Mirando la paja en ojo ajeno

fiuumojaPosted by heraldocubano
1
Por Arthur González
El odio hacia la Revolución cubana se ha vuelto en Miami una enfermedad incurable. Tan es así que miran con lupa lo que sucede al interior de Cuba y no quieren ver los graves problemas que se desbordan allí al doblar de la esquina en la sede central de la mafia terrorista anticubana.
Para ilustrar lo antes dicho, basta escuchar la noticia del concurso de proyectos que lanzó recientemente la Asociación de ingenieros cubanos nacionalizados estadounidenses, para que ingenieros y estudiantes universitarios presenten proyectos para mejorar la infraestructura en la Isla.
FIUSegún la convocatoria publicada en el Nuevo Herald, actualmente compiten 16 estudiantes de la Universidad Internacional de la Florida, la Universidad de la Florida y la Universidad de Miami, y quien obtenga el primer lugar ganará doce mil dólares. Una de las propuestas del actual año 2016 sería para un proyecto que soluciones los problemas del transporte público cubano en el futuro.
Otros proyectos versan sobre cómo mejorar la descontaminación ambiental, el manejo de la basura y la adaptación a los cambios climáticos.
Los ganadores del segundo y tercer lugar recibirán cuatro mil y dos mil dólares respectivamente. El objetivo implícito del concurso es el poder ejecutarlos el día que hayan logrado desmontar el sistema socialista, eliminen las leyes del Bloqueo y por tanto pueden invertir en obras en Cuba, pues “desean contribuir a la reconstrucción de país donde nacieron”.
De acuerdo con la declaración de los organizadores “todos los proyectos están basados en el principio de una Cuba futura, con códigos constructivos nuevos, regidos por las leyes norteamericanas”.
Desde ahora prevén trabajar en temas como el tratamiento de aguas, líneas de comunicación, Internet, acueductos, viviendas, edificios públicos y electrificación, en una idílica Cuba sin castrismo.
Sin embargo, nadie auspició proyectos para reconstruir a New Orleans después del huracan Katrina y mucho menos para eliminar las zonas marginales que crecen en el propio Miami, donde la violencia se incrementa diariamente a causa del hambre y la escasez de recursos por falta de empleos.
Unas de esas zonas es Liberty City, habitada mayormente por negros de bajos recursos, ubicada entre la NW 79 calle al norte, la NW 27 Avenida al oeste, al noreste de 54 calle al sur, y la carretera I-95, considerada en un estudio deNeighborhoodscout.com, como el tercer barrio más peligroso de todos los Estados Unidos.umoja
Liberty City forma parte del Condado Miami-Dade, distrito electoral de la miembro activa de la mafia anticubana y representante federal, Ileana Ros-Lehtinen.
Otra comunidad que requiere urgentemente de proyectos para establecer y mejorar toda su infraestructura es Umoja, situada en el mismo Condado Miami Dade, la cual cobija a de miles de pobres; pero para resolver los gravísimos problemas de esos cinturones de miseria no hay dinero y mucho menos deseos de aquellos “preocupados” por los problemas cubanos que solo desean llenarse los bolsillos haciendo negocios en una Cuba del futuro.
Ante esto debemos recordar a José Martí cuando afirmó:
“Los negocios tienen sus rufianes, sus fanáticos y sus calaveras, como todos los demás aspectos de la vida ordinaria”.

Antunez ni se calla ni se va. Solicita asilo político en Miami

antunezlunes, 29 de febrero de 2016

Antes y después de un disidente.

Jorge Luis García Pérez “Antunez”, ha decidido que ni se calla ni se va… de Miami.

El reconocido disidente cubano manifestó a DDR que en el “último año he viajado 78 veces, ninguna pagadas por mi”. Desde Miami es más fácil luchar por la libertad de Cuba, afirmó a la reportera Nikita Nida.

“En Panamá la pasé mal, no recordé los estrallones que aprendí en las clases de defensa personal en Placetas. Ahora con las clases que me dio Alcides Sagarra, los mantengo a distancia. Desde que viajo subí casi 40 libras, porque aunque hice una huelga de hambre (n.r por la que cobró 5 mil dólares) esta no duró mucho y apenas bajé unas onzas. ¡Ahora sí tengo energías para ayudar a mis hermanos!

“Quiero ayudar a Cuba y por eso ni que callo ni me voy de Miami” finalizó diciendo.

Tomado del blog:

Ver más: http://ellumpen.com/2016/01/antunez-se-calla-se-va-solicita-asilo-politico-miami/

Cuba reitera llamado a la prohibición y eliminación total de las armas nucleares

ginebra_notaEnviado por editor en Mar, 01/03/2016 – 10:00

Discurso de S.E. Sr. Pedro Nuñez Mosquera, Director General de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba ante la Conferencia de Desarme. Ginebra, Suiza, 1 de marzo, 2016.
Señor Presidente:
Vivimos en una coyuntura internacional caracterizada por graves amenazas a la paz y seguridad internacionales, cruentas guerras y frecuentes actos terroristas. Se gastan recursos exorbitantes en armamentos, mientras se afirma que no hay suficientes para combatir el hambre, la pobreza y las enfermedades.
Ni siquiera se alcanzaron los modestos Objetivos de Desarrollo del Milenio. La Agenda 2030 brinda una nueva oportunidad de saldar las deudas pendientes con las aspiraciones de progreso y desarrollo para toda la humanidad y no solo para unos pocos.
A pesar del reclamo mayoritario, más de medio siglo después de la destrucción y el sufrimiento causados por las bombas atómicas lanzadas contra Hiroshima y Nagasaki, la supervivencia de la humanidad continúa amenazada por la existencia de miles de armas nucleares, muchas de ellas listas para ser utilizadas de inmediato.
Cuba continuará trabajando sin descanso para cambiar este injusto e inaceptable orden de cosas. Los seres humanos y los pueblos tienen legítimo derecho a vivir en paz, en un mundo sin armas nucleares.
Señor Presidente:
No se podrán lograr los avances que se requieren en la esfera del desarme, el control de armamentos y la no proliferación de armas, mediante la aplicación de medidas unilaterales o acuerdos bilaterales o regionales. Son imprescindibles el multilateralismo y las soluciones políticas negociadas en los organismos multilaterales, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.
La Conferencia de Desarme tiene un importante mandato y debe cumplirlo. Los desafíos para lograrlo no son insuperables. Urge que la Conferencia adopte un programa de trabajo amplio y balanceado, que tome en cuenta las prioridades reales en materia de desarme.
Dentro de ese programa, el desarme nuclear es de máxima prioridad para Cuba y la mayoría de los Estados. La prohibición y eliminación total de las armas nucleares no puede continuar siendo un objetivo indefinidamente pospuesto y condicionado. Se requieren acciones concretas inmediatas.
Apoyamos el inicio urgente de negociaciones multilaterales para la pronta conclusión de una Convención que disponga la prohibición y eliminación de todas las armas nucleares en un plazo de tiempo establecido.
Estamos convencidos de que la Conferencia de Desarme está preparada para negociar varios temas simultáneamente. En ese contexto, en adición a una Convención de Desarme Nuclear, apoyamos el inicio de negociaciones en este foro de un tratado que prohíba la carrera de armamentos en el espacio ultraterrestre; otro que brinde garantías de seguridad jurídicamente vinculantes para los Estados no poseedores de armas nucleares; y un tratado que prohíba la producción de material fisionable para la fabricación de armas nucleares u otros dispositivos explosivos nucleares, y que abarque también las existencias.
Señor Presidente:
El uso o amenaza de uso de armas nucleares, bajo cualquier circunstancia, es una violación del Derecho Internacional y un crimen de lesa humanidad. Deben detenerse los programas de modernización de los arsenales nucleares y eliminarse el papel de tales armas en las doctrinas militares y las políticas de seguridad. La única garantía absoluta contra el uso o la amenaza del empleo de armas nucleares es su total eliminación.
Para preservar la paz y en aras de la supervivencia de la humanidad, es nuestro deber garantizar que las armas nucleares no sean utilizados de nuevo bajo ninguna circunstancia. Los miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), fortalecida con su proclamación formal como Zona de Paz, estamos firmemente comprometidos con el desarme nuclear como objetivo prioritario.
Las múltiples actividades llevadas a cabo en el planeta cada 26 de septiembre “Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares”, demuestran el fuerte apoyo internacional al desarme nuclear. Hacemos un llamado a todos los miembros de la Conferencia de Desarme para que trabajemos de conjunto, de manera constructiva, por la adopción de acuerdos trascendentales de desarme nuclear en la Conferencia Internacional de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el Desarme Nuclear, que tendrá lugar a más tardar en el 2018.
Concluyo reiterando las palabras del líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, al alertar sobre los peligros de una conflagración nuclear y cito:
“Ninguna otra época de la historia humana guarda parecido con ésta. Con seguridad, si tales riesgos no se comprenden por los que toman decisiones desde las alturas del inmenso poder que la ciencia y la tecnología han puesto en sus manos, la próxima contienda mundial será la última”.
Muchas gracias.
Categorías: Asuntos multilateralesONU – GinebraConferencia de Desarme

El agua no se le niega a nadie

mujer tomando agua en pomoAguacalderodando  aguasacando   agua

ViviLnk
ViviLnk

Escrito por Vladia Rubio/CubaSí

El agua no se le niega a nadie
Antes era usual que las abuelas sentenciaran: «el agua no se le niega a nadie». Ahora tampoco se le niega, pero tiene que comprarla.
De un tiempo a esta parte, tomarse un vaso de agua fuera de casa se ha convertido en un problema.
Quienes tienen 40 años o más, podrán recordar lo normal que era ir caminando, sentir sed y acercarse al establecimiento gastronómico más cercano para pedirle al dependiente un vasito de agua. Si era de los más solidarios, pues hasta te la daba fría; los que no, abrían la llave y te entregaban un vaso de agua bomba, pero que de todas formas servía para mitigar el sofoco.
Ahora, con la proliferación de los negocios de expendio de alimentos por cuenta propia, las cosas han cambiado, y también en los que son por cuenta del estado.

Tomarse un vaso de agua en las calles cubanas puede convertirse en un problema.

Una amiga que tiene una amiga que trabaja en una de esas cafeterías-puerta-calle, me cuenta que la muchacha le dijo que el dueño tiene prohibido regalar agua «porque si no, no te compran el refresco o el jugo».
Además, el agua que se sirve en esas instalaciones debe ser hervida y clorada, y no todo el mundo dispone del llamado «gas de la calle» (manufacturado) para garantizarlo; entonces, deciden responder con una negativa al cubano que les pide refrescar la garganta.
El que quiera agua, apunta mi interlocutora, tiene que comprarla en pomitos plásticos que cuestan diez pesos.
Sí, el agua tiene que ser hervida, clorada, por el cólera y para en general proteger la salud, pero eso no es motivo para negarla.

Bucear, y no entre corales
Casi se ha vuelto una estampa familiar, y lamentable, la de personas que hunden el brazo en los contenedores de basura buscando pomos plásticos.
Luego de pescarlos, los van apilando en sacos que llevan al hombro o en una carretilla.
«¿Y a dónde van? ¿Acaso se van», como reza la canción del trovador? No es afán coleccionista el que mueve a estos buzos. Esos mismos pomos de respectivamente 500 y 1500 mililitros, son los mismos que en no pocos casos llegan a nuestras manos conteniendo yogurt, jugo y muy diferentes líquidos para el consumo; entre ellos, claro está, el ag
Esos pomitos llenos de agua que venden por ahí, ¿de dónde salieron, cómo los higienizaron, qué agua
contienen?

Y sin ninguna garantía de higiene, son también los mismos que vemos vender en calles, terminales de trenes y ómnibus, en la playa, en la costa… Donde quiera que haya calor y mucha gente, habrá alguien sediento.
Que Regalado no descanse en paz
-¿Usted puede regalarme un vasito de agua, mi tía?
-Yo no soy tu tía, mi’jo, y Regalado se murió hace rato.
Este intercambio lo escuché en la concurrida y capitalina calle Obispo, bajo un sol que rajaba los adoquines; pero, con variaciones, puede encontrársele en muchas otras latitudes de esta Isla.
Me vino al recuerdo cierta oportunidad en que, junto a otros colegas y en funciones de trabajo, andábamos extraviados por Santiago de Cuba, arriba y abajo por la calle Padre Pico, que en aquel mediodía era como subir y bajar la santísima Sierra Maestra.

Qué hubiera sido de nosotros sin la solidaridad de aquellos santiagueros, quienes, en cada portal donde parábamos para preguntar, nos ofrecían agua fría y hasta café, sin conocernos, pero como si fuéramos parientes de toda la vida. Regalado andaba entonces vivito y coleando.
Más allá del regalo, del favor, no he podido averiguar si, al menos en los restaurantes y cafeterías estatales, es un deber ponerte el vaso de agua fría sin que lo pidas y como parte del servicio, como siempre había sido.
Porque ahora, lo mismo en el restaurante más lujoso que en el cafetín, te dicen que si quieres agua, tienes que comprar «la de pomito». Y esa no cuesta diez pesos, se paga en cuc y vale más que un café. Por lo regular, este suele costar 50 centavos y el pomito de agua, 70. No todo el mundo puede pagar 70 centavos de cuc por 500 mililitros de agua.
El agua, elemento consustancial a la vida, ha tenido en diferentes culturas y religiones hasta connotaciones simbólicas y también sagradas. En la cultura oriental, por ejemplo, se le considera sustancia originaria de todo lo existente: «el huevo del mundo se incuba en la superficie de las aguas», apuntan textos hindúes. Purificarse en las aguas del Ganges es una escena usual en esa parte del mundo.

El agua, además de imprescindible para el organismo humano, tiene significación purificadora en muchas culturas.

Y en la Biblia, el agua se considera también elemento primigenio de toda la creación. En el principio, «el espíritu aleteaba sobre las aguas» (Génesis 1,2). Sin agua no hay bautizo cristiano. «Dad de beber al sediento», incluye la Biblia entre las obras de misericordia.

Si un favor se le hace a un perro, ¿cómo no hacérselo a un humano, a un coterráneo?

Pero, creyentes o no, ya no es usual dar de beber al sediento, si no hay dinerito de por medio. Se atraganta uno, de espanto más que de sed.

Obama en Cuba: ¿Hereje o hablante de la “lengua franca”?

IroelObama en 1 MARZO, 2016 DE IROEL SÁNCHEZ

Por estos días Cuba recibe muchas visitas de ciudadanos estadounidenses. Y es que luego del 17 de diciembre de 2014 ha pasado a ser moda lo que antes fue herejía. Pero es bueno recordar algunos herejes que se atrevieron a poner sus pies en Cuba en plena administración de George W. Bush y su “guerra contra el terror”, que hizo enabolar en Miami la consigna “Iraq Now, Cuba after” e inscribió la Isla caribeña en el llamado “eje del mal” y los “oscuros rincones del mundo” que Washington debía poner en orden.
Noam Chomsky y Gore Vidal están tal vez entre los más herejes de todos los herejes que se atrevieron a visitarnos. Considerados por muchos los más agudos intelectuales norteamericanos de las últimas décadas, personas bien informadas, con gran curiosidad intelectual y muy críticos con los medios de comunicación de su país, tanto Chomsky como Vidal, sin embargo, no dejaron de asombrarse con una realidad tan distorsionada en su país y lo reconocieron en el contacto abierto con cubanos muy diversos.
Noam Chomsky visitó La Habana en 2003. El lingüista y politólogo estadounidense asistió invitado a un congreso de la Conferencia Latinoamericana de Ciencias Sociales, efectuado en la capital cubana, donde se debatió con absoluta libertad académica una gran diversidad de temas. El entonces Presidente cubano, Fidel Castro, escuchó atentamente su conferencia magistral e intercambió amistosamente con él.
Pero Chomsky no limitó su actividad en Cuba al mundo académico. Recorrió uno de los barrios más humildes de La Habana, el de Pogolotti en Marianao. Allí, caminando por las calles y comiéndose una pizza que compró a un vendedor callejero, se interesó en cómo funciona la democracia cubana en las bases, cómo son elegidos los delegados del Poder Popular y preguntó a la Presidenta del Consejo Popular de Pogolotti cómo trabaja y a qué se dedica esa instancia. Allí mismo, el intelectual estadounidense visitó el Centro Martin Luther King, que sostiene hace décadas un amplio intercambio con iglesias y líderes religiosos estadounidenses, encabezado por el pastor bautista Raúl Suárez.
En una plaza de La Habana Vieja, donde todos lo sábados se presentan libros de diversas temáticas ante un público que asiste libremente, Noam Chomsky presentó un título de su autoría publicado en Cuba. Concluida la presentación, hubo tiempo para que personas del público hicieran preguntas o comentaran a través del audio ubicado en el lugar; el primero en preguntar fue el escritor cubano Jaime Sarusky, quien intercambió con Chomsky, considerado entre los diez intelectuales más importantes del mundo, acerca de su exclusión de los grandes medios de comunicación de su país, incluyendo The New York Times.
Minutos después de terminar ese encuentro, mientras dialogaba con los editores de la revista cultural La Jiribilla, Chomsky se asombró de cómo estos, con un ancho de banda mínimo, le mostraban que ya habían subido a Internet la cobertura gráfica y escrita de la presentación de su libro.
Tres años después llegó a Cuba Gore Vidal. En el mismo aeropuerto, balletómano empedernido, lo primero que hizo fue preguntar por Alicia Alonso, y lo segundo, declararse sorprendido por la “tecnología”-grabadoras y cámaras de televisión- de los periodistas cubanos que lo esperaban en la terminal aérea.
Vidal visitó varias universidades cubanas donde intercambió con profesores y estudiantes, incluyendo alumnos norteamericanos de la Esuela Latinoamericana de Medicina. En la Casa de las Américas sostuvo un prolongado diálogo con más de cien intelectuales cubanos, en su silla de ruedas recorrió La Habana Vieja y asistió admirado a una clase en la Escuela Nacional de Ballet, impartida por el maestro Fernando Alonso, además de escuchar de la boca de Rogelio Martínez Furé, y con la escenificación del Conjunto Folclórico Nacional, un recorrido por las expresiones de la cultura cubana desde sus raíces hasta nuestros días. Interrogado por la periodista Rosa Miriam Elizalde sobre si era “Cuba la Isla satánica que la prensa y los políticos muestran a los norteamericanos”, Vidal respondió:
“¿Estás loca? ¡No! Nos dicen siempre que los cubanos detestan estar aquí. Que todos se mueren de hambre. Sacan esos cuentos que dicen que los hospitales son terribles y que nadie acude a ellos. Que los cubanos que se enferman van a la clínica Mayo en Estados Unidos. No hay mentira que nuestro gobierno no nos cuente cuando habla de Cuba. En Estados Unidos, la mentira es la lengua franca de la nación.”
El cineasta Saúl Landau, quien lo acompañó en su visita,escribió a propósito del homenaje que rindiera durante esos días a Vidal la Universidad de La Habana, donde parte del público acudió con ejemplares de su novelaBurr, publicada en Cuba, para que el escritor los autografiara:
“La nostalgia se convirtió en celebración en el Aula Magna de la Universidad de La Habana. El Rector honró a Vidal con una placa por el 270 aniversario de la Universidad. Pensé que debía haber recibido honores como ese en Estados Unidos por sus 25 novelas, numerosas piezas teatrales, guiones cinematográficos, libros de ensayo y de historia, con lo que ha contribuido a nuestra cultura literaria. Es más, él es parte del tesoro nacional de EEUU. Qué irónico –y quizás justo– que un gran historiador y hombre de paz (y de la ironía) reciba respeto en Cuba, mientras que The New York Times ha ignorado o minimizado su obra –o se la ha ofrecido a críticos que no se la merecen. ¿Ironía? Sin embargo, el Times sí promueve la dudosa guerra de Bush al situar las fantasías de la reportera Judith Millar (armas iraquíes de destrucción masiva) en su primera página.”
Ahora que Barack Obama visitará Cuba, The New York Times –el mismo periódico que ignora a Chomsky y atacara a Vidal– le pide a Obama en un editorial que presione al Presidente cubano, Raúl Castro, para que Cuba deje de ser la que admiraron esas dos lumbreras de la intelectualidad estadounidense y se parezca al tipo de sociedad violenta, minada por el narcotráfico y empobrecida, que EEUU ha impuesto en todos los países de su más cercano Sur y que son precisamente los del entorno cubano.
Sería lamentable que lejos de mirar de modo desprejuiciado a los cubanos, como han hecho varios de los líderes occidentales que han visitado La Habana recientemente, entre ellos el Primer Ministro de Italia y el Presidente de Francia, y apreciar con humildad cómo este “gran pueblo”, según palabras del Papa Francisco, ha obtenido indicadores sociales que son envidiables en la propia capital estadounidense, Barack Obama limite las pocas horas que estará aquí a reproducir estereotipos como los denunciados por Vidal que muchos estadounidenses, cumpliendo con su nueva política de pueblo a pueblo, juzgarán como construcciones propagandísticas que se derrumban ante una realidad mucho más rica y compleja.
Obama ha anunciado en un mensaje sobre su visita a Cuba que, además de entrevistarse con el Presidente cubano, tendrá:
“reuniones con miembros de la sociedad civil cubana: hombres y mujeres valientes quienes le dan voz a las aspiraciones del pueblo cubano. Me reuniré con emprendedores cubanos para aprender como los podemos ayudar a montar nuevas empresas. Y hablaré directamente con el pueblo cubano sobre los valores que compartimos y como podemos ser socios mientras que trabajamos para el futuro que quieren.”
Con la frase “hombres y mujeres valientes que dan voz a las aspiraciones del pueblo cubano” Obama se refiere a personas pagadas y entrenadas por EEUU para cambiar el régimen en Cuba que el máximo representante diplomático de Washington en La Habana en 2009 describía de la siguiente manera:
“Pese a sus afirmaciones de que representan a “miles de cubanos”, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo, al menos desde nuestra óptica, limitada, en la Habana
“Cuando cuestionamos a los líderes disidentes sobre sus programas, no vemos plataformas diseñadas para llegar a amplios sectores de la sociedad cubana, sino que más bien dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día de los principales organizadores y sus seguidores claves
“Si bien la búsqueda de recursos es su principal preocupación, la segunda más importante parece ser limitar o marginar las actividades de sus antiguos aliados de manera de reservarse el poder y el acceso a los escasos recursos”
Realmente, la postura de esas personas con la visita a Obama es muy difícil, diríamos de perder perder. Si Obama no los ve, pierden porque los ignora, y si los ve, confirmará la denuncia cubana sobre su carácter de instrumento de la política de EEUU.
“Emprendedores” llaman Washington y los medios norteamericanos al sector cuentapropista cubano que EEUU aspira a convertir en quinta columna para su cambio de régimen en la Isla y que las transformaciones impulsadas por el Partido Comunista de Cuba ven como un complemento necesario al sistema socialista cuyaConstitución proclama en su artículo 11 que “las relaciones económicas, diplomáticas y políticas con cualquier otro Estado no podrán ser jamás negociadas bajo agresión, amenaza o coerción de una potencia extranjera”.
El gobierno cubano ha dicho que, como cualquier visitante a la Isla, Obama podrá reunirse y hablar con quien desee en Cuba y ve en la presencia del Presidente estadounidense una oportunidad para impulsar las posibilidades que pueden abrirse si el inquilino de la Casa Blanca adopta decisiones más amplias para aliviar el bloqueo, mucho más allá de las que a cuentagotas ha venido anunciando su gobierno después del 17D y que han dejado intacto el impacto de las sanciones de más cincuenta años en la vida del pueblo cubano.
Gore Vidal no vivió para ver la nueva etapa de relaciones entre Estados Unidos y Cuba pero Chomsky sí ha sido testigo de lo que según él
“en los Estados Unidos, se lo describe como un esfuerzo noble y heroico de ayudar a Cuba a escapar de su aislamiento y unirse a la comunidad internacional, y avanzar hacia la democracia y la libertad. La verdad es que es casi exactamente lo contrario. Fueron los Estados Unidos los que estaban aislados, cada vez más.”
Por sus declaraciones dos días después del 17D – “el sentido que tiene normalizar las relaciones es que nos brinda más oportunidad de ejercer influencia sobre ese gobierno que si no lo hiciéramos. (…) Pero lo cierto es que vamos a estar en mejores condiciones, creo, de realmente ejercer alguna influencia, y quizás entonces utilizar tanto zanahorias como palos” –pareciera que el primer Presidente afroamericano de EEUU está más cerca de las solicitudes del Times que de las visiones de dos de los más grandes intelectuales que ha tenido su país. Aunque tal vez Obama nunca reconocerá -como sí hizo Vidal al hablar con un periodista cubano- que “ha sido reconfortante ver a un país que hace bien las cosas, como debiera ser, mientras que mi país está haciendo mal las cosas”, muchos albergamos la esperanza de que su visita quizás ayude a que otros vean lo que el no sea capaz de ver. Cuba: ¿Hereje o hablante de la “lengua franca”?