Todas las entradas de: guayacandecuba

Mariel: en el vórtice del desarrollo económico cubano

ZONA ESPECIAL DE DESARROLLO

La Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), aspira a ser un referente regional en la captación de capital extranjero
14 de enero de 2016 23:01:41
Ana Teresa Igarza. Foto: Jose M. Correa
A 45 kilómetros al oeste de La Habana avanza un proyecto que busca fomentar el desarrollo económico sostenible de la nación a través de la atracción de inversión extranjera, garantizando la concentración industrial, la innovación tecnológica y la protección del medioambiente.
La Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), aspira a ser un referente regional en la captación de capital extranjero, cuyo desarrollo tecnológico propicie producciones y servicios de alto valor agregado en articulación con nuestra economía.
Para acercarse a este proyecto Granmaconversó con Ana Teresa Igarza Martínez, directora general de la Oficina de la ZEDM.
—La ZEDM cumplió dos años: ¿cómo va­lora su comienzo?
—En este periodo nos hemos concentrado fundamentalmente en dos elementos: atracción de inversionistas y desarrollo de infraestructuras; por tanto a nivel táctico como estratégico, se ha trazado la estrategia de promoción dirigida a mercados meta y la ejecución del planeamiento regional detallado, lo que nos indicará cómo desarrollar el primer sector de la Zona y estamos pensando en extendernos a dos sectores más.
“Como parte de lo que hicimos a nivel tác­tico, garantizamos que la Zona tenga una co­nexión multimodal: accesos ferroviario y por carretera, y marítimo a través de la Terminal de Contenedores, inaugurada unos meses después de la Zona, además hay que resaltar la proximidad a los aeropuertos.
“Esto propicia al inversionista usar varios tipos de transporte para el traslado de sus mercancías y el personal en función de la Zona.
“Comenzamos con una estrategia de promoción a determinados países, pero sin defi­nir líneas directas o empresas que nos interesa atraer.
“En el último año, a partir del estudio de mercado, logramos determinar cuáles son las empresas del perfil industrial y la actividad que queremos atraer, en función de lo cual definimos las misiones promocionales al exterior, lo que continuaremos en el 2016.
“También contratamos el planeamiento ge­neral detallado del Sector A con la compañía Bouygues Bâtiment Internacional, que debe es­tar concluido este año y armoniza todas las pretensiones iniciales que teníamos de las ubicaciones de las áreas y los desarrollos.
“Por otra parte, la Zona Especial, además de contar con regímenes y políticas particulares, ha logrado agilizar los trámites y eliminar cargas burocráticas. En función de lo anterior, he­mos seguido trabajando estrechamente con los organismos de la Administración Central del Estado y se han emitido normas jurídicas que sustentan nuestra labor.
“También se ha implementado por primera vez en el país el sistema de Ventanilla Única, a través de la cual se realiza toda la tramitación de documentos, licencias, permisos y autorizaciones que requiera el inversionista.
“Este sistema, aunque hoy está solamente sustentado en la estructura de la Oficina, se in­terconecta con todos los organismos que intervienen en la tramitación. Aspiramos a que los organismos puedan estar junto a nosotros en la sede definitiva de la ZEDM, y por tanto el inversionista pueda entrar por una puerta y al salir, tendrá todo tramitado”.
—¿Qué ventajas tiene invertir en la ZEDM?
—La primera y más importante no solo de invertir en la Zona, sino de invertir en Cuba, es la fuerza laboral calificada con que contamos. El carácter universal y gratuito de la educación cubana propicia una fuerza laboral disponible en amplios sectores de la economía para podérsela ofrecer a los inversionistas extranjeros.
“Otro elemento vital es la privilegiada posición geográfica en el centro del mar Caribe y próxima al cruce de los ejes Norte-Sur y Este-Oeste del tráfico marítimo internacional de mer­cancías.
“Ya en la ZED específicamente, están el men­cionado sistema de Ventanilla Única y el ré­gimen especial tributario que es mucho más atractivo que el aplicable al resto de la inversión extranjera en el país.
“El impuesto sobre las utilidades, que en el país oscila entre un 15 % para la inversión ex­tranjera mixta y un 35 % para la de capital 100 % cubano o extranjero, en la Zona las em­presas tendrán una exención impositiva por diez años a partir del inicio de sus operaciones, y posteriormente tributan un 12 %.
“Ello está incentivando a muchas empresas del país a invertir en la Zona. Ya hay tres proyectos con capital 100 % cubano aprobados y otros en fase de preparación de sus expedientes, de las actividades industriales, biotecnología y farmacéutica”.
—¿Cuáles son las empresas aprobadas como usuarias de la ZEDM?
—De las 11 empresas en total aprobadas, las tres empresas con capital cubano son una para servicios logísticos, el Banco Financiero Inter­nacional S.A. y la terminal de contenedores. Esta última contó con un crédito para su construcción, otorgado por el gobierno brasileño al gobierno cubano, y se propone convertirse en importante puerto de trasbordo y centro logístico regional.
“La terminal de contenedores es operada por la compañía PSA International, de Sin­gapur, mediante un contrato de administración por diez años. PSA International es líder mundial en la actividad de trasbordos marítimos y operaciones portuarias en más de 30 países.
“En la Terminal la mayoría del personal es cubano. Se trabaja con mucha fortaleza la ca­pacitación por parte de los expertos extranjeros, quienes ofrecen asesoría bajo un contrato de administración de servicios con una vigencia de diez años.
“Por otra parte, se aprobaron dos empre­sas con capital 100 % mexicano: Richmeat de Cuba S.A. dedicada al procesamiento de productos cárnicos, y Devox Caribe S.A., que producirá pinturas, impermeabilizantes y aditivos.
“También hay dos empresas con capital bel­ga: BDC Log S.A. se dedica a la logística, al arren­damiento de medios de transporte y de equipos de manipulación, y a su mantenimiento y reparación; y BDC Tec S.A., de la in­dustria electrónica, que producirá pizarras eléctricas y sensores de temperatura para la industria, que hoy son importados por el país.
“A su vez, la empresa de capital 100 % español Profood Service producirá jugos, concentrados, bebidas alcohólicas y no alcohólicas.
“Asimismo, la empresa mixta con Brasil, Brascuba Cigarrillos S.A., tiene una experiencia de 20 años en nuestro país y se está redimensionando en su nueva ubicación de la ZEDM, con lo que diversificará sus productos, aumentará su capacidad productiva e incrementará las exportaciones. Brascuba se propone un encadenamiento con la agroindustria nacional y una asistencia técnica que elevará la producción del tabaco Virginia, materia prima para el cigarro rubio. Por sus buenos resultados durante años, la Oficina consideró, y así lo aprobó el Consejo de Ministros, que su vigencia se elevara a 40 años, el doble de lo actual”.
“Desde el inicio del actual año se han aprobado dos nuevos proyectos: la empresa mixta cubano-holandesa Unilever Suchel S.A., que construirá una moderna planta para la producción de artículos de aseo y cuidado personal, limpieza y cuidado del hogar; y la empresa constructora de capital 100 % brasileño Com­panhia de Obras e Infraestrutura S.A. (COI), que brindará servicios constructivos a las em­presas que se establezcan en la Zona”.
—¿Empresas de qué perfil son de interés para la ZEDM?
—La estrategia prevé captar empresas de todas las ramas de la industria para sustituir importaciones y, siempre que sea posible, ge­nerar exportaciones, con prioridad en la biotecnología y la farmacéutica.
“Otros sectores priorizados incluyen las in­dustrias de la electrónica, y de envases y embalajes, hoy con un alto componente de im­por­tación. Igualmente en la ligera para el abastecimiento de productos para la población, la me­talmecánica, la actividad logística y la prestación de servicios. En las industrias alimentaria y agrícola se pretende lograr una cadena agro­industrial que aporte a la autonomía alimenticia de la nación.
“Estamos buscando el establecimiento de empresas constructoras dado el volumen de ejecución de obras que se demanda y la necesidad de adquirir nuevos métodos gerenciales, técnicas constructivas más modernas y equipamiento que permita agilizar las obras.
“Promovemos el establecimiento de instituciones financieras y bancarias, pues al inversionista extranjero le resulta más atractivo te­ner cerca las de su país para que sustenten sus créditos.
