Archivo de la etiqueta: Acciones contra Cuba

“Se peinan o se hacen papelillos”

Enrique Nikita Estrada Espinosa 

Cuanta ironía, cuanto veneno, la gusanera cubana de Mierdami no sabe dónde poner el huevo.

Más de 55 años apelando, propugnando y “luchando” por una Cuba sin Castro, ahora les ha dado por desacreditar a Miguel Díaz Canel, calificándolo como “El Presidente no electo de Cuba”, bueno y si realmente no hubiera sido electo por qué la ONU y todos los países y gobiernos en ella representados lo reconocen como tal.

Por qué entonces otras tantas organizaciones mundiales así lo ven, por qué una mayoría abrumadora de cubanos, los que vivimos en Cuba lo elegimos, lo aceptamos, lo queremos y lo respetamos.

Por qué esa mafia cubano americana no dice lo mismo de su presidente Mr Donald Trump, ese si que no fue elegido por la mayoría de los votantes estadounidenses, y por qué no dicen lo mismo de otros tantos Presidentes latinoamericanos que están en el cargo por la fuerza y con la anuencia de los gobiernos de los Estados Unidos quienes se autotitulan los más grandes defensores de la democracia y de los derechos humanos.

Que es lo que pretenden los gusanos de Mierdami, que mi país tenga un presidente que responda a los intereses de los Estados Unidos, quienes serían los candidatos perfectos para ellos, “Rosa María Paya-sa, El Coco Fariñas, o cualquier otro de esos mercenarios que se dicen disidentes cubanos, que tiempo realmente estarían estos esperpentos conduciendo el destino del pueblo cubano, yo diría que quizás las primeras 24 horas porque en principio no tienen ni la capacidad ni la honestidad para dirigir un país por otra parte, alguien pudiera de verdad pensar que de alguno de estos especímenes hacerse del poder gubernamental en Cuba, el gobierno de los Estados Unidos los va a mantener, les va a dar su apoyo, miren si eso llegara a ocurrir tanto el gobierno norteamericano como la gusanera de Mierdami en menos de 24 horas lo quitarían.

Cada vez que leo tanta basura de esos que se dicen disidentes, o cubanos en busca de una Cuba libre e independiente lo primero que viene a mi mente es, de ser así ¿Qué tan libre e independiente seríamos? y seguidamente me viene a la mente Puerto Rico, también imagino las luchas, internas entre los “disidentes”, el quítate tú pa ponerme yo, los trapitos sucios volando por toda Cuba, “que si yo estuve 54 días sin comer (en público) por eso debo ser el presidente,” No la presidenta tengo que ser yo porque me estuve cogiendo a ese viejo feo, asqueroso y mala cama de Almagro y mucho trabajo que pasaba para que se le parara” y así todos y cada uno de esos buenos, buenísimos cubanos que pugnarian hasta la muerte por llevarse la mayor y mejor tajada de su Cuba “bien amada”

Gusanoides de Mierdami, Mercenarios cubanos, lean bien esto.

Miguel Mario Diaz Canel Bermúdez es presidente de Cuba por elecciones libres y democráticas y elegido por la voluntad de los cubanos que verdaderamente amamos a Cuba, a su Partido Comunista, a Fidel y a Raúl, y nos importa un carajo que uds digan que es un Presidente no electo, así va a gobernar los 5 años de este período y los 5 que vendrán después, acostumbrense o pudranse en su agonía de ver a mi Cuba como colonia de los Estados Unidos.

Cuba denunciará en ONU bloqueo de EE.UU., asegura Presidente cubano

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, aseguró  este domingo en Naciones Unidas que trae a la ONU la voz de su país para ”denunciar la política aberrante del bloqueo” impuesto por Estados Unidos a la isla hace más de 55 años.

Es una política que ya fracasó y seguirá fracasando, afirmó el mandatario, quien llegó este domingo a Nueva York para participar por primera vez en la Asamblea General de Naciones Unidas, que celebra su 73 periodo de sesiones.

Con toda fuerza vamos a ratificar esa denuncia, agregó el jefe de Estado, quien remarcó que se trata del bloqueo que más ha durado en la historia de la humanidad, el cual ha condenado ‘a generaciones nacidas antes y después de la Revolución’ cubana, que triunfó el 1 de enero de 1959.

A su llegada a la sede de la misión cubana ante el organismo multilateral, Díaz-Canel manifestó en declaraciones a reporteros de la isla que esta visita ocurre en un momento de retroceso en las relaciones con Estados Unidos.

El discurso de la guerra fría ha vuelto a revitalizar la doctrina Monroe, y por lo tanto es una administración con la cual es difícil avanzar en una relación entre iguales, sostuvo sobre el actual gobierno norteamericano.

De acuerdo con el presidente del país caribeño, Cuba busca mantener una relación civilizada con Washington a pesar de las diferencias.

También venimos a traer el mensaje de nuestro pueblo de paz y solidaridad, los deseos y las aspiraciones de construir un mundo mejor y de aportar como pequeño país nuestro modesto esfuerzo en esa construcción. Estamos seguros de que es posible, remarcó el gobernante.

Díaz-Canel expresó que al llegar a Nueva York para participar en el evento pasaron muchas cosas por su mente, como los recuerdos sobre la presencia en Naciones Unidas del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y después del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), Raúl Castro.

Por eso también habrá una mezcla de emociones al pensar en la tarea que tenemos que cumplir en esta Asamblea, añadió.

El presidente cubano arribó a esta urbe tras ser despedido en La Habana por Raúl Castro y José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del PCC.

Junto al dignatario integran la delegación de la isla el canciller, Bruno Rodríguez; el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca; el ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo y el viceministro de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno.

También la conforman el director general de Estados Unidos de la cancillería, Carlos Fernández de Cossío; la representante permanente de Cuba ante la ONU, Anayansi Rodríguez; y el embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas.

Uno de los llamados que Cuba realiza de forma reiterada desde hace años ante la ONU es el cese del bloqueo económico, comercial y financiaro, que es considerado el sistema de sanciones unilaterales más injusto, severo y prolongado contra país alguno.

Cuba denuncia daños del Bloqueo de Estados Unidos

Entre abril de 2017 y marzo de 2018 se recrudeció la política de Estados Unidos hacia Cuba y la agresión y el cerco económicos costaron al país caribeño más de 4 321 millones de dólares, que llevan a un total de 933 678 millones el costo de las pérdidas sufridas por la Isla en casi seis décadas de aplicación del bloqueo, de acuerdo con estimaciones oficiales reveladas este viernes en La Habana.

En su informe anual sobre los daños que provoca a Cuba el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos desde hace 60 años, el Ministerio de Relaciones Exteriores señala que la administración Trump “impuso un serio retroceso a las relaciones” bilaterales, luego de la reanudación oficial en 2015 bajo los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro.

En 2017 Trump firmó el “Memorando presidencial de seguridad nacional sobre el fortalecimiento de la política de EE.UU hacia Cuba”, un documento que implicó el endurecimiento del bloqueo. Cinco meses después, los departamentos estadounidenses de Comercio, Tesoro y Estado emitieron nuevas regulaciones y disposiciones para dar cumplimiento a ese memorando.

Las medidas aplicadas consecuentemente restringieron a un nivel mayor el derecho de los estadounidenses a viajar a Cuba e impusieron trabas adicionales a las limitadas oportunidades del sector empresarial de Estados Unidos en la Isla.

Entre sus consecuencias han estado la baja en las visitas a Cuba desde Estados Unidos y mayores obstáculos a las relaciones entre empresas cubanas y potenciales socios de Estados Unidos y de terceros países.

Esas medidas -advierte el informe- afectan no solo a la economía estatal cubana, sino también al sector no estatal del país, e incluso a otras naciones dado su carácter extraterritorial.

El informe, que respalda un proyecto de resolución propuesto por Cuba a la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la necesidad de poner fin al bloqueo, estima en 933 678 millones de dólares los daños por esa política a lo largo de 60 años, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional.

A precios corrientes, el bloqueo ha provocado a Cuba perjuicios cuantificables que superan los 134 499 millones de dólares, indica el texto.

El documento detalla las afectaciones sufridas por la Isla en distintos sectores, desde la alimentación, la salud y la educación, al comercio exterior y las finanzas, entre otros.

Para Cuba, esa política estadounidense es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todo el pueblo cubano y califica como acto de genocidio, en virtud de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, de 1948.

La denuncia, además, como violatoria de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, y como un obstáculo para la cooperación internacional.

El 31 de octubre próximo la Asamblea General de las Naciones Unidas votará nuevamente un proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin al bloqueo, propuesto por Cuba.

Será el vigesimoséptimo año consecutivo en que se realiza la votación de la iniciativa, que desde 1992 ha ganado anualmente el respaldo mayoritario en el principal órgano deliberativo de las Naciones Unidas.

En los tres últimos años, 191 de los 193 estados miembros de la ONU apoyaron el proyecto. La votación de 2017 solo registró la oposición de Estados Unidos e Israel.

(Con información de Prensa Latina y Cubaminrex)

Otro hilo más para tejer contra Cuba y su Revolución: Ariel Ruiz Urquiola

Manuel Moya

He leído varios artículos y comentarios sobre el caso del biólogo Ariel Ruiz Urquiola, de agencias, despachos, sitios y páginas que sólo arremeten contra Cuba y su Estado revolucionario, #FreeAriel; y no dudo de la campaña mediática que se ha construido contra mi país, contra mi Gobierno, contra nuestras autoridades.

Continua igual esta campaña, luego de su recién otorgamiento de licencia extrapenal por no estar en condiciones de salud para cumplir una sanción con régimen interno. Sufre de un Síndrome Afectivo Ansioso Depresivo (Un amigo médico me envió una constancia). Entre un sin número  de hechos de justicia que ha practicado el Gobierno cubano, uno de ellos y refrendado en el Código Penal cubano.

Estos medios y sitios solo hablan de violaciones de derechos humanos y no destacan ninguno de los tantos ejemplos de justicia con los que cuenta nuestra Revolución.

Que es un desacato:

SECCION TERCERA : Desacato

ARTICULO 144.1.- El que amenace, calumnie, difame, insulte, injurie o de cualquier modo ultraje u ofenda, de palabra o por escrito, en su dignidad o decoro a una autoridad, funcionario público, o a sus agentes o auxiliares, en ejercicio de sus funciones o en ocasión o con motivo de ellas, incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas.
2. Si el hecho previsto en el apartado anterior se realiza respecto al Presidente del Consejo de Estado, al Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, a los miembros del Consejo de Estado o del Consejo de Ministros o a los Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, la sanción es de privación de libertad de uno a tres años https://www.gacetaoficial.gob.cu/html/codigo_penal.html#A7

Quienes vieron el video que filmaron en el momento de la detención, –promovido por el propio Ariel-,  sin ser jurista, puede interpretar que realmente hay un desacato. Ariel insultó e injurió. Para mi es una farsa su inconformidad con la sanción y el régimen penitenciario y su decisión de rechazar los alimentos y disponerse en huelga de hambre. Pero el Tribunal Supremo de Justicia si aún no ha decidido, es la entidad encargada de decir la última palabra.

Por qué se detuvo a Ariel:

Taló Palmas, lo cual es un delito, y otras irregularidades en su terreno de Viñales, adquirido en calidad de usufructo.

 

 

 

¿Por qué los medios de comunicación poderosos y los sitios que sirven a la contrarrevolución, no entrevistan a las personas que conocen realmente las violaciones que cometió Ariel? Igual campesinos de la zona que eran molestados por Ariel y otras cosas más, entre ellas el calificativo de biólogo depravado. (Amigos míos de Viñales me han comentado)

No lo harán.

Este ha tenido además, la desvergüenza de decir y no cansarse de repetir en cualquier tribuna donde aparece, que su hermana no ha sido atendida debidamente por su enfermedad. Otra arista más para explotar en la campaña que se teje contra Cuba con el caso creado por el propio Ruiz Urquiola.

Y vuelvo a preguntar, por qué los medios poderosos y los sitios que sirven a la contrarrevolución no se interesan, y de dónde sacan tantas mentiras y falsedades, saquen la verdadera historia clínica y constancia de los procedimientos empleados en la atención a Omara Ruiz Urquiola.

No lo harán. No les conviene sacar este hilo de la aguja. Este tejido es otro mas que va contra Cuba y su Revolución.

Blog Rastros de Mentiras

Estados Unidos preocupado por presos en #Cuba.

