Testigo y Perjudicado a la Vez

Me encontraba transitando  por el municipio  capitalino de  Centro Habana ,y  decidí  abordar un taxis  privado  en la esquina de Neptuno y Galiano ,a  seis  conductores   le  pregunte si iban  hasta Coppelia , todos sin excepción , me decían que no  incluso transitaban vacío .

Hasta  que por fin uno que  llevaba ya pasajes accedió. En el trayecto le pregunto al conductor de la extraña  postura de los   anteriores y me respondió es que no quieren  cobrar  5 pesos hasta Coppelia.

Sobre la decisiones  implementadas  por el  Consejo  de la Administración  Provincial en la capital  cubana en relación  con las tarifas de los taxistas privados conocido  como boteros  entre  los cubanos hay opiniones encontradas . Investigaciones practicadas por  quien escribe pude conocer que muchos de estos taxistas  tienen que entregar una recaudación diaria al  propietario original del  vehículo quien está sentado en su casa esperando la cuota pactada.

El  cumplimiento de las  disposiciones  legales en cualquier sistema   político es de estricto cumplimiento, no se puede permitir el caso   y el desorden.

Frente  a las  ansias desmedida de dinero y enriquecimiento descomunal vale recordar lo expresado  por el Aposto de la Independencia de Cuba  José Martí  ¨ La pobreza  pasa lo que no pasa es la deshonra.¨

Lo que  ha hecho el Consejo de la Administración en la Habana  no es más que defender los derechos del pueblo  ante la mezquindad, la falta de sensibilidad y humanismo que siempre ha trasmitido la Revolución   Cubana y muy especialmente  su líder  Fidel Castro  Ruz.

 

Por eso como testigo y  perjudicado llamo a la reflexión de un hecho que   repercute en la vida  cotidiana de los cubanos que  residimos en la Habana.

Lección para los cubanos, si en Cuba se produce una “transición”.

Por Arthur González.

Los que pregonan a los cuatro vientos que Cuba necesita una “transición pacífica hacia la democracia”, deben saber el futuro que les espera, pues todos los beneficios obtenidos después de 1959 serán eliminados de inmediato.

Así sucedió en los países de Europa del Este, donde profesionales altamente calificados se vieron sin empleo de un día para otro, teniendo que desempeñar trabajos de limpieza, de carteros y vender de alimentos ligeros en plena calle.

Ahora en un nuevo arranque de odio a todo lo que recuerde al socialismo, la actual primera ministra de Polonia, la conservadora Beata Szydlo, acaba de aprobar un proyecto de ley que, de aprobarse, despediría a todos los empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores contratados antes de que el sistema socialista se extinguiera en 1989.

Dando pruebas de lo que hacen los anticomunistas que proclaman “democracia”, “pluralidad de pensamiento” y “derechos humanos”, la actual gobernante polaca estableció, como una prioridad necesaria, eliminar de todos los altos puestos de trabajo en el Estado a aquellas personas cuyos estudios académicos se desarrollaron bajo el comunismo, como si la preparación profesional y experiencia acumulada no sirviera para nada, solo haber sido formados en el socialismo.

Así actúan los “demócratas” para atemorizar a la población y que les sirva de escarmiento a los que vivieron bajo el sistema socialista que permitió el crecimiento económico de Europa Oriental y altos niveles de vida, preparación profesional y una seguridad social muy superior a la que se enfrentan hoy.

No por gusto Estados Unidos se empeña en llevar a Polonia a los principales contrarrevolucionarios cubanos, con el propósito de que ganen en experiencia en el “Instituto Lech Walesa”, al recibir las conferencias que imparte el propio Walesa, quien trabajó bajo las órdenes y el financiamiento de los yanquis dentro del conocido Proyecto Democracia, impuesto por la administración de Ronald Reagan.

Entre los que han visitado dicho Instituto figuran Yoani Sánchez Cordero, Antonio Enrique González-Rodiles, Eliecer Ávila, Elizardo Sánchez-Santa Cruz, Berta Soler y otros de los calificados como “disidentes”, incluido el antichavista Leopoldo López, hoy detenido por aplicar las recetas del polaco con actividades callejeras que costaron varias vidas de ciudadanos venezolanos.

Quienes sueñan que Cuba caerá en brazos de Estados Unidos se equivocan una vez más, la historia está preñada de hechos históricos como el protagonizado por el General Antonio Maceo, durante la viril protesta en los Mangos de Baraguá, contra aquellos que capitularon ante la Metrópoli española, algo que la vida se encargó de demostrar el alto costo de aceptarla, sin alcanzar la independencia y la abolición de la esclavitud.

Si los cubanos de hoy quieren saber lo que les esperaría ante otra capitulación deshonrosa, solo deben leer con detenimiento la execrable “Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática cubanas” (Ley libertad 1996), conocida como Ley Helms-Burton, patrocinada por la mafia terrorista de Miami, encabezada por Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln Díaz-Balart, hijos de testaferros del dictador Fulgencio Batista, a la que sumaron Robert Bob Menéndez, Dan Burton, Jesse Helms y Robert G. Torricelli, entre otros.

En dicha Ley, aprobada para encadenar al pueblo cubano, se expresa sin el menor pudor el fortalecimiento de las sanciones internacionales contra Cuba, país que deberá pagar un alto precio por haber escogido soberanamente un camino sin el yugo de los Estados Unidos, dejando claramente el sentimiento de que para levantar la despiadada Guerra Económica impuesta por Washington desde 1962, la Isla deberá renunciar a ser libre e independiente.

Una vez derrocada la Revolución, la Guerra Económica continuaría hasta tanto el “Funcionario de Coordinación”, léase un procónsul yanqui, nombrado por el Presidente de los Estados Unidos, le informe que “en Cuba existe un gobierno plenamente democrático”, al estilo y forma que ellos desean; sean devueltas todas las propiedades nacionalizadas; se haya disuelto el actual Departamento de Seguridad del Estado del Ministerio del Interior de Cuba; incluidos los Comités de Defensa de la Revolución.

A eso debe sumársele la aceptación de múltiples partidos políticos, ninguno de ideología socialista y el compromiso de organizar elecciones “libres y justas” para un nuevo gobierno.

Precisamente, su error de casi 60 años es soñar que los cubanos olvidarán la historia de las tres intervenciones yanquis y los desmanes cometidos por los gobernantes corruptos y asesinos, bendecidos por La Casa Blanca.

Cuba escogió su propio destino y no habrá vuelta atrás. Los cambios internos son y serán dentro del sistema escogido libremente para hacer lo más adecuado a las necesidades y aspiraciones del pueblo, quien resiste unido la obcecada política agresiva de Estados Unidos, preñada de miles de actos terroristas, el espionaje y la subversión política., porque como aseguró José Martí:

“La libertad cuesta muy cara, y es necesario o resignarse a vivir sin ella o decidirse a comprarla por su precio”.

Sesionara Asamblea del Poder Popular en la Habana

Este viernes  y  sábado  tendrá  lugar la Décimo  Octava Sección  Ordinaria del XI Periodo de Mandato de la Asamblea Provincial del  Poder  Popular de la Habana.

En Conferencia de Prensa el secretario  del  órgano de Gobierno Francisco  Sánchez  Perdomo informo que  como particularidad en esta  reunión se retoma la rendición de cuentas de los órganos municipales proceso que no se realizaba hace  10 años.

La  Asamblea   Municipal  del Poder  Popular  del capitalino  municipio La Lisa rendirá cuenta de su gestión ante la Asamblea de la provincia. Su  presidente Adalberto González Arce, destaco  que el territorio  tras 10 años rendirá cuenta de su labor trabajando por la calidad de vida de los  pobladores.

La  Asamblea Provincial del  Poder Popular de la capital que sesionara en el centro de Convenciones Cojimar ,del municipio Habana  del  Este ,conocerá de la  valoración  de los  resultados de la atención a la  población  en el  año 2016 , y una información  sobre  los  resultados del Tercer Proceso de Rendición de Cuentas y la evaluación de los planteamientos.

 

Hoy el  objetivo principal del Gobierno en la Habana es revertir el estado de opinión de los electores sobre el papel del delegado y los órganos del Poder Popular.

Cuba otorgó mil becas para que miembros de las Farc y víctimas del conflicto puedan realizar estudios en medicina, como una nueva contribución al proceso de paz en ese país.

El embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce, hizo el ofrecimiento ante la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la implementación del Acuerdo Final de Paz (CSIVI), a la vez que se lo comunicó en Bogotá al miembro del Secretariado de las FARC-EP Iván Márquez y a los representantes del Gobierno ante la Comisión.
Ponce explicó que la distribución de las becas, a razón de 200 anuales durante 5 años -100 para las FARC-EP y 100 para el Ejecutivo Nacional- será una contribución de Cuba al proceso de implementación de los acuerdos de paz de la Habana y al postconflicto en Colombia.
Los estudiantes seleccionados para disponer de dichas becas comenzarían en el curso 2017-2018, de acuerdo con la propia fuente.
Las capacidades para estudiar la carrera de medicina en Cuba estarían destinadas a jóvenes desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y a desplazados y afectados por el conflicto armado interno, los que serán -estos últimos- escogidos por el gobierno.
La Embajada de la República de Cuba entregará al gobierno colombiano y a las FARC-EP un documento con los detalles del ofrecimiento, el cual está en proceso de preparación por las autoridades cubanas, afirmó el diplomático de la isla.
Cuba fungió como sede de los diálogos de paz entre la insurgencia y la administración del presidente Juan Manuel Santos por más de cuatro años, hasta el 2016, a la vez que -junto a Noruega- sirvió de país garante de las conversaciones bilaterales.
En su cuenta Twitter, Márquez destacó que esta contribución de Cuba al proceso de implementación del Acuerdo de La Habana y al postconficto en Colombia es un gesto puro de humanidad.
Al General de Ejército Raúl Castro (presidente de Cuba) nuestra gratitud por colmar a Colombia con su amor y solidaridad. Ayuda a la paz y nos ofrece médicos, agregó el comandante insurgente.