Venta de sentimientos

carromero-2 Ofelia y el homicida de su esposorosa-maria-y-su-madre heraldocubano

Rosa María y su madre  Por        Arthur González
Esos que acusan a Cuba de violar los derechos humanos, siguiendo órdenes de la mafia anticubana de Miami, demuestran que son capaces de vender hasta sus sentimientos por obtener unos dólares más.
Uno de los casos más execrables es el de Rosa María Payá Acevedo y su madre Ofelia Acevedo, hija y viuda del asalariado Oswaldo Payá Sardiñas, muerto en un accidente de tránsito en una carretera del oriente cubano, en el año 2012.
rosa maria y su madre
Entrevista de prensa en Madrid
Rosa María y su madre, en entrevista sostenida con diplomáticos estadounidenses acreditados en La Habana, (según amigos de la familia se efectuó fuera de los locales oficiales), aceptaron obtener un visado como refugiados políticos para todo el nucleó familiar, a cambio de iniciar una campaña internacional contra el gobierno cubano, responsabilizándolo de la muerte de Payá Sardiñas.
Sin pensarlo dos veces ambas aceptaron, y la prueba irrefutable de ese acuerdo fue la inmediatez con que le fueron entregadas las visas, sin tener antecedentes de persecución política, pues Rosa María y sus hermanos culminaron sus estudios universitarios sin ser molestados, mientras connotados ex reclusos contrarrevolucionarios tienen que esperar años para obtenerlas.
Desde su llegada a Miami, Rosa María fue montada en un avión para recorrer Europa y contar su historia, con una preparación teatral que demuestra su ausencia de sentimientos, al afirmar con alevosía que el verdadero autor de la muerte de su padre era inocente, a pesar de que el embajador de España y el cónsul general en la Isla, presenciaron el juicio seguido contra el homicida Ángel Carromero, miembro de la juventud del Partido Popular.
carromero 2
Ofelia y el homicida de su esposo
Carromero arribó a Cuba enviado por Esperanza Aguirre, alta dirigente del Partido Popular español en Madrid, para entregarle un alta suma de dinero a la contrarrevolución interna cubana y fue Oswaldo Payá, junto a otro asalariado nombrado Harold Cepero, quienes se dispusieron a repartir el dinero por todo el país, hecho que prueba el carácter asalariado de los llamados “disidentes”.
El españolito en cuestión es adicto a las velocidades, por lo cual le fue retirada su licencia de conducir en España; y durante el recorrido por las carreteras cubanas, se salió de la senda y fue a dar contra un árbol, con la consecuente muerte de ambos contrarrevolucionarios. Como copiloto viajaba otro joven de nacionalidad sueca, Aron Modig, pero ambos salieron ilesos.
Rosa María intentó involucrar al gobierno de España en su patraña, pero sus autoridades la remitieron a los fiscales para que fuera la justicia quien decidiera sobre tal acusación. El resultado fue aplastante, los letrados declararon que no habían pruebas y que Carromero estaba correctamente juzgado.
La apelación que interpuso también fue respondida con igual dictamen y aunque el parlamento europeo escuchó sus argumentos tejidos en Miami, tampoco movió un dedo para ejecutar una investigación contra Cuba; todo ha quedado en las campañas mediáticas que sufragan los miembros de la mafia anticubana, entre ellos el senador republicano Marco Rubio y los representantes Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart.
Ahora ante el temor de que la Casa Blanca suavice algunas medidas del Bloqueo Económico contra Cuba y las posiciones asumidas a favor de su eliminación en el Congreso, quienes han hecho carrera política con mentiras y tergiversaciones contra la Revolución, andan pataleteando con el fin de demorar lo que la mayoría entiende que es una política obsoleta y fracasada.
Para intentar conmover algunos corazones de buenas personas que desconocen la verdad, la mafia de Miami se ha gastado miles de dólares en sufragar un tempestivo viaje de Rosa María a Ginebra, a fin de que participara en un evento organizado por la ONG UN Watch, donde volvió a repetir lo que ni ella misma se cree, en demostración de su carencia de sentimientos.
Un hecho probatorio de lo que pretenden esconder detrás del guion construido sobre la muerte de Oswaldo, fueron sus afirmaciones de que “el aperturismo de Estados Unidos hacia Cuba es un fraude” y para reforzar aún más el verdadero objetivo de ese viaje, expresó lo mismo que dicen sus padrinos de Miami:
“Estados Unidos y la Unión Europea creen que -con las relaciones diplomáticas- la gente en Cuba volverá a tomar el control, pero la ausencia de derechos humanos ha impedido a los cubanos hacerse cargo de ellos mismos”.
Triste papel el de esa joven que aprovechó la muerte de su padre para obtener mucho dinero y protagonismo político en Miami, lo que le ha permitido vivir cómodamente, viajar por el mundo con todos los gastos pagados y relacionarse con altas personalidades para seguir la misma carrera que desarrollaron esos congresistas miembros de la mafia anticubana radicada en Miami.
La lucha por mantener una política que no ha dado resultados es muy fuerte entre los mafiosos que viven hace 57 años de su enfrentamiento contra la Revolución, pero como afirmó la Casa Blanca en su comunicado del 17.12.2014:
“…las décadas de aislamiento a Cuba por parte de Estados Unidos no han conseguido nuestro perdurable objetivo de promover el surgimiento de una Cuba estable, próspera y democrática… restringió nuestra capacidad para influenciar el curso de los acontecimientos en el hemisferio occidental, e imposibilitó el uso de toda una gama de medidas que Estados Unidos puede utilizar para promover un cambio positivo en Cuba”.
El tiempo se les acaba, y a pesar de las falsedades y tergiversaciones sobre la Revolución, la decisión del cambio de estrategia está tomada y en ella no caben los mafiosos.
Muy actuales son las palabras de José Martí cuando dijo:
“Si el sentimiento pudiera obrar sin que la infamia lo infestara…. el mundo sería feliz”.
Quizás también le interese:

3 comentarios sobre “Venta de sentimientos”

  1. Haber 1ro es una pena que casi siempre o con bastante frecuencia los debates sobre temas sociales se desvirtúen entre o con temas personales o sea lamentablemente –según yo- casi siempre se le hecha mano y sobre dimensiona al “quien habla” para conseguir ocultar o minimizar el “que se dice” es como si un exconvicto no puede denunciar algo mal hecho por la simple razón de ser un exconvicto el cual debe hacer silencio ya que carece de la moral necesaria para criticar o sencillamente juzgar algo a alguien. 2do según el propio kerri y Obama los objetivos relacionados con su política regional específicamente para con cuba siguen siendo los mismo solo que ahora ha cambiado el modo de obtenerlos…

  2. mas menos obama dijo que “cuando se lleva un tiempo intentando conseguir algo de un modo y los resultados no son los esperados, entonces debemos cambiar el modo” o sea engañado aquel que desee ser engañado pero más claro ni el agua pues “la cabra siempre tira pal monte” ni “el lobo dejará de comer carne aunque cuide ovejas” o sea el imperio sus voceros hasta hoy no han dicho que dejará de ser y ejercer presión como imperio… y desde mi modesta opinión creo que; negar la enormidad de los retos que se imponen no solo a la sociedad cubana sino al sector que toma las decisiones en cuba podría ser el mayor error a cometer. Mire no es por gusto que los primeros pasos sean para apoyar al sector privado, puesto que si la sociedad tiene más o mayor autonomía entonces podría ser más complejo sostener un sistema que no da muchos espacios a la critica ni la denuncia y utiliza la censura para evadirlos…

  3. con todo lo que ud nos comenta la pregunta es;
    rosa tendría espacio en los medios de comunicación estatales para exponer su criterio? habría espacio en nuestros medios de comunicación para un debate sobre estos temas? quine decide que se expone y que no en los medios? a los intereses de quine responden nuestros medios? existen suficientes espacios para estos debates en cuba? cuanto daño han ocasionado nuestros errores adinitrativos, quine responde por ello? podríamos hacer una evaluación a nuestra gestión administrativa…? si la democracia incluye la coexistencia de mayorías y minorías para que una vez encontradas estas la primera imponga su opinión sobre la segunda donde esta el criterio de las segundas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *