Archivo de la etiqueta: Denuncia

Condena PRESIDENTE CUBANO nuevas acciones injerencistas de Estados Unidos contra Cuba

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, condenó hoy en Twitter las nuevas acciones promovidas por el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, quien convoca a su Embajada en La Habana a intervenir en los asuntos internos de Cuba.

“No nos amedrentan las amenazas de los EE.UU., son parte de la política injerencista contra #Cuba”, expresó Díaz-Canel en esa red social.

El mandatario cubano consideró deplorable que Pompeo instigue a sus diplomáticos a violar el Derecho Internacional y las propias leyes de los Estados Unidos.

Díaz-Canel reiteró que Cuba no renunciará jamás a su soberanía e independencia, a pesar de los reiterados intentos de Washington de doblegar al pueblo de la mayor de las Antillas y a la Revolución cubana.

En ese sentido, en la propia plataforma digital Bruno Rodríguez Parrilla, ministro cubano de Relaciones Exteriores, calificó este martes de ilícitas las acciones de la representación diplomática estadounidense en La Habana, avaladas por el secretario de Estado.

La semana pasada las autoridades cubanas acusaron a la Casa Blanca de promover una campaña de calumnias y descrédito por la detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer, como parte de su política de creciente hostilidad contra la nación caribeña.

Denunciaron que esa nueva campaña responde al fracaso político de Estados Unidos de intentar rendir a los cubanos con el fortalecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a este país hace casi 60 años.

En ese sentido, apuntaron a las medidas implementadas por la actual administración estadounidense con el propósito de evitar el arribo de barcos con combustible a puertos de Cuba.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, denunció  hoy

que el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, llama a su Embajada en La Habana a “intervenir en los asuntos internos de un país soberano que no lo permitirá”.

El titular de Relaciones Exteriores calificó en Twitter de ilícitas las acciones de la representación diplomática estadounidense en Cuba, avaladas por Pompeo.

Esas actividades buscan atentar contra el orden constitucional cubano, violan la Convención de Viena, el acuerdo de restablecimiento de relaciones y las leyes cubanas y estadounidenses, añadió Rodríguez en la red social.

Bruno Rodríguez P @BrunoRguezP
 

Sec. de Estado , que aplaude golpes de Estado e ignora asesinatos, actos de barbarie, represión y violaciones de los por parte de sus aliados, llama a su Embajada en a intervenir en los asuntos internos de un país soberano que no lo permitirá. |

675 personas están hablando de esto
 
 

Agregó que Pompeo aplaude golpes de Estado e ignora asesinatos, actos de barbarie, represión y violaciones de los Derechos Humanos por parte de sus aliados.

Las autoridades cubanas acusaron recientemente a Washington por promover una campaña de calumnias y descrédito por la detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer, como parte de la creciente política de hostilidad contra la nación caribeña.

Específicamente, el diario cubano Granma divulgó una nota en la cual señala a la Embajada de Estados Unidos aquí como “el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento de la conducta de Ferrer, en clara intromisión en los asuntos internos de Cuba”.

Bruno Rodríguez P @BrunoRguezP

Sec. de Estado , que aplaude golpes de Estado e ignora asesinatos, actos de barbarie, represión y violaciones de los por parte de sus aliados, llama a su Embajada en a intervenir en los asuntos internos de un país soberano que no lo permitirá. |

Bruno Rodríguez P @BrunoRguezP
 

Acciones ilícitas de la Embajada de en constituyen una intromisión en los asuntos internos del país y buscan atentar vs nuestro orden constitucional. Violan la Convención de Viena, el acuerdo de restablecimiento de relaciones y las leyes cubanas y estadounidenses.

355 personas están hablando de esto
 
 

La encargada de negocios de esa misión diplomática, Mara Tekach, conduce personalmente la abierta instigación a la violencia, a la perturbación del orden y al desacato de las fuerzas del orden por parte de este ciudadano, precisó la información.

Denuncia, asimismo, que la embajada norteamericana en Cuba y particularmente Tekach se concentró en los últimos meses en el fallido propósito de reclutar mercenarios, promover la división y la confusión entre la población de la isla.

(Con información de Prensa Latina)

Cuba denunciará en ONU bloqueo de EE.UU., asegura Presidente cubano

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, aseguró  este domingo en Naciones Unidas que trae a la ONU la voz de su país para ”denunciar la política aberrante del bloqueo” impuesto por Estados Unidos a la isla hace más de 55 años.

Es una política que ya fracasó y seguirá fracasando, afirmó el mandatario, quien llegó este domingo a Nueva York para participar por primera vez en la Asamblea General de Naciones Unidas, que celebra su 73 periodo de sesiones.

