El fantasma de la Enmienda Platt ronda en Guantánamo

 

7 febrero 2016
Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos no alcanzarán la normalización plena que, ambos pueblos merecen, mientras se mantengan vigentes el bloqueo económico, comercial y financiero, la política de subversión y la ilegal Base Naval de Guantánamo.
El 23 de febrero de 1903 la ilegítima Base Naval de Estados Unidos en Guantánamo cumplirá 113 años. Está ubicada en la mejor bahía de cuba, ocupando un espacio de tierra y mar equivalente a 117.6 km2. Fue la primera base de Estados Unidos en nuestro hemisferio, la más antigua del mundo y la única donde el país sede carece de autoridad contractual para revocarla unilateralmente.
Según el repudiado acuerdo, Cuba posee la “soberanía” del territorio ocupado, pero la plena jurisdicción y señorío lo detenta la potencia ocupante.
Al influjo de la llamada política del “buen vecino” proclamada por el presidente F.D. Roosevelt, y bajo el amparo y complicidad de Fulgencio Batista, hombre de confianza del diplomático estadounidense Sumner Welles, en 1934 se firmó un nuevo acuerdo de relaciones entre ambos países abrogando la injuriosa Enmienda Platt, que ya resultaba innecesaria para la preeminencia del dominio sobre Cuba, pero manteniendo intocable el inciso referido al enclave naval en Guantánamo.
Los 22 presidentes que han pasado por la Casa Blanca desde 1903 la han mantenido inmutable, menospreciando el rechazo histórico del pueblo cubano y en desacato flagrante de las leyes que rigen el derecho internacional.
Lo mismo se puede afirmar de los presidentes cubanos de la seudo-república que, por oportunismo, entreguismo o vocación anexionista, dieron la espalda a los reclamos de su pueblo y a la dignidad de la patria.
En Estados Unidos y en cuba, con honorables excepciones, la base se presentaba no como una ignominiosa imposición, símbolo temprano del advenimiento del imperio estadounidense, que Martí nos anticipara, sino de la manera más irreal posible.
Veamos como un ejemplo ilustrativo, lo que en este sentido, refiere el profesor de Harvard Jonathan Hansen en su más reciente libro titulado “Guantánamo”, escrito después de sus varias visitas a la base:
” … los oficiales de relaciones públicas que me atendieron en mis visitas a la base, repitieron el mismo libreto: … los gallardos marines tomaron la bahía en el primer combate con las fuerzas españolas. Cuba, infinitamente agradecida, consintió el establecimiento de la base naval al final de la guerra española americana; … en los años que lleva la base las fuerzas basificadas en la misma retribuyeron a los cubanos actuando como buenos vecinos, estimulando su economía y, gentilmente, pero con firmeza, interviniendo en las volátiles provincias orientales para salvaguardar la libertad, independencia, estabilidad y la propiedad privada; … tristemente los Castro pusieron punto final a la idílica situación. La guerra levantó una impenetrable barrera entre aliados naturales y le añadió importancia estratégica a la base como garante de libertad en la región.”
Fue a partir del Triunfo de la Revolución, que la devolución del territorio ocupado se convirtió en un tema constitucional y de interés nacional, mientras que para Estados Unidos pasó a ser, durante más de 40 años, un espacio privilegiado para el derrocamiento de la Revolución incluyendo toda clase de provocaciones, conspiraciones y planes subversivos, entre los cuales, según documentos desclasificados por el gobierno estadounidense, se mencionaban la agresión de Playa Girón, la Crisis de Octubre, el Plan Mangosta, Patty–Candela, operaciones bingo, verano, tomar y cargar.
La mayoría de los planes contemplaban los asesinatos de Fidel y Raúl, así como la invasión a Cuba por los marines.
Aún así, cabe mencionar que a partir de la década de los 90 el nivel de tensión en el perímetro entre ambos lados de la frontera registró cierto grado de disminución devenido del comienzo de conversaciones sobre asuntos de interés común, como control de incendios, eventos meteorológicos, operaciones de salvamento, tráfico de drogas, etc.
Me atrevería a afirmar que las nuevas generaciones de estadounidenses poco conocen la verdadera historia.
La base es más conocida como un simple legado de la dependencia cubana de EE.UU., como centro migratorio de reclusión y tránsito de haitianos y cubanos que, como un perenne vestigio imperial, concertado en condiciones de absoluta desigualdad.
A partir del 11 de septiembre, adquirió destacada notoriedad mediática internacional como campo de concentración para los prisioneros de las guerras en Afganistán e Iraq, sospechosos de pertenecer a la organización terrorista Al Qaeda, enjaulados y sometidos a sistemáticos abusos y crueles prácticas de tortura contraviniendo los más elementales preceptos del derecho humanitario y de la Convención de Ginebra sobre prisioneros de guerra.
Las intenciones y promesas del Presidente Obama de cerrar la cárcel de Guantánamo permanecen incumplidas por la oposición política y pública y no implican, según sus propias declaraciones, el cierre de la ilegal base naval militar.
Igualmente, los altos mandos del Pentágono se han manifestado opuestos al cierre, basándose en el carácter estratégico de la base.
Otros ex militares de alta gradación consideran lo contrario. A ellos se suman no pocos académicos y significativas figuras de la diplomacia estadounidense, entre los cuales se encuentran varios ex jefes de la otrora Oficina de Intereses de Washington en La Habana.
El supuesto carácter estratégico de la base carece de sustentación, no vivimos en el 1903 cuando la instalación era única en toda la región latinoamericana y caribeña; hoy el imperio cuenta con 36 bases repartidas por toda la América Latina y el Caribe.
Tampoco vivimos en tiempos de Guerra Fría sino en tiempos en que nuestra región transpira paz y ejemplo de ello es la Declaración de la CELAC a la América Latina y el Caribe como zona de paz.
Cuba ya no es el país subordinado a Estados Unidos; es un país libre, soberano e independiente que reclama patrióticamente y como interés nacional la devolución del territorio ocupado bajo condiciones de fuerza.
El Presidente Obama reconoció públicamente el fracaso de la política que, por más de 50 años consecutivos 11 administraciones, impusieron a Cuba. En su calidad de Jefe de Estado y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, debería reconocer también el fracaso de la política imperial que por más de un siglo mantienen en nuestro país y cuyo oprobioso símbolo es la Base Naval de Guantánamo.

El día que Radio Martí le dio vivas a Fidel Castro

Momento en que el agente Emilio se despedía de la mal llamada Radio Martí
con el ¡Viva Fidel!…
El  26 de febrero de 2011 fue para mí un día cargado de emociones. El reloj marcaba las ocho de la noche, faltaba media hora para que mi pueblo conociera a través del documental Peones del imperio de la serie Las Razones de Cuba, mi verdadera identidad como combatiente revolucionario tras diez años como agente de los órganos de la Seguridad del Estado infiltrado en la contrarrevolución, organizada dirigida y financiada por el gobierno de los Estados Unidos.
Fue en ese momento que me comuniqué vía telefónica con la mal llamada Radio Martí para la despedida. Al otro lado de la línea estaba Julio Machado, responsable de llamar todas las noches a Cuba para conocer los reportes de la supuesta realidad que vivía el país. Me dice:
–        –Dale, que te vamos a sacar en vivo.
Comienzo a reportar una supuesta denuncia en contra de la Revolución cubana y cuando menos lo esperaban, cambié el guión y dije: – Pero también, quiero denunciar la actual campaña mediática que realiza el imperialismo norteamericano contra la Revolución cubana.
¡Viva Fidel!  ¡Viva Raúl! ¡Libertad para los Cinco compañeros que se encuentran presos injustamente en las cárceles del Imperio. 
¡Patria o Muerte! 
¡Venceremos!
Les habla Carlos Serpa Maceira, el agente Emilio de los Órganos de la Seguridad del Estado.
Machado responde:  – OK, está bien.
¡Qué satisfacción tan grande brotó desde lo más profundo de mi corazón! Por primera vez la súper contrarrevolucionaria y mentirosa emisora radial del imperio le había dado vivas a Fidel.
Media hora después el pueblo de Cuba conocía a Emilio.
Fueron diez años en combate en defensa de la Revolución,  en los que la convicción de ¡Patria o Muerte!  me acompañó las 24 horas del día y los siete días de cada semana.
El ejemplo de nuestro Comandante en jefe Fidel Castro y del General de Ejército Raúl Castro, junto al legado de los cubanos que han ofrendado sus vidas y derramado su sangre durante más de 150 años por la Independencia y el espíritu de resistencia de nuestros Cinco Héroes, fueron mi mayor acicate cada minuto de la lucha.
Tenemos la satisfacción de que la Revolución llegó hasta dónde ella quiso, no hasta dónde el enemigo pensaba que podían llegar.
Lo sucedido la noche del sábado 26 de febrero y el nacimiento de mi hija Tita el 3 de agosto de 1992, han sido los dos acontecimientos más importantes de mi vida.
El haber estado una década defendiendo las conquistas de este pueblo desde las filas del enemigo, han significado mi Sierra Maestra, mi Lucha Clandestina, mi Playa Girón, mi Lucha contra Bandidos, mi Crisis de Octubre y mis Misiones Internacionalistas.
En el centro del huracán imperialista durante esa década siempre tuve muy  la permanente sentencia y alerta del Che a los revolucionarios de que “… en el imperialismo no se puede confiar ni un tantico así”.
Para bien de todos y con la energía vital que proporciona la Revolución, Emilio continúa en combate junto a Fidel, Raúl, el Partido Comunista de Cuba y su aguerrido pueblo.
¡Siempre habrá un Emilio!Serpa Casa de visita (38) (1)Momento en que el agente Emilio se despedía de la mal llamada Radio Martí
con el ¡Viva Fidel!.

El bloqueo de EEUU a #Cuba cumple hoy 54 años (Infografía)

 

La Habana, 7 feb (ACN) Estados Unidos mantiene desde el siete de febrero de 1962 un bloqueo total contra Cuba,  considerado el genocidio más largo de la historia, debido a sus políticas dirigidas esencialmente a socavar puntos vitales de la defensa y la economía del país caribeña.
Hace 54 años el entonces presidente de los EEUU, John F. Kennedy, mediante la Sección 620a de la Ley de Ayuda Extranjera (de septiembre de 1961), declaró el bloqueo total contra la Isla, después de aplicar por años este tipo de medidas de manera progresiva, como parte de sus políticas imperiales, luego del triunfo revolucionario del primero de enero de 1959, publica hoy Cubadebate.
Las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno Revolucionario estaban destinadas a recuperar las riquezas de la nación y ponerlas al servicio del pueblo, hecho que afectó los intereses de los grandes monopolios estadounideses, que durante más de medio siglo habían saqueado los recursos de la isla e influido directamente en su política interna.
Precisamente, la decisión de actuar con plena independencia y producir cambios decisivos en las políticas económicas y sociales de Cuba, para una mayor estabilidad de su pueblo, constituyó el detonante histórico entre los dos países. EEUU respondió rápidamente y de manera brutal con sanciones encaminadas a doblegar a la Revolución cubana con un bloqueo total dirigido, que incluyó la guerra económica, reseña el texto.
Las políticas de bloqueo comenzaron en febrero de 1959, y cada vez se hacían más evidentes y graves desde la no aprobación de un modesto crédito solicitado para sostener la moneda cubana y la restricción de exportación de combustible a Cuba por parte de las transnacionales Esso, Texaco y Shell, en 1960.
Asimismo la prohibición de exportaciones norteamericanas,  con la excepción de alimentos, medicinas y equipos médicos, no incluidos en subsidios; la ruptura de relaciones diplomáticas de EEUU con Cuba, el tres de enero de 1961; y una intensa maniobra estadounidense en la Organización de Estados Americanos (OEA) para que la mayoría de los países latinoamericanos rompieran relaciones con la isla.
En su intenso juego imperial EEUU además implantó formalmente, en febrero de 1962, el “embargo” total del comercio con Cuba; así como también la prohibición de entrada en territorio norteamericano de cualquier producto elaborado, total o parcialmente, con productos de origen cubano, aunque fuese en un tercer país, según la fuente.
Evoca que en 1963 se prohibieron todas las transacciones con Cuba y se congelaron los valores del Estado cubano dentro de territorio estadounidense; y en mayo de 1964 el Departamento de Comercio norteamericano implantó la prohibición total de embarques de alimentos y medicinas a Cuba, aunque en la práctica éstas ya no se efectuaban.
No puede hablarse de un “embargo” al hacer referencia a las acciones ejercidas contra Cuba por parte del gobierno de EEUU, por el contrario, se tipifican como un bloqueo, una medida de guerra, para conseguir el aislamiento, con el propósito de llevar al pueblo a claudicar en su decisión de ser soberano e independiente, con una rendición por la fuerza o por el hambre.
El 17 de diciembre de 2014, EEUU y Cuba anunciaron la decisión de restablecer relaciones diplomáticas, y el actual presidente estadounidense, Barack Obama, reconoció que el bloqueo no surtió efecto.
Para llegar a este acuerdo de restablecer las relaciones, loa presidentes Obama y Raúl Castro, establecieron una serie de negociaciones, que presentaron ciertos avances como el regreso a la Patria, el mismo 17 de diciembre, de Gerardo Hernández, Ramón Labaniño y Antonio Guerrero, que se unieron a René y Fernando González -ya libres en aquel momento-, tras permanecer injustamente encarcelados por más de una década, en territorio estadounidense.
Igualmente, se restablecieron las relaciones diplomáticas y se reabrieron las embajadas en ambos países, lo cual estuvo precedido de la rectificación de la injusta designación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo.
Se explora la expansión de la cooperación ya existente en temas de interés mutuo, como la seguridad aérea y de la aviación; y el enfrentamiento al narcotráfico, la emigración ilegal, el tráfico de emigrantes y el fraude migratorio.
No obstante, el General de Ejército Raúl Castro ha sido enfático al expresar que el pueblo cubano no renunciará a los principios e ideales por los que ha luchado; las exigencias históricas de respeto a su soberanía para poder establecer relaciones bilaterales con el gobierno de EEUU, y el cese inmediato al bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla.
El pueblo cubano no renunciará a los principios e ideales por los que varias generaciones de cubanos han luchado a lo largo de este último medio siglo. El derecho de todo Estado a elegir el sistema económico, político y social que desee, sin injerencia de ninguna forma, debe ser respetado, señaló Raúl al cumplirse un año del anuncio del acuerdo para restablecer vínculos entre ambas naciones.
infografia-bloqueo-prerrogativas-2015.jpg
infografia-bloqueo.jpg

Esta Campaña ‪#‎TodosMarchamos‬ es una forma de justificar el dinero que reciben del gobierno de los Estados Unidos de América como mercenarios serviles y vendepatrias que han vendido su alma al diablo

Esta Campaña ‪#‎TodosMarchamos‬ es una forma de justificar el dinero que reciben del gobierno de los Estados Unidos de América como mercenarios serviles y vendepatrias que han vendido su alma al diablo.El gobierno de los Estados Unidos si los conoce y los utiliza en definitiva fue un hijo que los yanquis crearon. Es bueno que el contribuyente norteamericano sepa en que su gobierno emplea el dinero ,para pagarles a mercenarios de altos quilates que no les interesa en lo absoluto la patria que les vio nacer y que la venden al mejor postor. de alguna forma tiene que hacer florecer la industria de la contrarrevolución.Recientemente se denuncio ante la opinión publica como el mercenario Angel Moya , esposo de la mercenaria Berta Soler Fernandez , realizaba el correspondiente pago en el parque de calle 5ta y 26 en la barriada de Miramar , escenario de actos mercenarismo probado . Ahi estan las fotos y los video que prueban las acciones denunciadas. No tienen principios , no tienen ética la falta de escrúpulo esta ausente. No se esconden para publicamente decir que están a las ordenes de una potencia extranjera . Justifican que ellos tienen el derecho de recibir dinero , y el cinismo es inaudito al expresar que Fidel Castro recibió dinero . Es inmoral que se compare la lucha que llevo a cabo Fidel Castro con la acción de estos mercenarios de altos quilates , cuya supuesta lucha no cuenta con el apoyo popular,Y aclaro que la lucha que libro Fidel Castro como parte de la Guerra de Liberación nacional del pueblo de Cuba contra la dictadura proimperialista de Fulgencio Batista si contó con el apoyo popular del pueblo de Cuba .Que compraba los bonos del Movimiento 26 de Julio , escuchaba noche por noche los partes de guerra emitido por Radio Rebelde desde la Sierra Maestra territorio libre de Cuba. El pueblo cubano escondía a los revolucionarios perseguidos por los esbirros batistianos ,y el pueblo de Cuba reconoció al Ejercito rebelde como su vanguardia armada y a Fidel Castro como el líder indiscutible. El pueblo cubano sabe que estos mercenarios y la Campaña #TodosMarchamos no es mas tambien otra forma de instaurar en la isla una plataforma neoliberal , anexionista , y platista , donde quieren volver al pasado de lo que fue Cuba antes de 1959 , un traspatio yanqui.El pueblo cubano sabe que estos mercenarios profesionales están muy unidos a batistianos , mafiosos ,asesinos y terroristas de la pero especie que se aglutinan en la mafia cubana americana de Miami . Los que en mas de una ocasión han pedido tres días de licencia para matar en Cuba .Las calles de Cuba no son de mercenarios ni de vendepatrias al servicio de los Estados Unidos ,cada provocación de los quinta columna recibirá siempre una respuesta de Patria O Muerte.Esas son mis razones . Que son las Razones de Cuba .

La campaña #TodosMarchamos en Santiago de Cuba se realiza por la mañana mientras que en la capital los participantes lo hacen en el Parque Gandhi al…
MARTINOTICIAS.COM