“También resulta de interés atraer a desa­rrolladores internacionales, que operarían en la Zona bajo concesión administrativa de áreas a desarrollar y gestionar. Esta modalidad lleva intrínseca la presentación por parte del inversionista de un plan de negocios que incluya su proyección de desarrollo y crecimiento, las in­dustrias que se establecerían en esas áreas y las compañías meta, que por su relevancia in­ter­nacional prestigian la inversión y las zonas es­peciales donde se radican.
“La Oficina está inmersa además en la revisión para su aprobación de nuevos expedientes y en la evaluación de otras experiencias.
“En cuanto al desarrollo de las infraestructuras, se avanzó en la ejecución del vial norte-sur y se inicia la ejecución del vial este-oeste, y ya es­tán listas las parcelas de los primeros inversionistas y continuamos urbanizando el resto”.
—¿Hay empresas estadounidenses interesadas en la ZEDM?
—Existe interés por parte de las empresas de Estados Unidos, pero también mucha preocupación por el tema del bloqueo.
“La empresa Cleber LLC, dedicada a la fa­bricación de maquinarias agrícolas, ya presentó la ficha preliminar de su proyecto ante la Ofi­cina de la ZEDM, pero está a la espera de una autorización por parte de su gobierno de la Ofi­cina de Activos Cubanos (OFAC), para poder pre­sentar oficialmente el expediente de su proyecto para ser evaluado.
“Esto se le informó desde marzo del 2015 e hicieron la solicitud a OFAC en los meses si­guientes, sin que hasta el momento tengamos conocimiento de que se les haya dado la autorización.
“Muchas otras tienen un marcado interés en establecer almacenes para la comercialización de productos y no en la inversión. Nosotros en todos los casos hemos aclarado que este no es el objetivo de la Zona. Nuestro objetivo, y eso se lo decimos no solo a las empresas norteamericanas, sino a todas, es producir.
“Quizá cuando la Zona tenga una madurez de productores establecidos se podrá evaluar la posibilidad, como país, de establecer las llamadas zonas libres, zonas francas o un área de de­pósito establecida. Pero en esta nueva eta­­pa te­nemos la obligación de priorizar el espacio pa­ra el establecimiento de empresas productivas”.
—¿Cuáles son los principales retos para un proyecto como este?
—Nuestra visión es llegar a ser una zona es­pecial de referencia en la región y para eso tenemos varios retos a lo interno y a lo externo.
“Internamente aspiramos a crecer en profesionalidad, de modo que seamos un referente en la atracción de las inversiones y el establecimiento en la zona. Otro reto es que se establezcan empresas que sean líderes en el mundo y  sirvan de motor impulsor a nuestra economía.
“A lo externo hay un reto que no depende de nosotros, sino de la existencia del bloqueo, que es nuestro principal obstáculo ya que mientras exista, muchas de las grandes empresas se van a limitar, ya sea en el tipo de proyecto que van a presentar en cuanto a su alcance o complejidad, o no van a entrar por el temor de ser sancionados y afectar sus negocios o actividades dentro del territorio norteamericano.
“Lo principal en lo cual tenemos que concentrarnos es lograr que la Zona crezca cumpliendo las mejores prácticas, atrayendo a in­versionistas de renombre que la prestigien y ge­neren producciones con valor agregado, y que además preserven el medioambiente”.
—¿Qué impacto tendrá la ZEDM en el proyecto de desarrollo económico y sostenible del país?
—Como expresé antes, uno de los elementos que se prioriza es que el proyecto sustituya una importación o genere una exportación. To­dos los casos de los proyectos que hemos aprobado contribuyen de una forma u otra a am­bos objetivos, y van a ser un pilar fundamental pa­ra crear las condiciones para el salto que re­quiere dar el crecimiento del Producto Inter­no Bruto (PIB) cubano.
“Esto no se percibirá en esta primera etapa porque es la fase de inversión, pero, una vez que comiencen a producir las empresas y esa inversión se recupere, habrá ganancias para el país no solo por los impuestos, sino también por ahorros en fletes, en contrataciones que hoy se ha­cen en el exterior y entonces haríamos acá.
“Asimismo, al estar las producciones más adecuadas a las necesidades de Cuba, no tendríamos que ir a buscar un mercado, sino que aquí los productores acondicionarían su producto a las características del país.
“Otro elemento fundamental es que va a tributar mucho a la superación de la calificación del personal y la generación de empleos con buenas condiciones de trabajo e ingresos”.