Con toda fuerza vamos a ratificar esa denuncia, agregó el jefe de Estado, quien remarcó que se trata del bloqueo que más ha durado en la historia de la humanidad, el cual ha condenado ‘a generaciones nacidas antes y después de la Revolución’ cubana, que triunfó el 1 de enero de 1959.

A su llegada a la sede de la misión cubana ante el organismo multilateral, Díaz-Canel manifestó en declaraciones a reporteros de la isla que esta visita ocurre en un momento de retroceso en las relaciones con Estados Unidos.

El discurso de la guerra fría ha vuelto a revitalizar la doctrina Monroe, y por lo tanto es una administración con la cual es difícil avanzar en una relación entre iguales, sostuvo sobre el actual gobierno norteamericano.

De acuerdo con el presidente del país caribeño, Cuba busca mantener una relación civilizada con Washington a pesar de las diferencias.

También venimos a traer el mensaje de nuestro pueblo de paz y solidaridad, los deseos y las aspiraciones de construir un mundo mejor y de aportar como pequeño país nuestro modesto esfuerzo en esa construcción. Estamos seguros de que es posible, remarcó el gobernante.

Díaz-Canel expresó que al llegar a Nueva York para participar en el evento pasaron muchas cosas por su mente, como los recuerdos sobre la presencia en Naciones Unidas del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y después del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), Raúl Castro.

Por eso también habrá una mezcla de emociones al pensar en la tarea que tenemos que cumplir en esta Asamblea, añadió.

El presidente cubano arribó a esta urbe tras ser despedido en La Habana por Raúl Castro y José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del PCC.

Junto al dignatario integran la delegación de la isla el canciller, Bruno Rodríguez; el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca; el ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo y el viceministro de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno.

También la conforman el director general de Estados Unidos de la cancillería, Carlos Fernández de Cossío; la representante permanente de Cuba ante la ONU, Anayansi Rodríguez; y el embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas.

Uno de los llamados que Cuba realiza de forma reiterada desde hace años ante la ONU es el cese del bloqueo económico, comercial y financiaro, que es considerado el sistema de sanciones unilaterales más injusto, severo y prolongado contra país alguno.

Cuba denuncia daños del Bloqueo de Estados Unidos

Entre abril de 2017 y marzo de 2018 se recrudeció la política de Estados Unidos hacia Cuba y la agresión y el cerco económicos costaron al país caribeño más de 4 321 millones de dólares, que llevan a un total de 933 678 millones el costo de las pérdidas sufridas por la Isla en casi seis décadas de aplicación del bloqueo, de acuerdo con estimaciones oficiales reveladas este viernes en La Habana.

En su informe anual sobre los daños que provoca a Cuba el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos desde hace 60 años, el Ministerio de Relaciones Exteriores señala que la administración Trump “impuso un serio retroceso a las relaciones” bilaterales, luego de la reanudación oficial en 2015 bajo los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro.

En 2017 Trump firmó el “Memorando presidencial de seguridad nacional sobre el fortalecimiento de la política de EE.UU hacia Cuba”, un documento que implicó el endurecimiento del bloqueo. Cinco meses después, los departamentos estadounidenses de Comercio, Tesoro y Estado emitieron nuevas regulaciones y disposiciones para dar cumplimiento a ese memorando.

Las medidas aplicadas consecuentemente restringieron a un nivel mayor el derecho de los estadounidenses a viajar a Cuba e impusieron trabas adicionales a las limitadas oportunidades del sector empresarial de Estados Unidos en la Isla.

Entre sus consecuencias han estado la baja en las visitas a Cuba desde Estados Unidos y mayores obstáculos a las relaciones entre empresas cubanas y potenciales socios de Estados Unidos y de terceros países.

Esas medidas -advierte el informe- afectan no solo a la economía estatal cubana, sino también al sector no estatal del país, e incluso a otras naciones dado su carácter extraterritorial.

El informe, que respalda un proyecto de resolución propuesto por Cuba a la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la necesidad de poner fin al bloqueo, estima en 933 678 millones de dólares los daños por esa política a lo largo de 60 años, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional.

A precios corrientes, el bloqueo ha provocado a Cuba perjuicios cuantificables que superan los 134 499 millones de dólares, indica el texto.

El documento detalla las afectaciones sufridas por la Isla en distintos sectores, desde la alimentación, la salud y la educación, al comercio exterior y las finanzas, entre otros.

Para Cuba, esa política estadounidense es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todo el pueblo cubano y califica como acto de genocidio, en virtud de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, de 1948.

La denuncia, además, como violatoria de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, y como un obstáculo para la cooperación internacional.

El 31 de octubre próximo la Asamblea General de las Naciones Unidas votará nuevamente un proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin al bloqueo, propuesto por Cuba.

Será el vigesimoséptimo año consecutivo en que se realiza la votación de la iniciativa, que desde 1992 ha ganado anualmente el respaldo mayoritario en el principal órgano deliberativo de las Naciones Unidas.

En los tres últimos años, 191 de los 193 estados miembros de la ONU apoyaron el proyecto. La votación de 2017 solo registró la oposición de Estados Unidos e Israel.

(Con información de Prensa Latina y Cubaminrex)

Carta enviada por el Embajador de Cuba en Austria Juan Antonio Fernández Palacios a la redacción del periódico austriaco Die Presse

Viena, 26 de abril del 2018.
Estimado Director de Die Presse:
Por la responsabilidad que me atañe, acostumbre a leer casi todo lo que se publica en Austria en relación con Cuba. Suelo digerir con mayor o menor gusto las cosas que leo y pocas veces escribo a algún periódico. Hoy lo hago por la sensación de verdadera repugnancia que me ha dejado el artículo Raúl Castro, el tiranosaurio Rex cubano, del periodista Thomas Vieregge, publicado por Die Presse, el pasado 17 de abril.
Como ciudadano, revolucionario y diplomático de carrera, concuerdo que la libertad de expresión y de prensa resultan derechos fundamentales a ser ejercidos en cualquier sistema democrático, pero las mismas no se pueden convertir en escudos que cobijen la blasfemia y la ofensa. La posibilidad de decir lo que se piensa desde una redacción estará siempre limitada por un derecho superior: el del honor, la decencia y, sobre todo, por el de la responsabilidad. No se puede pretender dirigir dardos tan envenenados de prejuicios, demagogia y mentiras contra un pueblo y su nación sin que se reciba la respuesta adecuada.
Podría llenar varias cuartillas con datos y hechos sobre lo que ha significado la Revolución Cubana en materia de salud, educación, seguridad social, alimentación, desarrollo cultural y humano, y sobre todo independencia, libertad y dignidad para los cubanos y cubanas. Pero creo no hace falta. Eso lo conoce bien el señor Vieregge aunque lo silencie y omita por sus prejuicios ideológicos.
Ningún proceso histórico, mucho más de carácter revolucionario y socialista, puede ser mantenido en el tiempo por capricho de nadie ni por el supuesto actuar “represivo” de alguna de sus instituciones. Requieren, por encima de todo, el apoyo y consenso del pueblo. Lograr el respaldo de una nación entera y preservarlo invariable durante casi 60 años no es cuestión de discursos o carismas. Si hoy en Cuba, hay Revolución Socialista, si nuestros líderes principales han sido Fidel y Raúl Castro, si tenemos un sistema democrático auténtico que se refrenda en nuestra Constitución, y si ahora existe un cambio generacional en la dirección del país que implica continuidad de nuestro proyecto político y social, se debe únicamente a la decisión y voluntad soberana del pueblo cubano, suficientemente libre, educado, heroico y culto como para saber definir su propio destino.
Cuba no es ese país que de modo grotesco reseña en su artículo señor Vieregge. La afirmación de que nada ha cambiado en Cuba en sesenta años es propia de alguien que, con toda intención ideológica, ha tenido el propósito de pisotear su propia ética profesional, echar al cesto de la basura el mandamiento sagrado de la objetividad que debe presidir la labor periodística y burlarse de los lectores, para arremeter contra un país que ha tenido que labrarse su propio camino durante más de medio siglo a base de sacrificio y dignidad frente al bloqueo económico más férreo y duradero de la historia impuesto por la primera potencia mundial que, entre otras cosas, impone límites a la libertad de comerciar y relacionarse en materia cultural, técnica y académica del pueblo cubano con otras naciones, incluyendo Europa. Y este hecho, tan obvio y ostensible, unánimemente rechazado cada año por la comunidad internacional, es ignorado de manera alevosa en este artículo.
Hace cinco años un millón de personas visitaba Cuba para conocer nuestra cultura e historia y la forma en que vivimos y, por supuesto, disfrutar de nuestras bondades. Este año serán más de cinco millones. Entre estos casi 30 mil austríacos. Tantas personas, en número creciente, no pueden estar equivocadas.
Predecir la proximidad del fin del socialismo en Cuba y trabajar en función de dicho propósito, ha sido la obsesión de doce administraciones norteamericanas, incluyendo la actual, y resultado el divertimento intelectual de algunos politólogos, tanques pensantes, y apostatas del mundo occidental. No tengo que hacer esfuerzos en demostrar el rotundo fracaso de estas premoniciones, y no me tiembla la mano en garantizar que el Sr. Vieregge correrá con la misma suerte.
Señor periodista y el diario que lo alberga:
Con Cuba no se metan. A Cuba se le respeta.
Atentamente,
Juan Antonio Fernández Palacios
Nota: Si la libertad de expresión lo permite en vuestro periódico ruego publique íntegramente esta misiva.
(Embacuba Austria / Cubaminrex)

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba