Archivo de la etiqueta: Base Naval de Estados Unidos en Cuba

Pacifistas visitan Caimanera,primera trinchera antimperialista de Cuba

Caimanera, La Primera Trinchera Antimperialista de Cuba dio la bienvenida este domingo a los más de cien delegados e invitados extranjeros y nacionales al Sexto Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras.Aquí intercambiarán con la población y representantes de las organizaciones de masas sobre el impacto de la cercana e ilegal base aeronaval norteamericana que desde hace más de un siglo usurpa parte de su territorio en la Bahía de Guantánamo.En el hotel Caimanera, las autoridades del Partido Comunista de Cuba y la Asamblea Municipal del Poder Popular , así como también representantes de las organizaciones de masas en el municipio les dieron la bienvenida .

Base Naval de Guantánamo: un reclamo permanente

La Bahía de Guantánamo, ubicada en el extremo sur oriental de la isla de Cuba y una de las más extensas y profundas del archipiélago cubano, se mantiene ocupada desde el 10 de diciembre de 1903 por una Base Naval de los Estados Unidos de América.

En febrero de 1903, el gobierno de Tomás Estrada Palma suscribió con el gobierno estadounidense un documento conocido por Convenio de la Base Naval de Guantánamo, que dispuso el arriendo a Estados Unidos de estaciones navales y carboneras.

El 12 de junio de 1901, con la incorporación de la Enmienda Platt como apéndice a la Constitución de la República de Cuba, se articularon los fundamentos esenciales que posibilitaron al gobierno de Estados Unidos imponer su voluntad.

El 29 de mayo de 1934, con la firma del Tratado de Relaciones, se ratificó la ocupación de la Base Naval mientras no se abandone por parte de los Estados Unidos.

La Base Naval de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo está rodeada de elevaciones dominantes. Abarca una superficie total de 117,6 Km2, de los cuales 49,4 Km2 son de terreno firme, 38,8 Km2 están cubiertos de agua y el área restante 29,4 Km2 es terreno pantanoso.

El perímetro de la cerca que la separa del territorio libre de Cuba tiene forma de pentágono irregular y una longitud de 28 Km. El sector de costa (sur) en el Caribe tiene una longitud de 17,5 Km. Sus aguas interiores dividen la Base en dos sectores, Este y Oeste, y sirven de canal de navegación para el acceso hacia los poblados de Caimanera y Boquerón, en la bolsa interior de la bahía de Guantánamo.

La Base Naval cuenta con dos aeródromos, además, de muelles, espigones y amarraderos con capacidad de atraque para distintos tipos de buques.

Entre 1962 y 1996, se registraron 8 288 violaciones del territorio nacional de Cuba desde la Base Naval en Guantánamo, incluidas 6 345 violaciones aéreas, 1 333 violaciones navales y 610 violaciones territoriales. Del total de violaciones, 7 755 se produjeron entre 1962 y 1971.

A partir de la crisis migratoria de 1994, por acuerdo de ambos gobiernos, se iniciaron encuentros regulares entre los mandos militares de cada parte, como resultado de lo cual se ha logrado mantener desde entonces un ambiente de seguridad en torno al perímetro de la instalación norteamericana, conveniente para ambas partes.

Desde enero de 2002, Estados Unidos ubicó en el Sector Este de la Base Naval, el centro de detención para alojar a los prisioneros de la llamada Guerra Global contra el Terrorismo. Esa prisión, que se hizo famosa por la ejecución de tratos deplorables a los cautivos, le otorgó a la instalación una nueva reputación, tan bochornosa, como su ilegal ocupación.

Por la urgente defensa de un derecho

Presentación del Libro: Base Naval: En Guantánamo Estados Unidos versus Cuba. Fernando González y Gerardo Hernández. (Héroes de la República de Cuba)
f0076989 Foto: Anabel Díaz
Un análisis histórico, político y jurídico, imprescindible para entender la complejidad de un conflicto de más de noventa años, deviene el libro Base naval de Guantánamo. Estados Unidos versus Cuba, de la editorial Ocean Sur, presentado este viernes en el Instituto Internacional de Relaciones Internacionales (ISRI).
Las aportaciones de cuatro autores cubanos, a cargo de igual número de ensayos, a la valoración actual de un tema neurálgico para las entender las relaciones entre Estados Unidos (EE.UU.) y Cuba, conforman una obra «de obligada lectura», al decir de Gerardo González, vicerrector del ISRI, quien presentó el libro junto a Fernando González Llort, vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, ambos Héroes de la República de Cuba.
El libro, agregó González, ofrece la explicación de por qué jamás se podrá hablar de normalización entre ambos países, mientras no se devuelva el territorio ilegalmente ocupado. Mientras, González Llort subrayó que este no es un tema presente en la agenda pública de EE.UU., por lo que llamó a sumar a la lucha a los pueblos amigos de Cuba. «El valor principal de la obra es que seamos capaces de convertirla en un instrumento de lucha», dijo.
El investigador Ernesto Limia, autor de uno de los ensayos, indicó que la mayor fuerza del texto radica en el análisis jurídico, a cargo de Harold Bertot Triana, quien por su parte sostuvo que entender que la base naval es fruto del imperialismo en su aspecto más feroz, es también comprender la necesidad de construir un pensamiento descolonizador en el análisis del Derecho Internacional.
El doctor Elier Ramírez Cañedo, quien profundiza en el libro sobre el Tratado de Relaciones de 1934, expresó que la devolución del territorio ilegalmente ocupado ha estado presente en la voluntad política de nuestros máximos líderes, desde inicios de la Revolución, e incluso en otros luchadores antes de 1959; al tiempo que convidó a lograr una movilización mayor de la sociedad civil revolucionaria y una comprensión a nivel internacional en torno a la lucha por su restitución.
Mientras, René González, presidente del Instituto de Historia de Cuba, se refirió a los impactos ecológicos en la bahía de Guantánamo, así como a las consecuencias para las vidas humanas en el poblado de Caimanera, donde más enfermedades de tipo cancerígenas, traumas psicológicos, enfermedades gastrointestinales hay en Cuba, por la contaminación provocada por la base. Según apuntó el autor del último ensayo del libro, la estación naval de convirtió, desde su surgimiento, en el laboratorio por excelencia de las agresiones militares norteamericanas en el área.

Presidente Boliviano exige devolucion a Cuba de territorio ocupado por base naval yanqui

Evo Morales
La Paz, 23 jun (RHC) El presidente de Bolivia, Evo Morales, exigió la devolución a Cuba del territorio ilegalmente ocupado por la base naval de Guantánamo y expresó su admiración por el pueblo de esa nación caribeña.
En su cuenta de la red social Twitter, escribió Morales que “Cuba es un país integrador. No bloquea, sino libera. Mi respeto y admiración”cial Twitter.
El primer mandatario añadió que “el imperio decía que (Cuba) era un país terrorista. Hoy los pueblos del mundo ven que es una nación pacifista. Los resultados están en Colombia”.
Por otra parte, subrayó el jefe de Estado boliviano que “en el continente americano quedan todavía tres temas pendientes: Guantánamo para Cuba, Malvinas para Argentina y mar para Bolivia”.
Morales felicitó a La Habana por su solidaridad y contribución en la mediación para lograr la paz en Colombia.