Memorial José Martí cumple su aniversario 20

 

Con motivo de la fecha se llevarán a cabo disímiles actividades a lo largo del 2016
Visita realizada al Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución
La actividad político cultural por el aniversario de la inauguración del Memorial se efectuará el 1ro. de febrero.Foto: Alberto Borrego
Veinte años han pasado, desde aquel 27 de enero de 1996, cuando el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz dejó inaugurado el Memorial José Martí, e hizo realidad su idea de convertir el Monumento ubicado en la Plaza de la Re­volución de La Habana en un centro de homenaje permanente a nuestro Héroe Nacional.
Ana María Troya, encargada de Rela­ciones Públicas del centro, explicó que la institución se pro­pone realizar durante todo el año variadas actividades, como la puesta en funcionamiento de su página web, en la cual el usuario podrá encontrar información tanto histórica como de actividades culturales y noticias del centro y de la vida y obra de José Martí. Ade­más, está prevista la publicación de una nueva edición de las revistas Algo más que piedra, y
Para un amigo sincero, que recogen los trabajos premiados en el concurso que se realiza anualmente.
El jueves 28 de enero tendrá lugar la inauguración de una exposición filatélica, del co­leccionista Grigori Martín Martínez, que recoge sellos de José Martí, el Monumento y la Pla­za de la Revolución. Además, se realizará la con­ferencia El antimperialismo en el pensamiento martiano, que será impartida por Ja­vier Sanzo Díaz, museólogo de la institución, actividad que contará con la participación de los niños del Coro Solfa dirigidos por la maestra Mailán Ávila.
Está previsto que la actividad político cultural por el aniversario de la inauguración del Memorial, se efectúe el 1ro. de febrero a las 3:00 p.m., y que cuente con la presencia del Maestro Frank Fernández —quien fuera el artista que realizó el concierto de inauguración en 1996— y el Coro de la Schola Can­torum Coralina, dirigido por la maestra Alina Orraca.
En ese espacio se reconocerá a los trabajadores fundadores, así como a aquellas personas que hicieron posible la proyección y creación de este lugar, que tiene como objetivo mantener viva la vida y obra de nuestro Héroe Nacional.
También, como parte de las celebraciones, debe quedar inaugurada una exposición de más de 20 artistas de la plástica que durante estos años han expuesto en el Memorial, con la curaduría del artista Kamil Bullaudy.
“Durante dos décadas el Memorial ha sido protagonista de una extensión cultural me­diante más de 500 actividades anuales dirigidas hacia niños, jóvenes y adultos, a través de las peñas Romance, Vida y la del payaso Alepi­to. Asimismo, brinda un sostenido apoyo y divulgación a muchos artistas, con más de 300 exposiciones en estos 20 años, entre las más destacadas Fidel es Fidel, del fotógrafo Ro­berto Chile, que recibió alrededor de 8 000 visitantes en un mes”, afirmó la subdirectora del Centro Enith Alerm Prieto.

