Café amargo en los cines de #Cuba

 

Dirigida por Rigoberto Jiménez, el largometraje cubano llegará al circuito de estreno a partir del 17 de febrero
Fotograma de la película que se estrena en el circuito de cines del país. Foto: Desconocido
El largometraje cubano de ficción Café amar­go se estrenará a partir del 17 de febrero en todo el país. El director del filme, Rigoberto Jiménez, basó el argumento en su documental Las cuatro hermanas, de 1997, que tuvo su origen en la Televisión Serrana. La producción se concretó en el 2012.
“De abril a mayo, durante seis semanas, el equipo, formado mayormente por amigos, estuvo en la Sierra. Luego duró tres años terminar el trabajo, pero se logró gracias al esfuerzo, al amor por la historia, el lugar y al apoyo de instituciones como la Escuela Internacional de Cine y Te­le­visión de San Antonio de los Baños, Televisión Serrana y el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos,” afirmó el director.
—¿Cómo surgió la idea para la película?
—Me había graduado de Letras en la Uni­versidad de Oriente; ante una convocatoria de Televisión Serrana me presenté y ya como parte del proyecto comencé a conocer muchas personas y cuentos. Fue así como me topé con las cuatro hermanas y su mito dentro de la comunidad de San Pablo del Yao. Vivían solas, no dejaban entrar a nadie en su finca, mucho menos hombres, trabajaban sus tierras, desde la muerte de sus padres habían decidido resguardar el patrimonio familiar. Todo esto se llevó a la ficción mediante una historia, que muestra las consecuencias del paso del tiempo, su envejecimiento y el deterioro del cafetal.
—Todo artista pretende transmitir un mensaje, aunque luego espectadores y críticos tengan su opinión. ¿Cuál era su objetivo?
—Primeramente quería dar a conocer la historia de vida, la importancia de la toma de decisiones, cómo el ser humano es capaz de escoger la soledad por convicción. Y a partir del contexto, que muestra el duro trabajo del campo, el aislamiento, la falta de luz eléctrica, y los pensamientos atrasados de machismo, tanto en hombres como mujeres, dar a conocer que más allá de La Ha­bana existe otra Cuba.
“El filme fue presentado durante el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Fue llevado además a Bayamo y  San Pablo del Yao, donde la acogida fue especial, porque los habitantes conocían la historia y habían colaborado con la producción”.
Actualmente Rigoberto está inmerso en otro proyecto que también abordará la vida lejos de los movimientos citadinos y el tema familiar. “No podría decir que es para este año. Es otro proyecto de ficción que está en sus fases iniciales. Ne­cesitará un proceso largo de búsqueda de fondos”, afirmó.
—¿Por qué le atraen las historias del campo?
—Yo soy de la Sierra. Por eso y porque ahora casi todos los filmes tienen su locación en la ciudad, me dedico al campo. De las actrices con las que trabajé, cinco son de Bayamo, nominadas al Premio Caricato de Cine por la película, y ese era otro de mis deseos: que trabajaran artistas noveles de otras provincias.
—¿Es Café amargo un homenaje a la Te­le­visión Serrana?
—No es un homenaje, porque nunca me he separado por completo de Televisión Serrana. Aunque ahora soy parte de la Escuela In­ter­na­cional de Cine, me mantengo en contacto con ese lugar al que me debo. El homenaje es más bien a las personas a quienes te les presentas con una cá­mara y les dices: ‘Mire, yo quiero hacer una película con su historia’, y aceptan. Abren las puertas de su casa y de su vida para que las filmes y las des a conocer. Te permiten convertirlos en personajes.
—La producción cinematográfica cubana versa frecuentemente sobre temas sociales. ¿Cree que se deberían diversificar temas y géneros?
—Todos los temas y géneros son posibles para el cine cubano, pero la iniciativa depende de los creadores y es también responsabilidad de las instituciones culturales el fomentar la existencia de esa variedad.
“No hay que temerle a que el cine refleje la sociedad, eso también es una de las funciones del arte. El cine latinoamericano siempre ha estado permeado de la realidad que está atravesando el continente. El arte nos permite ver las cosas desde un punto de vista que antes no habíamos visto y esto provoca una reflexión que resulta beneficiosa a la sociedad, de aquí parten los cambios.
“Existe un grupo grande de jóvenes que estudian en la Escuela Internacional de Cine y de Televisión o en la Facultad de Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual que tienen mu­cho interés y se están dedicando a hacer todo tipo de género, aunque todavía muchos cortometrajes, que no dejan de ser cine y tienen mucha importancia en el desarrollo de una cinematografía nacional”.
—Ante la influencia del cine foráneo el cubano mantiene la preferencia de los espectadores.
—El cine cubano gusta mucho en el país. Esto se hace notorio durante el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en diciembre, cada vez que ponen una película cubana las salas quedan sin capacidad. Las personas se sienten reflejadas, reflexionan, se ríen de los problemas, y a veces lloran, porque la gente va al cine a tener cualquier tipo de emociones.

