Rinden tributo en Colombia a Fidel Castro y Ernesto Che Guevara

Bogotá, 11 jun (PL) El Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba rindió tributo al líder histórico de la Revolución Fidel Castro y a Ernesto Che Guevara, en un encuentro de ese grupo de amistad que sesiona hoy en Barranquilla.

Esta cita de la dirección del movimiento en todo el territorio colombiano evalúa la agenda con el fin de preparar el XXV Encuentro Nacional, a celebrarse en la propia ciudad del 16 al 19 de noviembre venidero.

Delegados de importante ciudades del país como la propia Barranquilla, Medellín, Cali, Cartagena, Palmira, Bucaramanga y Bogotá, entre otros, compartieron conferencias brindadas en la convocatoria sobre le actualidad de la isla, a cargo de la segunda jefa de la Embajada de Cuba en Bogotá, Zulan Popa.

En ese segmento del intercambio intervino también Alexis Guerra, funcionario del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

Los delegados presentes en la Casa Caribe compartieron asimismo con el senador del Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda, quien agradeció el apoyo de Cuba para que se pudiera alcanzar el acuerdo de paz de Colombia.

Por su parte, Pedro Polo, Director de la Casa Caribe de Barranquilla y presidente pro témpore del Movimiento colombiano de solidaridad con Cuba, resaltó el hecho de que se le rindan homenajes allí a Fidel y al Che, quienes son dos figuras muy relevantes por su obra para la revolución latinoamericana y mundial.

En declaraciones a Prensa Latina, Polo afirmó que ambas figuras del movimiento revolucionario internacional siguen siendo inspiración y guía para todas las personas que en este planeta buscan un futuro mejor.

Por eso nosotros estamos muy orgullosos de compartir ese paradigma, sus ideas, lo que hace que estimule aún más nuestro trabajo de solidaridad con la isla, añadió Polo.

 

El Bandidismo, principio y Fin (Segunda Parte)

Mangosta

El mandatario estadounidense John F. Kennedy, tras el análisis de las causas de la derrota sufrida por la Brigada de Asalto 2506 en las arenas de la bahía de Cochinos, aprobó el documento denominado Programa de acciones encubiertas para debilitar al régimen de Castro, que recomendaba operaciones de apoyo a las bandas, las cuales se multiplicaron cuando a finales de noviembre, Washington puso en práctica la conocida Operación Mangosta.

Bajo  esta premisa en el Escambray comenzaron a reagruparse los bandidos dispersos, y tras constituir el Frente Norte de las Villas adoptaron una estructura  en grupos de nueve efectivos y crearon seis comandancias, que aportaban más  agilidad en sus desplazamientos y mejor acceso a  los suministros.

El 26 de noviembre del propio año 1961 la banda de Emilio Carretero ultimo al alfabetizador Manuel Ascunce, de solo 16  años, y al campesino Pedro Lantigua. Ante este crimen el Gobierno Revolucionario decreto la Ley 988 que establecía la pena máxima para lo que organizaban grupos armados y cometieran asesinatos con propósitos contrarrevolucionarios.

La muerte alevosa de Ascunce no fue un hecho aislado. Otros maestros y alfabetizadores, como Conrado Benítez(18 años) ,Pedro Miguel Morejón Quintana (20 ),Pedrito Blanco Gómez(13),Modesto Serrano Rodríguez(19),Tomas Hormiga(22) y Delfín Sen Cedre(25),por solo citar algunos ejemplos, resultaron víctimas de las salvajadas de los bandidos y engrosaron la lista de mártires de la campaña para levar la luz de la enseñanza a todo el país.

Para enfrentar a los alzados, las Fuerzas Armadas Revolucionarias organizaron grupos operativos que causaron numerosas bajas al enemigo, entre ellas la del cabecilla Osvaldo Ramírez (abril de 1962) .Con la creación del Ejercito del Centro, el 3 de julio siguiente –hace  55 años -, por el  comandante Juan Almeida de la Sección de Lucha Contra Bandidos (LCB), se imprimió mas efectividad a las operaciones. Esa jefatura la asumió el entonces comandante Raúl Menéndez Tomassevich.

Los batallones LCB cosecharon éxitos tras éxitos. La banda de  Tomas  San  Gil, jefe cabecilla en el Escambray, hallo su fin en el sumidero del rio Caracusey. En Matanzas, mediante la operación Piloto fueron capturados 19 bandidos y tres jefes de bandas. En Pinar del Rio (diciembre de 1963) se aprehendió a un peligroso grupo de alzados, en una operación dirigida por el capitán Eliseo  Reyes (San Luis) y ejecutada por un comando encabezado por el sargento Rene González Novales.

 

El fin

En la neutralización de las bandas de Maro Borges y Carretero (febrero y marzo de 1964), mediante la llamada Operación Trasbordo, desempeño un papel determinante el agente de la Seguridad Alberto Delgado, posteriormente asesinado por José León Jiménez (Cheito= y sus compinches –hecho histórico que recuerda en el filme El hombre de Maisinicu ,un  clásico del cine cubano. El cabecilla mencionado encontraría la muerte poco después en un cerco miliciano.

Ya para enero de 1965 fueron eliminados los grupos de  alzados en la zona Sagua-Corralillo y en Pinar del Rio, en Matanzas cayo el último grupo el 22 de  enero, y el 5 de julio, en  Las Villas, fue liquidada la banda de Martínez   Andrade, la última que quedaba en territorio nacional.

La serie de ficción La otra guerra, que se proyecta actualmente en la televisión nacional, recrea pasajes de la legendaria lucha contra bandidos que culminara victoria en aquella fecha. (Continuara)