Archivo de la etiqueta: Acciones contra Cuba

Ilegalidad del Título III de la Ley Helms-Burton: algunas preguntas y respuestas necesarias

Tomado del Periódico  Granma

Ni amenazas ni componendas

Ante las últimas y reiteradas provocaciones y acusaciones por parte de funcionarios del Departamento de Estado y otros personajes de la administración Trump, la Cuba victoriosa  muestra al mundo su dignidad, su solidaridad humana, su resistencia y su decisión de seguir adelante. Así estaremos celebrando el aniversario 60 del triunfo de la Revolución.

Y sepan los inventores de «violaciones de derechos humanos en Cuba» que nuestro país exhibe una de las páginas más limpias en ese tema, como en otros donde la comunidad internacional nos agradece ser ejemplo.

Una vez más, los derrotados en su afán por destruirnos derrochan dinero y cinismo para concebir mensajes cargados de odio en vez de aplicar las reglas de juego de la diplomacia y la convivencia pacífica, aceptar un diálogo sin condiciones y levantar el bloqueo a que tienen sometidos a los cubanos, que es la más flagrante violación de esos derechos humanos que ellos dicen proteger.

La última de esta escalada de provocaciones fue una anunciada misiva del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, pidiendo «explicaciones» sobre supuestas violaciones de derechos humanos en Cuba.

Un hombre que como director de la CIA entre el 2016 y el 2017 –según aparece en el sitio digital de la citada agencia– gestionaba la recopilación de datos de inteligencia, análisis, acción encubierta, contrainteligencia y las relaciones de enlace con los servicios de inteligencia extranjeros. Su nombramiento fue criticado, porque estaba a favor del espionaje masivo y a los líderes extranjeros, y que Edward Snowden debía ser juzgado y eventualmente condenado a muerte. También quería una CIA más «agresiva, brutal, despiadada e implacable». Ese es el hombre de la supuesta misiva cuestionando a Cuba. Él y otros como John Bolton, consejero de Seguridad Nacional, y Rex Tillerson, exsecretario de Estado, aparecen en la lista de los viciosos detractores de Cuba.

Como marionetas en esa tarea, cuentan con Luis Almagro, secretario general de la desprestigiada OEA, y con alguno que otro mandatario, al estilo de Jair Bolsonaro, en Brasil; Sebastián Piñera, en Chile, muy atentos a cumplir las orientaciones de Washington, más cuando se trata de arremeter contra naciones como Cuba, Venezuela y Nicaragua.

En una verdadera carrera contrarreloj, Estados Unidos practica por estos tiempos todo tipo de acción respecto a la Isla. Lo mismo inventa ataques sónicos, que expulsa a diplomáticos cubanos de la
embajada en Washington, o retira los suyos de la misión en La Habana, o cierra los trabajos consulares y de emisión de visas; o reúne –convocados por la OEA– a mercenarios y a alguno que otro terrorista para aplaudir a Almagro en sus ofensas contra un país digno de la región.

El hecho de que la Revolución  espere su aniversario 60 el próximo 1ro. de enero, les revienta los oídos y la conciencia –si es que la tienen–  a los que han apostado y han perdido siempre, a la caída del país que se levanta valiente, erguido y satisfecho de sus indiscutibles victorias, en primer lugar la de haber logrado que aquí se respeten los derechos humanos, el derecho a la vida, a la salud, la educación, el trabajo, la seguridad, y que, a pesar del cruel bloqueo, hayamos podido brindar solidaridad humana, como ningún otro país, a decenas de millones de personas en el mundo.

Periódico  Granma

Cuba, la obsesión de Estados Unidos.

Por Arthur González.

Cualquier persona en este mundo puede comprender que Estados Unidos siente un odio mordaz contra Cuba, solo porque desde el 1ro de enero de 1959 no se quiso someterse más a sus dictados, como hicieron los gobiernos de turno desde 1902 hasta 1958, algo que los yanquis jamás le perdonarán al pueblo cubano.

Nadie en su sano juicio aceptaría que un país extranjero le quisiese poner una bota sobre el cuello y eso hicieron los cubanos, pero el costo que han tenido que pagar por desafiar al imperialismo yanqui es cada día más alto.

Sin embargo, con dignidad e hidalguía Cuba acepta el desafío y resiste estoicamente sin rendirse, algo que pone aún más furiosos a los yanquis que no comprenden como pueden los cubanos soportar tantas sanciones de forma continuada, seguir alegres con su música contagiosa y firmes en mantener su independencia nacional.

Una prueba más de la locura imperial son las más recientes sanciones anunciadas el 14 de noviembre del 2018, por el Departamento de Estado, porque nadie con una adecuada salud mental, puede entender que una pequeña tienda de venta de abanicos o de muñecos, pueda hacerle daño a la seguridad de los Estados Unidos.

Los yanquis en su obsesión por destruir a la Revolución cubana han ejecutado miles de acciones, que solo mentes enfermas pueden diseñar. Ninguna les ha dado resultado en 60 años, pero son tan estúpidos y prepotentes que no perciben que cada sanción, para hacerla la vida más difícil al pueblo, incrementa el rechazo mundial a su política imperial.

El nuevo listado dado a conocer es una prueba de cómo pretenden ahogar la economía socialista, para luego con sus campañas de prensa, hacerle creer al pueblo cubano y al mundo que el sistema es un fracaso.

Estas medidas reiteradas en los últimos 60, son un ejemplo de la falta de humanismo que tienen los gobernantes de Estados Unidos, al actuar con la misma saña y odio con el que quiso matar al pueblo de Cuba, el General español Valeriano Weyler, uno de los precursores de los campos de concentración en el mundo.

Las actuales sanciones están dirigidas al sector del turismo, con el sueño de afectar el ingreso financiero en ese importante sector de la economía cubana, siguiendo con su guerra económica, comercial y financiera, a pesar del rechazo y condena mundial.

Por eso fue el invento de los falsos ruidos y las fabricadas enfermedades que divulgan, que tienen como único fin ahuyentar a los norteamericanos de la Isla e impedir que conocieran la verdad y no dejaran ingresos a la economía cubana, porque el diseño que llevó a cabo Barack Obama, para trasladar edulcoradamente sus valores y símbolos, no dio los resultados esperados.

Ninguna de esas medidas hará cambiar el curso que decidió tomar el pueblo cubano en enero de 1959, para ser independientes y soberanos.

Estados Unidos ya no puede engañar a nadie con sus políticas mentirosas, porque sus documentos oficiales los acusan, tal y como afirma un extenso memorando desclasificado de la CIA sobre la situación interna de Cuba, que afirma:

“El principal objetivo de los programas encubiertos contra Castro es completar el aislamiento económico, político y psicológico de Cuba respecto a América Latina y el mundo libre […] Estas medidas han sido en buena parte responsables de las actuales dificultades económicas, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de Guerra Económica”.

Cada vez más los yanquis demuestran cuáles son sus derechos humanos, sus valores éticos y morales, teniendo como única respuesta la unidad de los cubanos para resistir y seguir venciéndolos, porque como afirmó José Martí:

“Venceremos porque tenemos de nuestro lado la justicia”

 

“Se peinan o se hacen papelillos”

Enrique Nikita Estrada Espinosa 

Cuanta ironía, cuanto veneno, la gusanera cubana de Mierdami no sabe dónde poner el huevo.

Más de 55 años apelando, propugnando y “luchando” por una Cuba sin Castro, ahora les ha dado por desacreditar a Miguel Díaz Canel, calificándolo como “El Presidente no electo de Cuba”, bueno y si realmente no hubiera sido electo por qué la ONU y todos los países y gobiernos en ella representados lo reconocen como tal.

Por qué entonces otras tantas organizaciones mundiales así lo ven, por qué una mayoría abrumadora de cubanos, los que vivimos en Cuba lo elegimos, lo aceptamos, lo queremos y lo respetamos.

Por qué esa mafia cubano americana no dice lo mismo de su presidente Mr Donald Trump, ese si que no fue elegido por la mayoría de los votantes estadounidenses, y por qué no dicen lo mismo de otros tantos Presidentes latinoamericanos que están en el cargo por la fuerza y con la anuencia de los gobiernos de los Estados Unidos quienes se autotitulan los más grandes defensores de la democracia y de los derechos humanos.

Que es lo que pretenden los gusanos de Mierdami, que mi país tenga un presidente que responda a los intereses de los Estados Unidos, quienes serían los candidatos perfectos para ellos, “Rosa María Paya-sa, El Coco Fariñas, o cualquier otro de esos mercenarios que se dicen disidentes cubanos, que tiempo realmente estarían estos esperpentos conduciendo el destino del pueblo cubano, yo diría que quizás las primeras 24 horas porque en principio no tienen ni la capacidad ni la honestidad para dirigir un país por otra parte, alguien pudiera de verdad pensar que de alguno de estos especímenes hacerse del poder gubernamental en Cuba, el gobierno de los Estados Unidos los va a mantener, les va a dar su apoyo, miren si eso llegara a ocurrir tanto el gobierno norteamericano como la gusanera de Mierdami en menos de 24 horas lo quitarían.

Cada vez que leo tanta basura de esos que se dicen disidentes, o cubanos en busca de una Cuba libre e independiente lo primero que viene a mi mente es, de ser así ¿Qué tan libre e independiente seríamos? y seguidamente me viene a la mente Puerto Rico, también imagino las luchas, internas entre los “disidentes”, el quítate tú pa ponerme yo, los trapitos sucios volando por toda Cuba, “que si yo estuve 54 días sin comer (en público) por eso debo ser el presidente,” No la presidenta tengo que ser yo porque me estuve cogiendo a ese viejo feo, asqueroso y mala cama de Almagro y mucho trabajo que pasaba para que se le parara” y así todos y cada uno de esos buenos, buenísimos cubanos que pugnarian hasta la muerte por llevarse la mayor y mejor tajada de su Cuba “bien amada”

Gusanoides de Mierdami, Mercenarios cubanos, lean bien esto.

Miguel Mario Diaz Canel Bermúdez es presidente de Cuba por elecciones libres y democráticas y elegido por la voluntad de los cubanos que verdaderamente amamos a Cuba, a su Partido Comunista, a Fidel y a Raúl, y nos importa un carajo que uds digan que es un Presidente no electo, así va a gobernar los 5 años de este período y los 5 que vendrán después, acostumbrense o pudranse en su agonía de ver a mi Cuba como colonia de los Estados Unidos.

Cuba denunciará en ONU bloqueo de EE.UU., asegura Presidente cubano

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, aseguró  este domingo en Naciones Unidas que trae a la ONU la voz de su país para ”denunciar la política aberrante del bloqueo” impuesto por Estados Unidos a la isla hace más de 55 años.

Es una política que ya fracasó y seguirá fracasando, afirmó el mandatario, quien llegó este domingo a Nueva York para participar por primera vez en la Asamblea General de Naciones Unidas, que celebra su 73 periodo de sesiones.

Con toda fuerza vamos a ratificar esa denuncia, agregó el jefe de Estado, quien remarcó que se trata del bloqueo que más ha durado en la historia de la humanidad, el cual ha condenado ‘a generaciones nacidas antes y después de la Revolución’ cubana, que triunfó el 1 de enero de 1959.

A su llegada a la sede de la misión cubana ante el organismo multilateral, Díaz-Canel manifestó en declaraciones a reporteros de la isla que esta visita ocurre en un momento de retroceso en las relaciones con Estados Unidos.

El discurso de la guerra fría ha vuelto a revitalizar la doctrina Monroe, y por lo tanto es una administración con la cual es difícil avanzar en una relación entre iguales, sostuvo sobre el actual gobierno norteamericano.

De acuerdo con el presidente del país caribeño, Cuba busca mantener una relación civilizada con Washington a pesar de las diferencias.

También venimos a traer el mensaje de nuestro pueblo de paz y solidaridad, los deseos y las aspiraciones de construir un mundo mejor y de aportar como pequeño país nuestro modesto esfuerzo en esa construcción. Estamos seguros de que es posible, remarcó el gobernante.

Díaz-Canel expresó que al llegar a Nueva York para participar en el evento pasaron muchas cosas por su mente, como los recuerdos sobre la presencia en Naciones Unidas del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y después del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), Raúl Castro.

Por eso también habrá una mezcla de emociones al pensar en la tarea que tenemos que cumplir en esta Asamblea, añadió.

El presidente cubano arribó a esta urbe tras ser despedido en La Habana por Raúl Castro y José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del PCC.

Junto al dignatario integran la delegación de la isla el canciller, Bruno Rodríguez; el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca; el ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo y el viceministro de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno.

También la conforman el director general de Estados Unidos de la cancillería, Carlos Fernández de Cossío; la representante permanente de Cuba ante la ONU, Anayansi Rodríguez; y el embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas.

Uno de los llamados que Cuba realiza de forma reiterada desde hace años ante la ONU es el cese del bloqueo económico, comercial y financiaro, que es considerado el sistema de sanciones unilaterales más injusto, severo y prolongado contra país alguno.