Albores de una fiesta literaria

 

En ceremonia presidida por Miguel Díaz-Canel Be­múdez, miembro del Buró Po­­lítico y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quedó inaugurada la XXV Feria Internacional del Libro Cuba 2016
12 de febrero de 2016 00:02:05
Inauguración de la XXV Feria Internacional del Libro de La Habana dedicada a Uruguay con la presencia del vicepresidente de Uruguay Raúl Fernándo Sendic Rodríguez y el Primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Esteban Lazo Hernández presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Mercedes López Acea, primera secretaria del Partido en la capital y vicepresidenta del Consejo de Estado, estos últimos tres miembros del Buró Político del Partido.
Pabellón Eduardo Galeano.
El primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, en fraternal diálogo con Raúl Fernando Sendic, vicepresidente de la República Oriental del Uruguay, entre otras personalidades, durante el recorrido por el Pabellón Eduardo Galeano. Foto: Juvenal Balán
La XXV Feria Internacional del Libro Cuba 2016 quedó oficialmente inaugurada en la tarde de ayer por Zuleica Romay Guerra, presidenta del Instituto Cubano del Libro y del comité organizador del evento, en la sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de San Carlos de la Ca­baña, en ceremonia presidida por Miguel Díaz-Canel Be­múdez, miembro del Buró Po­­lítico y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.
Además se encontraban los miembros del Buró Político Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Na­cional y Mercedes López Acea, primera secretaria del Co­mité Provincial del Partido en la capital; Raúl Fernando Sendic, vicepresidente de la República Oriental del Uruguay; Julián González Toledo, ministro de Cultura; Abel Prieto Jiménez, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y Ariel Bergamino, embajador del Uruguay en Cuba, entre otras personalidades de la cultura e invitados en general.
Al dirigirse al público, Sendic agradeció en nombre del gobierno uruguayo la distinción otorgada por Cuba al dedicarle a su país la Feria y recordó que Cuba fue refugio de miles de compatriotas uruguayos en años difíciles “que nos tocaron  vivir”, y “bastión en defensa del arte” cuando en “nuestros países fueron perseguidos” y encontraron en la Isla el espacio para defender la cultura.
Por su parte Romay dio la bienvenida a todos los amigos de los libros y remarcó que “el pueblo de José Martí abraza a los hijos de José Gervasio Artigas, a los que promete inolvidables días de fraternidad y amor”. Apuntó además que “en este extraordinario diálogo intercultural participan junto a los cubanos más de 325 escritores y artistas extranjeros y alrededor de 380 editores y directivos de gremios y asociaciones de 37 países de todos los continentes. Finalizó su intervención con palabras de gratitud y compromiso para el líder de la Revolución Cubana, el Comandante en Jefe Fidel Castro en su 90 cumpleaños, “quien nos convocó hace 55 años a hacer realidad la utopía martiana de completar con libretas y lápices la libertad que conquistaron los fusiles, y quien nos exhortó a leer para creer”.
Posteriormente a la velada, en la que tuvo lugar la actuación de la cantautora rioplatense Malena Muyala, entre otros destacados artistas uruguayos y cubanos, quedó inaugurado el Pabellón de Uruguay con el nombre de Eduardo Galeano, un espacio en el que la literatura de ese pueblo hallará permanente estancia por estos días.
“Tengo los mejores recuerdos de este país que considero mi segunda patria, donde viví cinco años”, expresó a Granma Sendic, quien consideró el Pabellón literario como un pedacito de Uruguay.
Por su parte Díaz-Canel comentó a este diario que la Feria se ha organizado con mucho entusiasmo, compromiso y cariño, y es muy significativo hacerla para Uruguay, con quien nos une una cultura, una historia y una literatura que hemos hecho nuestra al hacer nuestros también a importantes escritores uruguayos, y destacó como muy representativo el hecho de que nos acompañe el vicepresidente Sendic, por formar parte de esa generación de uruguayos que da continuidad a la lucha de liberación nacional.

