El Comandante en Jefe y su inquebrantable fe en la victoria

f0075645

A seis décadas del reencuentro de las tropas rebeldes comandadas por Fidel y Raúl, fue resaltada la inquebrantable fe en la victoria del líder de la Revolución Cubana
Autor: Darelia Díaz Borrero | internet@granma.cu
18 de diciembre de 2016 22:12:00
cinco palmas
Foto: Rafael Martínez
CINCO PALMAS, Granma.—Cinco Pal­mas volvió a teñirse de patriotismo y compromiso. Justo en este altar sagrado de la Patria donde se renovó la esperanza en el triunfo y el cual sirvió de puente hacia la libertad definitiva, se aseguró, este domingo, que el Co­mandante en Jefe Fidel Castro Ruz continuará desde la eternidad trazando los destinos de la nación.
A seis décadas del reencuentro de las tropas rebeldes comandadas por Fidel y Raúl, fue resaltada la inquebrantable fe en la victoria del líder de la Revolución Cubana.
Presidida por los Comandantes de la Re­volución Ramiro Valdés Menéndez y Guillermo García Frías, la ceremonia de recordación tuvo lugar en el escenario del suceso, ubicado a casi 30 kilómetros de la cabecera del municipio granmense de Me­dia Luna.
En la ocasión Valdés Menéndez, uno de los 82 expedicionarios del yate Granma y protagonista de la última etapa de lucha por la liberación definitiva, recordó que después de la separación forzada en Alegría de Pío, tuvieron que vencer la persecución enemiga y el desconocimiento del terreno que les propiciaron verdaderas odiseas, incluida la pérdida de 21 compañeros y la captura de otro grupo.
Aunque la situación se tornó cada vez más difícil, renunciar a la lucha nunca fue una opción; esa tenacidad, sumada a la ayuda recibida por los campesinos de la zo­na, entre ellos Guillermo García Frías, posibilitó que 13 días después, las tropas co­mandadas por Fidel y Raúl se reencontrarán en la finca de Mongo Pérez, en Cinco Pal­mas, destacó.
Al recibir al grupo de Raúl, dijo, y tras el abrazo estremecedor entre los hermanos, el Comandante en Jefe se percató que aquellos hombres traían balas y armas, y exclamó emocionado: «¡Ahora sí ganamos la guerra!»
Cinco palmas es por muchas razones un altar al optimismo revolucionario y a la fe en la victoria, resaltó.
El joven Ale­jandro Hidalgo, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria en la casa de altos estudios de Ciencias Médicas de Granma, ratificó el compromiso de las nue­vas generaciones de cubanos con la impronta de los héroes y mártires, así como la disposición de los pinos nuevos de perpetuar en la práctica cotidiana el legado del Comandante en Jefe.
Entre canciones, poemas, danzas, y escenificaciones, también se rememoró el acontecimiento que marcó el rumbo de la Patria.
Estuvieron presentes también en el acto Jo­sé Ramón Balaguer Cabrera, miembro del se­cretariado del Comité Central del Partido, y los integrantes del Comité Central Federico Her­nández y Suselys Morfa, primer secretario del Partido en Granma y primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, en ese orden.