Archivo de la etiqueta: Brigada de la Frontera

Si alguien tiene dudas lo espero en la Brigada de la Frontera (+Fotos)

Por: Raúl Antonio Capote
Si alguien confundido me vuelve a decir que la juventud cubana está perdida, le diré, venga conmigo a la Brigada de la Frontera
Tuve la suerte de poder compartir durante una semana con los jóvenes  oficiales, sargentos y soldados que custodian la tierra cubana, en la frontera, allá donde primero sale en sol, en Guantánamo.
Nuestros jóvenes soldados, muchachos y muchachas, cuidan la tierra cubana en la primera línea de defensa, frente a ellos el yanqui, en ese pedazo de tierra usurpada, frente a ellos la base naval  estadounidense, firmes, nuestros hijas e hijos, disciplinados, hacen guardia en las torres, junto al cielo.
Si algo llama la atención enseguida que se llega a la la Brigada de la Frontera, es la disciplina consciente, nacida del mando eficiente pero sobre todo de la convicción profunda y se respira, se siente, la disposición a defender nuestra tierra.
Si alguien confundido me vuelve a decir que la juventud cubana está perdida, le diré, venga conmigo a la Brigada de la Frontera, dese una vuelta por allá, por esa tierra que es madre de cubanas y cubanos indómitos y que fue escenario de tantas proezas.

Eligen delegada directa de la Brigada de la Frontera al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes

 

El segundo secretario de la UJC entrega el reconocimiento a la joven Yaisis Isaac del Río. Foto: Leonel Escalona Furones

La primer teniente Yaisis Isaac del Río, oficial para el trabajo de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en la Brigada de la Frontera, fue electa primera delegada directa del territorio del Ejército Oriental al XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, a celebrarse del 15 al 21 de octubre de 2017 en la ciudad rusa de Sochi.

La joven santiaguera, de 29 años de edad, devenida guantanamera al casarse con un oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), de la provincia más oriental de Cuba, recibió el voto de la mayoría de los 912 militantes que lo ejercieron en esa unidad militar, Orden Antonio Maceo.

«Es un alto honor para mí y un merecido reconocimiento a la labor de los jóvenes de la Brigada de la Frontera, encargados de custodiar el perímetro con la ilegal base naval que el gobierno de los Estados Unidos mantiene en nuestro territorio, hace más de un siglo, en contra de la voluntad de los cubanos», subrayó la licenciada en Ciencias Sociales.

Abundó que su elección entraña el compromiso de ser fieles seguidores de las ideas del Héroe Nacional José Martí y del Líder Histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, al frente de los jóvenes combatientes de la Primera Trinchera Antimperialista de América.

En la ceremonia Ronal Hidalgo Rivera, segundo secretario del Comité Nacional de la UJC, leyó la declaración de la juventud cubana en respaldo al pronunciamiento del Gobierno Revolucionario, tras el anuncio de la política contra Cuba del presidente de Estados Unidos, el pasado 16 de junio. El texto fue apoyado por los soldados, oficiales y trabajadores civiles de la gloriosa unidad.

El acto, celebrado en el Estado Mayor de la Brigada de la Frontera, a pocos metros del enclave militar yanqui, estuvo presidido además por Oreste Hernández Martínez, miembro del Buró provincial del Partido, los primeros secretarios de la UJC

Rinden homenaje hoy, en la Brigada de la Frontera, a Luis Ramírez López

luis-ramirez-lopez

El pueblo guantanamero y en especial los combatientes de la Brigada de la Frontera, Orden Antonio Maceo, rendirán homenaje hoy a Luis Ramírez López
Autor: Jorge Luis Merencio Cautín | internet@granma.cu
20 de mayo de 2016 23:05:20
GUANTÁNAMO.—El pueblo guantanamero y en especial los combatientes de la Brigada de la Frontera, Orden Antonio Maceo, rendirán homenaje hoy a Luis Ramírez López, quien el 21 de mayo de 1966 fue vilmente asesinado por marines de la ilegal Base Naval yanqui enclavada en este territorio, mientras cumplía con su servicio de guardia.
La evocación se realizará a las nueve de la ma­ñana en la unidad que lleva el nombre del mártir, y en ella, entre otras palabras, se escucharán las de Jesús Lara, fundador de la Brigada y entonces jefe del batallón al cual pertenecía el joven.
Como expresión del legado de Ramírez Ló­pez, en el acto político cultural recibirán su car­né 50 nuevos militantes del Partido y la Unión de Jóvenes Comunistas de la Brigada de la Fron­tera, incluyendo a trabajadores civiles.
Apenas 22 años había cumplido este símbolo de la juventud cubana cuando una de las balas disparadas por los marines atraviesa la aspillera de la casamata en que hacía su guardia, penetra en su pecho y le ocasiona la muerte.
Luis Ramírez López había nacido el 19 de mayo de 1944 en Horno de Mojará, en el municipio de Guisa, provincia de Granma. Se desempeñaba como obrero de la construcción cuando a mediados de 1965 acude al llamado del Ser­vicio Militar y por su condición de vanguardia lo destinan al entonces Batallón Fronterizo, em­brión de la Brigada de la Frontera.
Sobre su crimen el gobierno norteamericano propagó groseras y provocadoras mentiras, entre ellas que el joven cubano “traspasó la cerca que limita la base y luego huyó, por lo que un centinela de la infantería de Marina le dio muerte”.
Las falsedades imperiales fueron desmentidas con pruebas contundentes del Gobierno cu­bano y comprobadas por 30 periodistas de 16 países, quienes pudieron ver la sangre derramada por Luis en la casamata donde fue mortalmente he­rido, evidencia irrefutable de que lo ha­bían asesinado mientras cumplía su servicio de guardia.
Los medios extranjeros constataron in situ, además, la imposibilidad de que alguien pudiese traspasar las tres cercas de entre 15 y 18 pelos de alambre de púas, que separaban a ambas fuerzas en el perímetro fronterizo.
El Gobierno revolucionario también denunció la ridícula y burda versión yanqui ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, a través del canciller Raúl Roa, quien calificó de desvergonzada la tergiversación del hecho y de inventada la irrupción de los soldados cubanos en dicha base para encubrir el crimen cometido.
A la caída de Luis Ramírez todavía el pueblo preservaba fresco en su memoria el asesinato, el 19 de julio de 1964, del también soldado de la Brigada de la Frontera, Ramón López Peña, igualmente mientras cumplía con su guardia.