Hemos sido capaces de hacer lo que parecía casi imposible

 

HACE 55 AÑOS

El pueblo movilizado y la opinión pública impidieron la agresión
19 de enero de 2016 22:01:30
Portada del periódico Revolución con motivo de la desmovilización de los milicianos cubanos en 1960.Foto: Archivo
Entre los días finales de 1960 y los primeros de 1961, múltiples evidencias confirmaron que el presidente Eisenhower había autorizado la puesta en marcha del plan de invasión a Cuba an­tes de que —el 18 de enero—, John F. Ken­ne­dy asumiera el gobierno de Estados Unidos. Para enfrentar ese inminente peligro, al mismo tiempo que el Gobierno Revolucionario denunciaba el plan imperialista ante el mundo, movilizaba militarmente a decenas de miles de cu­banos, quienes  ocuparon sus puestos de combate en las trincheras. Preparar al pueblo y alertar a la opinión pública mundial impidieron que la agresión fuera consumada.

LA DESMOVILIZACIÓN SE DECIDE POR EL CAMBIO DE ADMINISTRACIÓN

En todo el territorio nacional, el 20 de enero de 1961, fueron celebrados actos de indescriptible fervor revolucionario para la desmovilización de los milicianos que regresaban nuevamente a sus hogares y a sus puestos de trabajo tras persuadir a los imperialistas de que una agresión a Cuba no sería un paseo militar.
Fidel presidió la desmovilización de los mi­licianos de La Habana; mientras que el comandante Raúl Castro, casi a la misma hora, lo ha­cía en Santiago de Cuba.
Ese día, desde la terraza norte del Palacio Presidencial, a las 5:45 de la tarde, el Co­man­dante en Jefe habló ante la multitud de milicianos sobre la situación de peligro que aconsejó la movilización militar y, especialmente, a los cambios que se habían producido en los últimos días. Fidel dejó muy claro que “la desmovilización la decide el cambio que acaba de tener lugar en la administración de los Estados Unidos. ¿Qué quiere decir esto? Esto es lo que nosotros debemos analizar. ¿Quiere decir que los peligros han desaparecido para nosotros? No. ¿Quiere decir que los problemas del mun­do se han resuelto? No. […] El cambio de ad­ministración que ha tenido lugar en los Es­ta­dos Unidos solo significa una ligera esperanza de la Humanidad de que el gobierno de ese país rectifique, si no todos, por lo me­nos una parte de los grandes desaciertos y de los grandes errores de la administración anterior.1
Después de valorar la significación del es­fuerzo del pueblo cubano durante la movilización, que alejó el peligro de una intervención, Fidel convocó a los milicianos a regresar a sus hogares y a sus centros de trabajo, con el orgullo del deber cumplido, pero no creyendo que todos los peligros habían desaparecido y los llamó a regresar de inmediato a las trincheras, si de nuevo la Patria se viera amenazada. Fidel reconoció que “al haber arribado al 20 de ene­ro con la Patria y la Revolución intactas, el pueblo ha ganado una batalla más”. 2
Y esta batalla se logró gracias al pueblo, porque, al decir de Fidel: “Hemos sido capaces de hacer lo que parecía casi imposible y esto nos ha enseñado una cosa: que el pueblo lo puede to­do, que el pueblo es capaz de las más increíbles hazañas, y que solo el pueblo es capaz de realizar proezas semejantes, y que solo el respaldo del pueblo es capaz de lograr empresas tan difíciles. ¡Solo cuando el pueblo es una sola alma, solo cuando el pueblo es una sola idea, solo cuando el pueblo es un solo ideal, solo cuando el pueblo es un solo amor a una causa muy grande, estas cosas son posibles”. 3

¡AMISTAD PARA TODOS, SUMISIÓN PARA NADIE!

