Archivo de la categoría: Las Razones de Cuba

Cuba: Qué otra cosa podemos hacer

Por Raúl Antonio Capote
Reflexiones en torno al 5to aniversario de Las Razones de Cuba.
11667368_884243361669063_5653173776885992091_nAgentes Emilio Vladimir Robi y Raul de izquierda a derecha
Cinco años es poco tiempo, pero para nosotros han sido cinco siglos de fervor, entusiasmo, pasión y cariño, un cariño inmenso, incomparable, ha sido un periodo de retos, de adaptación, de incomprensiones, de dolor también. Hace cinco años se realizó la denuncia pública conocida por Las Razones de Cuba a través de la exhibición por la televisión cubana de la serie del mismo nombre, comenzó con los capítulos de La Ruta del Terror, donde el pueblo cubano y el mundo entero conoció las acciones de hombres como Chávez Abarca y Ernesto Cruz León, responsables de actos terroristas en La Habana, actos organizados y financiados desde los EE.UU.
Luis Posada Carriles, la Fundación Nacional Cubano Americana, la CIA son denunciados contundentemente por Cuba como autores intelectuales de las bombas puestas en la Habana,Percy Alvarado, agente Fraile para la Seguridad del Estado cubano da elementos incuestionables sobre estas actividades enemigas.
La Serie continúa y el 26 de febrero se hace pública la actividad de dos agentes de los Órganos de la Seguridad del Estado, Moisés Rodríguez, agente Vladimir, compañero que durante 27 años permaneció dentro de las filas de la contrarrevolución y Carlos Serpa Maceira, agente Emilio, periodista independiente, hombre de confianza de los medios de prensa contrarrevolucionarios en Cuba y Miami, vocero de las Damas de Blanco, grupo creado y financiado por los servicios especiales estadounidenses.
Luego saldría la historia de Dalexis González Madruga, agente Raúl, un joven ingeniero a quien la CIA con todo su poder y dinero no pudo comprar, la historia casi legendaria de Frank Carlos Vázquez, agente Robin, quien estuvo 5 años en Chicago, EE.UU, y la del hombre extraordinario que dedicó toda su vida a combatir a los enemigos de la Revolución, 36 como agente de la Seguridad del Estado, José Manuel Collera Vento. El agente Gerardo.
El último capítulo de la serie saldría el 4 de abril del 2011, donde estuvo implicado el autor de estas líneas.
de-izquierda-a-derecha-580×281
La vida nos unió a los 6 de las Razones como el pueblo comenzó a identificarnos, nos volvimos más que hermanos, nos unen cosas muy fuertes, son vínculos que nada puede romper fácilmente, nuestro amor a Cuba, nuestro amor a la Revolución, nuestra fidelidad a la patria a Fidel, a Raúl y al Ministerio del Interior del que nos consideramos hijos. Nos diferencian algunas cosas, lógicas, dada la experiencia personal de cada cual, somos críticos entre nosotros y con nosotros, pero como dijo Fidel el ser capaces de hacer la renuncia más grande que un hombre puede hacer que es la renuncia aparente del honor, nos hizo fuertes y tolerantes, comprensivos y combativos a la vez.
En cinco años hemos recibido el cariño inmenso del pueblo, en todas partes, en todas las circunstancia, amor que sabemos no va dirigido a nuestras personas sino a lo que representamos y defendemos, cuando en esos primeros meses en que salimos a la luz pública nos veíamos rodeados de personas constantemente, abrazándonos, queriendo fotografiarse con nosotros, cuando éramos recibidos como héroes en poblados, ciudades, calles, parques, gobiernos y sedes del partido en las provincias, podemos asegurar que nunca la vanidad hizo mella en nosotros, quizás alguno creyó que la misión cumplida era importante y sinceramente pensamos y creíamos, mirando a nuestros compañeros, cuanto valor se necesita para salir así dar la cara y entrar en la lista negra para siempre de los enemigos,de la CIA, de la contrarrevolución y de los tapaditos, pero pensábamos enseguida, la vida si es necesario por este pueblo generoso de héroes que nos da más de lo que merecemos.
Hemos vivido también ataques `personales, en la calle, en las guaguas, en todas partes, no solo de la contra también de los tapaditos, de los resentidos, de los envidiosos, de los que se dejan dominar por las miserias humanas, hemos sufrido la incomprensión de los burócratas, de los que creen tener una vara para medir, evaluar y premiar el sacrificio de los demás, pero que poco nos conocen, no saben, no pueden entender que somos, que crecimos en la escuela de Fidel, que sabemos que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.
No tenemos privilegios, andamos a pie compartimos P-4, P-6, almendrones, botellas, junto a nuestro pueblo, que nos cuida, que nos regaña cuando nos ve, por ejemplo, regresar tarde y esperar en el Paradero de Playa un P-4 para ir a casa, que no nos quiere cobrar cuando nos prestan un servicio propio de su negocio particular, que nos confía sus problemas, sus dudas, que cree en nosotros, que nos invita a su casa a compartir como parte de su familias, somos cubanos de a pie.
Somos gente común, compartimos carencias y dificultades, como todos, formando parte de todos. Hemos carecido de cosas elementales en este proceso de readaptación a la vida normal, en que nuestras vidas dieron un giro de 180 grados, tantas cosas cambiaron de golpe, empatar el tiempo y la vida allá donde la dejamos hace años con nuestro tiempo de ahora, había que jugar al duro, la vida había seguido su curso inexorable, teníamos que empezar de nuevo, algunos de cero.
Vivimos durante años como especie de monjes que renuncian a todo lo material de este mundo, dedicados a cumplir con la tremenda oportunidad que se nos daba de servir a la patria, agradecidos de que se nos confiara tan honorable tarea, temerosos de no estar a la altura, vigilantes del posible error humano, nada se interponía en nuestro afán, el deber lo cubría todo, planes de vida, expectativas, carrera profesional, futuro, familia.
Ahora de golpe, estaban los libros por escribir, la carrera abandonada, los problemas por solucionar, la vida normal frente a nosotros, las pequeñas cosas cotidianas, el gozne de la puerta, el techo que se filtra a chorros cuando llueve, el todo y la nada cotidiana en medio de una felicidad que no conoce límites. ¡Cumplimos!
Hemos recibido condecoraciones, premios, medallas, reconocimientos de todo tipo, no todos merecidos. Nunca solicitados.
Durante estos cinco años hemos estado en contacto con millones de jóvenes en todo el país, universidades, escuelas secundarias, pre-universitarios, escuelas formadoras de maestros, no hemos dejado de recorrer el país, ni pensamos dejar de hacerlo mientras creamos útil nuestro mensaje, nuestros intercambios con la nueva generación, creemos que nuestro conocimiento del enemigo es necesario trasmitirlo, compartirlo. Aprendimos a escuchar y hemos aprendido mucho de nuestros jóvenes en quienes creemos y confiamos plenamente. A ellos entregamos nuestras vida de ahora en lo adelante, no aspiramos a más que ha servirles.
En estos cinco años sufrimos el dolor de la separación con nuestros seres queridos, la lejanía que se hizo inmensa con muchos de ellos después de la denuncia del 2011, la muerte de mi madre, su casi agonía de un año, sin poder estar a su lado, sin poder acompañarla, sin poder darle ánimo, sin poder despedirme de ella a la hora final, después de más de 5 años sin verla, ella allá en Miami, dejó una profunda huella en mí.
Nuestros hijos crecieron, tenemos muchas razones para estar orgullosos de ellos, pasaron duras pruebas y salieron mejores hombres y mujeres. Estuvimos en el Palacio de las Convenciones de la Habana en el acto donde se entregó la orden Playa Girón y el Título de Héroes de la República de Cuba a nuestro cinco hermanos, René, Tony, Gerardo, Ramón y Fernando, compartimos la emoción del momento y sentimos que un ciclo se cierra, estamos orgullosos, aquí están en medio del pueblo nuestros cinco héroes, también pusimos nuestro granito de arena en su liberación.
Hoy, junto a los niños de la Colmenita, junto a nuestros Diputados, junto a la Dirección de nuestro país, junto a nuestros compañeros, gritamos con toda la fuerza del alma ¡CUBA, amada, qué otra cosa podemos que hacer!
Aquí estamos y estaremos siempre los 6 de las Razones, en combate, junto a nuestro pueblo. Viva Fidel, Viva Raúl, Viva la Revolución.

Seguimos en combate junto a Fidel y Raul esas nuestras Razones que son las razones de Cuba · El 26 de febrero del 2011 dos cubanos humildes, dignos hijos de su pueblo, denunciaron a través de la televisión cubana en el programa Las Razones de Cuba las actividades de elementos pagados, organizados y alentados por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución, ambos durante años penetraron las filas de la contrarrevolución interna y con su trabajo abnegado detuvieron los planes de la CIA para derrocar el poder del pueblo y restaurar a la crápula anexionista, cobarde y rastrera que sueña con imponer de nuevo en Cuba su imperio de la desigualdad, la pobreza, el servilismo al yanqui, que sueña con la Cuba de los 50 la de la mafia y los asesinatos, la de los desalojos de campesinos, el hambre crónica, el desempleo y la prostitución, la Cuba aquella donde mandaba el asesino más grande de la historia de Cuba, solo comparable a Valeriano Weyler y Nicolau, Fulgencio Batista, ladrón, mafioso, capo de capi y servil cipayo del Imperio yanqui. Pero hoy, hombres como Carlos Serpa y Moisés, suman miles, cientos de miles, millones, dispuestos a dar su vida por la Revolución El 26 de febrero del 2011 dos cubanos humildes, dignos hijos de su pueblo, denunciaron a través de la televisión cubana en el programa Las Razones de Cuba las actividades de elementos pagados, organizados y alentados por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución, ambos durante años penetraron las filas de la contrarrevolución interna y con su trabajo abnegado detuvieron los planes de la CIA para derrocar el poder del pueblo y restaurar a la crápula anexionista, cobarde y rastrera que sueña con imponer de nuevo en Cuba su imperio de la desigualdad, la pobreza, el servilismo al yanqui, que sueña con la Cuba de los 50 la de la mafia y los asesinatos, la de los desalojos de campesinos, el hambre crónica, el desempleo y la prostitución, la Cuba aquella donde mandaba el asesino más grande de la historia de Cuba, solo comparable a Valeriano Weyker y Nicolau, Fulgencio Batista, ladrón, mafioso, capo de capi y servil cipayo del Imperio yanqui. Pero hoy, hombres como Carlos Serpa y Mosiés, suman miles, cientos de miles, millones, dispuestos a dar su vida por la RevoluciónFoto de Raúl Capote Fernández.

11013511_814449611981772_2700987385459093003_n
· El 26 de febrero del 2011 dos cubanos humildes, dignos hijos de su pueblo, denunciaron a través de la televisión cubana en el programa Las Razones de Cuba las actividades de elementos pagados, organizados y alentados por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución, ambos durante años penetraron las filas de la contrarrevolución interna y con su trabajo abnegado detuvieron los planes de la CIA para derrocar el poder del pueblo y restaurar a la crápula anexionista, cobarde y rastrera que sueña con imponer de nuevo en Cuba su imperio de la desigualdad, la pobreza, el servilismo al yanqui, que sueña con la Cuba de los 50 la de la mafia y los asesinatos, la de los desalojos de campesinos, el hambre crónica, el desempleo y la prostitución, la Cuba aquella donde mandaba el asesino más grande de la historia de Cuba, solo comparable a Valeriano Weyler y Nicolau, Fulgencio Batista, ladrón, mafioso, capo de capi y servil cipayo del Imperio yanqui. Pero hoy, hombres como Carlos Serpa y Moisés, suman miles, cientos de miles, millones, dispuestos a dar su vida por la Revolución
El 26 de febrero del 2011 dos cubanos humildes, dignos hijos de su pueblo, denunciaron a través de la televisión cubana en el programa Las Razones de Cuba las actividades de elementos pagados, organizados y alentados por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución, ambos durante años penetraron las filas de la contrarrevolución interna y con su trabajo abnegado detuvieron los planes de la CIA para derrocar el poder del pueblo y restaurar a la crápula anexionista, cobarde y rastrera que sueña con imponer de nuevo en Cuba su imperio de la desigualdad, la pobreza, el servilismo al yanqui, que sueña con la Cuba de los 50 la de la mafia y los asesinatos, la de los desalojos de campesinos, el hambre crónica, el desempleo y la prostitución, la Cuba aquella donde mandaba el asesino más grande de la historia de Cuba, solo comparable a Valeriano Weyker y Nicolau, Fulgencio Batista, ladrón, mafioso, capo de capi y servil cipayo del Imperio yanqui. Pero hoy, hombres como Carlos Serpa y Moisés, suman miles, cientos de miles, millones, dispuestos a dar su vida por la Revolución Foto de Raúl Capote Fernández.

‪#‎Cuba‬ ‪ Una década defendiendo las conquistas de la Revolución Cubana desde las filas de sus enemigos

Berta10447744_827889763925636_5490578684638420120_n10982175_827889123925700_7340428880501059213_n11025805_827889417259004_5250224837726918400_nBrigada 25061926676_827889027259043_2063632158658933134_n

Diez años haciéndome pasar por un enemigo de la Revolución Cubana no fue fácil , fue un sacrificio intenso y una entrega sin limites a los ideales , la convicción de Patria O Muerte me acompaño las 24 horas del día los siete días de la semana y los 365 días del año .Un 26 de febrero del año 2011 se pudo conocer que siempre acompañe a la Revolución , a Fidel a Raúl , y que fue consecuente con el dia que naci y el nombre que llevo , el 10 de octubre y Carlos Manuel .

Siempre habrá un Emilio

Hasta poco antes de salir esta entrevista era considerado el vocero de las damas de blanco y uno de los «periodistas independientes» con más reportes para medios anticubanos. Sus revelaciones ponen al desnudo la vigencia de la política subversiva de Estados Unidos contra Cuba.

 

Carlos Manuel Serpa logró acceder a los más altos jefes de la SINA, entre ellos, Michael Parmly. Foto: Juventud Rebelde12081-fotografia-m

 

Deisy Francis Mexidor
digital@juventudrebelde.cu
27 de Febrero del 2011 1:52:34 CDT

 

«Un saludo a la audiencia de Radio República. Desde La Habana les habla Carlos Serpa Maceira, director de la Unión de Periodistas Libres de Cuba…».
La sorpresa ha sido grande: Carlos Serpa Maceira, el «periodista independiente» que más reportes tuvo para los medios anticubanos en el 2009 es, sencillamente, Emilio, agente de la Seguridad del Estado.
Su identidad decidió develarse por los órganos del Ministerio del Interior como una prueba irrefutable de la labor de los grupúsculos de la contrarrevolución en el país, desnudando así a sus principales mentores y al enfermizo propósito de las sucesivas administraciones de Estados Unidos de derrocar a la Revolución Cubana. Para tales fines, dirigen, financian, apoyan, amparan y promueven una «disidencia» sin legitimidad en la Isla.
—¿Dónde naciste?
—Soy matancero, de Cárdenas, de la tierra del líder estudiantil José Antonio Echeverría. Nací un 10 de octubre, el mismo día en que en 1868 se dio el grito de independencia o muerte en el ingenio La Demajagua por el Padre de la Patria, por eso mi nombre es Carlos Manuel.
—¿Pero tienes una afinidad muy especial con la Isla de la Juventud?
—Ahí vivo y nació mi hija que ya tiene 18 años. La Isla de la Juventud forma parte de mi historia y está en mi corazón.
—¿En qué contexto surge Emilio?
—Ese es mi seudónimo dentro de la Seguridad del Estado. Así se llamaba mi tío, quien me crió, pensé que llevar su nombre era la mejor forma de honrar su memoria y lo que siempre defendió. El fue combatiente en Playa Girón.
«Emilio, el agente, comenzó a cumplir misiones desde el año 2001».
—¿Con quiénes te vinculaste entonces?
—Con el denominado Comité Pinero pro Derechos Humanos, cuyo presidente era Hubert Rodríguez Tudela, que en la actualidad se encuentra en Estados Unidos; posteriormente paso a la Fundación Isla de Pinos de Derechos Humanos y Fomento Territorial, otro grupúsculo contrarrevolucionario que estaba asentado ahí, y del que me convierto en una especie de «vocero». En esa etapa comencé a dar mis primeros reportes para Radio Martí.
«Luego me vinculé con la Unión de Periodistas y Escritores Cubanos Independientes, una pretendida agencia de prensa de igual perfil a los grupúsculos mencionados, que era dirigida por la ciudadana Fara Armenteros, hoy residente también en EE.UU.».
—¿Cómo es que se produce ese contacto?
—Yo trabajaba como inspector estatal. Fueron algunos elementos contrarrevolucionarios los que se acercaron a mí, situación que comuniqué enseguida a la Seguridad del Estado. A partir de ese instante se decidió que empezara en esta misión.
—¿Cómo llegas a La Habana?
—Debido a la propia complejidad de las tareas que estaba desempeñando, se me orienta el traslado hacia la capital del país.
«Así fue como tuve un mayor contacto con el mundo de la contrarrevolución».
—Desde tu experiencia, ¿qué opinión te merece esta llamada «oposición» o «disidencia» interna?
—La contrarrevolución ha vendido su alma al diablo. Son mercenarios, no son ni patriotas ni tienen convicciones. Están en función de los dólares, de hacer campaña y sacar dinero, y le voy a poner un ejemplo: Jorge Luis García Pérez (Antúnez), a quien le han dado tremenda fama hacia el exterior.
«Supuestamente, él dice que va a convocar una marcha contrarrevolucionaria en cualquier lugar de Cuba y de forma automática le mandan dinero para eso.
«Desde aquí reportan que en la “manifestación” estuvieron 150 ó 200 personas —lo que es incierto porque, cuando ha hecho algo, son él con dos provocadores más—, y ¿qué hace Antúnez con ese dinero? Pues se da la gran vida.
«Están los casos de Martha Beatriz Roque Cabello, que recibe por tonga la plata —y conocemos quién es Martha Beatriz—, de Elizardo Sánchez, de Juan Carlos González Leyva —este último es el secretario ejecutivo del autotitulado Consejo de Relatores de los Derechos Humanos en Cuba.
«González Leyva se ha cogido este problema del mercenarismo como un modo para obtener provechos personales; por ejemplo, a algunas de las mujeres con las cuales ha sostenido relaciones las ha sacado del país mediante el Programa de Refugiados de la SINA. También con el cuento de recargar las tarjetas de teléfono a los presos ha pedido dinero a organizaciones contrarrevolucionarias de Miami y luego mete la mano, se lo roba.
«Está claro que a ninguno de estos llamados disidentes les asiste la moral, lo único que los anima es la ruta del dinero. Y además, buena parte de los que están vinculados a esos grupos han llegado, incluso, hasta a pedir que se recrudezca el bloqueo contra nuestra patria.
«A mí mismo me propusieron un día que iban a administrarme un blog y hasta me dijeron que le pondrían El Guayacán cubano. Con todas las letras me plantearon que querían que fuera similar al de la contrarrevolucionaria Yoani Sánchez para que ganara dinero y pudiera vivir».
—¿Y cómo se supone que funcionaría eso?
—Me explicaron que mediante el blog se le solicitarían donaciones a los  seguidores y me enfatizaron «te vamos a administrar el blog El Guayacán cubano, y a los seguidores tú les pides dinero para que puedas vivir».
«Ese blog quien realmente me lo administra es Enrique Blanco, un contrarrevolucionario radicado en Puerto Rico, de Operación Liborio, un proyecto dirigido a financiar desde el exterior a la llamada oposición.
«Él ha colgado informaciones en el blog como si fuese yo, simplemente si no puedo asistir a determinada actividad, en este caso casi siempre relacionada con las damas de blanco, se comunica de manera directa con ellas y redacta el reporte».
—Ya que se menciona el tema de la información, ¿es difícil organizar una campaña mediática contra Cuba?
—No es difícil. En mi caso solo tengo que comunicarme con Radio Martí y enseguida me devuelven la llamada. Yo puedo inventar ahora mismo una noticia y sin confirmar ni verificar nada la lanzan al aire.
«Hace poco fabriqué un ambiente alrededor del juicio a una contrarrevolucionaria. Dije que cuando yo salía de mi casa y pasaba por la sede del Tribunal Provincial Popular de Ciudad de La Habana había visto un gran despliegue de agentes de la Seguridad del Estado y que había podido observar también la presencia allí, aunque ellos no me vieron, de la prensa extranjera…
«Eso lo “adorné” un poco más con elementos como que los agentes de la Seguridad me habían reconocido y me habían introducido en un auto, y que bajo fuertes amenazas me llevaron hacia una unidad policial cercana.
«Cuando llamé a Radio Martí la persona que me atendió al teléfono me aclaró: “Cuando tú dices que te amenazaron tienes que explicar qué amenazas te hicieron”. Le respondí que sí, que no se preocupara y así armé mi noticia.
«Radio Martí no confirma nada. El asunto es denigrar a Cuba por cualquier motivo. Después que transmití eso me plantearon que también colocarían el reporte en los noticieros.
«En las campañas mediáticas contra Cuba el guión siempre viene desde el exterior. Se monta mucho en la mentira, en hacer historias de falsos arrestos, de incidentes donde no los hay, pero que se fabrican».
—¿Cuáles son las organizaciones que generalmente se prestan para amplificar esas campañas en el exterior?
—Con toda seguridad la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Reporteros Sin Fronteras (RSF). Son dos organizaciones que están prestas las 24 horas del día y los siete días de la semana para fomentar cualquier campaña mediática contra nuestro país.
—¿Cómo funciona el Programa de Refugiados de la SINA?
—El Programa de Refugiados de la Oficina de Intereses tiene el objetivo de demostrar que presuntamente hay un grupo de personas que se van de Cuba por persecución política, y en función de eso es que la mayoría de los elementos contrarrevolucionarios que están aquí hacen su “labor” interna.
«Ante la Sección de Refugiados deben ofrecer pruebas de que son acosados por el Gobierno cubano, inventan “argumentos” para  poder obtener una visa.
«La manipulación del término de Refugiado se pone de manifiesto en la cantidad de visas que se otorgan por este concepto cada año; sin embargo, cuando muchos de esos individuos adquieren la residencia en EE.UU. regresan de visita a Cuba sin ser molestados o detenidos por la Policía o la Seguridad del Estado, lo que no pasa con los que sí son refugiados en otros países.
«Durante provocaciones que realizaron las damas de blanco en marzo del 2010, una de esas mujeres, perteneciente al grupo de las damas de apoyo, me dijo desde el primer día: “Serpa, yo necesito que tú me ayudes con unas evidencias porque tengo la entrevista en Refugiados la semana que viene”. Estaba buscando su “aval” político. Persiguen mucho las fotografías donde aparecen en las caminatas, porque el Programa les exige, entre otras cosas, las noticias que salen en Internet y trabajan en base a eso. Óigame, cualquiera de estas mujeres van allí, llevan las fotos… y eso para la SINA es un testimonio fuerte».
—En el soporte a los grupúsculos de la contrarrevolución interna no solo actúa la SINA. ¿Qué hay con otras embajadas?
—Aquí en La Habana hay un selecto grupo de embajadas de la Unión Europea que están apoyando abiertamente a la subversión y puedo mencionar algunos casos.
«En la representación de Polonia estaba el diplomático Jacek Padee, quien se encontraba a cargo de los asuntos políticos, su presencia era frecuente en actividades de ese tipo.
«Antes de terminar su misión aquí, el señor Padee se encargó de recogerme los videos que yo tomé en varios puntos de aquí de Cuba para la realización de un documental sobre el contrarrevolucionario Orlando Zapata Tamayo. Esos videos los mandó desde su computadora a Pedro Corso, cabecilla del Instituto de la Memoria Histórica contra el Totalitarismo, un grupo radicado en Miami.
«La embajada de Holanda suele abastecer con recursos a la contrarrevolución, específicamente material de oficina; también apoya con el acceso a Internet.
«En la sede de la República Checa brindan suministro en medicamentos a los grupúsculos e incluso, les dan cita allí a los “disidentes” para documentar las “violaciones” de derechos humanos. En esas actividades se destacó el señor Pete Brandel, funcionario de la embajada checa. La representación de Suecia es otra que está metida en este asunto.
