Intensifican construcción de obras por los 500 años de La Habana

En La Habana se realizan inversiones constructivas en saludo a los 500 años de la fundación de la ciudad, y se intensifican las labores en la edificación de viviendas para los damnificados del tornado.

Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en la capital cubana, y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, recorrieron este este jueves las obras que se acometen.

Los también miembros del Comité Central iniciaron el periplo por el Centro de Entrenamiento de Alto Rendimiento Marcelo Salado, en el municipio de Playa, que será sometido a una inversión constructiva para convertirlo en Academia de Deporte Acuático.

El parque de los próceres caribeños, en calle 5ta y 4, fue otro de los lugares visitados por la máxima dirección del Partido y el Gobierno en la ciudad. Su culminación e inauguración está prevista para el 15 de marzo.

En los municipios de Plaza de la Revolución y el Cerro, Torres Iríbar y García Zapata, evaluaron las labores constructivas de lo que será un recinto ferial y centro cultural respectivamente.

La construcción de viviendas para damnificados del tornado en el municipio de Diez de Octubre también fue evaluada en el Consejo Popular Jesús del Monte. La dirección del Partido y el Gobierno en la provincia conocieron además el comportamiento de la marcha de la construcción de viviendas para los damnificados del fenómeno meteorológico en los municipios de Regla y Guanabacoa.

Torres Iríbar y García Zapata recorrieron los Consejos Populares Guaicanamar y Villa 2 en Regla y Guanabacoa, respectivamente, donde intercambiaron con los constructores y las familias afectadas.

En la capital, tras el paso del tornado, 804 viviendas sufrieron derrumbes totales, y para el cierre de esta semana se deben concluir las primeras 100 casas.

Iríbar y Zapata recorrieron la Casa de la Música de la calle Galiano, en el municipio de Centro de Habana, donde conocieron sobre la inversión constrictiva que se realiza en el lugar en saludo a los 500 años de la fundación de la villa de San Cristóbal de La Habana.