Aracelio Iglesias, líder sindical portuario de altos quilates.

Aracelio

Nacido el 22 de junio de 1901, en Consolación del Sur , provincia de Pinar del Rio , Aracelio Iglesias queda huérfano de padre y madre a los 13 años , trasladándose a la Habana. Fijo su residencia en Regla y comienza a trabajar como bracero en los muelles del Puerto de la Habana. Es aquí donde comienza a forjarse como revolucionario al estar en contacto con las duras condiciones de vida y de trabajo del sector obrero, hasta que en 1931 se integra al Partido Comunista de Cuba.
Al declararse la huelga de 1933 contra la tiranía de Gerardo Machado, Aracelio fue uno de sus organizadores en el sector portuario. Por su talla de dirigente proletario fue encarcelado por tres años en el otrora Presidio Modelo de la entonces Isla de Pinos, hoy Municipio Especial de la Isla de la Juventud.
Entre sus acciones en aquellos años de duro bregar sindical se destaca su enfrentamiento con las empresas yanquis Flota Baliner Word Lines, además de encausar las protestas de los obreros contra el Plan Trimestral.
En 1938 asume el cargo de financiero del Sindicato de Estibadores y Jornaleros de la rada habanera. Un año después es electo Secretario General , durante su liderazgo se ,logro implantar la lista rotativa en el puerto lo cual daba oportunidad de trabajo para todos los estibadores , al declararse el puerto habanero , como única rada , durante la Segunda Guerra Mundial , se alcanza el establecimiento del subsidio por paro portuario , protegiendo de esta forma a los obreros del interior del país , y cuando se introducen en el puerto los ferries y seatrains , innovación que significaba reducción de la fuerza de trabajo , Aracelio consigue que se apruebe una reglamentación que establezca una proporción entre la carga , el número de trabajadores necesarios y los jornales , para evitar despidos masivos. Además es este periodo se incremento los salarios, el pago del descanso retribuido y la semana de 44 horas con pago de 48.
Fue entonces catalogado por la Prensa Yanqui, como el Zar Rojo del Puerto de la Habana. Por ello, con órdenes desde los EE UU, el gobierno de Carlos Prio Socarras ordeno su asesinato y cae abatido por balas asesinas el 17 de octubre de 1948 en la sede del Sindicato de Obreros Portuarios. Perdía el Movimiento sindical cubano un líder de altos quilates, y el Partido Comunista de Cuba un militante de primera línea. José Martí sentencio ¨¨…La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida….¨