«El consejero de la embajada de Alemania, Volker Pellet, estuvo en abierta complicidad en todos estos actos, salió para la calle a apoyar a las damas de blanco en su actividad provocativa.
«O sea, en estos planes de mala fe contra nuestro pueblo y su Revolución, algunas embajadas europeas en La Habana se han prestado al juego sucio.
«En cuanto a cómo funciona la SINA puedo mencionar la actuación que tuvieron dos de sus funcionarios: Kathleen Duffy y Lowell Dale Lawton.
«En uno de los Té literario que suelen hacer las damas de blanco, Laura Pollán, cabecilla de la agrupación, me pidió que tomara un video donde ella está agradeciéndole a la Fundación Nacional Cubano Americana el apoyo que le ha dado al grupo.
«Yo tomé las imágenes y hablé con la Duffy, quien me expresó: “Ya yo pedí autorización a mis jefes”, y desde su computadora personal cogió el video que yo llevaba en una memoria flash; me abrió una cuenta en Youtube a mi nombre y lo colgó.
«Durante lo ocurrido en marzo, Laura Pollán me ordenó que le pasara mensajes a esa funcionaria, porque ella es quien monitorea las supuestas violaciones de los derechos humanos.
«Con Lowell Dale Lawton ha sido otro tanto. Él me solicitó que le hiciera una evaluación sobre las acciones de las damas de blanco,  especialmente después del rechazo y las críticas que recibió por los medios de prensa por su participación en esas acciones provocativas.
«Mediante correos electrónicos, Lawton ha recibido fotografías y reportes que él mismo me ha pedido. Justo al día siguiente de la marcha contrarrevolucionaria convocada en Miami por Gloria Estefan yo estuve en la SINA y Lawton fue a buscarme a uno de los centros de Internet que ellos tienen, pues quería hablar conmigo a solas para solicitarme información acerca de lo que había ocurrido el 25 de marzo durante la provocación de ese día. Sin dudas, han manipulado mucho el tema de esas mujeres. En la SINA ellas tienen vía libre.
«Por otra parte, hicieron hasta hoy todas sus provocaciones porque se han sentido protegidas por las fuerzas de la Policía cubana y de los miembros del Ministerio del Interior. Saben que no se permitiría que ocurriera ningún incidente trágico, que es lo que han estado buscando.
«Y los funcionarios de la Oficina de Intereses están al tanto; apoyan la labor subversiva no solo de las damas de blanco sino de todos los grupúsculos.
«Ahora, con la medida del Gobierno cubano de liberar a los presos contrarrevolucionarios, creo que se les está acabando la base para las acciones  provocativas. Por tanto, los he visto muy preocupados por tratar de presionar a algunas damas de blanco, entre ellas a Laura, para que no acepten la salida del país, y están desencadenando una campaña de prensa para hacerle ver al mundo que Cuba está practicando un destierro forzoso.
«Ahí ves la contradicción de su propia política contra la Isla, por una parte insisten en que la gente emigre para tratar de demostrar la falta de apoyo a la Revolución, y ahora no quieren que los contrarrevolucionarios que ellos mismos crearon y estimularon lo hagan porque se quedan sin actores para llevar a cabo sus planes subversivos».
—¿Quién es realmente Laura Pollán?
—Laura Pollán fue maestra de profesión. Después que ella se metió en esto de las damas de blanco ha cogido muchas ínfulas de protagonismo y de dinero, incluso ha habido pugnas entre ella y las mujeres del grupo por esa razón.
«Es muy amiga de Eulalia San Pedro, conocida por Laly, de la FNCA. Esta Eulalia es la que le envía los fondos, a nombre de la Fundación, para todos los actos provocativos.
«A propósito, cuando yo comencé como “periodista” de las damas de blanco, en mis reportes para Radio Martí y otros medios y sitios de Internet, yo solía mencionar mucho las continuas llamadas que Eulalia le hacía a Laura en todos los Té literario, hasta un día en que la propia Pollán y otra que fue del grupo, Miriam Leyva, me dicen  que no hiciera más alusión a ese nombre ni a la FNCA en los reportes, porque esa es una organización terrorista y en cualquier momento estarían saliendo por la Mesa Redonda de la televisión.
«Laura es manipuladora, muy habilidosa y ha estado involucrada en negocios ilícitos. Su nombre figura en la lista VIP de la SINA, eso le da la posibilidad de ser atendida de mañana o de tarde, a la hora que llegue a ese lugar».
—¿Quién sirve de canal para entrar los abastecimientos para la contrarrevolución?
—El canal principal es la Sección de Intereses estadounidense, que sin reparo alguno está violando la Convención de Viena. Me atrevo a asegurar que un 80 por ciento de esos abastecimientos se hace mediante los funcionarios diplomáticos de la SINA.
«Para las damas de blanco han entrado cajas y cajas enviadas desde Miami por el contrarrevolucionario Frank Hernández Trujillo, del grupo de apoyo a la “disidencia”.
«La SINA ha facilitado laptop y otros medios. Es curioso, cuando entregan algo hay que firmar papeles, es como si dieran un medio básico. Tengo entendido que lo hacen para que, en caso de abandono del país, devuelvan lo que no es suyo».
—¿Con qué terroristas son los principales vínculos?
—Además de la FNCA, hay relaciones con Horacio Salvador García Cordero, del llamado Consejo por la Libertad de Cuba. Él trabaja con Luis Zúñiga Rey.
«Otro es Ángel Pablo Polanco Torrejón, que ha estado promoviendo aquí un proyecto contrarrevolucionario que se llama Iniciativa Pro-Cambio, orientado, precisamente por Horacio y Zúñiga».
—¿Sería posible que describieras algunas de las facilidades que reciben los «opositores» que tienen acceso a la SINA?
—Una de las cosas que más llama la atención, en mi criterio, es todo lo que hacen para que esta contrarrevolución salga por Internet. Ellos han habilitado allí tres centros de Internet. Uno arriba, en el Consulado, denominado Eleonor Center, y además, el Lincoln Center y el Benjamín Franklin Center. Los nombran Centro de Recursos Informativos de la Sección de Intereses, dirigidos por la Oficina de Prensa y Cultura de la SINA.
«Allí distribuyen literatura contrarrevolucionaria y por ejemplo, reproducen como 100 ejemplares del periódico The Miami Herald, para distribuirlo entre los contrarrevolucionarios; pero también ponen esas publicaciones a disposición de los que van a trámites migratorios.
«A la SINA la sigo viendo como un “Estado Mayor”, desde donde se dirige táctica y estratégicamente la actividad de la contrarrevolución. Desde esos locales se preparan e instruyen a sus miembros y se les permite también imprimir volantes, declaraciones por cualquier cosa, sacar copias de materiales que después se distribuyen allí mismo, incluso se los hacen llegar a los propios funcionarios».
—Tú, ¿cómo accedes a la SINA?
—Al igual que a otros, me dieron la posibilidad de asistir todos los miércoles, pero cuando me reconocieron como el «periodista» de las damas de blanco, autorizaron también mis entradas los lunes. En ocasiones la SINA me ha permitido que yo entre y haga mis trabajos en ese lugar.
—¿Actualmente posees alguna categoría especial entregada por la Sección de Intereses?
—Estoy visado. El gobierno de Estados Unidos me dio acogida mediante el Programa de Refugiados por mi aval «contrarrevolucionario». Se consideró que yo era un «perseguido» por mi labor como «periodista independiente».
—¿En qué año?
—El 16 de noviembre de 2009. Por cierto, la visa la gestionaron algunas embajadas de la Unión Europea aquí en La Habana, específicamente Ingemar Cederberg, ex ministro consejero de la representación de Suecia.
—¿Cómo se fabrica un «disidente»?
—Yo soy un disidente fabricado. Mi caso es un ejemplo de cómo es posible hacer creer en el exterior que aquí existe una «gran» oposición y proliferación de grupos «anticastristas», como suelen denominarlos.
«En este mundillo podrán encontrarme como miembro, directivo, vocero… de agrupaciones casi fantasmas, que rezan en papeles y sin embargo, en el plano interno, el pueblo ni sabe que existen, porque no tienen arraigo y mucho menos seguidores.
«Para ser más explicito: Soy el coordinador nacional del proyecto cívico cultural Julio Tang Texier, financiado desde Miami por el terrorista Ángel de Fana Serrano, de Plantados por la Democracia, y quien ya había cumplido 20 años de prisión en Cuba por actividades  terroristas; pero ahora se las quiere dar de pacifista, de supuesto defensor de los “derechos humanos”.
«Soy director de la biblioteca independiente Ernest Heminway; director de la Unión de Periodistas Libres de Cuba —una “organización” que integran otras cinco personas, todas con el marcado interés de abandonar el país. Esa “Unión de Periodistas Libres” la sufragan también desde Miami, en este caso el Directorio Democrático Cubano (DDC).
«Fui representante de la Brigada 2506, mediante la cual recibí teléfono móvil y financiamiento para actos provocativos en nuestra patria, y bueno, soy el corresponsal de la revista Misceláneas de Cuba, que se edita en Suecia y la dirige el contrarrevolucionario Alexis Gaínza.
«Me han denominado vocero y miembro de la junta directiva del llamado Frente Nacional de Resistencia y Desobediencia Cívica en Cuba, cuyo soporte económico proviene del DDC, de Mujeres AntiRepresión (MAR) por Cuba y otras agrupaciones de Miami que integran la autotitulada Asamblea de la Resistencia.
«Por si fuera poco me encargaron ser enlace nacional de los presuntos Gobiernos de Oposición, que dirige desde Puerto Rico Enrique Blanco, el mismo que me administra el blog.
«Así es como se fabrica un “disidente” o un supuesto opositor, que hoy se esconden detrás de la fachada del bibliotecario independiente, del periodista independiente, del defensor de los “derechos humanos”…».
—¿En qué crees que radica la fortaleza de la Revolución Cubana?
—En esa unidad que ha existido entre el pueblo y su Revolución. En esa unidad en torno a nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel Castro y hacia Raúl. Por la fuerza de las ideas que históricamente hemos defendido.
«Alguna vez pensé que si bien no pude ser un combatiente del Ejército Rebelde, o hacer clandestinaje contra Batista, o empuñar un arma contra los mercenarios que desembarcaron por Playa Girón, o ser un miliciano apostado en su trinchera cuando la Crisis de Octubre, o ir a Angola, o Etiopía, la vida me ha dado la oportunidad, desde esta misión, de colocarme en la primera línea en la defensa de nuestro pueblo.
«Sin dudas, hay quienes continúan subestimándonos, pero existe una cuestión clarísima: los Órganos de la Seguridad cubana han estado, están y estarán presentes en el lugar y en el momento propicio. Los enemigos de la Revolución, de dentro y de fuera, no acaban de entender las lecciones, porque siempre, donde menos lo esperen, habrá un Emilio».

El regalo para mi hija Tita

Desde que comencé este trabajo he perdido muchas amistades, por eso cuando me comunicaron que mi identidad saldría a la luz me puse por un lado muy contento, porque es el regalo para mi hija Tita. Sabrá que su padre no es un traidor.
En una ocasión —siendo ella más pequeña—- fue a verme a la casa un contrarrevolucionario y a la niña se le ocurrió escribir un cartel con tiza en el portal que decía: «Libertad para los Cinco Héroes». Me acuerdo que este personaje me comentó: «Ven acá, ¿pero eso es lo que tú le estás enseñando a tu hija?».
También mis amigos sabrán que yo nunca he cambiado de bando, pero por otro lado lamento que se devele quién soy, porque realmente en mi trabajo escalé a posiciones importantes dentro de la contrarrevolución y podría seguir siendo útil.

Seguimos con nuestras Razones en combate por #Cuba junto a Fidel y Raúl

 

Día feliz, cargado de esperanzas y sueños, pocos días después de la denuncia de Razones de Cuba, ese día juramos modestamente, en silencio, ante los mártires de la patria artemiseña, tierra que tantas vidas entregó a la Revolución, que seguiríamos en combate y seguiremos, sin importar los obstáculos, cómo siempre hemos hecho, sin aspirar a otra gloria que la de servir a Cuba, como hicieron los bravos que allí descansan, seguimos en combate,
Foto de Raúl Capote Fernández.
Quizás también le interese: