Crisis de Octubre: Fidel Castro estadista y estratega diplomático

21/10/2017
Sitio Web Radio Rebelde
Dentro de la confrontación histórica entre Cuba y los Estados Unidos, y en opinión de especialistas de todas las relaciones internacionales contemporáneas; como el incidente más peligroso por el que atravesaron ambos países y el mundo durante el período de la Guerra Fría, se ubica la Crisis de Octubre, conocida internacionalmente como Crisis de los Misiles o Crisis del Caribe.
De la larga lista de agresiones del gobierno norteamericano contra la Isla, reviste singular importancia lo ocurrido en la semana que se inició el 22 de octubre de 1962.
Ese día, al decretarse el bloqueo naval contra Cuba y crearse todas las condiciones para bombardear e invadir a este pequeño país, se desencadenaba la llamada Crisis de Octubre.
El Presidente John F. Kennedy demandó la retirada de las armas estratégicas soviéticas en Cuba, y declaró el bloqueo naval, ante lo cual, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) respondieron con la Alarma de Combate para todas sus unidades.
Solo la posición valiente e intransigente de la máxima dirección cubana al negarse a cualquier tipo de inspección del territorio nacional, al plantear el Comandante en Jefe Fidel Castro los conocidos Cinco Puntos; e impedir en todo momento que se le presionara; fue lo que salvó el prestigio moral y político de la Revolución en aquella coyuntura.
Fidel fijó la posición de Cuba en defensa de la soberanía nacional y la integridad de la Revolución, que tuvo el respaldo de la mayoría de la población. Estos fueron los Cinco Puntos planteados por el entonces Primer Ministro:
1 -Cese del bloqueo económico y de todas las medidas de presiones comerciales y económicas que ejercen los Estados Unidos en todas las partes del mundo contra Cuba.
2 -Cese de todas las actividades subversivas, lanzamientos y desembarcos de armas y explosivos por aire y mar, organización de invasiones mercenarias, infiltración de espías y sabotajes, acciones todas que se llevan a cabo desde el territorio de los Estados Unidos y de algunos países cómplices.
3 -Cese de los ataques piratas que se llevan a cabo desde bases existentes en los Estados Unidos y en Puerto Rico.
4 -Cese de todas las violaciones del espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos.
5 -Retirada de la base naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por los Estados Unidos.
Ciertamente, el 22 de Octubre de 1962 se sitúa como el punto de inicio de lo que se conoce como la Crisis de Octubre, cuando el presidente norteamericano John F. Kennedy anunció públicamente la imposición del bloqueo naval a Cuba y exigió la retirada incondicional y bajo inspección de los misiles soviéticos instalados en Cuba. Este suceso, a sólo unos días de las elecciones legislativas en Estados Unidos, puso al mundo ante el peligro de una guerra nuclear.
Desde antes de tal declaración, las instrucciones de Fidel estuvieron dirigidas a la adopción de medidas urgentes para proteger a la población, las tropas y los principales objetivos militares, políticos y económicos de los posibles ataques aéreos enemigos.
Tras un intenso y dramático intercambio diplomático entre los Jefes de Estado soviético y norteamericano, la URSS decidió, unilateralmente y sin consulta con la parte cubana, el retiro de las armas nucleares.
El domingo 28 de octubre de 1962 las dos potencias, a espaldas del Gobierno cubano, acordaron la retirada de los cohetes de Cuba a partir de una garantía hipotética de que EE.UU. no invadiría la Isla. Esta decisión marcó el fin de la crisis para ambas superpotencias.
El Gobierno cubano, indignado por el método de la negociación y el contenido del acuerdo y en digna postura, no permitió que se inspeccionara su territorio y fueron enarbolados ante el mundo los honrosos Cinco Puntos. La Revolución jamás claudicó.
En su carta de despedida a Fidel, el Comandante Ernesto Che Guevara acotó: “(…) sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe. Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días, me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios”.
Cuarenta años después de aquellos dramáticos acontecimientos que estremecieron al mundo, en La Habana se realizó un encuentro académico entre participantes de los hechos de octubre de 1962. En esa ocasión, el Comandante Fidel Castro calificó la Crisis de Octubre como un peligro real para la humanidad y llamó a aprender de sus lecciones.
En aquellos momentos cruciales de amenaza a la supervivencia de la nación, el pueblo cubano y sus líderes, con la solidaridad de muchas naciones, escribieron una página de dignidad en la historia de la Revolución cubana.

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba