Se alistan los CDR para el IX Congreso (+ Fotos)

Se alistan los CDR para el IX Congreso
Fotos del autor Carlos Serpa Maceira

Ya fueron electos en el país los 570 participantes al IX Congreso de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) a celebrarse en el Palacio de Convenciones de la Habana los días 25,27 y 28 de septiembre.

En conferencia de prensa efectuada en el Museo de la Revolución antiguo Palacio Presidencial donde desde el balcón de su terraza norte el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz creara los CDR el 28 de septiembre de 1960, el Coordinador Nacional de la mayor organización de masas del país Carlos Rafael Miranda Martínez, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y del Consejo de Estado, destacó que de esa cifra, 480 son delegados, 385 dirigentes de base, 18 delegados directos y 90 invitados entre fundadores, jóvenes del Destacamento IX Congreso, y representantes de los núcleos zonales del Partido Comunista de Cuba de cada provincia.

Se alistan los CDR para el IX Congreso

Durante el Congreso cederista sesionarán tres comisiones de trabajo que evaluarán el funcionamiento de la organización, el trabajo político e ideológico, el apoyo a las tareas de la economía, la vigilancia revolucionaria y el accionar comunitario.

Festivales deportivos y recreativos en los barrios, jornadas de limpieza y embellecimiento y actividades culturales se desarrollarán en los meses de julio y agosto para fortalecer la estructura de cada cuadra con vista al magno evento cederista que se efectuará inspirado en Fidel.

Se alistan los CDR para el IX Congreso

Se alistan los CDR para el IX Congreso

La Habana expondrá sus logros en Expocuba

Stand de la Empresa Provincial de la Industria Alimentaria (EPIA), entidad líder de la producción de panes y dulces en la capital, en la Expo Feria 2017 de La Habana, en el recinto ferial EXPOCUBA, el 5 de julio de 2017. ACN FOTO/Eliana LABARCA HARRIS/Estudiante de Periodismo/ogm

Rubén Vidaud Márquez, Director de Comunicación institucional de la Asamblea Provincial del Poder Popular en La Habana dijo en conferencia de prensa que la capital expondrá sus logros socioeconómicos, la vigencia del pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la labor cotidiana de los capitalinos, y se promoverá un espacio de recreación sana en el periodo vacacional como parte de la campaña de comunicación por el aniversario 500 de la Villa de San Cristóbal de La Habana y en homenaje a Expocuba por sus 30 años de fundada.

Este año además del Pabellón Central se emplearán los Pabellones 2 y 14 para el stand de los 15 municipios capitalinos. Asimismo los ministerios de Turismo, Industria Alimentaria, Energía y Minas, Construcción, Cultura y Agricultura se sumarán al evento.

Pedro Abreu, director de Expocuba

Pedro Abreu, director de Expocuba manifestó que la entrada a la feria mantendrá el mismo precio, tres pesos en moneda nacional para los adultos y uno para los niños. Dijo el directivo que se efectuarán actividades culturales, deportivas y gastronómicas, además de la venta diaria de productos alimentarios, artesanales, libros, discos, dulces finos y medicamentos homeopáticos.

Desde cuatro puntos de La Habana ,124 y 45 en Marianao, Plaza Roja en Diez de Octubre, G y 27, Vedado, y en la Virgen del Camino en San Miguel del Padrón, existirá un refuerzo de ómnibus y se mantendrá los que ofrecen su recorrido habitual hacia Expocuba.

Durante la Feria La Habana en Expocuba se realizarán encuentros con glorias deportivas, reconocimiento a personalidades y premios nacionales de la cultura, espectáculos con proyectos comunitarios, además de conciertos diarios a las 4 de la tarde, que indican la terminación de la feria, son algunas de las opciones para el disfrute del público.

 


 

 
 
 
 
 

En el corazón de Fidel y los Moncadistas, las doctrinas de Martí

 
 

Saliendo-del-Presidio-Modelo-de-la-Isla-de-Pinos

Santiago de Cuba,  8 jul (ACN) Para evocar a José Martí, a Fidel Castro y a los participantes en la gesta heroica del Moncada, el 26 de Julio, la frase “Traigo en el corazón las doctrinas del Maestro” es la que mejor sintetiza el sentir patriótico y el afán de defender las causas más sublimes.

Pronunciada por el joven y valiente abogado, en el juicio por los sucesos  de 1953, que  clasifica entre los acontecimientos más relevantes en la historia del continente, en la segunda mitad del siglo XX, ese mensaje es fiel reflejo de la estirpe de esos dignos hombres y mujeres y de la devoción martiana.

La frase es muy conocida, pertenece al patrimonio latinoamericano, está incluida en La Historia me absolverá,  uno de los documentos más leídos por el pueblo de la Isla por el valor humano, testimonial y de denuncia, impactante por sus argumentos y las acusaciones que entrañaba.

Fidel hizo enmudecer a los adversarios en el juicio, ocurrido el 16 de octubre de 1953, al expresar: “De igual modo se prohibió que llegaran a mis manos los libros de Martí; parece que la censura de la prisión los consideró demasiado subversivos. O será porque yo dije que Martí era el autor intelectual del 26 de Julio?.

Y ampliaba: ¡“No importa en absoluto! Traigo en el corazón las doctrinas del Maestro y en el pensamiento las nobles ideas de todos los hombres que han defendido la libertad de los pueblos”.

El audaz joven respaldaba su autodefensa en la acción y en el pensamiento de otro cubano de singular postura y sueños libertarios, nacido un siglo antes,  y a cuyos ideales eran fieles continuadores los de la Generación del Centenario, quienes estuvieron dispuestos a morir para que él siguiera viviendo en el alma de la Patria.

Una respuesta enérgica y valiente al testamento político de José Martí  resultó el asalto al cuartel Moncada, que no se circunscribía a un cambio de un tirano por un presidente al frente de la República, con un consejo de ministros, un congreso y un ejército a la usanza de la democracia representativa de la época.

Encarnó el ideario martiano el aliento político e ideológico que impulsó la lucha de liberación nacional, con un basamento auténtico y propuestas concretas para propiciar transformaciones radicales en la nación.

Otro supremo interés respondía a que el pueblo pudiera acceder a las diversas esferas del saber, la cultura, la salud; tener un trabajo decoroso y elevar su nivel y calidad de vida.

Combatientes de esa gesta como los hermanos Haydée y Abel Santamaría habían expresado abiertamente su profunda vocación martiana, una convicción que los hizo asaltar la fortaleza militar para que Martí no muriera en el año de su centenario, para tratar de emprender después el cumplimiento del programa del Moncada.

La significación histórica de la  epopeya  se expresa en La Historia me absolverá, que define las características y magnitud del Programa de la Revolución desde que Fidel le adjudicara al Apóstol la autoría intelectual del asalto hasta la reflexión sobre la situación de la Isla en la seudorrepública.

Su trascendencia también está en que fue el motor pequeño que impulsó y dio alas al motor grande de la Revolución para despertar el archipiélago dormido desde hacía tiempo; y hacer saber la existencia de una vanguardia y un líder, que esgrimían la táctica de la lucha armada para combatir los males de Cuba.

Fidel y sus compañeros de armas en la denuncia de la paupérrima situación económica, de pobreza extrema, insalubridad, de injusticia social y analfabetismo que resumían el panorama nacional, fueron fieles discípulos de las enseñanzas martianas de que: “Un principio justo desde el fondo de una cueva puede más que un ejército”.