EEUU usa detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer para desacreditar a Cuba

José Daniel Ferrer tiene una trayectoria delincuencial que incluye agresiones con violencia física a otros ciudadanos, incluyendo mujeres, y desorden público. Foto: EFE.

Desde hace varias semanas, el gobierno de Estados Unidos viene dirigiendo desde Washington una nueva campaña de calumnias y descrédito contra Cuba como parte de su política de creciente hostilidad contra nuestro país.

La impulsa frente al fracaso político de intentar rendir a los cubanos con el fortalecimiento del bloqueo económico y las medidas para privarnos de combustible, y ante la demostrada capacidad de resistencia de nuestro pueblo, que celebra con optimismo el 500 aniversario de la capital.

Utiliza como pretexto la detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer, agente asalariado al servicio de Estados Unidos, con una larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y contra la legalidad.

La Embajada de los Estados Unidos en Cuba ha sido el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento de la conducta de José Daniel Ferrer, en clara manifestación de intromisión en los asuntos internos de Cuba y de abierta instigación a la violencia, a la perturbación del orden y al desacato de las fuerzas del orden por parte de este ciudadano. La jefa de la misión diplomática conduce personalmente este desempeño.

Es conocido que, lejos de dedicarse a la promoción de los vínculos bilaterales, a velar por los intereses del pueblo estadounidense y de su Gobierno, y al impulso de las relaciones pacíficas entre los Estados, la Misión Diplomática de ese país en Cuba y particularmente su Encargada de Negocios se han concentrado en los últimos meses en el fallido propósito de reclutar mercenarios, de promover la división y la confusión en nuestro pueblo, de identificar las áreas de la economía contra las cuales dirigir las medidas coercitivas, y en tratar de calumniar y desacreditar la gestión del Gobierno cubano y a la Revolución.

Como suele ser la práctica, la mentira en la boca de los funcionarios del Gobierno estadounidense es ingrediente fundamental de la campaña.

José Daniel Ferrer fue detenido por la policía el pasado 1ro. de octubre en respuesta a la denuncia presentada por un ciudadano cubano, quien acusa a Ferrer y a otros tres individuos de haberlo secuestrado durante toda una noche y propinado una severa golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario.

Ferrer se encuentra pendiente de juicio. Ha recibido visita de su esposa y de sus hijos, como corresponde según las normas para su situación legal. Todas las referencias a su desaparición física, al supuesto maltrato físico, a la tortura o a que recibe insuficientes alimentos son puras mentiras deliberadamente concebidas y orientadas por el Gobierno de Estados Unidos y su Embajada en La Habana. Ha contado con la debida atención médica, realiza ejercicios físicos regulares y, ante solicitud realizada, se le facilita asistencia religiosa.

Debe conocerse que antes de su actividad al servicio del Gobierno de Estados Unidos, José Daniel Ferrer tenía una trayectoria delincuencial y de conducta violenta totalmente ausente de motivaciones políticas. Tiene antecedentes registrados que datan de 1993. Estos incluyen agresiones con violencia física a otros ciudadanos, incluyendo mujeres, y desorden público, comportamiento que se incrementó en años recientes.

Sobre todo esto existen pruebas suficientes.

No es nuevo que el Gobierno de Estados Unidos utilice a personas de estas características para su actividad política subversiva contra Cuba y para campañas de descrédito con el apoyo inescrupuloso de los grandes medios de difusión.

Cronología de actos violentos del delincuente José Daniel Ferrer

 

2013

  • Liudmila Cedeño, ex esposa, fue víctima de un episodio de violencia intrafamiliar.
  • Prudencio Villalón Rades fue asaltado en la vía pública por activistas de la llamada UNPACU (Unión Patriótica de Cuba), bajo las órdenes de José Daniel Ferrer.
  • Ernesto Jiménez, por aparecer sin avisar en la residencia del líder de la UNPACU, fue sometido a una golpiza.

2014

  • Yusmila Reyna Ferrera, ex esposa, fue víctima de otro episodio de violencia intrafamiliar. Yusmila fue agredida de forma violenta mientras se encontraba en estado de gestación y delante de su hijito de 4 años.

2016

  • Roberto Ayala Galindo: En una discusión con Ferrer sobre problemas internos que se tornó violenta, Ferrer acusó a Roberto Ayala de trabajar para los servicios de inteligencia del régimen castrista. Finalmente “Ayala fue golpeado por varios activistas que se encontraban en la sede, entre ellos Yriade Hernández y Zaqueo Báez. José  Daniel Ferrer pagó 40 CUC a Roberto Almaguer -“Pipi”- para que propinara una paliza a Roberto Ayala Galindo.

2017

  • Liettys Rachel Reyes Tur, ex esposa, víctima de otro episodio de violencia intrafamiliar: José Daniel  golpeó con furor y rabia a su mujer, no respetó siquiera su embarazo de 36 semanas.

2018

  • Yriades Hernández Aguilera: José Daniel afirmó que era agente de la Seguridad del Estado porque estaba haciendo todo incorrecto. José Daniel le escupió la cara a Yriades y recibió un contundente golpe en la cabeza que lo dejó casi desmayado.

2019

  • Sergio García González: Ferrer García con el apoyo de 3 de sus “secuaces” le propinó una paliza al holguinero por supuestas sospechas en su contra.
 

(Con información de Granma y Razones de Cuba)