Recibió Raúl Castro al Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa

 

Su Santidad Kirill sostendrá este viernes en La Habana, un encuentro histórico con Su Santidad el papa Francisco
12 de febrero de 2016 00:02:54
Raúl y Patriarka Kirill
Foto: Estudios Revolución
El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, recibió en el aeropuerto internacional José Martí al Patriarca de Moscú y de Toda Rusia, Su Santidad Kirill, en la primera visita pastoral a Cuba como Primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa.
En el recibimiento se encontraban además Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asam­­blea Nacional del Poder Popular; el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, ambos miembros del Buró Político del Partido; Mar­ta Her­nán­dez, presidenta de la Asam­blea Pro­vincial del Poder Popular en La Habana; Caridad Diego, jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido; el embajador de la Fe­deración Ru­sa en Cuba, Mijaíl Kaminin, y autoridades de la Iglesia Ortodoxa rusa.
“Con un sentimiento muy cálido visito por cuarta vez el territorio de Cuba”, inició su discurso el Patriarca Kirill, quien afirmó además que llega a nuestro país en una “visita de amistad” por invitación del General de Ejército Raúl Castro Ruz, y recordó que “los  pue­blos de Ru­sia y Cuba están unidos por mu­chos años de relación, de colaboración y amistad”.
“Tendré aquí la oportunidad, hablando con la gente, de transmitir los buenos deseos del pueblo ruso”, señaló.
“Soy Patriarca no solamente de Moscú, sino de toda Rusia, de la Rusia histórica y  por eso transmito los sa­ludos de todos los pue­blos de la Rusia histórica. Les deseo el bienestar al pueblo cubano y la alegría a cada uno de us­tedes. Que Dios con su misericordia y con su amor esté con ustedes”, ex­presó.
Luego del recibimiento, Su Santidad Kirill y el Presidente cubano Raúl Castro sostuvieron un encuentro en uno de los salones del aeropuerto.
Como parte del programa de la visita, el Pa­triarca ruso se reunirá hoy con el Papa Fran­cisco en el aeropuerto internacional José Mar­tí, durante una escala de tránsito del Obispo de Roma hacia México.
Ambos dialogarán en La Habana y suscribirán una declaración conjunta, según informaron en un comunicado el Patriarcado Mos­­covita y el Vaticano.
Además, este viernes Su Santidad Kirill ren­­dirá homenaje a nuestro Héroe Nacional José Martí y sostendrá un encuentro de cortesía con el presidente Raúl Castro Ruz. En el programa se prevé, mañana sábado, la visita del Patriarca ruso al Mausoleo del Soldado Internacionalista Soviético, a la es­cuela especial Solidaridad con Panamá y su asistencia a un concierto en el teatro Mar­tí de la capital. Como colofón este sábado será condecorado con la Orden José Martí. Fi­nal­mente, antes de su partida el domingo, ofre­ce­­­­­­rá una Divina Liturgia. (Re­dacción Nacional)

La guerra mediática de #EEUU contra #Cuba continúa. #CubaEsPaz

 

Olga Rosa González

6720-tv-radio-marti-cuba
Desbloqueando Cuba / Elpasado martes regresaron los rumores del cambio en laOficina de Transmisiones a Cuba (OCB, por sus siglas en inglés), la entidad gubernamental de Estados Unidos que gestiona desde hace 25 años el fracaso mediático, financiero y político de Radio y TV Martí. Lo concreto parece ser la propuesta de que una nueva organización privada se encargará de las transmisiones hacia América Latina y el Caribe, incluyendo la Isla. Este nuevo grupo recibiría los más de 27 millones de dólares para la subversión, que suele llegarle cada año a esta organización “sin fines de lucro”. Por tanto, la OCB “no será considerada como una agencia federal”.
La pregunta entonces sería: si no es una agencia federal la que se encargaría de la propaganda contra Cuba, ¿qué serán Radio y TV Martí? Para desenredar esta madeja,Cubadebate ha conversado esta mañana con la Doctora en Ciencias Olga Rosa González Martín, investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU), de la Universidad de La Habana, una de las principales expertas en este tema ycolaboradora de nuestra web.
-Vuelven a circular los rumores de des-federalización de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), que administra Radio y TV Martí. ¿Qué significa esto? ¿Cuál sería la relación de esta dependencia con el gobierno de los Estados Unidos en las nuevas circunstancias?
-Esto hay que entenderlo como parte de un proceso más amplio de posibles transformaciones dentro del sistema de transmisiones civiles del gobierno de los Estados Unidos. Sin embargo, si nos centramos específicamente en el debate que en el 113 Congreso ha habido al respecto podemos decir que se han destacado tres posturas básicamente:
1) la que aboga por su eliminación por lo que le ha costado a los contribuyentes estadounidenses y su falta de efectividad y transparencia;
2) la que apoya el mantenimiento de su status quo como parte de una agencia federal, aunque teniendo en cuenta los cambios que debe enfrentar la Junta de Gobernadores para las Transmisiones (BBG) que es la agencia federal independiente a la que pertenece la OCB y,
3) la que respalda su posible desfederalización como parte del establecimiento de una organización mediática internacional en idioma español que incluiría a la OCB y la división latinoamericana de la Voz de las Américas (VOA).
Entre los que abogan por su eliminación se destacan tanto John Kerry como el mismo Obama pues cuando eran senadores habían comentado que ni Radio ni TV Martí habían cumplido con los objetivos para los que fueron creadas. Por su parte, los defensores del status quo de la OCB alegan que no debe sufrir cambios pues, como entidad, es necesaria para cumplir con la misión de las transmisiones internacionales de los Estados Unidos tal y como se concibieron desde el principio. Por otro lado, consideran que la confianza hacia la marca (el nombre de la entidad) se pudiera perder de haber un cambio pues ya han desarrollado lo que ellos consideran una relación duradera con sus públicos.
-Pero la tendencia que parece imponerse es la desfederalización.
-Es la que ha generado más noticias en los últimos dos o tres años, es la relacionada con el proceso de desfederalización de la OCB por el que abogan, incluso, algunos de sus directivos aunque algunos de sus trabajadores no ven esto con buenos ojos. Se está proponiendo que este proceso de desfederalización se complete para principios de 2017 y que sea operacional para mediados de ese mismo año.
Pero, para poder entender este posible cambio en su justa medida hay que tener en cuenta las diferencias entre una entidad federal y una no federal. Lo primero que hay que decir en este este sentido es que esa diferencia va más allá de la manera en que se distribuyen los recursos para centrarse, específicamente, en el contenido a transmitir pues todo aquello que se transmita por una entidad federal debe ajustarse a los estatutos de la VOA que están refrendados, además, en ley.
Por lo tanto, al ser una entidad federal se es, de facto, vocero oficial del gobierno estadounidense y eso tiene un costo. Cuando se es una entidad desfederalizada, aunque se cuente con financiamiento público, se funciona como una emisora subvencionada que más allá de estar exenta de impuestos y de cubrir las noticias oficiales del gobierno estadounidense se centra, fundamentalmente, en acontecimientos de carácter regional y global a la vez que, sobre todas las cosas, sirve de vía de información local a poblaciones de países que los EE.UU considera que no tienen libertad de prensa. Por lo tanto, la agenda a imponer debe ser más amplia y suplir esa posible carencia informativa. Al no ser vocero oficial del gobierno estadounidense una agencia no federal podría lograr un nivel de credibilidad importante ante sus públicos.
-¿Qué significa eso para Cuba?
-Esta diferencia entre una entidad federal y una no federal vinculada al mundo de las transmisiones es muy importante para Cuba porque, de convertirse en una entidad no federal, la OCB no sólo se dedicaría a la simple transmisión de información sino que, como he dicho en otras ocasiones, podría contratar a “periodistas independientes” que ya no serían pagados, oficialmente, por el gobierno estadounidense sino por una entidad privada. Así, la información sería más creíble para cualquier audiencia. De hecho, desde el año 2012 la OFAC autorizó el pago a estas personas en el territorio nacional por sus servicios a la OCB. Asimismo, al tener un estatus no federal sus miembros no serían designados y como entidad privada podría trabajar y maniobrar en situaciones que las entidades oficiales evitan. De esta manera, una OCB no federal podría firmar acuerdos con varios medios de la región que, a su vez, reproducirían una visión sobre Cuba que no sería muy diferente a la que dan hoy en día pero sin temores de estar trabajando, oficialmente, para el gobierno estadounidense.
-En algunos documentos se habla de des-federalización y en otros de privatización de la OCB. ¿Cuál es la diferencia?
-Cuando se habla de desfederalizar la OCB de lo que se trata es de no tener que ajustarse a lo establecido para las entidades federales. Al pasar a ser una emisora subvencionada con financiamiento público sería organizada y administrada como cualquier corporación privada sin ánimo de lucros. Por lo tanto, la privatización sería desde el punto de vista administrativo, de organización y funcionamiento.
-¿Cuáles son los problemas de la OCB, según el gobierno de los Estados Unidos? ¿Por qué deciden mantenerle un presupuesto de 27 millones?
-En las distintas inspecciones que la Oficina de Investigaciones del Congreso ha realizado a la BBG para evaluar lo que pudiera interpretarse como un Plan Estratégico de Transmisiones hacia Cuba se le ha señalado, entre otros, problemas como bajos niveles de audiencia en la Isla (menos de un 2%, según datos del propio gobierno estadounidense y hasta el 2008), análisis nulos sobre la efectividad de los métodos de transmisión empleados y del costo que los métodos alternativos pudieran tener, mal uso de los fondos gubernamentales, problemas en los contratos y dificultades en el cumplimiento de estándares periodísticos elementales como objetividad, precisión y veracidad de la información.
En fin, no haber cumplido con su mandato como entidad federal y no haber logrado el cambio de régimen en Cuba. Sin embargo, la mantienen porque a pesar de no haber sido efectiva no cejan en su interés por subvertir el orden interno en Cuba, destruir a la revolución y mantener sus compromisos con la contrarrevolución. Lo único que persiguen los cambios por lo que abogan es emplear un nuevo método, nada más.
-Al cambiar el régimen de propiedad de esta Oficina, ¿cambiarán los objetivos que determinaron la fundación de Radio y TV Martí?
-No lo creo. Como se sabe, la OCB no salió de la nada y respondió a las exigencias propias de la política exterior estadounidense hacia Cuba tal y como lo vieron en ese momento los formuladores de política. Cuando Reagan autoriza las transmisiones de Radio Martí y, posteriormente, Bush padre las de TV Martí, lo que argumentan es lo que ellos definen como “necesidad del pueblo cubano de buscar y recibir informaciones e ideas de cualquier tipo y, por tanto, el deber de los Estados Unidos de apoyar al pueblo cubano en esa búsqueda de información”.
Así, en estas más de dos décadas de transmisiones hacia Cuba con el pretexto de promover las llamadas libertad y democracia al estilo estadounidense, el Congreso le ha entregado a la OCB más de $770,000,000. El gobierno estadounidense ha sido muy claro: lo único que ha cambiado es el método para lograr los objetivos clave en torno a Cuba. De hecho, en el resumen ejecutivo del presupuesto para el 2017 se es muy claro: se quiere crear una organización mediática no federal que reciba financiamiento público de la BBG y que siga haciendo, básicamente, lo que ha estado haciendo la OCB hasta ahora.
-¿Qué características tiene la guerra mediática en el nuevo escenario de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos?
-La guerra mediática contra Cuba –aún en este nuevo escenario- continúa enfrascada en el desmontaje de los logros de la Revolución y por eso es tan importante que se le preste atención a la producción de símbolos (determinada no tanto por el HACER CREER que es la esencia de la Persuasión o el HACER HACER que es el de la Manipulación, sino por el HACER SABER que es lo que determina la efectividad o no de un discurso). A eso hay que presentarle atención, porque debemos ser los cubanos los que le expliquemos al mundo eso que llamamos realidad cubana.
Sin embargo, pienso que si bien el campo de la comunicación masiva y toda esa tradición discursiva que hay de la guerra de la información es relevante en las actuales circunstancias (especialmente las operaciones basadas en conectividad efectiva y en el uso de la blogosfera), habría que prestarle más atención a la comunicación para el desarrollo a partir de acciones concretas que pudieran ejecutarse con los públicos metas o con aquellos que pudieran convertirse en posibles agentes de cambio en nuestra sociedad.
Esto se traduce en la implementación de las llamadas iniciativas de transición, programas de entrenamiento tecnológico, en el apoyo a promotores locales, etc. En fin, todo lo relacionado con eso que se llama diplomacia económica a través de la diplomacia comunitaria. Por lo tanto, creo que en este nuevo escenario habría que considerar no sólo la guerra mediática, sino los grandes desafíos que en materia de comunicación para el desarrollo tenemos.

Olga Rosa González, es Miembro del Círculo de Investigadores de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), de la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU) y de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA).  Es investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU), de la Universidad de La Habana.

Concilian declaración conjunta Patriarca Ruso y Papa Francisco. #CubaEsPaz #Cuba

 

El patriarca de Moscú y de toda Rusia Kirill y el papa Francisco conciliaron el texto de la declaración conjunta que rubricarán mañana en La Habana, confirmó hoy aquí una fuente eclesiástica.
Kirill partió este jueves rumbo a Cuba, en su primera visita pastoral como jerarca de la iglesia ortodoxa rusa, desde la entronización en enero de 2009.
La escala habanera forma parte de un periplo por América Latina que abarcará además a Brasil y Paraguay hasta el 21 de febrero.
El metropolita Volokolamski Ilarión comentó a la prensa rusa que el contenido de la declaración conjunta que rubricarán Kirill y el papa Francisco mañana fue conciliado hasta tarde noche por las partes, sin revelar detalles.
Hasta el último momento se introdujeron enmiendas, dijo el jefe del Departamento de Relaciones Exteriores de la Iglesia Ortodoxa de Rusia, aunque no descartó posibles modificaciones del documento durante el encuentro de los dos dignatarios en el habanero aeropuerto José Martí.
El diálogo de las principales autoridades de las iglesias ortodoxa de Rusia y católica de Roma genera expectativas de todo tipo en la comunidad de feligreses y en general en la opinión pública.
Tras casi 20 años de negociarse un posible encuentro entre el entonces patriarca Alexis II y el papa Juan Pablo II, en Austria, Kirill y el pontífice latinoamericano (número 266 en el trono papal), de nombre secular Jorge Mario Bergoglio, serán los protagonistas de una histórica reunión.
Será la primera cita en la historia del gran cisma en el mundo cristiano, desde 1054, vista como una esperanza en el acercamiento de las dos Iglesias. El papa Francisco reconoció que el diálogo se negoció durante dos años en total secreto.
Ilarión precisó, no obstante, que los prelados no oficiarán juntos una misa. El protocolo no contempla liturgias conjuntas, declaró el metropolita Volokolamski al canal Rossiya 24.
Según el sacerdote, el Patriarca y el Sumo Pontífice solo sostendrán una conversación y firmarán una declaración conjunta que reflejaría, presumiblemente, posiciones comunes en torno al terrorismo internacional, el cristianismo en el mundo actual y el genocidio de cristianos, como temas fundamentales que centrarán las pláticas por casi tres horas.
El portavoz presidencial, Dmitri Peskov, expresó la esperanza en el éxito de ese encuentro histórico, en un mensaje de aprobación del Kremlin a la decisión de los dos dignatarios a estar dispuestos a reunirse.
Como todas las personas confiamos en que el encuentro transcurrirá exitosamente, subrayó Peskov, quien opinó que esa reunión entre el patriarca ruso y su Santidad “es un paso de mutuo acercamiento”.
Tomado de PL