Cadena hotelera Islazul crea nuevas ofertas en tiempos de pandemia

Foto: Raquel Sierra

Quedarse cruzados de brazos en espera del fin de la pandemia no ha sido una opción en la sucursal Habana de la cadena hotelera Islazul. Aunque sus hoteles no han estado cerrados del todo, porque han asumido diferentes misiones en el enfrentamiento y atención a la COVID-19, ante las dificultades para operar en este contexto, han desplegado varias iniciativas para generar ingresos.

Excursiones y ofertas de comidas para llevar son algunas de las propuestas que han alternado, en correspondencia con las fases en las que ha estado la capital y el país. 

 

Foto: Raquel Sierra

“A raíz del impacto que ha tenido la COVID-19 y en aras de lograr mayores ingresos, hemos creado un grupo de productos turísticos que durante la apertura levantaron las ventas, entre ellas una excusión a Pinar del Río, que tuvo muy buena aceptación”, explicó Yessy Oliva, especialista Comercial de la sucursal Islazul Habana.

Aunque se vieron interrumpidas por el incremento de la transmisión autóctona de la enfermedad, dijo, continuamos desarrollando nuevas propuestas, tanto para el mercado interno como para el internacional.

De acuerdo con Oliva, la sucursal tiene ofertas gastronómicas, vendidas también como paquetes, que pueden pagarse vía online,  a través del canal de venta de Biadondo, desde el exterior en USD y también, aquí, mediante los POS (terminales de puntos de venta) con tarjetas magnéticas en moneda libremente convertible (MLC) y moneda nacional.  “Son formas de pago que han tenido muy buena aceptación”, indicó.

Para realizar los pedidos, explicó, las personas interesadas envían un mensaje a la dirección liz.comercial@sucursal habana.islazul.tur.cu, pagadero mediante la pasarela de pago Biadondo.

Estas propuestas las brindaron los hoteles Lido y Caribbean, y este último elabora actualmente también algunas propuestas de pizzas para llevar. “Las ventas han sido muy buenas y le han reportado a la sucursal ingresos, por lo que continuaremos desarrollándolas,  con el objetivo de lograr dividendos superiores”, dijo la especialista Comercial.

En este sentido, dijo, estamos valorando la posibilidad de llevar algunas ofertas a domicilio, una de las solicitudes más frecuentes de los clientes, sobre todo en estos tiempos de pandemia, cuando se recomienda tanto el asilamiento físico.

Otras aristas

No pocas son las acciones que desarrolla la sucursal en la ciudad. “Algunos de nuestros hoteles funcionan hoy como centros de aislamiento, entre ellos Lido, San Alejandro y  Bella Habana.

Mientras, el Tulipán es el escogido en la cadena Islazul para la llamada operación Arribo, mediante la cual extranjeros y nacionales residentes en el exterior, o que regresan al país pasan sus seis días de aislamiento en instalaciones hoteleras.

El Tulipán “ha tenido muy buena aceptación, debido a que los clientes manifiestan que el servicio es muy positivo y de muy buena calidad, sobre todo el gastronómico”. La operación se adhiere al protocolo que establece que los clientes permanecen seis días y cinco noches en sus habitaciones, sin salir, y se les da un servicio a la habitación”, detalló Oliva.

Igual funcionamiento tiene la atención al personal médico y procedente de los centros de aislamiento, que se realiza actualmente en los hoteles Lido, San Alejandro y Bella Habana.  A juicio de la especialista Comercial, “ha sido una operación bastante exitosa. Después de cumplir con la misión,  que todos sabemos es bastante complicada,  se ha tratado de darles un servicio con la mejor calidad, ya que ellos vienen de asumir una tarea súper importante para el país”. 

Foto: Raquel Sierra

Además, no ha faltado la preparación para cuando la vida y el turismo entren en una nueva normalidad. “Se han realizado algunas acciones de mejoras y de inversiones en el Lido –cambio de decoración en recepción, restaurantes y habitaciones-, el Caribbean, donde fueron beneficiados el restaurante, lobby bar y se está trabajando en las habitaciones; al igual que en el Paseo Habana, con importantes mejoras en áreas comunes y progresivamente en su planta habitacional.

Pese a dedicarse a la operación Arribo, parte del hotel Tulipan se encuentra en obras, para mejorar el confort y la estética.

Todas estas acciones constructivas y de diseño, “permitirán a futuro, cuando se logre controlar la pandemia y reabrir el país al turismo nacional  e internacional, dar un mejor servicio, con una calidad que haga a los clientes sentirse satisfechos con la atención que le brinda Islazul Habana”, consideró Oliva.

(Tribuna)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.