Archivo de la etiqueta: Barack Obama

Pasos para desmontar el socialismo. #Cuba

 

cipePor Arthur González. / El Heraldo Cubano
Con rapidez y sin secretos, Estados Unidos se lanza a trabajar sin pausas en desarrollar su nueva política, para ver si logra desmontar el sistema socialista en Cuba lo ante posible.
El presidente Barack Obama, en su discurso del 1ro de julio del 2015 al anunciar la apertura de su embajada en la Habana, lo expresó así:
“…nadie espera que Cuba se transforme de la noche a la mañana, pero creo que el compromiso estadounidense, mediante nuestra embajada, empresas y ante todo nuestro pueblo, es la mejor manera de representar nuestros intereses, y apoyar la democracia y los derechos humanos”.
Para materializar ese pronóstico, la Organización No Gubernamental con sede en Washington, denominada Centro para la Empresa Privada Internacional (CIPE, por sus siglas en inglés) convocó el 11.02.2016, a un concurso de proyectos para “mejorar la vida” en Cuba, bajo el título “Fomentando el Debate: propuestas cubanas”.
Sin embargo, no nadie proyecta un evento para resolver de una vez por todas la verdadera causa que crea las mayores dificultades en la vida de los cubanos, el Bloqueo económico, comercial y financiero que lleva 56 años de existencia.
El mencionado Centro es uno de los cuatro institutos principales de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), la cual desde su creación en 1983 cumple funciones de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, al darle continuidad a las acciones secretas, específicamente a las denominadas Operaciones de Acción Política, tal como lo afirmó en 1991, Allen Weinstein, historiador y primer presidente de la NED.
De acuerdo con el portal de CIPE en Internet, desde que fue creado trabaja con líderes empresariales, políticos y periodistas “para construir las instituciones cívicas vitales para una sociedad democrática, y apoyar al sector privado como el principal defensor de las reformas orientadas al mercado y de la gobernanza democrática”.
La convocatoria lanzada ahora para el trabajo en Cuba, exige como requisito que el proyecto a presentar sea de actualidad, y debe estar relacionado a la economía, educación, salud, comunidad, temas jurídicos, temas sociales, transporte, vivienda, y cualquier otro tema de relevancia nacional o local.
Los premios serán de dos mil dólares para el primer lugar, mil para el segundo y quinientos para el tercero.
Si realmente quisieran ayudar a Cuba deberían proponer proyectos concretos que facilitaran el debilitamiento del Bloqueo, a partir de las prerrogativas que posee el Presidente de los Estados Unidos, y no para acciones que buscan subvertir el sistema socialista desde adentro, aprovechando el restablecimiento de relaciones diplomáticas.
El 18 de enero de 1962, el presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, aprobó el mayor plan de subversión contra la Revolución cubana, conocido como Operación Mangosta, basado fundamentalmente en acciones de guerra económica, al asegurar entre sus tareas principales que:
“La acción política será apoyada por una guerra económica, que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, las operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen, y las de tipo militar darán al movimiento popular un arma de acción para el sabotaje y la resistencia armada en apoyo a los objetivos políticos”.
La misma receta se la aplican desde hace algunos años a Venezuela y actualmente a Brasil, países que son gobernados por partidos de izquierda con programas sociales de ayuda a los sectores populares.
Estados Unidos se empeña en tergiversar esa guerra denominándola “embargo”, sin hacer referencias a la Operación Mangosta, firmada por el presidente Kennedy.
Actualmente están previstos varios proyectos para trabajar internamente a la juventud cubana, blanco fundamental de las actividades subversivas, entre ellos la preparación de los trabajadores no estatales, mediante cursos ofertados en locales de las iglesias católicas, dirigidos a los nuevos emprendedores, algunos con la participación de universidades extranjeras.
Esos nuevos programas giran alrededor del empoderamiento de la sociedad cubana, lo que es igual a sustituir el sistema socialista por el capitalista.
Por esa razón el Bloqueo económico se mantiene intocable y las supuestas medidas de flexibilización aprobadas por Obama, están centradas en “apoyar al sector privado emergente en Cuba y colocarnos más cerca de alcanzar las metas históricas de política exterior del presidente Obama y fortalecer la sociedad civil cubana”, según afirmo recientemente en Twitter la secretaria de comercio, Penny Pritzker.
Los que aun tengan dudas que abran bien los ojos, lo demás son cuentos de camino para disfrazar la realidad, por eso José Martí aseguró:
“No debe perderse el tiempo en intentar lo que hay fundamentos sobrados para creer que no ha de lograrse”.

¿Se va del aire la Radio y la TV Martí? #Cuba #USA #Miami

 

10MiércolesFeb 2016Posted by  in Social 
radio-y-tv-martiLa administración del presidente Barack Obama anunció el martes planes para posiblemente crear una entidad privada conocida como “entidad no federal en idioma español” para realizar las funciones de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), que administra Radio y Televisión Martí.
Aunque los funcionarios federales que hicieron el anuncio no quisieron dar detalles precisos de la propuesta, según El Nuevo Herald, algunos analistas especularon que podría tratarse del primer paso concreto y contundente para modificar dramáticamente la operación de transmisiones a Cuba inicialmente establecida bajo la administración del presidente Ronald Reagan en la década de 1980, como una forma de subvertir el gobierno cubano a través de propaganda venenosa y llamados a la desobediencia civil.
El anuncio fue hecho por funcionarios de la Junta de Gobernadores de Transmisiones (BBG) que supervisa a varios servicios de información financiados por el gobierno federal incluyendo la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB) y la Voz de América (VOA).
La propuesta decía por escrito en un documento proporcionado por BBG: “Entidad No Federal para Cuba en idioma español. BBG solicita autoridad para establecer una nueva organización no federal de medios en idioma español, que recibiría una subvención de parte de la BBG y realizaría las funciones de la actual Oficina de Transmisiones de Cuba”.
De acuerdo con un documento del presupuesto 2016, divulgado por el blog Along the Malecon en febrero de 2015, la BBG canalizaría los fondos para la subvención de esta organización “sin fines de lucro”, que ya “no será considerada como una agencia federal”.
No obstante, la organización privada “deberá cumplir con los mismos estándares, profesionalismo y la responsabilidad necesarios”, señala el documento.
Las subvenciones a este concesionario se ajustarán a las disposiciones de la ley que requiere una entidad federal para llevar a cabo la difusión hacia Cuba y otros países de América Latina y el Caribe.
En cuanto al presupuesto propuesto para OCB, documentos proporcionados por BBG muestran que este sería de $27.1 millones para el año fiscal 2017 – más o menos igual de los presupuestos para el 2015 de $27.13 millones y para 2016 de $27.14 millones.
Una funcionaria de BBG dijo durante la conferencia de prensa el martes que los presupuestos muestran una financiación “estable”.
El blog BBG Watch asegura que estos cambios equivalen a la “des-federalización de la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB), que opera Radio y TV Martí para Cuba y la Voz de América (VOA), de alcance latinoamericano”.
“Sospecho que la creación de esta nueva organización privada reducirá la transparencia y hará más difícil saber cómo la BBG está gastando el dinero de los contribuyentes”, afirmó Tracey Eaton, autor del blog Along the Malecon.
Las organizaciones privadas de EEUU financiadas por el gobierno, rara vez ofrecen información detallada sobre cómo se gasta el dinero destinado a operaciones en Cuba. Estos grupos incluyen el Republican Institute, el National Democratic Institute, el International Relief and Development y otras organizaciones.
Estos grupos reciben decenas de millones de dólares de los fondos del gobierno de Estados Unidos cada año. Son organizaciones poderosas y ejecutan programas en todo el mundo, pero colapsarían si no fuera por el apoyo federal.
Registros financieros disponibles prueban que estas organizaciones suelen publicar sólo detalles generales acerca de cómo gastan el dinero y por lo general se niegan a revelar quiénes son los subcontratistas.
“Me pregunto si esta nueva organización financiada por la BBG seguirá el mismo patrón”, añade Eaton.
Radio y Televisión Martí son servicios de radio y televisión internacional financiados por el gobierno de los Estados Unidos, que transmite en español desde Miami, violando disposiciones internacionales. Las operaciones de Radio Martí y TV Martí son supervisadas por la Oficina de Transmisiones para Cuba, fundada en 1990, y han sido bloqueadas en la Isla.
Radio Martí fue creada en 1983 por el presidente Ronald Reagan, con una programación caracterizada por una extraordinaria agresividad, la intromisión en los asuntos internos de Cuba, la promoción de las actividades delictivas y el estímulo a las salidas ilegales del territorio nacional.
En 2014, el Congreso había eliminado el programa AeroMartí, que trasmitía señales de televisión y radio desde un avión hacia Cuba, debido a las evidencias de que dentro de la isla estas emisoras no se ven. La Oficina enfocó las operaciones a desarrollar el portal digital Martí Noticias, fortalecer una red ilegal de colaboradores dentro de la isla y crear un mecanismo de distribución de los contenidos de las emisoras así como del portal digital a través de CDs y memorias flash, violando legislación cubana e internacional.
En enero del 2015, la congresista Betty McCollum presentó el anteproyecto de ley “Paren de malgastar el dinero de los contribuyentes en trasmisiones a Cuba” para eliminar las estaciones, pero como todas las propuestas de leyes presentadas el año pasado sobre Cuba, no se ha movido en el Congreso.
Cuba ha reiterado que para avanzar en el  proceso de normalización de las relaciones entre los dos países, deben cesar las transmisiones desde Estados Unidos destinadas al cambio de régimen en la Isla.

Quedan menos de 100 prisioneros en la ilegal Base Naval de Guantánamo

La infame prisión de Guantánamo fue abierta por George W. Bush. (Foto: Reuters)

Diez prisioneros originarios de Yemen que estaban detenidos en la prisión de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, Cuba, fueron liberados y enviados a Omán, en Medio Oriente, para su reasentamiento, informaron el jueves las autoridades, que destacaron los hechos como un logro significativo en el demorado esfuerzo por cerrar el centro de detención.
La liberación, una de las más grandes en un sólo día durante el gobierno del presidente Barack Obama, significa que la población de la prisión está por debajo de los 100 prisioneros por primera vez desde poco después de que se abrió en enero de 2002 para retener a sospechosos de tener vínculos con al-Qaida o el Talibán. Actualmente hay 93 internos.
Lee Wolosky, enviado especial del Departamento de Estado para el cierre de Guantánamo, dijo que Estados Unidos espera transferir a los demás prisioneros autorizados para su liberación, cerca de una tercera parte, antes de que llegue el verano.
La Base de Guantánamo llegó a tener hasta 680 prisioneros en su punto de mayor actividad en 2003 y cerca de 245 cuando Obama llegó al gobierno y prometió cerrar el centro de retención, visto como un símbolo de las extralimitaciones en la guerra contra el terrorismo.

Aston Carter, secretario de Defensa de los Estados Unidos. (Foto: Archivo)

El secretario de Defensa, Ash Carter, anunció la liberación de los yemeníes en una ceremonia de cambio de mandos realizada en Miami, en el Comando del Sur, que supervisa la ilegal Base de Guantánamo. Comentó que el gobierno presentaría un plan ante el Congreso, en donde muchos quieren mantener la prisión abierta para trasladar a cárceles de Estados Unidos a aquellos prisioneros que no puedan ser liberados.
“No todos los prisioneros de Guantánamo pueden ser transferidos de manera segura a otro país, por lo que necesitamos una alternativa”, comentó Carter.
(Con información de agencias)