Llega a #Cuba delegación de pediatras estadounidenses

 

Escrito por  Prensa Latina

Llega a Cuba delegación de pediatras estadounidenses

Especialistas en pediatría del Hospital Infantil de Colorado, Estados Unidos, arribarán hoy a Cuba para intercambiar experiencias con homólogos anfitriones en áreas de atención al recién nacido.
La delegación está encabezada por los doctores Stephen Berman, de la Universidad de Colorado, y James Perrin, del Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Harvard, ambos expresidentes de la Academia Norteamericana de Pediatría.
Los 13 galenos estadounidenses que visitarán la capital cubana compartirán con pediatras de la isla acerca de las condiciones crónicas de salud entre los niños, y el desarrollo de la primera infancia, según un comunicado emitido por la institución en Colorado.   También evaluarán en conjunto los avances en el desarrollo temprano del cerebro, así como nuevos enfoques para promover la paternidad responsable, mientras que los pediatras cubanos expondrán los éxitos en la reducción de la incidencia del parto prematuro.
“Esperamos iniciar una verdadera colaboración, mientras creamos alianzas entre los dos -Cuba y Estados Unidos- para mejorar la salud de los niños en nuestros países”, comentó a medios de prensa norteamericanos el doctor Berman.
El también asesor especial de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), expresó además que “a medida que los cubanos obtengan acceso a nuevos medicamentos y tecnología, la formación será muy importante”.
“Nos gustaría establecer finalmente un programa de intercambio para que médicos cubanos puedan venir y entrenarse aquí en el Hospital Infantil de Colorado y viceversa”, agregó.
La visita a Cuba está patrocinada por la Sociedad Pediátrica de Cuba (SPC), la Academia Norteamericana de Pediatría (AAP), la OPS, el Hospital Infantil de Colorado, y el Centro de Salud Global de la Escuela de Salud Pública de este estado norteamericano y la Universidad de Colorado, en Anschutz.
Los médicos estadounidenses vienen con la intención de escuchar las experiencias de Cuba en el progreso alcanzado para mejorar la salud infantil durante el más de medio siglo de aislamiento impuesto por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a la isla caribeña.

#Cuba Conoce la historia de Marlon, el niño cubano que quiere ser como Fidel Castro

 

rete4r4etrt
Marlon Menéndez Cabrera, tiene 9 años, es un niño que desde que tenía 3 años de edad añoraba el momento de estar junto a Fidel Castro, pero el año pasado el 12 de agosto tuvo el privilegio de visitar su casa y conocerlo personalmente.
Este pequeño fue el primer cubano común invitado a su hogar, ya que este coleccionaba fotos de Fidel Castro y tenía en su cuatro alrededor de 230 fotos colgadas de Castro.
Marlon que vive con sus padres en San Antonio de los Baños, hace todo lo posible por sentirse cada día más cerca de Fidel, al punto de vestirse con el legendario traje verde olivo.
“Me dio mucha emoción al verlo (…), él se paró y le dio un abrazo a toda la familia”, contó Marlon, quien asistió al encuentro con la pinta militar verde olivo que caracterizó a Castro durante su época de presidente.
retfestres
“Cuando Marlon se despidió como militar, Fidel también se levantó y lo saludó como un militar”, contó emocionada la abuela del niño.
El padre de Marlon cuenta que Fidel se enteró del pasatiempo de su hijo debido a un reportaje de la televisión y fue lo que lo motivo a que lo invitara a su casa.
kefjesrearewt
djfhdsfrst
hdsfrejsest
ruutrestres
erteters
retreawer
rtresterst

#Cuba¿Esclerosis?

 

Posted by 
Por Arthur González.
La esclerosis es una enfermedad degenerativa producida por el endurecimiento patológico de los tejidos, debido al aumento anormal y progresivo de células de tejido conjuntivo que conforman su estructura; algo que afecta principalmente a los vasos sanguíneos y al sistema nervioso. Una de sus causas fundamentales es el exceso de colesterol.
Lamentablemente es lo qumanose debe estar afectándole la memoria a Tania Catalina Díaz Castro, mujer cubana que en la década de los años 80 apareció en un programa de la TV de su país, donde denunció a sus ex colegas de organizaciones contrarrevolucionarias al servicio de Miami.
Desde esa época no se supo más de ella, algunos la daban por muerta y otros aseguran que la veían entrar con cierta frecuencia en la misión diplomática de España en La Habana; pero a ciencia cierta no había rastro de aquella mujer que renegara ante las cámaras de su participación en acciones contra el Gobierno revolucionario, cuando era miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, creado en 1988 por Samuel Martínez Lara y Ricardo Boffil Pagés, personajillo que también declaró en la TV durante uno de sus encuentros con un Coronel de la Seguridad del Estados, “que ser contrarrevolucionario era un modo de vida”.
Un libro publicado en Cuba del escritor Armando Arias Santos, titulado ¿Disidencia?, relata con claridad los vericuetos de esos grupos, muchos de ellos dirigidos por “opositores” que con el tiempo resultaron ser agentes de la Seguridad del Estado.
Han pasado tantas cosas y tanto tiempo que los actuales “disidentes” no saben quién es Tania Díaz Castro, pero desde hace algunos meses, de vez en vez, ella publica en sitios digitales algún que otro artículo sin interés y falta de actualidad.
El más reciente lo dedicó nada menos que al ex presidente de El Salvador, Francisco Flores, condenado a prisión por robarse 15 millones de dólares donados por el gobierno de Taiwán para la reconstrucción de su país, después de los terremotos de 2001, artículo que nadie en su sano juicio escribiría.
¿Qué la motivó a sentarse frente al computador para garabatear algunas líneas sobre ese gran corrupto? Su fallecimiento en días pasados, y para alabarlo porque durante una de la Cumbres Iberoamericanas, siguiendo instrucciones de Miami, Flores le faltó el respeto al presidente cubano Fidel Castro, algo programado que hizo al mandatario español denominarlo como “un soplo de aire fresco”.
La vida se encargó de poner al descubierto quien era realmente ese joven “soplo”, pero para la señora Díaz Castro, fue un hombre “sin temor alguno a venganzas truculentas, a quien la vida le jugó una mala pasada, y fue un verdadero ejemplo de valentía y sensatez”.
No hacen faltas más detalles, solo tener en cuenta su avanzada edad y que el exceso de grasa de origen animal es la responsable de ese veneno silencioso que se denomina colesterol, culpable de la pérdida paulatina de la razón.
Por ese motivo hay que excusarla por tanto desatino, pues como dijo José Martí:
“Los defectos y los delitos mismos, parecen como que se funden y desaparecen en la majestad de la vejez”.

#Cuba Una respuesta de pueblo

 

SEGUNDA DECLARACIÓN DE LA HABANA

La década del 60 estuvo marcada por importantes acontecimientos históricos en la nación cubana,  por el enfrentamiento a la subversión contrarrevolucionaria y a la guerra diplomática que se asestaba desde el exterior
4 de febrero de 2016 00:02:38
Fidel. II Declaracion de La Habana.
Fidel Castro Ruz en la II Declaración de La Habana, el 4 de febrero de 1962. Foto: Archivo
Comenzaba 1962. La prensa cubana informaba sobre las 50 000 becas ofrecidas a los alfabetizadores, quienes habían culminado exitosamente la campaña que declaraba a nues­tro país territorio libre de analfabetismo. En el antiguo Centro Asturiano se inauguraba el Palacio Nacional de los Pioneros y en la Universidad de La Habana se anunciaba la puesta en vigor de la Reforma Universitaria. El estadio del Cerro vestía sus mejores galas para dar inicio a la Primera Serie Nacional de pelota con un juego entre Orientales y Azucareros.
Noventa millas más al norte, Robert Ken­nedy, hermano del presidente estadounidense y figura influyente en su administración, confesaba en una reunión que el derrocamiento de la Revolución cubana tenía má­xima prioridad en su gobierno. “Todo lo de­más es secundario, no debe escatimarse ni tiempo, ni dinero, ni esfuerzos, ni fuerzas hu­manas”.
Por aquellos días, el mandatario yanqui ya había recibido el proyecto de subversión contra Cuba, que luego se denominaría Ope­ra­ción Mangosta. Papel protagónico en la ejecución de ese plan tendría la estación CIA en la Florida, que bajo el código de JM-Wave devino centro rector de todas las actividades de subversión, terrorismo e inteligencia de la te­nebrosa agencia contra la nación caribeña.
Con una nómina de unos 500 oficiales de caso y más de 3 000 contratados, según investigaciones del historiador Jacinto Valdés Da­pena, JM-Wave desarrolló en los meses si­guientes 45 infiltraciones armadas a la Isla, 30 acciones paramilitares de relevancia, por vía aérea o marítima, contra objetivos económicos, 55 redes de espionaje y sabotajes en unos 600 objetivos económicos importantes. Bajo su égida operaron en todas las provincias 181 bandas con más de 1 000 alzados, 500 de ellos en el Escambray y 300 en Matanzas.
A la subversión contrarrevolucionaria se sumaba la guerra diplomática. El 22 de enero se inició una reunión de cancilleres del continente en el balneario de Punta del Este, Uru­guay. El objetivo: aislar a Cuba excluyéndola de la OEA (Organización de Estados Ame­ri­canos).
En La Habana, entretanto, continuaba el combate de la Revolución contra el terrorismo. Los órganos de seguridad desarticularon una red terrorista, financiada por la CIA, que planeaba paralizar el transporte urbano en la capital. En Las Villas los milicianos aprehendieron al cabecilla contrarrevolucionario Braulio Amador, asesino del alfabetizador Ma­nuel Ascunce. Sometido a juicio, recibió la pena por fusilamiento.
Con la complicidad de gobiernos latinoamericanos lacayos, Estados Unidos logró excluir a Cuba del organismo regional.
Pero ya el pueblo de la Isla tenía preparada su respuesta. El 4 de febrero de 1962 casi un millón de personas colmaron la Plaza de la Revolución. Los edificios aledaños engalanaron sus fachadas con grandes pancartas: en la del teatro Nacional, dos de ellas proclamaban Cuba no fallará y Ven­ce­remos.
En el entonces Ministerio de Industrias, donde hoy se ubica el del Interior y existe una efigie del Che, un gran letrero daba vivas al Socialismo, junto a perfiles de Fidel y Lenin. Más allá, se veía un dibujo alegórico de un miliciano, la bandera cubana, un fusil y un arado. Imágenes de José Martí y Antonio Ma­ceo compartían el frontispicio del Minis­terio de las Fuerzas Armadas con un cartel que proclamaba a Cuba Territorio Libre de América.
Desde la tribuna, se oyó la voz de Fidel. “Se reúne por segunda vez, con carácter de órgano soberano de la voluntad del pueblo cubano, esta Asamblea General en el día de hoy; “[…] Vamos, pues, a lo más importante de esta tarde, que es la Segunda Declaración de La Habana, nuestro mensaje a los pueblos de América y del mundo, la palabra de nuestro pueblo en este minuto histórico”.
Entre vítores subrayó: “El deber de todo re­volucionario es hacer la revolución. Se sabe que en América y en el mundo la revolución vencerá, pero no es de revolucionarios sentarse en la puerta de su casa para ver pasar el cadáver del imperialismo (…) Ahora, sí, la historia tendrá que contar con los pobres de América, con los explotados y vilipendiados de América Latina, que han decidido empezar a escribir ellos mismos, para siempre, su historia.
Continuó más adelante: “Y esa ola de estremecido rencor, de justicias reclamada, de derecho pisoteado que se empieza a levantar por entre las tierras de Latinoamérica, esa ola ya no parará más. Esa ola irá creciendo cada día que pase […] Porque esta gran humanidad ha dicho: ¡Basta!, y ha echado a andar. Y su marcha de gigantes ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia”.
Y aquel día, el pueblo, constituido en Asam­blea General, aprobó por aclamación la Se­gunda Declaración de La Habana, la cual pa­tentizaba la decisión de una nacionalidad de seguir resistiendo y construyendo el So­cia­lismo, a pesar de las dificultades y agresiones del imperialismo.

#Cuba Desarrolla el país biofármacos para tratar el cáncer

 

Cuba dispone en la actualidad de 28 productos registrados o en distintas etapas de investigación para el tratamiento del cáncer que incluyen vacunas terapéuticas, anticuerpos monoclonales, interferones y péptidos
3 de febrero de 2016 23:02:29
Cuba dispone en la actualidad de 28 productos registrados o en distintas etapas de investigación para el tratamiento del cáncer que incluyen vacunas terapéuticas, anticuerpos monoclonales, interferones y péptidos, desarrollados en diferentes instituciones científicas vinculadas al sector de la biotecnología.
Así lo resaltó el doctor en Ciencias Ro­lan­do Pérez Ro­drí­guez, del Centro de Inmuno­logía Molecular, al impartir la conferencia inaugural del V Seminario Interna­cional y V Taller Na­cional Uso y desarrollo de productos de la industria isotópica para la salud, que organizado por el Centro de Isótopos (Centis) sesiona hasta el viernes en el capitalino hotel Riviera. En la cita participan profesionales de varias naciones, entre ellas Italia, Alemania, Estados Unidos, Hun­gría, España, Bra­sil, República Domini­cana, Hon­duras y El Salvador.
Como precisó el especialista, esos biofármacos deben te­ner en los próximos años un impacto creciente en el objetivo de convertir al cáncer avanzado en una dolencia crónica controlable a largo plazo, con una calidad de vida aceptable.
Subrayó, además, que la prevista introducción en el país de avanzados equipos de obtención de imágenes en los servicios de medicina nuclear y oncología propiciará aplicar tratamientos más efectivos contra las neoplasias malignas, atendiendo a las características biológicas específicas del tumor a combatir.
También en la inauguración del evento, el doctor Jorge Cruz Arencibia, director del Cen­tis, expresó que más allá de sustituir importaciones, la progresiva puesta en marcha en esa entidad de una planta para producir el radionúclido itrio 90, potenciará el uso de radiofármacos terapéuticos en el tratamiento de carcinomas neuroendocrinos, com­­plicaciones articulares de artritis reumatoidea y hemofilia, alivio del dolor por metástasis óseas, Linfomas No Hodgkin, y otros tipos de tumores.