Inauguran en Ecuador cátedra en honor a Fidel Castro

Quito, 15 jun (RHC) La Academia Nacional de Historia de Ecuador fue el lugar escogido para la inauguración de la cátedra Fidel Castro, dirigida a promover y difundir el ideario y legado del Líder Histórico de la Revolución Cubana, así como su visión de integración latinoamericana e internacionalismo.
Al acto inaugural asistieron intelectuales, miembros del Partido Comunista de Ecuador, la Coordinadora de Solidaridad y Amistad con Cuba, y representantes de la embajada de La Habana en Quito, entre otros.
El panel Fidel y Che, Internacionalismo y Salud, que constituyó un espacio para reflexionar sobre el legado histórico de ambos luchadores por la justicia y el bienestar de los más desposeídos del mundo, fue la actividad que dio inicio a la cátedra.
La apertura, coincidió con el programa conmemorativo por el aniversario  del natalicio de Ernesto Che Guevara, y el del general cubano del ejército mambí Antonio Maceo. (Fuente: RReloj).

Líder Histórico de la Revolución Cubana,Fidel Castro.Foto:Archivo.

Fidel y Raúl nunca defraudaron la confianza de su padre

.

Por: Equipo Editorial Fidel Soldado de las Ideas

Don Ángel Castro Argiz, en su oficina-comedor, 1956. Foto: Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.
El libro “Ángel, la raíz gallega de Fidel” escrito por Katiuska Blanco Castiñeira es una historia inspirada en la vida del padre de Fidel y Raúl Castro Ruz.
Ángel Castro Argiz fue uno de los tantos gallegos que dejó atrás la Galicia profunda para buscar fortuna más allá del mar. En su camino, Ángel nunca imaginó que de su propia casa saldría la fuerza para cambiar la suerte de Cuba, la isla que siempre trazó su destino.
Cubadebate y el sitio Fidel Soldado de las Ideas en ocasión del Día de los Padres comparte con sus lectores fragmentos del libro donde se muestra el cariño y la admiración que los hermanos Castro sentían por su padre.
En el mismo se refleja cómo Fidel fue formando su pensamiento sobre la crítica situación económica, política y social en que vivía el país antes del triunfo de la Revolución:
“Todo lo que Fidel definía como urgencias económicas del país lo había aprendido en sus largas conversaciones con los trabajadores del batey y con don Ángel, con quien intercambiaba opiniones sobre los asuntos económicos de la finca y de Cuba. Sus vehemencias justicieras tenían raíz en lo vivido”.
A pesar del riesgo que correría en las acciones revolucionarias, sus padres nunca dejaron de apoyar a los hermanos Castro en sus ideales de justicia:
“Fidel presentía en su padre una intuición, pero don Ángel no le dijo nada, como quien valora inestimable y vital el silencio. Fidel nunca intentó convencer a sus padres de sus ideas políticas, su lucha les causaría grandes sufrimientos, pero confiaba en la sensibilidad fuerte de Lina y en la capacidad de don Ángel para apreciar los hechos políticos, los acontecimientos históricos en la vida de un país. Con esa convicción se despidió de ellos sin mirar atrás y sin saber que aquel sería su último encuentro con el viejo”.
(…)
“Don Ángel los apoyaba. Estaba preocupado, intranquilo, pensando que las dificultades para sus hijos eran muy grandes y que tal vez morirían, pero aún así estaba de acuerdo con su lucha”.
En todo momento estuvo de manifiesto el amor entre padre e hijo:
“Fidel sabía que sus padres se inquietaban por ellos. La preocupación les nublaba la tranquilidad y les quitaba el sueño. Los viejos tenían la niebla del mar en el pensamiento y su ánimo solo cambiaría con el regreso de los hijos. Por eso, Fidel valoraba aún más el apoyo de sus padres, su cariño incondicional, su entereza y respeto”.
Don Ángel siempre confió en que Fidel regresaría desde México para lograr la definitiva victoria:
“En la casa no existía duda de que Fidel regresaría a Cuba ese año. Lo conocían demasiado bien. El viejo pasaba el tiempo pendiente de la noticia, del regreso, como en la historia de la Biblia, en que el padre iba todas las tardes a un alto y aguardaba ansioso el retorno del hijo pródigo, aquella parábola poética del Antiguo Testamento, que tanto había impresionado a Fidel de niño”.
Las cartas escritas por Fidel fueron leídas en innumerables ocasiones por su padre:
“Don Ángel sacó de una cajita de madera los papeles conservados como reliquia en el velador, junto a la cama. Releyó las cartas de sus hijos, escritas mientras esperaban el juicio o después, cuando ya estaban recluidos en el Presidio Modelo, en la Isla de Pinos. Fue repasándolas con la vista y con las manos, una por una, en un gesto de cariño”:
Prisión de Oriente
Septiembre 23 de 1953
Sr. Ángel Castro
y Sra. Lina Ruz.
Birán
Mis queridos padres:
Espero me perdonen la tardanza en escribirles, no piensen que es por olvido o falta de cariño; he pensado mucho en ustedes y sólo me preocupa que estén bien y que no sufran sin razón por nosotros.
El juicio comenzó hace dos días; va muy bien y estoy satisfecho de su desarrollo. Desde luego es inevitable que nos sancionen, pero yo debo ser cívico y sacar libre a todas las personas inocentes; en definitiva no son os jueces los que juzgan a los hombres, sino la Historia y el fallo de ésta será sin duda favorable a nosotros.
He asumido como abogado mi propia defensa y pienso desenvolverla con toda dignidad.
Quiero por encima de todo que no se hagan la idea de que la prisión es un lugar feo para nosotros, no lo es nunca cuando se está en ella por defender una causa justa e interpretar el legítimo sentimiento de la nación. Todos los grandes cubanos han padecido lo mismo que estamos padeciendo nosotros ahora.
Quien sufre por ella y cumple con su deber, encuentra siempre en el espíritu fuerza sobrada para contemplar con serenidad y calma las batidas adversas del destino; éste no se expresa en un sólo día y cuando nos trae en el presente horas de amargura, es porque nos reserva para el futuro sus mejores dones.
Tengo la más completa seguridad de que sabrán comprenderme y tendrán presente siempre que en la tranquilidad y conformidad de ustedes está siempre también nuestro mejor consuelo.
No se molesten por nosotros, no hagan gastos ni derrochen energías. Se nos trata bien, no necesitamos nada.
En lo adelante les escribiré con frecuencia para que sepan de nosotros y no sufran.
Los quiere y les recuerda mucho: su hijo
Fidel.
Fidel y Raúl nunca defraudaron la confianza de sus padres, Lina Ruz y Don Ángel Castro vivieron siempre orgullosos de sus hijos y sus convicciones de lucha contra las injusticias.

 

Para conocer más sobre el ideario del líder de la Revolución cubana visite nuestro sitio Fidel Soldado de las Ideas. Síganos en Facebook y Twitter.

El Unico Museo en Cuba que atesora la historia de los CDR

Museo 28 de septiembre. Institución perteneciente al Ministerio de Cultura, está ubicado en Obispo 310e/ Habana y Aguilar, en el capitalino municipio de La Habana Vieja. Atesora una muestra de bienes de alto valor y que tienen impacto positivo en la comunidad.

El museo cuenta con ocho salas, entre las que sobresale la dedicada al momento fundamental de los CDR, la de relaciones internacionales, otra que exhibe el accionar de la organización en la batalla por el regreso a la patria de los Cinco héroes, y un salón que representa un barrio y las tareas que acomete la organización en los diferentes territorios. Más de 6 mil piezas integran su patrimonio. Todas han sido donadas por fundadores, dirigentes, combatientes de la Revolución y personalidades, quienes nos entregaron actas fundacionales, fotos, documentos originales, obsequios y muchos otros objetos.

Con propuesta del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, durante el pleno nacional de los CDR celebrado en febrero de 1975 fue fundado el 27 de septiembre de 2007, como una institución con el firme propósito de perpetuar la memoria de la mayor organización de masas del país. Desde su inauguración contó con el apoyo del doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana.

Las salas del museo rememoran disímiles hechos históricos: las acciones del pueblo para neutralizar a los enemigos internos de la Revolución en sus primeros años, el apoyo a las campañas de alfabetización y de vacunación, los destacamentos Mirando al mar, donaciones voluntarias de sangre, las movilizaciones por el regreso de Elián González, la Batalla de Ideas, la lucha por el retorno de los Cinco héroes y la presencia de Fidel en el aniversario 50 de los CDR. El centro cuenta con seis mil piezas que acumulan la historia del pueblo organizado en sus Comités, defendiendo

intransigentemente la Revolución La institución cumple con una amplia agenda de actividades, entre ellas la realización de museos itinerantes en centros de trabajo de toda la nación, centros docentes, y en casas de abuelos; sino también con la presencia en sus salas expositivas de pioneros de diversas escuelas donde se exhiben varios objetos de valor histórico. Conformado por sus 22 trabajadores y con un alto sentido de pertenencia que hace que sientan orgullo por este lugar, ha recibido alrededor de 100 000 visitantes nacionales y extranjeros.

En mi vida siempre han estado los CDR

Nací  en la ciudad de Cárdenas, los tíos  míos que me criaron Pilar San Martin  y Emilio Gueche siempre me inculcaron los ideales de la  Revolución y de su gran líder el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Pilar, fue fundadora de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), al llamado de Fidel  aquel 28 de septiembre de 1960 en medio del estallido de petardos contrarrevolucionarios  la mujer negra asumió de presidenta del CDR en la calle Cristina entre Ayllon y Ruz ,en la ciudad Bandera. Emilio  militante  del  Movimiento 26 de julio en la lucha contra la tiranía proimpèrialista de Fulgencio Batista, y posteriormente como combatiente del Batallón 111 de las Milicias Nacionales Revolucionaria en Playa Girón también apoyo a Pilar en la actividad cederista.

Durante 20  años Pilar estuvo al frente de las tareas de la mayor organización de masas del  país en esa barriada de Cárdenas, donde sus padecimientos de salud y su avanzada edad no le permitió continuar realizando lo que para ella fue un compromiso muy grande con la Revolución y Fidel.

Inspirado en ese espíritu revolucionario comencé  a involucrarme en las tareas cederistas colaborando con frente de vigilancia, formando parte de la Brigada de Apoyo CDR-MININT.

El 5 de agosto de 1994 fui uno  de los cubanos que enfrento la provocación contrarrevolucionaria. Los Comité de Defensa de la Revolución me condecoraron con el Sello Conmemorativo 20  años de la Vigilancia  Revolucionaria cuyo  certificado  esta rubricado por el entonces Coordinador  Nacional de la organización cederista  el general de división Sixto Batista Santana.

En mi vida siempre han estado los CDR, ha estado su fundador el invicto Comandante en Jefe Fidel Castro  Ruz.

Cuando recientemente recibí la condición de delegado directo al 9no Congreso  de los CDR sentí una mezcla de orgullo, por la alegría que mis  tíos Pilar y Emilio hubiesen experimentado.

Tuve  la oportunidad de participar como delegado en el 8vo Congreso cederista. Y como bien exprese cuando recibo la condición de delegado directo, los CDR me sorprendieron. Hay  compañeras y compañeros que reúnen todas las condiciones para representarnos en el magno evento cederista.

Al acompañar a los  CDR, estoy acompañado al Comandante en Jefe  Fidel Castro Ruz, fundador de esta organización, y hasta el  último minuto de vida sabré ser consecuente con su legado  porque los CDR y el están en mi corazón siempre.

 

El adulto mayor, una preocupación en La Habana

2018-06-15 06:01:09 / web@radiorebelde.icrt.cu / Carlos Serpa Maceira

El adulto mayor, una preocupación en La Habana

El índice de envejecimiento de la población de La Habana en la actualidad es de 21.8 %, lo que significa que 44 mil 995 capitalinos tienen 60 años de edad o más, en una población estimada de 2 millones 125 mil 279 habitantes.

Los municipios más envejecidos en este orden son Plaza de la Revolución (27.5 %), Playa (23.4%), Diez de Octubre (23.4%), Habana del Este (22.8%), Centro Habana (21.8%), Habana Vieja (20.2%) y Marianao (20.1%).

El adulto mayor, una preocupación en La HabanaLa doctora Nancy de la Caridad Milián Melero , jefa del departamento de atención médica de la Dirección Provincial de Salud en la Habana, dijo que en la urbe existe una red de servicios para atender el Programa de Atención al Adulto Mayor, contando con las casas de abuelos, hogares de ancianos, servicios de geriatría de hospitales, los programas para la atención a las discapacidades que se asocian al envejecimiento, que incluyen las ayudas técnicas, la atención oftalmológica y de estomatología, así mismo una atención diferenciada por parte del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para este grupo poblacional.

De acuerdo con la funcionaria el Programa Integral de Atención al Adulto Mayor, se sustenta en la atención primaria que brinda el equipo básico de salud desde el consultorio dispensarizando el 100 % de los adultos mayores.

Milián Melero abundó que la capital cubana cuenta con 43 casas de abuelos, 38 de ellas pertenecen al sistema de salud, incluidas órdenes religiosas con 2 mil 27 capacidades, donde los ancianos reciben atención diurna desde las ocho de la mañana a las cinco de la tarde, donde existe un programa de proyección comunitaria por especialistas que van desde la comunidad a las casas de abuelos, como rehabilitadores, podólogos, y licenciados en cultura física que promueven la práctica de ejercicios físicos , que es uno de los elementos vitales para tener un envejecimiento activo.

La especialista enfatizó que existen casas de abuelos con una modalidad de atención a ancianos con discapacidad, donde actualmente la ciudad tiene 2 mil 822 camas en hogares de ancianos, con 600 capacidades diurnas.

La doctora Milián destacó una experiencia muy cubana en el programa de atención al Adulto Mayor, como son los círculos de abuelos. Según datos aportados por la entrevistada La Habana tiene el 39.6 % de los ancianos incorporados a los círculos de abuelos en sus diferentes modalidades.

Casa de Abuelos

“No es solo la realización de ejercicios físicos, también actividades sociales y culturales que realizan los ancianos desde estos círculos de abuelos, además el médico de la familia con la enfermera tienen un programa de examen periódico de salud que ejecutan anualmente a la población adulta mayor, y que permite identificar cuáles son los ancianos frágiles o de riesgo para poder lograr que se puedan resolver esos riesgos, e incorporarlos a las diferentes modalidades de atención”, destacó la directiva de Salud.

En la capital hay en estos momentos 23 mil 536 ancianos solos, los cuales también constituyen un subprograma para la atención a este segmento de población, y un grupo de servicios y atenciones que reciben personalizadamente, no tanto en sus domicilios sino también en las instituciones sociales.

Un componente fundamental de atención al adulto mayor, a juicio de la especialista, es la atención a la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), donde 15 mil 391 de sus miembros reciben atención diferenciada desde el equipo básico de salud hasta el grupo de atención a combatientes que existen en los 15 municipios capitalinos y los departamentos de asistencia social.

Existen ocho servicios geriátricos en los hospitales de la ciudad, con 189 camas en la rotación para este segmento poblacional.

Ancianos

El Fondo de Población de las Naciones Unidas proyectó que para 2025 Cuba encabezará la lista de los países de América Latina y el Caribe con población más envejecida.

La isla cuenta con un programa nacional de atención a la población adulta mayor y en los últimos años se han impulsado iniciativas a favor de una longevidad satisfactoria.

Desde el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba se modificó el Lineamiento 144 y se aprobó el Lineamiento 116, que plantea “garantizar la implementación gradual de la política para atender los elevados niveles de envejecimiento de la población”.

Es una realidad que urge interiorizar, de cara a un escenario donde articular las políticas de desarrollo del país tendrá que, necesariamente, contemplar la realidad demográfica que vive Cuba hoy.