 

El 26 de junio 2018, el Departamento de Estado emitió un comunicado “preocupado” por dos cubanos detenidos, e instó a las autoridades de la Isla a ponerlos en libertad, porque Amnistía Internacional, su ONG preferida y apoyada financieramente, los declaró “prisioneros de conciencia”, algo que jamás hizo con el puertorriqueño Oscar López, preso por 36 años en cárceles norteamericanas solo por tener ideas independentistas.
El actual comunicado y las declaraciones de Heather Nauert, vocera de ese Departamento, hizo recordar una solicitud similar de hace pocos años, efectuada por Roberta Jacobson, cuando era subsecretaria para el hemisferio occidental, para que Cuba pusiera en libertad a Sonia Garro, detenida y acusada por intento de homicidio junto a su esposo, por haber lanzado cocteles Molotov y tubos de pantalla de viejos televisores, contra oficiales de la policía, a la que calificó como “pacífica disidente”.
Cuando diplomáticos yanquis y oficiales de la CIA destacados en su embajada en La Habana, comprobaron que ambos eran puros delincuentes, se acabó de inmediato la reclamación, más nunca hablaron de ella y pasó al olvido como muchos de esos mal calificados “opositores”.
La más reciente rabieta del Departamento de Estado es a favor de Eduardo Cardet y Ariel Ruiz Urquiola, a quienes declaran como “opositores pacíficos”, detenidos de forma “arbitraria”.
Sin embargo, el Departamento de Estado no se pronuncia con esa “profunda preocupación”, por los mapuches detenidos en Chile, ni por los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en Ayotzinapa hace casi dos años, como tampoco emitió comunicados por el vil asesinato de la guatemalteca Claudia Patricia Gómez González, de 20 años de edad, cuando intentaba, el pasado sábado 23 de mayo de 2018, emigrar a los Estados Unidos para obtener trabajo y poder ayudar a su familia. La joven fue asesinada por un oficial de la patrulla fronteriza.
Tampoco Mike Pompeo hace declaraciones de condena al presidente Donald Trump, por aplicar métodos nazistas al separar a padres e hijos menores de ciudadanos latinoamericanos que ingresan en su territorio, algo que el inmaduro Presidente copió de los alemanes, que hacían lo mismo con los judíos.
Cardet, médico de profesión, es sostenido financieramente desde Estados Unidos, y recibe orientaciones para ejecutar acciones provocativas en un idílico intento por copiar las revueltas callejeras ejecutadas en Venezuela y Nicaragua.
Silencio total hace el Departamento de Estado respecto a la muerte a tiros disparados por oficiales del ejército israelí, sobre la médica voluntaria de 21 años, Razan al-Najar, mientras corría hacia la cerca fronteriza, al este de la ciudad de Khan Younis, en el sur de Gaza, para socorrer a un herido palestino víctima de las masacres que lleva a cabo el gobierno de Israel.
Ante esos asesinatos, Estados Unidos debería estar profundamente preocupado y exhortar a los aliados y a los oficiales de su guardia fronteriza con México, para que cesen las represalias y abusos contra indefensos emigrantes, los ciudadanos palestinos y sobre el personal civil que atiende a los enfermos y heridos causados por las balas de sus aliados.
En vez de continuar con sus campañas de mentiras fabricadas contra Cuba, el gobierno de Estados Unidos tiene que mirar hacia su propio pueblo y buscar soluciones definitivas para acabar con la pobreza que crece por días, y la falta de un sistema de salud que cubra las necesidades de su población, la que se ve obligada a gastar cientos de dólares para pagar costosos seguros médicos que no asumen todos los tratamientos, como los del cáncer, otras patologías y operaciones complejas.
Un estudio realizado por el Institute for Policy Studies, conjuntamente con el Kairos Center, publicado el 29 de abril de 2018, reporta la realidad en que viven más de 40,6 millones de estadounidenses, fundamentalmente en los estados del sur, considerados por debajo de la línea de la pobreza. Según el indicador establecido por el gobierno yanqui, esas personas no tienen ingresos suficientes para satisfacer todas sus necesidades, especialmente las alimentarias.
El gobierno de Estados Unidos antes de acusar a Cuba tiene que resolver esa pobreza, principalmente en 25 estados sureños, donde existen leyes que prohíben aumentar el salario mínimo de 7,25 la hora, con el cual no se puede tener un seguro médico, alimentar a la familia, vestirla, calzarla, asumir el costo del alquiler de un simple apartamento de dos cuartos, más la electricidad.
Para Cuba también es una gran preocupación que la población de Estados Unidos no disponga de un sistema de salud al alcance de todos, con el que se evitarían miles de muertes especialmente de niños y ancianos.
Estados Unidos tiene que dejar de fabricar y financiar “disidentes” y cruzadas propagandísticas, al carecer de moral para acusar a Cuba, la cual es reconocida por organismos de Naciones Unidas, como un paradigma de atención y cuidado de su población.
Por eso decía José Martí:
“Con los ejemplos sucede que es más fácil censurarlos, que seguirlos”

Por Arthur González.