Archivo de la etiqueta: AGENCIA CENTRAL DE INTELIGENCIA CIA

“El Gato” Rodríguez, el agente CIA que mató al CHE

Félix Rodríguez ordenó al Sargento Jaime Terán asesinar al Che. Lo confesó a la revista española Cambio 16, edición del 18 de diciembre de 1998: “Salí y mandé a Terán que cumpliera la orden. Le dije que le disparara por debajo del cuello, pues tenía que parecer muerto en combate”.

George Bush, el padre, entonces encargado por la CIA de operaciones anticubanas, conoció a Félix Rodríguez Mendigutía, ex agente de la policía de Batista, mientras reclutaba a emigrados cubanos para conformar una tropa de matones y saboteadores. Después de un riguroso entrenamiento, el grupo “de élite” iba a actuar en territorio cubano simultáneamente a la invasión de Playa Girón en el marco de la famosa Operación 40.

Así fue cómo se reunieron Luis Posada Carriles, Frank Sturgis, E. Howard Hunt, Guillermo e Ignacio Novo Sampoll, Rafael Quintero, José Basulto, Herminio Díaz y Bernard Barker, que luego aparecieron vinculados a los trucos más sanguinarios de esa mafia.

Félix Rodríguez o exactamente Félix Ismael Fernando José Rodríguez Mendigutía, ex alumno de la Havana Military Academy y agente del aparato represivo batistiano, tenía todas las características para sumarse a esta tropa de sicarios.

A finales de 1960, la CIA le confía su primera misión. Llega a Cuba el 14 de febrero de 1961, con otros agentes, a bordo de una lancha rápida que los deja en una zona próxima a Arcos de Canasí, en los límites de las provincias de La Habana y Matanzas. Desembarca con dos toneladas de equipos y explosivos que son descubiertos, pocos días después, por la Seguridad de Estado cubano, gracias a un agente infiltrado en la operación.

Llega el momento de la invasión de Playa Girón (Bahía de Cochinos), que fracasa en menos de 72 horas. Perseguido por la Seguridad del Estado, Rodríguez se esconde en casa de un contrarrevolucionario y contacta con un funcionario de la embajada española, agente de la CIA, quien organiza su salida del país a través de la embajada venezolana.

A su regreso de Cuba, por órdenes de la CIA, Félix Rodríguez pasa un curso en Fort Bennings, entre otros junto a Luis Posada Carriles, futuro jefe de pandilla terrorista, y Jorge Mas Canosa, quien fundara la asesina Fundación Nacional Cubano-Americana.

Luego fue enviado a Nicaragua con un grupo de agentes que atacó el buque español Sierra de Aranzazu como represalia por las relaciones mantenidas por España con Cuba.

Según su propio testimonio desclasificado, en junio de 1967, Félix Rodríguez recibe una llamada de un oficial de la CIA que se identifica como Larry S. quien le propone sumarse a una operación destinada a capturar al Che Guevara cuya presencia en Bolivia está confirmada. Rodríguez usará el nombre de “Félix Ramos Medina”. Terminará con el apodo de “El Gato”.

El 22 de septiembre, los guerrilleros toman el caserío de Alto Seco, pero luego caen en una emboscada en la población de Jagüey donde mueren Coco Peredo, Manuel Hernández Osorio y Mario Gutiérrez Arcaya. Este día el guerrillero Antonio “León” Domínguez Flores se aleja de sus compañeros para entregarse al ejército. “El Gato” Ramos le sacó toda la información. La traición de León y la muerte de tres compañeros significaron un golpe muy grave para la guerrilla del Che.

Rodríguez afirma que impulsó al Coronel Joaquín Zenteno a ordenar a sus 650 Rangers dirigirse hacia el sector de Vallegrande con el objetivo de rodear a la tropa guerrillera. El 8 de octubre, sobre las 3 y30 de la tarde, el Che cae preso después de agotar sus municiones en un combate donde recibe una herida en la pierna.

INSULTA AL CHE AMARRADO EN EL SUELO

El Presidente norteamericano Lyndon B. Johnson es avisado por su asesor Walt Rostow, con un memorandum urgente, que el Che está preso en Bolivia. Félix “Ramos” Rodríguez llega en helicóptero a La Higuera a las 6:15 de la mañana, el día 9, con Zenteno. “El Gato” trae un potente radio y una cámara. Observa al Che tendido en el suelo, los brazos atados en la espalda y sus pies amarrados y empieza a insultarlo con desprecio.

Con su radio transmitió un mensaje a la estación CIA más cercana para su retransmisión hacia el cuartel general, en Langley, Virginia. Este mismo día, el dictador boliviano Barrientos recibe del embajador norteamericano Henderson la orden de dar muerte al Che y a Félix Rodríguez le llega un cifrado con el código establecido para la ejecución que personalmente dirigió.

Según el joven soldado Eduardo Huerta Lorenzetti, quien estaba de guardia en la escuelita donde yacía Ernesto Guevara, el agente cubano-americano de la CIA entró repentinamente y lo zarandeó para que hablara, lo haló por la barba y le gritó que lo iba a matar.

Félix Rodríguez ordenó al Sargento Jaime Terán asesinar al Che. Lo confesó a la revista española Cambio 16, edición del 18 de diciembre de 1998: “Salí y mandé a Terán que cumpliera la orden. Le dije que le disparara por debajo del cuello, pues tenía que parecer muerto en combate”. Asustado, Terán no llega a disparar sobre el Guerrillero Heroico.

—¡Dispara, dispara!, le grita Ramos a Terán.

Finalmente lo hizo y el agente de la CIA imitando cobardemente a unos militares presentes, disparó hacia el cuerpo del Che. En el hotel de Vallegrande, los agentes de la CIA, encabezados por “El Gato” Rodríguez, y oficiales bolivianos, festejaron con whisky la muerte del Che.

TORTURADOR EN VIETNAM

La CIA lo manda a Saigón, en Vietnam, donde se dedica a torturar e interrogar a los prisioneros al lado de Ted Shackley, quien fuera Jefe de la gigantesca estación CIA JM/Wave de Miami, encargada de las operaciones contra Cuba.

Con extrema violencia, participa en el Programa Phoenix. Según William Colby, ex jefe de la CIA, esta operación de extrema represión dejó 26 369 muertos entre las 33 350 personas detenidas en los centros de interrogatorios norteamericanos.

En agosto de 1974, George Bush, entonces director de la CIA, confía a Orlando Bosch la responsabilidad de reunir el conjunto de los grupos terroristas de Miami en un solo grupo, la famosa Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU) que luego realizara un centenar de atentados en más de 25 países.

Félix Rodríguez colabora con Bosch y cumple entonces varias “misiones” en Uruguay, Brasil, Costa Rica, Honduras, Guatemala y El Salvador. Actúa en América Central y ayuda a la fuga de Anastasio Somoza de Nicaragua.

En 1976, Bush condecora a su socio Rodríguez con la medalla Estrella al Valor. En 1979, se vincula al comercio de las armas en América del Sur. En 1981 Reagan y Bush ocupan la Casa Blanca y Félix Rodríguez cumple varias misiones por cuenta de la CIA.

En 1988, una comisión del Senado, dirigida por el senador John Kerry, investiga la escandalosa operación de tráfico de drogas y de armas involucrando a Oliver North, Donald Gregg, John Poindexter, Elliott Abrams, Otto Reich, Richard Armitage, John Negroponte, Mitch Daniels y Félix Rodríguez.

Félix Rodríguez, entretanto, anda por Miami, mafiando con su red de ex agentes, matones, conspiradores… Así viven los asesinos, esbirros, torturadores y criminales de cualquier calaña en su santuario estadounidense de South Florida.

(Periodico Granma)

 

 

Archivos desclasificados develan planes de EEUU para asesinar a Fidel Castro.

 

Archivos del homicidio del expresidente estadounidense John F. Kennedy publicados , que continúan  bajo escrutinio, develan memorandos sobre intentos de asesinar al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Varias organizaciones periodísticas que desde este jueves indagan en los dos mil 891 documentos desclasificados por los Archivos Nacionales difundieron las menciones a la participación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en complots para provocar la muerte del dirigente cubano.

“Los planes involucraban una serie de esquemas extraños y, en al menos una instancia, comprendían algún contacto con elementos del crimen organizado. Entre los medios considerados estaban el veneno, las píldoras de botulismo y el uso de grupos cubanos del exilio“, indicó un reporte de 1975.

Según el texto, la CIA estuvo envuelta en planes de homicidio contra Fidel Castro en fechas tan tempranas como 1959 o 1960, que comenzaron a gestarse al mismo tiempo que los preparativos para la fallida invasión mercenaria por Playa Girón, ocurrida en abril de 1961.

Otro documento de 1975, sobre la participación de la CIA en esquemas de homicidio a líderes extranjeros, señaló que el fiscal general Robert Kennedy, hermano del expresidente norteamericano, conocía sobre un complot para buscar a un pistolero que disparara contra Fidel Castro.

A decir del material, el fiscal general comunicó al Buró Federal de Investigación (FBI) que la entidad de inteligencia contrató a un intermediario para acercarse al mafioso Sam Giancana con la propuesta de pagar 150 mil dólares con el fin de encontrar a alguien para cometer el asesinato.

En esa misma línea, un memorando del FBI de 1964 describe una reunión en Florida en la que se acordó desembolsar 100 mil dólares por el asesinato de Fidel, 20 mil por el de su hermano Raúl Castro, e igual suma por el del guerrillero cubano-argentino Ernesto “Che” Guevara.

Uno de los materiales hizo alusión a un proyecto de la CIA que estableció un sistema de recompensas financieras para los cubanos por “matar o entregar vivos a comunistas conocidos”.

Quienes presentaran una prueba de muerte “concluyente” y una tarjeta de membresía revolucionaria o partidista de la persona fallecida obtendrían hasta 100 mil dólares si se trataba de un funcionario del gobierno y 57 mil 500 en casos de ser “jefes de departamentos”.

Dos de los planes relatados pretendían aprovecharse del interés del Comandante en Jefe de la nación caribeña en el buceo.

En uno de los casos, que ya se reveló en documentos desclasificados en otras ocasiones, la agencia pretendió utilizar la relación establecida entre el líder cubano y el abogado William Donovan para que este le regalara un traje de buceo contaminado con hongos causantes de una enfermedad cutánea y con el bacilo de la tuberculosis.

Donovan sin embargo, no siguió las indicaciones de la CIA, sino que se presentó con “un traje de buceo sin contaminar como un gesto de amistad”.

Otros intentos mencionados en esos textos incluyen hace explotar una concha marina en las áreas donde Fidel Castro buceaba o inyectarle veneno mediante un bolígrafo con una aguja hipodérmica.

De acuerdo con medios cubanos, los servicios de la Seguridad del Estado de la isla contabilizaron un total de 638 tentativas de asesinato contra el líder revolucionario, fallecido el 25 de noviembre de 2016 a los 90 años.

Rinden homenaje a las víctimas del crimen de Barbados (+Fotos)

2018-10-06 12:24:23 / web@radiorebelde.icrt.cu / Carlos Serpa Maceira

Rinden homenaje a las víctimas del crimen de Barbados

Ofrendas Florales del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, y del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, del pueblo de Cuba, del Movimiento Deportivo cubano, de la Aeronáutica Civil, y de los Ministerios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y de la Industria Alimentaria, encabezaron la peregrinación realizada este sábado en el panteón de las FAR en la necrópolis de Colón en La Habana, con motivo del aniversario 42 del crimen de Barbados.

Rinden homenaje a las víctimas del crimen de Barbados

Rinden homenaje a las víctimas del crimen de Barbados

Los miembros del Comité Central, Luis Antonio Torres Iríbar, Primer Secretario del Partido en La Habana, y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, junto al General de División José Antonio Carrillo Gómez, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, y Antonio Becali Garrido, presidente del INDER, marcharon al frente de la peregrinación.

La campeona centrocaribeña de Barranquilla 2018 en esgrima, Seily Mendoza Versan, en las palabras centrales, destacó que el pueblo de Cuba continúa exigiendo justicia frente al terrorismo de Estado del que ha sido víctima durante casi 60 años.

Rinden homenaje a las víctimas del crimen de Barbados

El 6 de octubre de 1976 explotó en pleno vuelo frente a las costas de Barbados un avión de Cubana de aviación con 73 personas a bordo, de ellos 57 cubanos, 11 guyaneses y 5 coreanos. Una vez más el pueblo de Cuba volvió a ser víctima del terrorismo que desplegara el gobierno de Estados Unidos.
A 42 años del suceso que enlutó al pueblo de Cuba, hombres y mujeres continúan exigiendo justicia.

Rinden homenaje a las víctimas del crimen de Barbados

Fidel Castro, el cubano a quien más veces intentaron asesinar

 

LA HABANA (Sputnik) — El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro (1926-2016), que hoy cumpliría 92 años, estuvo expuesto a 638 intentos de asesinato.
“Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo; fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos”, comentó Castro en un discurso en la clausura del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba en 2016, unos meses antes de fallecer.
Pero en su muerte forzosa sí pensaron muchos durante casi medio siglo. Eliminarlo físicamente fue una obsesión de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU y de sus acérrimos enemigos cubanos afincados en las ciudades estadounidenses de Miami y Nueva York.
 

Hasta el año 2007 se contabilizaron 638 intentos de asesinato contra el dirigente cubano, en distintas fases de desarrollo, y llegaron a ejecutarse más de un centenar de ellos, todos de forma fallida, según servicios de inteligencia cubana.

 
En una cronología publicada en el diario oficial Granma, se destaca que uno de los primeros intentos se registró el 28 de diciembre de 1958, pocos días antes del triunfo revolucionario, cuando fue descubierto y detenido en la Sierra Maestra el estadounidense Aller Robert Nye, a quien se le incautó un fusil Remington calibre 30.06 con mira telescópica, con el que pretendía dar muerte al jefe guerrillero.
Unos meses después, el 2 de febrero de 1959, fue detenido el agente de la CIA y mercenario Allen Robert Mayer, que ingresó ilegalmente en Cuba a bordo de una avioneta, pero fue descubierto y detenido por los entonces incipientes Órganos de la Seguridad del Estado.
 

En 1960, los oficiales de la estación de la CIA y agregados militares en la embajada estadounidense en La Habana, el mayor Robert Van Horn y el coronel Jack Nichols utilizaron a la también agente Geraldine Shamma para organizar un plan de asesinato a Castro en ocasión de una de las visitas que hacía a la casa de otro dirigente.

 
La lista de intentos es larga y diversa.
Trataron de envenenarlo usando una píldora de cianuro en un batido de chocolate, o de aprovechar su afición al buceo utilizando un traje de buzo envenenado, o con explosivos con forma de moluscos con colores llamativos, durante sus inmersiones submarinas.
También se intentó con puros habanos, tanto venenosos como explosivos, dispararle con un lanza-cohetes mientras daba un discurso, ametrallarlo con una falsa cámara de televisión, envenenarlo con un bolígrafo-jeringuilla, o hacer estallar una tribuna en la que debía dar un discurso en su visita a Panamá en 2000 Cuestionado por el cineasta estadounidense Oliver Stone, Castro le respondió que la causa de su supervivencia “es que los terroristas eran mercenarios que tenían miedo a morir si ejecutaban el asesinato, o a no disfrutar la recompensa”.
 
El exgobernante cubano encabeza la lista de líderes que fueron blanco de atentados y que incluye además a los expresidentes estadounidenses Ronald Reagan (197), Richard Nixon (184), Lyndon Johnson (72), James Carter (64) y John Kennedy (42), quien murió asesinado en 1963.

EE.UU. retoma viejos planes para promover la subversión en Cuba(+Fotos)

 

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba