Todas las entradas de: guayacandecuba

La verdadera farsa de #TodosMarchamos lanza su nuevo espacio en la web. #Cuba

 

Por Percy Alvarado Godoy / Descubriendo Verdades
Poco tiempo he de dedicar al farsante, salvo el suficiente para desenmascararlo. Esta tendenciosa campaña fabricada desde afuera ye impulsada por el llamado Foro Por Los Derechos y Libertades (ForoDyL) pretende falsamente intentar aglutinar a una inexistente sociedad civil opuesta a la Revolución, cuando en realidad no es más que una patraña mal montada, encaminada a engatusar a los incautos que todavía creen que estos farsantes tengan representatividad alguna entre los cubanos.
La creación de un sitio web sobre la misma no es más que parte de los esfuerzos de los enemigos de Cuba por sostener y apuntalar este proyecto subversivo cuyo efecto es totalmente cuestionable.
La verdad es simple: mientras se vanaglorian de sus seguidas 37 provocaciones, lo cierto es que estos mercenarios participan en las provocaciones dominicales, son detenidos unas breves horas y, posteriormente, viajan al exterior –principalmente a Miami- para gozar de los beneficios de un turismo político al que saben sacarle el mayor beneficio posible. Lo cierto es que a Miami no marchan todos aquellos que participan en estas reducidas marchas provocadoras, sino sus líderes. Solo en 2015 estos cabecillas vinculados en alguna forma a este proyecto realizaron 180 viajes por el mundo, muchos de ellos en más de 10 oportunidades.
Entonces, amigos lectores, la verdad es que solo unos pocos sacan provecho de esta farsa y se pelean entre ellos por dinero y protagonismo. Son provocadores dominicales y turistas el resto del tiempo.

Venezuela celebra aniversario 135 de la primera visita de Martí a Caracas

2016-01-21 19:54:47 / web@radiorebelde.icrt.cu / Minoska Cadalso Navarro

Venezuela celebra aniversario 135 de la primera visita de Martí a Caracas. Foto: Minoska Cadalso

En la Plaza Bolívar de Caracas, como hace 135 años se conmemoró la llegada por vez primera a la capital venezolana del joven José Martí aquel 21 de enero de 1881 cuando casi cayendo la noche sin siquiera buscar hospedaje, fue ante la estatua ecuestre del Libertador a inclinar su corazón ante él.

Venezolanos y cubanos de las misiones sociales y de la representación diplomática antillana se reunieron para conmemorar la llegada del Apóstol a la ciudad y es que muchos años después todavía aquí se honra a Martí, según resaltó Rogelio Polanco embajador de La Habana en Caracas, quien agregó que Martí es parte de la forja y su estancia en Venezuela contribuyó con su pensamiento antiimperialista y por eso nos conmueve mucho que el pueblo venezolano continúe con estos actos de recordación que mantiene vivo el pensamiento del Héroe Nacional cubano, el gran bolivariano que todos conocemos.

Sady Arturo Loayza, director de la biblioteca nacional de Venezuela y de la Casa Nuestra América José Martí en Caracas declaró a la prensa cubana que rendirle homenaje al apóstol significa seguir impregnados de su espíritu emancipador. ”Chávez le regala a Venezuela el pensamiento de José Martí, la interpretación que le da al ideario bolivariano, lo asumió como suyo y muestra de eso es que para el Comandante Patria es América y eso se traduce en los miles de cubanos que están en nuestro país en las diferentes misiones”.

Con motivo del aniversario 163 del natalicio de José Martí, y el 135 de su llegada a Venezuela, comenzó en Caracas, capital de Venezuela, una jornada de recordación al Héroe Nacional de Cuba.

Entre las actividades que se realizarán durante los próximos diez días, destaca la jornada de promoción literaria que se llevará a cabo en bibliotecas públicas de este país.

También se inaugurarán las exposiciones Rostros de Bolívar en el Arte Popular, y Fotos de la Revolución Cubana, de la colección de la Embajada de la República de Cuba en Venezuela.

5to Aniversario de las Razones de Cuba .

12552913_983567068403358_6707982504988624270_nEste es el  logo  que presidirá  las actividades  por el 5to Aniversario  de la denuncia de las Razones de Cuba del  año 2011 . Donde  se pudo  conocer la labor anónima y arriesgada de seis  ex agentes  de la  Seguridad  Cubana que estuvieron durante  años infiltrados en las  filas  del  enemigo. Carlos Serpa Maceira , Emilio,  Moisés  Rodríguez Quesada , Vladimir , Dalexis González  Madruga , Raúl,Frank  Carlos  Vázquez , Robin, José Manuel Collera Vento , Gerardo, Y Raúl Capote Fernandez , Daniel . Seguimos  en  combate junto a Fidel y Raul con la  convicción de Patria O  Muerte.

“ME ENORGULLECE EL PROTAGONISMO DEL PUEBLO”

 

Foto: Agustín Borrego Torres. Revista LaCalle

ALINA M. LOTTI  |  19 ENERO, 2016
Resulta grato escucharlo, habla despacio y no recurre a textos ni a apuntes. Jorge Lezcano Pérez hace gala de una buena memoria y de ella, como si fuera una gran bolsa, extrae acontecimientos y fechas a los cuales en algún momento de su vida estuvo vinculado.
La Revolución le es consustancial. Indudablemente, a este proceso no solo se entregó en disímiles tareas, sino al que hoy, ya jubilado y pese a algunas limitaciones por cuestiones de salud, se dedica siempre y cuando reclamen su experiencia y sabiduría.
En su casa, rodeado de fotografías que le traen innumerables recuerdos, recorre la historia de su vida muy vinculada a la de la nación, por las responsabilidades que ocupó en organizaciones como el Partido, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Asamblea Nacional del Poder Popular.
“Me crié en la barriada de Santos Suárez junto a Evelio Rodríguez Curbelo*. A los 14 años de edad empecé a trabajar en el taller de Artes Gráficas, donde se editaban las revistas Carteles y Vanidades, y me inicié en el Movimiento 26 de Julio y en la lucha clandestina.
“Allí al triunfo de la Revolución (fue interventor de esa empresa) inauguré una biblioteca y le puse el nombre de Evelio. Para la actividad invitamos al Che, pues ellos se conocieron durante la lucha en la Sierra Maestra y, desde entonces el Guerrillero Heroico le profesó una gran admiración”; comenta Lezcano mientras sostiene la imagen que guarda de aquel suceso, y lo muestra a él, siendo muy joven, al lado del Comandante Ernesto Guevara.
rostros-2
EN LOS CDR DESDE EL COMIENZO
Luego de 1959 Jorge Lezcano trabajó en el Departamento de Industrialización del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), fue secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Administración Pública, secretario organizador del comité regional del Partido en Morón y Camagüey, todo eso hasta que en 1973 fue promovido a coordinador nacional de los CDR, responsabilidad que asumió durante seis años.
“Fue la etapa de la institucionalización del país y los CDR resultaron elemento clave en todo ese proceso, pues apoyaron lo concerniente a la elaboración del carné de identidad, participaron en la movilización para la aprobación del referéndum constitucional, y contribuyeron significativamente en la estructura que definió la división político-administrativa, cuya experiencia en la provincia de Matanzas dio inicio al Poder Popular.
“Asimismo, los CDR tuvieron a su cargo la convocatoria en la comunidad para las asambleas de nominación, colaboraron dando a conocer la biografía de los delegados y, posteriormente, hicieron su aporte tanto en las elecciones generales como en la organización del Primer Congreso del Partido (en 1975).
“En 1977 los CDR celebraron su primer congreso donde fueron aprobados los estatutos de la organización. En ese momento nació un nuevo concepto de vigilancia revolucionaria —más allá de la guardia en la cuadra y en la zona— para defender a la Revolución contra toda manifestación enemiga; se comenzó a luchar contra el delito, las ilegalidades; se suscribieron las tareas para fortalecer el trabajo con la familia, y se concibió la acción cotidiana en la formación y educación de los cederistas y, por ende, de toda la población”.
rostros-1
Sin embargo, con los años el trabajo decayó un poco. ¿Qué estrategia pudiera seguirse para mantener viva la organización?
“En la actualidad las condiciones son distintas, la sociedad y los miembros de la organización han cambiado y los problemas son más difíciles en el orden político – ideológico y de la batalla de ideas; hoy, aún más, cuando se han restablecido las relaciones con los Estados Unidos.
“Para nosotros debe estar claro que el objetivo permanente del enemigo es destruir la Revolución, ahora con métodos más sutiles y eso hace también más compleja la labor de los CDR. Estoy en contacto con los compañeros de la dirección nacional, ya que ellos convocan de manera sistemática a los fundadores o a otros que ocuparon cargos importantes en sus primeros años, para escuchar opiniones y experiencias. En esos encuentros hemos debatido algunas de estas ideas y se han aportado sugerencias.
“La Revolución no puede concebirse sin los CDR, pues son considerables sus aportes a la defensa del país. Hay un elemento que no siempre se toma en cuenta cuando se habla de los CDR —en su momento lo ha destacado el propio Fidel— y es que gracias a su existencia nuestro Partido es una organización selectiva y ha podido mantener un vínculo estrecho con las masas.
“Su estructura sui géneris, a nivel de cuadra, permite movilizar y orientar de manera dinámica a la población para los diferentes cometidos en el orden político, económico y social.
“Hoy por hoy los CDR están trabajando mucho en el relevo; en incorporar a la juventud a las tareas para que la labor iniciada en 1960 continúe su marcha. En ese quehacer siempre ha sobresalido lo que hacen en favor de la unidad del pueblo y su continua superación político-ideológica.
“Creo que tienen la posibilidad —como ninguna otra organización— de mostrar lo mejor de la nación en su ejemplo solidario, humanista, y a la luz de las condiciones actuales deben desempeñar un papel activo en la protección de los niños y de los adultos mayores, en la atención de las necesidades de los ancianos; también en el apoyo a la escuela, en el rescate de los valores éticos, morales, en mostrar aquellos aspectos de nuestra sociedad que hacen fuerte e imperecedera a la Revolución”.
¿Qué no debe faltarle a un dirigente de la organización en la base?
“Sensibilidad, modestia, decir siempre la verdad y mantener un constante vínculo con los cederistas, escuchar sus opiniones e inquietudes para ayudar a resolver los problemas de la comunidad. Un elemento sustancial en el trabajo de los CDR es que además de ser una organización de masas —la más amplia de la sociedad— sus representantes también ejercen el gobierno en el barrio, en la zona, en la circunscripción, pues integran (por ley) los consejos populares, una de las estructuras de base del Poder Popular, diseñada para gobernar y controlar en esa instancia a las entidades administrativas y estatales”.
En su vida política usted ha transitado, además, por el Partido, la Asamblea Nacional del Poder Popular. ¿Qué experiencias le han aportado?
“Ha sido un honor haber dirigido organizaciones políticas y de masas, como el Partido y los CDR, además de ocupar responsabilidades en el Parlamento, donde fui vicepresidente de la Asamblea Nacional y en otro momento estuve al frente de la comisión de Relaciones Internacionales.
“He aprendido muchísimo del contacto permanente con la gente, y he tenido la posibilidad de escuchar sus opiniones y conocer sus virtudes e inteligencia. Al mismo tiempo, me enorgullece ese protagonismo del pueblo para que la Revolución sea real, válida y pueda avanzar. Es importante aprender a dirigir con las masas y desde ellas, con la sabiduría del pueblo, esa es la experiencia más rica que he acumulado durante todos estos años”.
*Valeroso combatiente del Ejército Rebelde que por su audacia y arrojo ofreció su vida por la libertad. El 30 de octubre de 1958, durante el combate de Wilson cerca de El Cristo, en la antigua provincia de Oriente, cayó mortalmente herido.

 

RevistaLaCalle

FELIPA SUÁREZ RAMOS  |  19 ENERO, 2016
Cuba jamás dejará de batallar por la recuperación de los 117,6 kilómetros cuadrados de su territorio, ocupados por Estados Unidos de América desde hace 112 años en virtud de la Enmienda Platt, impuesta como apéndice a la Constitución de 1901 mediante la fuerza y la coacción.
Ese acto estuvo precedido por la Resolución Conjunta (Joing Resolution) sancionada por el presidente William Mc Kinley en abril de 1898, y por el Tratado de París, de diciembre de ese año, en los cuales el país norteño reconoció el derecho de Cuba a ser “libre, independiente y soberana”.
Incorporadas sus tropas a la contienda independentista cubana cuando la derrota de España estaba próxima, los estadounidenses se las agenciaron para apoderarse de la victoria del Ejército Libertador, de tal modo que el 1ro. de enero de 1899 un gobierno interventor militar asumió el mando. El 25 de julio del siguiente año, el gobernador Leonard Wood convocó a la elección de delegados a una Asamblea Constituyente que se encargara de redactar la carta magna de la república a instaurar, de acuerdo con lo estipulado en la Resolución Conjunta.
Los asambleístas iniciaron ese proceso el 5 de noviembre de 1900 y lo concluyeron el 21 de febrero de 1901 con la firma de la Constitución de la República de Cuba. Mas Estados Unidos les exigió definir en ella lo que consideraba debían ser las relaciones entre ambas naciones, a lo cual se negaron al no ser esa la misión confiada por el pueblo. Tal actitud motivó que Wood, violentando un derecho inalienable de los cubanos, emitiera una orden militar mediante la cual exigía el cumplimiento de sus propósitos, o de lo contrario sus tropas no se retirarían de la Isla.
Así, el 12 de junio de ese año quedó aprobado el magno documento con la incorporación, como apéndice, de la Enmienda Platt, contenida en la ley de créditos para el ejército estadounidense en este archipiélago durante el año fiscal a concluir en junio de 1902.
IMPLICACIONES DE LA ENMIENDA
Base-Naval-de-Guantánamo-1
Foto: Internet
Con la imposición de ese engendro jurídico, Estados Unidos entró en una serie de contradicciones e infracciones de lo estipulado tanto en la Resolución Conjunta —donde se hacía referencia a una Cuba libre— y del Tratado de París —el cual limitaba sus obligaciones al tiempo que ocupara la Isla—, como demuestra el contenido de sus ocho cláusulas. Entre estas destacaban la III y la VII, por sus gravísimas implicaciones. Con respecto a esta última, al explicar su voto contrario a la enmienda, Manuel Márquez Sterling¹ indicó que en la III descansaba “(…) el sistema coercitivo de la ordenanza impuesta como grillete de usurpación a los ideales tronchados de la República sin soberanía”, al estipular que:
“(…) el Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos puedan ejercer el derecho de intervenir para la preservación de la independencia de Cuba y el sostenimiento de un Gobierno adecuado a la protección de la vida, la propiedad y la libertad individual y al cumplimiento de las obligaciones, con respecto a Cuba, impuesta a los Estados Unidos por el Tratado de París y que deben ahora ser asumidas y cumplidas por el Gobierno de Cuba”.
Y para Juan Gualberto Gómez² equivalía a “(…) entregar a los norteamericanos la llave de nuestra casa para que puedan entrar en ella a todas horas, cuando les venga el deseo, de día o de noche, con propósitos buenos o malos (…)”.
Con relación a la cláusula VII relativa a la cesión por Cuba de territorios para la instalación de estaciones navales o carboneras, Juan Gualberto Gómez señaló: “(…) bajo cualquier punto de vista que se mire, su finalidad no es otra que la merma del poder de los futuros gobiernos de Cuba y de la soberanía de nuestra República”.
De la referida enmienda se derivaron el acuerdo para el arriendo de terrenos en Guantánamo y Bahía Honda, en febrero de 1903, y el Tratado Permanente, de mayo de ese año, que reproducía textualmente la condición referida al alquiler de tierras. Así, el 10 de diciembre de ese año EE.UU. ocupó el área del poblado guantanamero de Caimanera, acto que desencadenó una situación preñada de ilegalidades atentatorias contra la soberanía cubana, aún vigentes. Con vistas a ampliar el área despojada, el 22 de diciembre de 1912 rescindió lo convenido con respecto a Bahía Honda.
Como es de suponer, la presencia de la base yanqui fue repudiada desde el primer momento por la población cubana e influyó política, económica e ideológicamente en el país, en especial en la región donde se encuentra. A esto se sumaron las andanzas de los marines destacados en ella en los denominados días “francos”, con la consiguiente proliferación de la prostitución, los vicios y el contrabando.
Base-Naval-de-Guantánamo-2
Foto: Internet
Esa situación solo se revertió tras el triunfo revolucionario del 1º. de enero de 1959, y ese enclave no tardaría en convertirse en guarida de contrarrevolucionarios que la emplearon como puente para la infiltración y exfiltración de agentes, y punto desde donde provenían todo tipo de provocaciones y agresiones.
La actividad anticubana generada allí determinó que la Revolución decidiera la creación de una fuerza que velara por la seguridad del territorio no ocupado. Tal actitud, mantenida durante décadas, tuvo su más alta expresión cuando disparos provenientes de la base hirieron gravemente a combatientes de la brigada de la frontera e incluso provocaron la muerte de los jóvenes soldados Ramón López Peña y Luis Ramírez López, en 1964 y 1966, respectivamente.
Conversaciones sostenidas en septiembre de 1994, como consecuencia de la llamada “crisis de los balseros”, dieron como resultado la existencia de un clima de distensión. No obstante, Estados Unidos continúa empleando la instalación para fines ajenos a los que le dieron vida, entre ellos, como centro de concentración y prisión donde los detenidos son sometidos a torturas, vejaciones y discriminación.
El pueblo cubano ha reclamado siempre la devolución del territorio ocupado, porque como afirmó el líder de la Revolución Fidel Castro Ruz, el 26 de julio de 1962, es “(…) un pedazo de tierra al cual no renunciaremos jamás y no cejaremos de reclamar hasta que sea devuelto a nuestro país. Esa base es además un puñal clavado en el corazón de la tierra cubana (…)”.
DEFENDER LA SOBERANÍA
vista-aérea-base-naval-Guantánamo-1-(internet)
Foto: Internet
Luego del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, el presidente Raúl Castro Ruz ha reiterado que la total normalización se alcanzará “(…) cuando se ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero; se devuelva a nuestro país el territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval de Guantánamo; cesen las transmisiones radiales y televisivas y los programas de subversión y desestabilización contra la isla, y se compense a nuestro pueblo por los daños humanos y económicos que aún sufre”.
Así manifestó en su discurso en el debate general del 70 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 28 de septiembre del 2015, y estas palabras siguen siendo respaldadas en distintos escenarios, como el IV Seminario Internacional de Paz y Abolición de Bases Militares Extranjeras, celebrado a finales de noviembre en la ciudad más oriental de Cuba. Asistieron más de 200 pacifistas, entre ellos representantes de los 40 países miembros del Consejo Mundial por la Paz, para entre otros objetivos, favorecer el intercambio de experiencias sobre las consecuencias de esas instalaciones militares enclavadas en diferentes partes del mundo.
ROSARIO DE VIOLACIONES
Un tratado es nulo si ha sido obtenido mediante la coacción o la amenaza. Tal es el caso de la instalación de la base naval de Estados Unidos de América en Guantánamo, derivada de la Enmienda Platt, aceptada por los constituyentistas porque, de no hacerlo, se mantendría la intervención militar estadounidense en la Isla. Además, el pueblo y Gobierno cubanos están en contra de su permanencia.
– De acuerdo con el principio de pacta sunt servanda, todo pacto debe ser firmado de buena fe por las partes que se obligan, y en torno al establecimiento de esa instalación militar primaron las ansias de injerencia y poder de Estados Unidos sobre Cuba.
– El artículo VII de la Enmienda Platt señaló como objetivo el establecimiento de bases navales o carboneras, lo que EE.UU. contravino al instalar una base castrense, violación agudizada por su empleo como centro de tortura y prisión.
– Mediante la cláusula rebus sic stantibus, el Derecho Internacional establece que un tratado deja de existir cuando cambian las circunstancias en que fue suscrito. Ese es el caso de la base yanqui en Guantánamo, porque el Gobierno de la Isla no reconoce el tratado firmado en 1903, y el pueblo cubano reclama la devolución de esa porción de suelo patrio.
– Todo arrendamiento resulta temporal por su naturaleza, y la perpetuidad de ese enclave en la provincia más oriental de Cuba es incompatible con dicho principio. También lo es la firma del arrendamiento sin término, pues presupone que el propietario puede recobrar en cualquier momento, o en el monto en que fuere acordado, la posesión y uso del bien pactado.
– Estados Unidos ha utilizado la base como centro de concentración, prisión, vejaciones y discriminación, en franca violación de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario. (Fuente: Tomado de una entrevista concedida por la licenciada en Derecho Dorys Quintana a esta autora y a la colega Alina Martínez Triay) 
¹Manuel Márquez Sterling (1872-1934). Escritor, periodista y diplomático cubano. En 1934 fue presidente de la República de Cuba durante seis horas.
²Juan Gualberto Gómez (1854-1933). Es considerado uno de los patriotas más consecuentes con los principios independentistas que ha tenido la Historia de Cuba. Mencionado por la historiografía cubana casi siempre por ser la persona elegida por José Martí para organizar los preparativos dentro de la Isla para la Guerra de Independencia.