mil 396 millones 357 mil 471 dólares.
Cuba y Estados Unidos restablecieron las relaciones diplomáticas el 20 de julio de 2015, y sus respectivas secciones de intereses se convirtieron en embajadas.
Las autoridades cubanas han reiterado que para normalizar por completo esos nexos Washington debe levantar el bloqueo económico, devolver el territorio que ocupa la base naval en la bahía de Guantánamo, cesar las transmisiones ilegales hacia la isla y suspender las acciones que pretenden subvertir el orden interno en la nación caribeña

Gerardo Hernández: “Quieren destruir la revolución cubana con el abrazo del oso”. #Cuba

 

El exespía cubano Gerardo HernándezEl País / “Quieren destruirnos con el abrazo del oso”. Gerardo Hernández, de 50 años, militante desde los 15, no es un miembro más del Partido Comunista de Cuba (PCC), ni las intenciones que atribuye a Estados Unidos son retóricas. Considerado el jefe operativo de la red de cinco agentes cubanos detenidos en 1988 por el FBI, condecorados todos en la isla con el título de Héroes de la República, y liberados en el marco de la distensión binacional anunciada el 17 de diciembre de 2014, Hernández tiene acceso a Raúl Castro y al vértice del partido. Se proclama revolucionario con las convicciones que hace casi 20 años le llevaron a aceptar una misión peligrosa: infiltrarse entre los grupos anticastristas más violentos de Florida e informar sobre sus actividades.
Su excarcelación después de 16 años en prisión fue la principal del gobierno cubano para abrir el proceso hacia la normalización diplomática. El caso de Hernández era el más complejo y la pena impuesta por un tribunal federal, la más dura: dos cadenas perpetuas con cargos de espionaje, conspiración para el asesinato y falsedad documental. Hace pocos días viajó a España para agradecer la solidaridad de sus simpatizantes y visitar Gran Canarias, donde nació su madre, fallecida en 2009. Hernández considera que la nueva política norteamericana, el turismo, los intercambios diplomáticos, comerciales, culturales y deportivos, se asemejan al “abrazo del oso” porque su objetivo es socavar el sistema desde dentro.
“Tenemos razones para ser muy cautelosos. Estados Unidos siempre ha visto a mi país como su patio trasero y hay poderosos intereses que ven ahora una oportunidad para lograr lo que no han podido por otros medios durante medio siglo”, declara durante una entrevista en la embajada de Cuba en Madrid. “Muchas personas quieren un acercamiento real, pero congresistas con influencia y también la propia Administración no ha renunciado a sus objetivos con Cuba. Y el objetivo siempre ha sido destruir la revolución. Están apostando a que ahora podrán hacerlo con el abrazo del oso”. La biografía de Hernández no presenta fisuras ideológicas: destaca en la Unión de Jóvenes Comunistas, (UJC), cumple 54 misiones de combate en Angola (1989) y a mediados de los noventa dirige en EE UU la denominada red de espionaje Avispa.
Contrariamente a quienes sospechan de compromisos todavía sin desvelar, sostiene que las negociaciones entre Estados Unidos y Cuba comenzaron sin condiciones previas ni temas inabordables, pero sin que el Gobierno cubano aceptara promover aperturas políticas en la isla a cambio del levantamiento de sanciones. “No sé lo que tendrán ellos en mente, pero yo le aseguro que este proceso se inició sobre la base de que se discutiría de igual a igual, sin precondiciones, con respeto y soberanía”. En enero de 2015 nació su única hija, concebida a la distancia, desde la cárcel, porque se prohibió cualquier visita de su esposa. La reproducción asistida fue autorizada durante las conversaciones secretas previas al anuncio oficial de 2014
El exagente de inteligencia desconfía de Washington. “Hay partidas, grandes sumas, públicas o no, dedicadas a la subversión en Cuba, pero los cambios que vayan a ocurrir ocurrirán por la voluntad y el deseo de los cubanos”. No cree en el pluripartidismo porque dice que atenta contra “nuestra propia historia. Ya Martí habló del partido de la nación cubana. No tengo una bola de cristal para predecir el futuro y los cambios y consensos que pueda haber en nuestra población. Las circunstancias cambian, y nuestra propia realidad, pero ahora la gran mayoría de los cubanos quiere que nuestro sistema siga siendo socialista”. A continuación, la entrevista con este baluarte revolucionario.
Pregunta. ¿Puede cuantificar el apoyo social de la revolución?
Respuesta. No podría decirle si en el año 70 tuvo un 90% y ahora un 77%. No creo que nadie tenga los números, pero puede estar convencido de que sin la mayoría del pueblo la revolución no resiste.
P. Entonces habría que consultar al pueblo para confirmar esa mayoría, ¿no?
R. Ya se hizo. Uno de los procesos de consulta popular fue para discutir los lineamientos (documentos del VI Congreso del partido de 2011) Se recogieron millones de opiniones de la población sobre hacia donde quiere que Cuba vaya y qué modificaciones hacemos.
P. ¿Es posible incorporar la participación política de sectores ajenos al partido?
R. Nuestro sistema electoral establece esa posibilidad. Hay casos de personas sin afiliación que se han propuesto a nivel de comunidad. No es una limitación no ser del partido.
P. Pero la gente se inhibe porque cree que no hay nada que hacer.
R. Sería ilógico que un Gobierno al que costó una guerra hacer una revolución estimulara su propia oposición.
P. Propone perfeccionar el socialismo. ¿A qué socialismo se refiere?
R. Yo insisto en el apellido de cubano porque ya cometimos el error de copiar de otras latitudes y no nos salió bien. Tiene que incorporar cualquier mecanismo siempre que beneficie a la mayoría y cuente con el apoyo de la mayoría
P. ¿Y los medios de producción en manos del Estado?
R. No está en los planes de nuestra revolución privatizarlos. Eso iría en contra de los principios fundamentales del socialismo.
P. También las desigualdades sociales originadas con la privatización de los servicios van contra el socialismo. ¿No?
R. Son riesgos que se corren. Lo importante es darle a la gente la igualdad de oportunidades. El igualitarismo a ciegas no conduce a nada. Si un hombre está haciendo dinero con su trabajo sin explotar a nadie bienvenido sea.
P. Da la impresión de que la juventud cubana vive ajena a la ideología.
R. Ellos [EE UU] confían en el cambio generacional de nuestra dirigencia histórica: en que los jóvenes cubanos tienen otra mentalidad, y no tienen el mismo compromiso con la revolución. A eso aspiran. Y es algo para lo que debemos prepararnos.

#Cuba Intentan campaña mediática en Francia en contra de visita de Raúl Castro

 

Publicado por 
Hollande y Raúl Castro
Por: Percy Francisco Alvarado Godoy
“El traidor es muy diferente del tramposo: el tramposo pretende ampararse de propiedades establecidas, conquistar un territorio, e incluso instaurar un orden nuevo. El tramposo tiene mucho porvenir, pero no tiene ni el más mínimo devenir.”, señaló en una célebre frase Gilles Deleuze, escritor, ensayista, filósofo, profesor, historiador y orador francés. Sin embargo, la infamia es común en ambos. E infames son tres tristes gatos que han empezado a maullar sobre los tejados parisinos en búsqueda de cuestionable protagonismo –siguiendo la gastada sinfonía del ataque mediático anticubano– para demostrar su desespero e impotencia ante la próxima visita del presidente de los Consejos de Estado y de Ministro de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz, a la hermana república francesa.
Salidos de un sombrío y obligado ostracismo, añejado en la Guerra Fría, varios contrarrevolucionarios radicados en Francia buscan apalancarse ante los enemigos de Cuba y encontrar visibilidad mediática –siempre bendecidos y financiados desde Miami por la ultraderecha más recalcitrante– para alimentar en el país galo las campañas mediáticas contra nuestra Revolución. Viejos camajanes y oportunistas, solidarios con criminales y terroristas, en plena desconexión con la realidad cubana, se suman a la guerra ideológica cuyo propósito es crear las condiciones para propiciar una intervención norteamericana en Cuba.
Para ellos el diálogo civilizado no es una opción. Tampoco lo es el respeto a la autodeterminación de las naciones. Para ellos el discurso político se apoya en la fuerza y en el chantaje, en la distorsión manipulada de la realidad y en la imposición de cambios mediante la subversión y el injerencismo. Son los mismos que se posicionan en posturas encaminadas a obstruir el proceso de acercamiento diplomático entre EEUU y Cuba, los defensores a ultranza del criminal bloqueo contra nuestra Patria y de mantener todo el tinglado de leyes y esfuerzos de todo tipo para destruir nuestra gobernabilidad a su antojo. De la misma forma pujan desesperadamente por entorpecer el diálogo entre Cuba y la Unión Europea.
Esos mismos oportunistas, descolocados y aislados ante la marcha de procesos de acercamiento diplomático con Cuba, han reaccionado exasperadamente ante la próxima visita a Francia del compañero Raúl, haciendo también blanco de sus críticas llenas de impotencia al mandatario galo Françoise Hollande. Les duele profundamente el diálogo respetuoso iniciado y en pleno desarrollo entre las dos naciones. Si la visita de Hollande en mayo pasado les irritó, aún más lo hace la anunciada visita de Raúl los próximos días 1 y 2 de febrero del presente año.
Les resulta sin dudas dolorosa “la enorme importancia geopolítica” que Francia le concede a Cuba en el marco de las relaciones internacionales en la actualidad, al reconocer la parte gala “que Cuba tiene una importancia que va mucho más allá de su demografía y su geografía.” Es para Francia “un poco la clave de bóveda, la puerta de entrada en América Latina”, según manifestó a EFE Jean-Pierre Bel, enviado personal del presidente francés para América latina y el Caribe.
Sobre el tapete de su histérico enfado está la mal disimulada preocupación ante las crecientes inversiones de la Unión Europea en Cuba y los avances registrados en las conversaciones en curso para llegar a un acuerdo de diálogo político y de cooperación, especialmente luego de que ambas partes anunciaron que esperan, en el mes de septiembre de este año, concluir las negociaciones con la mayor brevedad posible y dejar atrás, de esta forma, la llamada “posición común” europea con respecto a Cuba.
La actual campaña iniciada en Francia por estos contrarrevolucionarios, y sostenida en EEUU, para deslucir la visita del presidente cubano al país galo, está condenada a un estrepitoso fracaso. Contra ella está la legítima intención de ambos estados de desarrollar aún más el nivel de sus relaciones bilaterales, apostando por una nueva era en las relaciones entrambas naciones. Desde luego, es un claro mensaje para las otras naciones europeas sobre la importancia geoestratégica de incrementar sus vínculos con Cuba.
La infamia, pues, aísla aún más al oportunista y al provocador, encerrándolo en su propia trampa. Un Raúl optimista y sereno, llevará al pueblo francés el cálido abrazo de los cubanos. Eso nadie lo evitará.