Otorgan a Fidel y Raúl medalla de la Misión de Puerto Rico

fidel-castro-raul-castro-fidel-ernesto-vasquez2-300x177

fidel-castro-raul-castro-fidel-ernesto-vasquezLa medalla por el aniversario 50 de la Mi­sión de Puerto Rico en Cuba fue concedida a Fidel, Raúl y el Partido Comunista de Cu­ba por su compromiso y lucha a favor de la independencia borinqueña.
En acto celebrado este miércoles, también se les otorgó esa distinción al Instituto Cu­bano de Amistad con los Pueblos (ICAP), la Or­ganización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (Ospaaal), y la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (Oclae).
Wilma Reverón, copresidenta del Movimiento Independentista Hostosiano, afirmó que la hermandad cubano-puertorriqueña tiene sus antecedentes en Martí y Betances, y destacó las múltiples coincidencias de ambos pueblos.
Durante la jornada, Fernando González Llort, Héroe de la República de Cuba y vicepresidente del ICAP, reafirmó, en nombre de esa institución, que los cubanos seguiremos com­prometidos con Puerto Rico en su lucha por la autodeterminación.
Durante la celebración efectuada en el ICAP trascendió que la misión se ha convertido en una trinchera de lucha, de unidad y de culto a los padres fundadores de ambas patrias.
El acto estuvo presidido por José Ramón Balaguer, miembro del Secretariado y jefe del Departamento de Relaciones Interna­cio­nales del Comité Central del PCC; Kenia Serrano, presidenta del ICAP; y Edwin Gon­zález, delegado de la Misión de Puerto Rico en Cuba.
Asimismo, se encontraba presente Clarissa López, hija del preso político puertorriqueño Oscar López Rivera, encarcelado desde hace 35 años en Estados Unidos por sus ideales emancipadores.
El cantante boricua Andy Montañez, el tresero Pancho Amat y la Academia de Canto Mariana de Gonich, unieron sentimiento y corazón, y sellaron la hermandad entre los pueblos de Cuba y Puerto Rico.
Fuente: Granma/Radio Reloj

Fidel, el más grande promotor cultural de la Revolución

Intelectuales

Palabras a los intelectuales, histórico discurso pronunciado hace 55 años por nuestro Comandante en Jefe, marcó un momento cumbre de la historia de la cultura patria
Autor: Madeleine Sautié | madeleine@granma.cu
30 de junio de 2016 23:06:34
De izquierda a derecha, Eldys Baratute, del secretariado nacional de la Uneac; Lilian Mendoza, presidenta de la Brigada de Instructores de Arte; Miguel Barnet, presidente de la Uneac, y Eduardo Torres Cuevas, director de la Biblioteca Nacional. Foto: Jose M. Correa
La misma sala de la Biblioteca Nacional José Martí, donde fueron pronunciadas por el Comandante en Jefe Fidel Castro, el 30 de junio de 1961, las Palabras a los intelectuales, volvió a reunir ayer, 55 años después, a algunos de los entonces descollantes escritores y artistas cubanos. A esta celebración, que marca un momento cumbre de la historia de la cultura patria, se sumaron crea­dores de las actuales generaciones.
Con particular énfasis en la figura de Armando Hart Dávalos, actual presidente de la Sociedad Cultural José Martí, y uno de los más importantes gestores de la política cultural revolucionaria, las palabras introductorias de la velada, a cargo de la locutora Rosalía Arnáez, destacaron además la presencia en el acto de Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Mi­nistros; Julián Gon­zález, ministro de Cultura; Ignacio Ramo­net, destacado periodista es­pañol, entre otros directivos de instituciones culturales y Premios Na­cionales de diferentes áreas del mun­do artístico.
Una mesa integrada por Eduar­do Torres Cuevas, director de la Bi­blioteca Nacional; Miguel Barnet, presidente de la Uneac; Eldys Ba­ratute, del secretariado nacional de la Uneac, y Lilian Mendoza, presidenta de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, departieron desde diversos ángulos la significación y validez del documento, que más que una alocución vertical fuera un previo diálogo donde quedaran establecidos los principios por los que se regiría la política cultural de la naciente Revolución Cubana.
Torres Cuevas recordó la esencia de aquel discurso en el que quedaban esbozados los retos que debía asumir la intelectualidad en una so­ciedad en la que se planteaba una profunda transformación y resaltó que aquel acto se convirtió en un cuerpo permanente de ideas, que ha sufrido profundizaciones y redefiniciones siempre fieles a la esencia de aquel extraordinario movimiento nacido del debate, donde se asentaron estrategias puestas en marcha durante estas décadas.
Baratute, joven médico devenido promotor cultural, centró su intervención en el orgullo y certeza de que se entregaba ahora a una de las más nobles causas al reorientar su desempeño social al trabajo con la cultura. Sobre el líder de la Re­vo­lución destacó que ha sido el promotor cultural del arte en función de todos y que soñó un país desde la cultura y para ella.
Mientras, la joven Mendoza, a la altura de sus 23 años, expresó que pertenecer a esta generación y a este grupo de instructores que llevan el arte a la vida de cada estudiante cu­bano, significa un compromiso y que entre los efectos que esas palabras aún tienen está apostar por la preservación de lo conquistado y por la defensa permanente de la cubanía.
Barnet, cuyas palabras anecdóticas cerraron el panel, remarcaron la grandeza del Comandante en Jefe, quien inmerso en un complejo escenario político de intentos de desestabilización de la Revolución triunfante, se detuvo a hablar con los escritores y artistas porque le preocupaba lo que iba a pasar con el arte.
Siendo el más joven de los intelectuales presentes entonces allí —dijo Barnet— había apreciado la talla del líder y comprendido que la Re­vo­lución era más grande que nosotros mismos. Destacó entre las frases medulares que aprendió que defender la Revolución es defender la cultura, y rememoró los empeños de Fidel por sumar siempre todo aquello que pudiera engrandecerla. Co­mo una de las divisas primordiales aprendidas del Comandante en Jefe consideró su valentía ilimitada, esen­cial para asumir los cambios que tendrían lugar a partir de entonces. “Fidel nos enseñó a perder el mie­do”, concluyó

Jóvenes inspirados tras la huella de Fidel Castro recorren la Habana

PHOTO_20160629_173908Jovenes

El Destacamento de 90 jóvenes Inspirados en Fidel recorrieron lugares históricos y proyectos comunitarios en la Habana. Los columnistas visitaron el Museo de la Revolución ,escenario de grandes acontecimientos como el asalto al otrora Palacio Presidencial por el Directorio Revolucionario para ajusticiar dictador Fulgencio Batista , el 13 de marzo de 1957 , y la fundación de los Comités de Defensa de la Revolución , CDR , el 28 de septiembre de 1960.
En el periplo por la capital , los jóvenes recorrieron el Museo Nacional 28 de Septiembre , y el Proyecto Comunitario del artista de la plástica Fuster , en la localidad de Jaimanitas.
El destacamento juvenil Inspirados en Fidel , es una iniciativa de los CDR , sus integrantes procedentes de todas las provincias del país y el Municipio Especial Isla de la Juventud , tendrán el honor de recorrer importantes sitios en la isla que atesoran la impronta y la presencia de Fidel Castro Ruz hasta concluir el 13 de agosto , en Biran tierra natal del Líder Histórico de la Revolución Cubana .

Moncadistas recorren centros de interés en la Habana

bandera

Combatientes del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes , y expedicionarios del yate Granma ,realizan visita a centros de interés económico social e históricos en la Habana.
En el hospital Julito Díaz , de referencia nacional la doctora Nefran Valdez Morales , directora del centro explico a los visitantes que la instalación asistentencial cuenta con 320 camas ,dotada además de una tecnología de punta , donde se atienden a pacientes de todo el país.
Los combatientes de la Revolución Cubana a petición de los trabajadores destacaron las cualidades revolucionarias de Julito Díaz ,asaltante al cuartel Moncada y expedicionario del yate Granma caído en combate en la Sierra Maestra durante la Guerra de Liberación Nacional del pueblo de Cuba contra la dictadura proimperialista de Fulgencio Batista .
En el Zoológico Nacional, se produjo un intercambio entre los combatientes y los trabajadores. Tras recorrer la Pradera Africana y el foso de los leones, el general de brigada de la reserva Miguel Abut Soto, director del centro explico a Moncadistas y expedicionarios del Granma los servicios que allí se prestan

Una ofrenda floral ante el monumento a la Heroína de la Sierra y el Llano Celia Sánchez Manduley en el parque Lenin colocaron los combatientes revolucionarios. Para este viernes como culminación de su periplo por la capital está previsto un encuentro con los jóvenes en la Fragua Martiana, así como con la máxima dirección del Partido Comunista de Cuba en la ciudad.