Por el hueco del descontrol

Más de dos mil sacos de papa, que tenían como destino la canasta básica de nuestro pueblo, fueron sustraídas ilícitamente del frigorífico de Güines, en Mayabeque, por personas inescrupulosas que la desviaron con fines de lucro hacia Camagüey y Holguín, lo que provocó una afectación económica de 215 mil 72 pesos cubanos. Los implicados se encuentran en prisión provisional acusados por los delitos de Malversación, Receptación e Incumplimiento del Deber de Preservar los Bienes del Estado.

De acuerdo con las pesquisas realizadas por la Dirección Técnica de Investigaciones (DTI) del Ministerio del Interior (MININT), en la cadena delictiva aparecen involucradas un total de 16 personas, incluidos funcionarios y trabajadores del citado frigorífico, de la Empresa Provincial de Mercados Agropecuarios Habana (EPMA), de la Unidad Básica Número 3 de Transcontenedores del municipio San José de las Lajas y de la UEB Número 2 de Guanabacoa, así como otros individuos que manipulaban parte de la mercancía robada en una finca particular en Nuevitas, Camagüey.

Mientras el país invierte grandes cantidades de recursos en el cultivo y producción de alimentos, personas inescrupulosas lucran con los productos del pueblo. En este caso, la falta de control interno por parte de las administraciones facilitó la conducta corrupta de directivos y trabajadores que se apropiaron de 2 319 sacos de papas, para venderlos a sobreprecio en el mercado ilícito.

Los implicados están en prisión provisional, acusados de los delitos de Malversación, Receptación e Incumplimiento del Deber de Preservar los Bienes del Estado.

El proceso investigativo permitió recuperar 43 mil pesos y 433 sacos de papas, así como decomisar dos viviendas.

Cuando el enemigo recrudece el bloqueo para tratar de asfixiarnos y la dirección de la Revolución nos llama a librar la batalla económica, para satisfacer las necesidades de la población, y contribuir a erigir el socialismo próspero y sostenible que aspiramos y defendemos, no puede tener cabida en nuestra sociedad conductas como estas, que nunca quedarán impunes.(www.minint.gob.cu)