Una defensa poco digna.

madrid-alpha-66Por: Ileana González
Resulta paradójico que un terrorista como Antonio Tang Báez defienda a Harold Cárdenas Lema y se le permita publicar en el blog La Joven Cuba.
Antonio Tang Báez es un contrarrevolucionario, vinculado a la organización terrorista Alfha 66, fue su representante en Canadá, recibió entrenamiento en los Everglades para la realización de actividades terroristas. se le define como un hombre partidario de acciones violentas.
Alpha-66 fue fundada en 1962 por Antonio Veciana Blanch agente de la CIA , en Puerto Rico, está integrada por terroristas de origen cubano, nace y se desarrolla auspiciada por dicho organismo de espionaje y subversión.
Durante el secuestro del niño cubano Elián González Brotóns en Estados Unidos, Andrés Nazario Sargént, su histórico cabecilla desde 1968 y sus seguidores, participaron en manifestaciones contrarrevolucionarias contra la sede de Cuba en Washington y la Misión Cubana en Nueva York y jugaron un activo papel en la vigilancia de la casa de la Pequeña Habana donde lo mantenían secuestrado.
Documentos de la policía de Miami le signan como “Una de las más peligrosas organizaciones y de las más activas”, entre los grupos contrarrevolucionarios que allí tienen sede.
Algunas actividades de Antonio Tang Báez.
En 1985 participó en el diseño de un plan de atentado contra el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
El 14 de julio de 1985 el diario Journal de Montreal en un artículo del periodista Michel Rousseau, lo vincula a las actividades de Alpha-66 contra el turismo canadiense.
Colaboró con el diario Las Américas, una dependencia de la CIA.
El 17 de febrero del 2001 fue detenido en Cuba Elizardo San Pedro Marín, quien por orientaciones de Antonio Tang Báez, había realizado amenazas a un embajador latinoamericano en Cuba y a representantes de agencias de prensa.
Este terrorista expresó en un comentario sobre el artículo publicado en La Joven Cuba, titulado “La economía mundial en un gráfico”https://jovencuba.com/2015/08/10/la-economia-mundial-en-un-grafico/
“me siento orgulloso de todo lo que he hecho en mi vida”.
Con este historial LJC le publicó (fotos incluidas de él y su esposa) el 19 de marzo del 2011 un artículo titulado “Fidel”, https://jovencuba.com/cartas-a-ljc-2/politica/%C2%A1fidel/ en el expone: Cuba, a diferencia de otros países del otrora “campo socialista”, nunca se dirigió en estos 53 años de manera colegiada, ni el partido en si genero ideas propias, solo fue la “caja de resonancia” de las instrucciones, ideas y deseos del máximo líder. “Desde los fracasados planes económicos (todos), las alianzas políticas, las guerras africanas hasta el apoyo a grupos subversivos, salieron siempre de su cerebro”.
Y como colofón a esta inexplicable paradoja  Antonio Tang Báez sale a defender a Harold, en el contexto del debate en que este se encuentra envuelto, véanse los comentarios 9 y 21 del artículo “La lucha política”https://jovencuba.com/2017/02/06/la-lucha-politica/ , publicado en LJC, en el primero dice “estoy haciendo un acto de “heroismo” para no cogerme esta batallita cibernetica “pa’ mi”. ¿Hace falta más?.

La histórica entrevista de Matthews a Fidel Castro

La Habana (PL) Una gran noticia del periodista estadounidense Herbert L. Matthews recorrió la prensa internacional hace 60 años, Fidel Castro, oficialmente muerto por el régimen batistiano, operaba en la Sierra Maestra con su destacamento guerrillero.
El 17 de febrero de 1957, Matthews, del diario New York Times, entrevistó a Fidel Castro, lo cual sirvió para confirmar que estaba vivo y que el foco guerrillero continuaba operando en la zona montañosa oriental después de sobrevivir, tras el desembarco de la expedición del
Yate Granma, el 2 de diciembre de 1956.
El entonces Ministro de Defensa, Santiago Verdeja, calificó la entrevista de una patraña y retó a que se publicara la foto; y el general Martín Díaz Tamayo dijo a la prensa que se trataba de un cuento por la imposibilidad de cruzar las líneas militares.
El artículo inicial de Matthews apareció en la primera plana de la edición dominical del New York Times, el 24 de febrero de ese año, y a continuación, el 25 y el 26, otros dos artículos de una evaluación general de la situación cubana, y el 28 la famosa foto.
De la mano de revolucionarios cubanos, su autor, Herbert L. Matthews (1910-1977), llegó a territorio rebelde y en la finca del campesino Epifanio Díaz se reunió con el líder revolucionario cubano.
Lograr que yo penetrara en la Sierra Maestra y entrevistara a Fidel Castro significó un riesgo terrible para docenas de hombres y mujeres en La Habana y en Oriente, afirmó.
El enfrentamiento a la censura oficial sobre los medios informativos cubanos y a las tergiversaciones foráneas constituyó para los combatientes del Ejército Rebelde algo tan importante desde el primer día como derrotar a las fuerzas armadas batistianas, entrenadas por asesores norteamericanos.
Tan necesario como sobrevivir y consolidar el foco guerrillero era dar a conocer a Cuba y al Mundo su existencia y así fueron llevados los primeros reporteros a la Sierra Maestra.
La prensa nacional y las agencias extranjeras radicadas en La Habana difundieron en diciembre de 1956 posiblemente una de las noticias más falsas salidas de sus redacciones: la muerte de Fidel Castro y de todos los expedicionarios del yate Granma.
Por aquellos días El Diario de la Marina, Tiempo, Alerta y otros periódicos titularon: Muerto Fidel Castro, afirma la United Press International; Muerto Fidel Castro cerca de Niquero, Fuerzas combinadas de la Marina y la Aviación realizan intensa búsqueda, Ocupan en una lista los
nombres de Fidel Castro y de Raúl Castro.
Reitera la UPI que Fidel Castro pereció junto con su Estado Mayor poco después de desembarcar cerca de Niquero y Apresado barco expedicionario, ignórase si venía en el Fidel Castro.
IMPACTO DE LA PRIMERA ENTREVISTA
La afirmación de Matthews: Fidel Castro, el líder rebelde de la juventud cubana, está vivo y peleando con éxito en la intrincada Sierra Maestra, en el extremo sur de la Isla, resultó irrebatible por la dictadura batistiana.
Esta es la primera noticia confirmada de que Fidel Castro está todavía vivo y todavía en Cuba, expresó.
Nadie fuera de la Sierra Maestra ha visto a Castro, con excepción de este reportero. Nadie en La Habana, ni aún en la Embajada de los Estados Unidos, con todos sus recursos para obtener informaciones, conocerá hasta la publicación de este reportaje que Fidel Castro está
realmente en las montañas orientales de Cuba.
Llevamos setenta y nueve días peleando y estamos más fuertes que nunca, dijo Fidel, quien narró detalladamente todo lo ocurrido desde el desembarco, escribió el famoso reportero y editorialista.
El Gobierno -comentó Fidel- está utilizando las armas suministradas por los Estados Unidos, no sólo en su contra, sino también contra todo el pueblo cubano.
Ellos tienen bazookas, morteros, ametralladoras, aviones y bombas -refirió–, pero nosotros estamos seguros en la Sierra; ellos tienen que venirnos a buscar.
La Revista Bohemia, de amplia difusión nacional, publicó el 17 de marzo dos páginas con fotos de Fidel y sus compañeros de la Sierra Maestra, las primeras conocidas en el país.
En la segunda quincena de abril fue realizado por el periodista Robert Taber y el camarógrafo Wendeil Hoffman un reportaje desde el Pico Turquino (mil 974 metros sobre el nivel del mar, el punto más alto de Cuba) y sus imágenes recorrieron el mundo.
Al año de la entrevista de Matthews habían desfilado otros reporteros por los campamentos rebeldes, incluso latinoamericanos.entrevista-Matthews-a-Fidel