En Santiago de Cuba, el comandante Raúl Castro reconoció que aunque en ese momento se consideraba que habían pasado los días de mayor peligro, eso no significaba que el peligro hubiese cesado totalmente. Y, de inmediato, explicó a los milicianos que: “El abandonar par­cialmente las trincheras, preparadas con toda precipitación durante estos días, no quiere de­cir que no volvamos a ellas, y no solo cuan­do haya movilización, sino como parte de los futuros entrenamientos para hacerlas mejores, para ha­­cerlas más resistentes, y para hacerlas —como nos dijera un compañero miliciano— ‘firmes en nuestros parapetos’. Mu­chas zanjas de co­municaciones entre las trincheras, pero ni si­quiera un caminito para retirarnos, ¡porque los milicianos de Oriente no nos retiraremos de las trincheras!”. 4
Raúl se refirió a que nuestras victorias, no eran solo de Cuba, sino que eran victorias directas de doscientos millones de latinoamericanos y de muchos millones de africanos y asiáticos. Destacó que “estamos desarrollando una obra de la que por muchos años tendrá que hablar la historia del mundo. Pero a veces pienso que no le damos toda la importancia o que no nos percatamos de la gran importancia mundial que tiene nuestra Revolución”. Y más adelante, reflexionó cómo “destruimos los mi­tos que la propaganda dirigida y consuetudinaria había afirmado como creencia tradicional en las mentes de nuestro pueblo, venciendo un ejército moderno, llegando el pueblo al po­der, iniciando una Revolución, recuperando nuestras riquezas […] queremos amistad con todos los gobiernos, pero, antes que nada, con todos los pueblos del mundo. Nosotros hemos dicho una y otra vez que ofrecemos ¡amistad para todos, pero sumisión para nadie!”. 5

NUESTRA FUERZA ES TAMBIÉN LA FUERZA DE LA RAZÓN DE LOS DEMÁS PUEBLOS

La fuerza que acompañó a los milicianos fue —al decir de Fidel—, la fuerza de nuestra ra­zón, de nuestra moral, de nuestro derecho, saber que estábamos defendiendo lo nuestro, saber que estábamos defendiendo algo muy justo y muy sagrado, nos dio confianza en que nosotros podríamos resistir cualquier golpe.
A la fuerza del pueblo cubano se unió la fuerza de la solidaridad del mundo. “Son esas dos fuerzas que se complementan, porque la solidaridad no significaría nada sin nuestra propia fuerza, y nuestra propia fuerza necesita de la solidaridad de los demás pueblos. Nues­tra fuerza no es la sola fuerza de nuestra razón, nuestra fuerza es también la fuerza de la razón de los demás pueblos del mundo”. 6
Antes de concluir su intervención, Fidel insistió en la necesidad de seguir preparándose militarmente, pues mientras exista el menor peligro para Cuba no podría disminuir el es­fuerzo de entrenar, organizar y armar cada vez más al pueblo. El líder de la Revolución reafirmó que no se cerrarían las escuelas de milicias. “Todas continuarán funcionando a todo ritmo para que si en cualquier momento nos vemos ante un peligro inminente de agresión, no tengamos que hacer artilleros en veinticuatro hor­as. Que antes que sobren cañones, que sobren ar­tilleros. Que antes que sobren fusiles, que so­bren batallones. Que antes que falten oficiales, que sobren oficiales. Que antes que falten fortificaciones, que sobren fortificaciones”. 7

KENNEDY: CINCO DECLARACIONES CONTRA CUBA EN 20 DÍAS

¡Cuánta razón había en las reflexiones de Fidel y Raúl! La historia se encargó de reafirmarlo. Pues, pocos días después de haber asumido la presidencia, Kennedy profirió amenazas contra Cuba. Sus declaraciones echaron por tierra las palabras que pronunciara en la toma de posesión cuando prometió “comenzar de nuevo” en lo que se refería a rehacer las maltrechas relaciones entre Estados Unidos y América Latina. A solo diez días de asumir la presidencia, ante el Congreso, el nuevo mandatario puso de manifiesto la existencia de una conjura de los gobiernos de América, dirigida por Estados Unidos, contra Cuba y afirmó que “en América Latina los agentes comunistas tratan de explotar la revolución pacífica de esta región, y han establecido una base en Cuba a solo 90 millas de nuestras playas. […] Nos hemos comprometido a trabajar con nuestras repúblicas hermanas para liberar a las Amé­ricas de ese dominio extranjero y de tal tiranía trabajando a favor de un hemisferio libre, con gobiernos libres, extendiéndose de Cabo de Hor­­nos hasta el Círculo Ártico”. 8
El 1ro. de febrero, nuevamente Kennedy formuló otro ataque contra Cuba cuando de­claró que Fidel Castro y la Revolución Cubana eran factores en los “delicados problemas” que afrontaba Estados Unidos al intensificarse el poder del Primer Ministro cubano y el aumento de las milicias en ese país. Al referirse a la política militar norteamericana, el nuevo mandatario afirmó que “no serían alterados los planes trazados por Eisenhower hasta que el nuevo secretario de defensa hiciera un análisis de la situación”. 9
El 8 de febrero, en la tercera conferencia de prensa que ofreciera tras asumir el poder en los Estados Unidos, al tratar sobre distintas cuestiones de interés nacional e internacional, Ken­ne­dy afirmó que su gobierno “está prestando gran atención a la cuestión de la exportación de la Revolución Cubana a La­ti­noamérica”.
Así, en esos tonos, continuaron las declaraciones del nuevo mandatario contra Cuba. Fi­del, hablando sobre el tema, en una reunión en el teatro Blanquita [hoy Karl Marx] celebrada el 11 de febrero de 1961, preguntó al público si ellos sabían qué le dolía al señor Kennedy; el porqué de cinco declaraciones contra Cuba en apenas 20 días de gobierno; el porqué de esa actitud agresiva frente a la actitud serena del Gobierno Revolucionario; el porqué de esa actitud provocadora frente a la actitud ecuánime del Gobierno Revolucionario; el porqué de esa especie de obsesión que tiene por Cuba; el porqué de ese nerviosismo y el porqué de esa histeria. Ante el público expectante, Fidel respondió: “Por una sola causa: nuestros éxitos. Lo que pone nervioso al imperialismo, lo que no deja dormir a Kennedy, lo que lo lleva a una política de agresión más agresión, y de amenazas más amenazas, y de declaración más de­claración contra Cuba, son, sencillamente, nues­tros éxitos. ¡De qué dolor de cabeza se habría librado el imperialismo, si en vez de éxitos cosecháramos fracasos!10

1 Fidel Castro Ruz: Obra Revolucionaria, Im­prenta Nacional, 20 de enero de 1961, p. 6.
2  Ibídem, p. 7.
3  Ibídem, p. 10.
4 Discurso de Raúl Castro. Revolución,  21 de enero de 1961, p.7.
5    Ibídem.
6 Fidel Castro Ruz: Obra Revolucionaria. Im­prenta Nacional, 20 de enero de 1961, p. 12.
7  Ibídem, p. 16.
8  Revolución, 31 de enero de 1961, pp. 1 y 2.
9  Revolución, 2 de febrero de 1961, pp. 1 y 14.
10 Fidel Castro Ruz: Obra Revolucionaria, 11 de febrero de 1961, pp. 12-13.

 

NUEVE PREGUNTAS SOBRE LOS SISMOS EN SANTIAGO DE CUBA

 

sismologico cuba

Publicado el Martes, 19 Enero 2016 22:23
Escrito por Luis Ángel Rondón Álvarez
Aun cuando tiende a disminuir el número de eventos sísmicos en Santiago de Cuba, desde que en la madrugada del pasado domingo comenzó a registrarse una actividad anómala a 40 kilómetros al suroeste de la ciudad, persisten en la población inquietudes asociadas a la ocurrencia de un sismo de gran intensidad.
Con la premisa de dar respuestas a tales preocupaciones, el Doctor en Ciencias Bladimir Moreno, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CNAIS), asistió a un panel televisivo donde despejó las siguientes interrogantes:
bladimir moreno director CNAIS panel informativo sismo santiago

DrC. Bladimir Moreno, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, durante un programa informativo especial que transmitió el canal Tele Turquino.
¿La actividad sísmica se ha normalizado?
En estos momentos se están registrando alrededor de 3 a 4 eventos por hora, una cantidad que aún es bastante si tenemos en cuenta que en condiciones normales ocurren de 10 a 15 sismos diarios. Solamente hoy han ocurrido 59 temblores, por lo que la situación sísmica se mantiene anómala hasta tanto no se llegue a los estándares que se tienen estadísticamente.
¿Por qué se estima que sea en Santiago de Cuba donde ocurra un terremoto de gran magnitud?
Santiago de Cuba está ubicada muy cerca a la falla Oriente que limita las fronteras de las placas tectónicas de norte América y la del Caribe. Los terremotos fuertes que se han registrado en Cuba han ocurrido a lo largo de esta frontera de placa tectónica. Esto se debe a que se necesita físicamente un área bastante grande en una falla importante para generar un evento fuerte, lo que no quita que hayan ocurrido eventos en todo el país, porque también existen fallas tectónicas en el interior de las placas.
Existe preocupación sobre la ocurrencia de un terremoto de gran magnitud. ¿Este puede predecirse?
Eso es imposible. Los pronósticos se basan a mediano y largo plazo pero no ha podido predecirse hora, día ni la magnitud exacta de un terremoto.
¿Por qué tiembla más de noche que de día?
El terremoto es un fenómeno que puede ocurrir en cualquier hora del día. En el caso de los eventos registrados en Cuba, desde quye existen instrumentos de medición, se aprecia que entre las 11 de la noche y las 3 de la mañana el número de sismos es superior al de otras horas del día. Esto todavía no tiene una explicación científica acertada, de todos modos nos hemos planteado esa interrogante.
Una de las posibles teorías es la fuerza gravitacional que ejerce la luna sobre las mareas, la cual también ejerce deformaciones milimétricas sobre la corteza terrestre. Estas deformaciones también tienen dos picos de doce horas y coinciden bastantes con el pico de eventos registrados en nuestro catálogo histórico de sismos.
Que ocurran sismos moderados continuamente, ¿podría evitar un terremoto de gran magnitud?
El número de eventos de moderada magnitud que se necesita para liberar la energía que desprende un terremoto, por ejemplo de 7.0, es muy grande. Tal es así, que se necesitan más de 32 mil eventos de magnitud 4.0 para liberar la misma energía que un sismo de 7.0. y hasta la fecha solo se registran alrededor de 600 eventos y el 80 por ciento son menores de 3.0. por tanto, que tiemble bastante, como hasta ahora, no significa que se esté liberando la anergía de un gran terremoto.
Entonces ¿puede terminar esta actividad anómala con un terremoto de gran intensidad?
En Cuba hemos tenido varias situaciones anómalas a causa de enjambres de terremotos y no ha ocurrido ninguno de gran magnitud. Es que resulta más común en la estadística mundial que tras una situación anómala no ocurra nada a que acontezca un gran terremoto. Por ejemplo, de cada 100 actividades anómalas que se registran solo cinco terminan con un gran movimiento telúrico.
Entonces ¿por qué la alerta?
A penas empieza una actividad sísmica anormal aumenta la probabilidad de ocurrir un terremoto fuerte porque por lo general los grandes sismos tienen premonitores, y en Cuba ya existe en antecedente del terremoto de 6.7 de 1932 al sureste de Santiago de Cuba, el cual estuvo antecedido por eventos perceptibles durante los dos o tres días precedentes.
¿Ocurrirá en esta zona un terremoto de gran magnitud?
No podemos decir cuándo pero es casi seguro. Las deformaciones que tienen las cortezas alrededor de las fallas tectónicas que existen en el mundo son constantes en el tiempo. En el caso de Cuba, esa deformación constante anual es de un centímetro y mientras pase más tiempo respecto al último terremoto fuerte, mayor será la intensidad del próximo que ocurra. Los terremotos son cíclicos porque esa deformación tiene que volver a su estado normal por lo que en algún momento tendrá que liberarse esa gran deformación.
Entonces ¿qué recomienda?
Es imposible saber si es alta o baja la probabilidad que ocurra un terremoto grande, por eso es mejor es estar preparados para mitigar los posibles daños.