Evalúa el Partido marcha de la economía en la Habana

Si bien es cierto que en el actual año la capital exhibe un desempeño económico favorable, en términos generales, con cumplimientos o sobrecumplimientos en los fundamentales indicadores medidores de la eficiencia, aún persisten limitadas entregas e insuficiencias por parte de algunas entidades con una fuerte incidencia en el bienestar personal y el desarrollo, (empresas de la Música Benny Moré, Recogida de Desechos Sólidos Habana Vieja, Jardines y Mercados Agropecuarios), a lo cual se unen potencialidades que pueden y deben sacarse a flote.
En torno a tales aspectos giraron los debates del Pleno del Comité Provincial del Partido, cuyos integrantes coincidieron en la necesidad de potenciar y ejercer férreo control y exigencia sobre todas aquellas vías y formas que impliquen ingresos al presupuesto, en tanto representan el modo más eficaz de la redistribución justa de las riquezas, e importante oportunidad para fomentar el crecimiento e ir a la satisfacción de las necesidades básicas de los ciudadanos.
Perla Rosales, directora adjunta de la Oficina del Historiador, socializó la experiencia del Casco Histórico donde, un levantamiento casa a casa, permitió precisar muy bien la existencia de más de 6 000 personas dedicadas al trabajo por cuenta propia (TCP), con quienes, diálogo mediante, se hizo entender sus obligaciones y los beneficios para el barrio y cada uno de sus habitantes.
Sin embargo, La Habana Vieja –a nivel de municipio- tiene pobre desempeño en tales recaudos. Luego del análisis de las causas y posibles repuestas a fin de revertir la situación, Mercedes López Acea, primera secretaria del Partido en La Habana, explicó que es inadmisible ver cómo ese territorio y también la ciudad en general, no aprovechan a plenitud la considerable fuente de financiamiento de los ingresos tributarios. Orientó tocar la conciencia del individuo, sumarlo a partir de sólidos argumentos, sin olvidar el control, chequeo de la tarea y su seguimiento sistemático.
La también miembro del Buró Político del Comité Central alertó que burlar al fisco, además del daño económico, implica perjuicio político, moral y distorsiona una noble práctica en aras del perfeccionamiento de nuestro modelo económico.
Los cuentapropistas disfrutan de las bondades de la Revolución, igual al resto de sus conciudadanos, por tanto están en el deber de aportar, con la suma realmente correspondida, de manera honesta, acotó.
Además de abogar por el uso oportuno y eficiente de la contribución territorial (el llamado 1%), los asistentes a la reunión argumentaron cuan perjudicial es para la buena salud de la economía la inejecución del presupuesto, los sobregiros, y criticaron la inmovilización de recursos en almacenes, y también a las entidades con cuenta por pagar o cobrar, envejecidas, e incumplimientos en sus entregas, incluso también a aquellas con sobrecumplimientos excesivos, en tanto, a todas luces, revela una planificación por debajo de reales reservas.
En tal sentido, López Acea, demandó ahorrar hasta el último centavo, aprovechar al máximo los recursos y a no dejar por hacer nada de lo posible, a pensar siempre en las urgencias y anhelos del pueblo, tomar decisiones oportunas y mover dinero cuando no se vaya emplear de una partida a otra, a fin de no perderlo una vez asignado y resolver un problema colectivo o de vieja data.
La dirigente política puntualizó en la urgencia de entregarse al máximo y producir con calidad, fundamentalmente en renglones vinculadas a la sustitución de importaciones, captación de divisas y satisfacción de las necesidades de los ciudadanos.
Finalmente ofreció una pormenorizada información de la batalla, que como parte de política de protección al consumidor, ahora mismo se libra contra los timadores, quienes detrás de un mostrador en los establecimientos de venta de bienes materiales, alimentos o servicios, quieren vivir y lucrar a costa de los consumidores.
Tribuna de la Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *