RevistaLaCalle

FELIPA SUÁREZ RAMOS  |  19 ENERO, 2016
Cuba jamás dejará de batallar por la recuperación de los 117,6 kilómetros cuadrados de su territorio, ocupados por Estados Unidos de América desde hace 112 años en virtud de la Enmienda Platt, impuesta como apéndice a la Constitución de 1901 mediante la fuerza y la coacción.
Ese acto estuvo precedido por la Resolución Conjunta (Joing Resolution) sancionada por el presidente William Mc Kinley en abril de 1898, y por el Tratado de París, de diciembre de ese año, en los cuales el país norteño reconoció el derecho de Cuba a ser “libre, independiente y soberana”.
Incorporadas sus tropas a la contienda independentista cubana cuando la derrota de España estaba próxima, los estadounidenses se las agenciaron para apoderarse de la victoria del Ejército Libertador, de tal modo que el 1ro. de enero de 1899 un gobierno interventor militar asumió el mando. El 25 de julio del siguiente año, el gobernador Leonard Wood convocó a la elección de delegados a una Asamblea Constituyente que se encargara de redactar la carta magna de la república a instaurar, de acuerdo con lo estipulado en la Resolución Conjunta.
Los asambleístas iniciaron ese proceso el 5 de noviembre de 1900 y lo concluyeron el 21 de febrero de 1901 con la firma de la Constitución de la República de Cuba. Mas Estados Unidos les exigió definir en ella lo que consideraba debían ser las relaciones entre ambas naciones, a lo cual se negaron al no ser esa la misión confiada por el pueblo. Tal actitud motivó que Wood, violentando un derecho inalienable de los cubanos, emitiera una orden militar mediante la cual exigía el cumplimiento de sus propósitos, o de lo contrario sus tropas no se retirarían de la Isla.
Así, el 12 de junio de ese año quedó aprobado el magno documento con la incorporación, como apéndice, de la Enmienda Platt, contenida en la ley de créditos para el ejército estadounidense en este archipiélago durante el año fiscal a concluir en junio de 1902.
IMPLICACIONES DE LA ENMIENDA
Base-Naval-de-Guantánamo-1
Foto: Internet
Con la imposición de ese engendro jurídico, Estados Unidos entró en una serie de contradicciones e infracciones de lo estipulado tanto en la Resolución Conjunta —donde se hacía referencia a una Cuba libre— y del Tratado de París —el cual limitaba sus obligaciones al tiempo que ocupara la Isla—, como demuestra el contenido de sus ocho cláusulas. Entre estas destacaban la III y la VII, por sus gravísimas implicaciones. Con respecto a esta última, al explicar su voto contrario a la enmienda, Manuel Márquez Sterling¹ indicó que en la III descansaba “(…) el sistema coercitivo de la ordenanza impuesta como grillete de usurpación a los ideales tronchados de la República sin soberanía”, al estipular que:
“(…) el Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos puedan ejercer el derecho de intervenir para la preservación de la independencia de Cuba y el sostenimiento de un Gobierno adecuado a la protección de la vida, la propiedad y la libertad individual y al cumplimiento de las obligaciones, con respecto a Cuba, impuesta a los Estados Unidos por el Tratado de París y que deben ahora ser asumidas y cumplidas por el Gobierno de Cuba”.
Y para Juan Gualberto Gómez² equivalía a “(…) entregar a los norteamericanos la llave de nuestra casa para que puedan entrar en ella a todas horas, cuando les venga el deseo, de día o de noche, con propósitos buenos o malos (…)”.
Con relación a la cláusula VII relativa a la cesión por Cuba de territorios para la instalación de estaciones navales o carboneras, Juan Gualberto Gómez señaló: “(…) bajo cualquier punto de vista que se mire, su finalidad no es otra que la merma del poder de los futuros gobiernos de Cuba y de la soberanía de nuestra República”.
De la referida enmienda se derivaron el acuerdo para el arriendo de terrenos en Guantánamo y Bahía Honda, en febrero de 1903, y el Tratado Permanente, de mayo de ese año, que reproducía textualmente la condición referida al alquiler de tierras. Así, el 10 de diciembre de ese año EE.UU. ocupó el área del poblado guantanamero de Caimanera, acto que desencadenó una situación preñada de ilegalidades atentatorias contra la soberanía cubana, aún vigentes. Con vistas a ampliar el área despojada, el 22 de diciembre de 1912 rescindió lo convenido con respecto a Bahía Honda.
Como es de suponer, la presencia de la base yanqui fue repudiada desde el primer momento por la población cubana e influyó política, económica e ideológicamente en el país, en especial en la región donde se encuentra. A esto se sumaron las andanzas de los marines destacados en ella en los denominados días “francos”, con la consiguiente proliferación de la prostitución, los vicios y el contrabando.
Base-Naval-de-Guantánamo-2
Foto: Internet
Esa situación solo se revertió tras el triunfo revolucionario del 1º. de enero de 1959, y ese enclave no tardaría en convertirse en guarida de contrarrevolucionarios que la emplearon como puente para la infiltración y exfiltración de agentes, y punto desde donde provenían todo tipo de provocaciones y agresiones.
La actividad anticubana generada allí determinó que la Revolución decidiera la creación de una fuerza que velara por la seguridad del territorio no ocupado. Tal actitud, mantenida durante décadas, tuvo su más alta expresión cuando disparos provenientes de la base hirieron gravemente a combatientes de la brigada de la frontera e incluso provocaron la muerte de los jóvenes soldados Ramón López Peña y Luis Ramírez López, en 1964 y 1966, respectivamente.
Conversaciones sostenidas en septiembre de 1994, como consecuencia de la llamada “crisis de los balseros”, dieron como resultado la existencia de un clima de distensión. No obstante, Estados Unidos continúa empleando la instalación para fines ajenos a los que le dieron vida, entre ellos, como centro de concentración y prisión donde los detenidos son sometidos a torturas, vejaciones y discriminación.
El pueblo cubano ha reclamado siempre la devolución del territorio ocupado, porque como afirmó el líder de la Revolución Fidel Castro Ruz, el 26 de julio de 1962, es “(…) un pedazo de tierra al cual no renunciaremos jamás y no cejaremos de reclamar hasta que sea devuelto a nuestro país. Esa base es además un puñal clavado en el corazón de la tierra cubana (…)”.
DEFENDER LA SOBERANÍA
vista-aérea-base-naval-Guantánamo-1-(internet)
Foto: Internet
Luego del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, el presidente Raúl Castro Ruz ha reiterado que la total normalización se alcanzará “(…) cuando se ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero; se devuelva a nuestro país el territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval de Guantánamo; cesen las transmisiones radiales y televisivas y los programas de subversión y desestabilización contra la isla, y se compense a nuestro pueblo por los daños humanos y económicos que aún sufre”.
Así manifestó en su discurso en el debate general del 70 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 28 de septiembre del 2015, y estas palabras siguen siendo respaldadas en distintos escenarios, como el IV Seminario Internacional de Paz y Abolición de Bases Militares Extranjeras, celebrado a finales de noviembre en la ciudad más oriental de Cuba. Asistieron más de 200 pacifistas, entre ellos representantes de los 40 países miembros del Consejo Mundial por la Paz, para entre otros objetivos, favorecer el intercambio de experiencias sobre las consecuencias de esas instalaciones militares enclavadas en diferentes partes del mundo.
ROSARIO DE VIOLACIONES
Un tratado es nulo si ha sido obtenido mediante la coacción o la amenaza. Tal es el caso de la instalación de la base naval de Estados Unidos de América en Guantánamo, derivada de la Enmienda Platt, aceptada por los constituyentistas porque, de no hacerlo, se mantendría la intervención militar estadounidense en la Isla. Además, el pueblo y Gobierno cubanos están en contra de su permanencia.
– De acuerdo con el principio de pacta sunt servanda, todo pacto debe ser firmado de buena fe por las partes que se obligan, y en torno al establecimiento de esa instalación militar primaron las ansias de injerencia y poder de Estados Unidos sobre Cuba.
– El artículo VII de la Enmienda Platt señaló como objetivo el establecimiento de bases navales o carboneras, lo que EE.UU. contravino al instalar una base castrense, violación agudizada por su empleo como centro de tortura y prisión.
– Mediante la cláusula rebus sic stantibus, el Derecho Internacional establece que un tratado deja de existir cuando cambian las circunstancias en que fue suscrito. Ese es el caso de la base yanqui en Guantánamo, porque el Gobierno de la Isla no reconoce el tratado firmado en 1903, y el pueblo cubano reclama la devolución de esa porción de suelo patrio.
– Todo arrendamiento resulta temporal por su naturaleza, y la perpetuidad de ese enclave en la provincia más oriental de Cuba es incompatible con dicho principio. También lo es la firma del arrendamiento sin término, pues presupone que el propietario puede recobrar en cualquier momento, o en el monto en que fuere acordado, la posesión y uso del bien pactado.
– Estados Unidos ha utilizado la base como centro de concentración, prisión, vejaciones y discriminación, en franca violación de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario. (Fuente: Tomado de una entrevista concedida por la licenciada en Derecho Dorys Quintana a esta autora y a la colega Alina Martínez Triay) 
¹Manuel Márquez Sterling (1872-1934). Escritor, periodista y diplomático cubano. En 1934 fue presidente de la República de Cuba durante seis horas.
²Juan Gualberto Gómez (1854-1933). Es considerado uno de los patriotas más consecuentes con los principios independentistas que ha tenido la Historia de Cuba. Mencionado por la historiografía cubana casi siempre por ser la persona elegida por José Martí para organizar los preparativos dentro de la Isla para la Guerra de Independencia.

PUNTOS WIFI, GUERRA MEDIÁTICA Y OTROS DEMONIOS

wifi

RAÚL ANTONIO CAPOTE  |  19 ENERO, 2016
En su artículo del 30 de noviembre del 2015 Es hora de conectar a Cuba a Internet, el periódico estadounidense The New York Times dice: “Millones de cubanos podrían tener acceso a Internet a un precio moderado en cuestión de meses. Lo único que mantiene a Cuba en las tinieblas en plena era digital es la falta de voluntad política”.
Esa es una mentira repetida durante años, donde se cumplen los principios básicos elaborados por el jefe de la propaganda nazi J. Goebbels, alumno aplicado de los estadounidenses E. L. Bernays, W. Lippmann e Ivy Lee, padres de la industria de las Relaciones Públicas. Son tan efectivos que puedes encontrar en Cuba un desconectado o desconectada que reproduce esas palabras con absoluta seguridad, y además da por hecho de que “eso todo el mundo lo sabe”.
Según los preceptos goebbelianos, “la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, desde diferentes perspectivas, sin fisuras ni dudas” y se puede llegar a convencer a mucha gente de que piensa “como todo el mundo”. Ambos principios son claramente visibles en los ataques mediáticos contra nuestro país, sobre todo en el tema de las infocomunicaciones.
Si algo ha sobrado en Cuba es la voluntad política para expandir las nuevas tecnologías de las comunicaciones e Internet. ¿Para qué un país subdesarrollado, todavía bajo la crisis del período especial, crea una superuniversidad de Ciencias Informáticas, la UCI, en el 2002? ¿Para qué se abrieron decenas de escuelas de formación de técnicos de nivel medio y obreros calificados en la especialidad? ¿Para qué se aumentan las matrículas en los centros de altos estudios donde ya estaba la carrera y se abre la de telecomunicaciones donde no existía?
¿Para qué se crean los Joven Club de Computación en cada municipio? ¿Para qué se contrata la construcción y el enlace por cable de fibra óptica con Venezuela? ¿Para qué se crean cientos de puntos WiFi en todo el territorio nacional, con recursos propios, sin esperar a la buena voluntad de los vecinos del norte?
Pudiera usar mil argumentos más pero creo que estos son más que convincentes.
Ha sido y es voluntad política de nuestro Gobierno el desarrollo de las telecomunicaciones e Internet. Es vital para el progreso. El país que quiso dejarnos en el silencio absoluto, en la más profunda oscuridad digital, cerrándonos rigurosamente cualquier intento de acceder a las nuevas tecnologías de la información y las telecomunicaciones, ahora, como tantas veces en la historia de nuestras dos naciones, quiere utilizar las circunstancias para sacar provecho político y económico.
The New York Times argumenta que desde el 17 de diciembre se abrió la posibilidad a Cuba de acceder a estas tecnologías, de negociar con las empresas estadounidenses. Tengo una opinión muy personal, no creo que exista la voluntad política del verdadero poder yanqui de mejorar las relaciones y levantar el bloqueo, pienso que el anuncio fue parte de la estrategia de subversión creada para desmovilizar, dividir y confundir a las fuerzas revolucionarias dentro y fuera de la mayor de las Antillas y me viene a la mente la enigmática frase del Diario de las Américas refiriéndose al tema hace un par de meses, en boca de un enemigo de la Revolución: Nosotros terminaremos el trabajo que Obama empezó. ¿Cuál?
LOS OTROS DEMONIOS
wifi-mas-rapido
Ahora me voy a referir a los otros demonios, pues los hay como el famoso cable de Venezuela. El problema está en que el secretismo impidió explicarle a la población que si usted va a planchar una camisa, no lo puede hacer solo con el cable, le hace falta la plancha y nosotros compramos el cable, lo conectamos a la corriente, ¿y la plancha?, ¡ah, la plancha! En las brumas del misterio se va armando pieza a pieza, con mucho esfuerzo y sabiduría.
Se han creado cientos de puntos WiFi, ya era hora, porque hay otros demonios rondando. Cierto que es voluntad política del país desarrollar el uso de las nuevas tecnologías, pero hay quien le tiene terror a Internet, cuando escuchan hablar de la red de redes les entra calambrina. Hay de todo, el que con buena voluntad pero ignorancia lo ve como un peligro y el que no quiere y lo ve como una amenaza para sus intereses personales. Por suerte los prejuicios van cediendo poco a poco y la batalla se va ganando.
Alrededor de WiFi ronda el demonio de la bolsa negra, (ya no se le llama así, pero es eso), a través de la reventa de tarjetas para conectarse y que no hay siempre en los puntos de venta. Sin embargo, siempre aparece un “buena gente” que te resuelve a “precios módicos”. Otro demonio más chiquito y juguetón es el de la gente tirada por el suelo, recostada donde quiera, acabando con jardines, y con el césped y los bancos de los parques. El espectáculo es muchas veces tragicómico, aunque bueno, no hay que exagerar, primero hacían falta los bueyes, ya algún cubano avispado creará las carretas.
Pudieran hacerse muchas cosas más, sería útil e interesante que a nivel de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) se crearan redes WiFi con vistas a contrarrestar las campañas mediáticas de los enemigos de la Revolución, sería una tarea de los Comités para los jóvenes, que sumaría a no pocos.
WiFi en los barrios o al menos en determinadas áreas cercanas, por ejemplo, a los Joven Club, manejadas por los cederistas, nada esquemático, no para repetir consignas preelaboradas ni reproducir lemas de propaganda, simplemente para usar nuestra arma más certera, la verdad; contar lo que pasa en cada barrio, lo que hacemos en las cuadras, nuestra vida cotidiana, cómo vive el cubano, qué hace, qué espera, qué logra, qué nos falta. La verdad es y será siempre el arma invencible de la Revolución, así lo aprendimos de Fidel, de aquella Radio Rebelde desde la Sierra Maestra.
Pudiera organizarse primero a nivel de las direcciones municipales de los CDR en coordinación con los Joven Club, luego en las zonas hasta llegar en la medida de las posibilidades hasta la comunidad y el comité.
Cuando, como va a ocurrir, en todos los hogares cubanos podamos acceder a Internet de manera normal, segura y soberana hasta donde puede serlo en el mundo de hoy en materia de comunicaciones, tendríamos destacamentos organizados y preparados en los barrios, para defender el proceso revolucionario con una manera nueva de vigilancia y de trabajo político ideológico.
Invertir en estas redes sería un gran negocio para ganar la guerra que se nos hace. No sumaremos centavos pero sumaremos conciencias, sumaremos y ganaremos el valor más alto que defendemos, la esencia que nos mantiene vivos y creciendo en un mundo donde la verdad se compra y se vende. Pena da esa prensa, lástima de gran periódico, lástima de papel desperdiciado en calumniar, porque si algo no se puede esconder es la verdad.
139
*Periodista, escritor y profesor universitario.

Díaz-Canel encabezará delegación cubana a IV Cumbre de la Celac

 

La información fue dada este jueves en conferencia de prensa por el vicecanciller de la isla Abelardo Moreno
21 de enero de 2016 12:01:42
El primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, encabezará la delegación de su país a la IV Cumbre de la Comunidad de Estados latinoamericanos y Caribeños (Celac), anunció hoy el vicecanciller de la isla Abelardo Moreno.
En conferencia de prensa ofrecida en esta capital, el viceministro de Relaciones Exteriores adelantó que la nación antillana asistirá a la cita regional que se celebrará en Ecuador el 27 de enero próximo con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de la organización.
La Celac es sumamente importante para Cuba, aseguró Moreno, quien recordó las palabras del presidente de la isla, Raúl Castro, cuando en diciembre pasado la calificó como un mecanismo indispensable, legítimo, unitario y diverso de concertación política e integración.
Al mismo tiempo, aseguró que el país caribeño está muy interesado en las más de 20 declaraciones especiales que se están preparando de cara al encuentro del bloque constituido en Caracas, Venezuela, en 2011.
Entre ellas, precisó el vicecanciller, resultan fundamentales para Cuba la que condena el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla hace más de medio siglo, una postura de rechazo a esa política que ha estado presente en todas las cumbres de la Celac.
Agregó que este año la resolución incorporará un llamado al Congreso norteamericano para que apruebe el fin de esas medidas y pedirá al presidente Barack Obama el uso de facultades ejecutivas para flexibilizar su aplicación.
La mayor de las Antillas también brindará atención particular a un documento que pide la devolución del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval estadounidense en Guantánamo, ubicada en el este de Cuba contra la voluntad del Gobierno y el pueblo de la isla.
Otra resolución significativa, adelantó Moreno, abordará el tema de la migración y rechazará las políticas selectivas de países fueras de la región que tratan a los migrantes de forma diferenciada según su lugar de origen.
A una pregunta de Prensa Latina, el Viceministro informó, además, que en el contexto de la cita la delegación cubana deberá sostener diversos encuentros bilaterales que se están preparando.
La IV Cumbre de la Celac se celebrará en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas en la la ciudad Mitad del Mundo, a unos 15 kilómetros al norte de Quito.
Según fuentes de la Cancillería afitriona, al menos 22 jefes de Estado o Gobierno de los 33 países que forman el bloque ya confirmaron su asistencia. (PL)

Las leyes se respetan

Posted by 
Por Arthur González.
Todos los días la prensa amarilla del mundo capitalista, exige a los gobiernos de izquierda el cumplimento estricto de las leyes, pero cuando se trata de gobiernos de derecha lo olvidan totalmente y hacen y deshacen con total irrespeto a las mismas.
leyes
Un ejemplo es lo que sucede en Argentina, donde el actual presidente no cuenta con el Congreso para tomar acciones contra los trabajadores, haciendo valer su condición mediante decretos presidenciales.
Que se le ocurra al presidente de Venezuela, de Bolivia, Ecuador o Brasil hacer algo semejante, de inmediato la OEA, Estados Unidos y sus aliados europeos lo sancionan y forman tremenda alharaca.
Contra Cuba sucede lo mismo, cuando su Gobierno hace valer las leyes, ante violaciones y provocaciones orientadas y sufragadas desde el exterior, de inmediato se desbordan las campañas mediáticas en su contra.
Así sucedió en fecha reciente cuando Paula Ragazzi y Víctor Petroff, dos “inocentes” estudiantes brasileños, arribaron a La Habana con visado de turistas, pero en vez de disfrutar de los encantos de la ciudad, comenzaron hacer trabajos periodísticos con elementos contrarrevolucionarios, con el evidente propósito de incrementar las campañas mediáticas en contra de la Revolución.
En todos los países un turista extranjero solo puede realizar acciones de placer y recreo, no tiene derecho a trabajar y menos hacer periodismo, eso lo saben bien los que sufragaron sus pasajes en avión, el hospedaje y la alimentación.
“Casualmente” el sujeto a entrevistar, para conocer la opinión de la población habanera respecto al deshielo entre Washington y La Habana, fue nada menos que uno de los asalariados de Estados Unidos nombrado Antonio Enrique González-Rodiles Fernández, algo bien preparado para conformar el show cuando las autoridades actuarán conforme a la ley internacional.
Los dos brasileños, según sus propias declaraciones a la prensa, fueron citados y entrevistados por oficiales de Inmigración, al conocerse la violación cometida en sus condiciones de estancia, como lo estipula la legislación en esos casos.
Ambos se presentaron en las oficinas de Inmigración y Extranjería, donde se les informaron de la trasgresión cometida y por tanto se les impuso como sanción administrativa el recorte del término de su estancia, la que era inicialmente hasta 30 días.
Afirmar que fueron expulsados es una barrabasada mediática para darle color a la noticia. La expulsión es una medida jurídica que se aplica como medida accesoria a una sentencia de un tribunal, cosa que no sucedió, lo que demuestra la patraña para aumentar la satanización que pretenden hacerle a la Revolución cubana.
En América latina hay varios países, como Chile, que al otorgar una visa de internamiento le plasman un cuño donde dice claramente que el visitante no podrá ejecutar actos políticos contra el Estado ni contra otros que puedan lesionar las relaciones de Chile con esos países.
¿Por qué formar entonces esa algarabía por algo que sabían de ante mano?
Para demostrar que todo fue planificado desde Estados Unidos, al salir de La Habana fueron directo a ofrecer declaraciones a la emisora subversiva Radio Martí en contra de Cuba, algo muy manido y gastado que los cubanos conocen a la perfección.
Una cosa es la libertad de expresión y otra las provocaciones que violan las leyes; por tanto, el que, cumpliendo orientaciones y con financiamiento de una potencia extranjera para actuar contra la soberanía de Cuba, se arriesgue a jugar con la candela, ya sabe lo que le toca.
Son 57 años de una lucha constante del pueblo cubano contra agresiones de todo tipo, diseñadas por Estados Unidos, para querer jugar en casa del trompo.
Y como aseguró José Martí:
“Las leyes sin indudablemente respetables”.

Aumentan a 680 los temblores de tierra en Santiago de Cuba

 

2016-01-21 07:10:23 / web@radiorebelde.icrt.cu / Carlos Sanabia Marrero

Aumentan a 680 los temblores de tierra en Santiago de Cuba

La aparente calma sísmica que parecía retornar a Santiago de Cuba se rompió a las 10 de la noche de este miércoles con un nuevo temblor de tierra, el número 26 perceptible, desde originada esta atípica y peligrosa situación a la 1 y 37 minutos de la madrugada del pasado domingo.

Fue localizado en las coordenadas 19.64 de latitud norte y los -76.09 de longitud oeste, a 52 kilómetros al suroeste de la provincia de Santiago de Cuba, con una profundidad de 5.0 kilómetros y una magnitud de 4.0 en la escala Richter.

Según la información ofrecida por el Doctor Silvio Rodríguez, especialista del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas radicado en estar sur oriental ciudad, este nuevo movimiento telúrico, fue perceptible en los municipios de la provincia de Santiago de Cuba, en los municipios de Guantánamo y Caimanera de la provincia de Guantánamo, en Bayamo, provincia de Granma y en Moa, provincia de Holguín.

Desde la madrugada del pasado domingo, hasta las 12 de la media noche, totalizan 680 los temblores de tierra ocurridos en Santiago de Cuba, de ellos 26 perceptibles.

La sacudida de anoche reactivó a los santiagueros que habían disfrutado de relativa calma durante este miércoles y nuevamente cientos de personas salieron de sus viviendas en edificios multifamiliares, fundamentalmente, para pasar la noche en parques y espacios públicos, ante el temor de un temblor de tierra de mayor magnitud.

El Centro Nacional de Estudios Sismológicos de Cuba, se mantiene atento con seguimiento a esta anómala, mientras la población sigue dando muestras de disciplina, control y ecuanimidad en correspondencia con las orientaciones de la Defensa Civil. No se reportan daños humanos ni materiales.

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba