Archivo de la etiqueta: Fidel Castro Ruz

El holguinero que esculpió la piedra de Fidel Castro

Conocí a Antonio Matos porque mi abuelo llamó un día diciendo que le habían regalado un pedazo de la piedra en la que están los restos de Fidel. Mi abuelo es un soñador y un romántico, por eso pensé que alguien le había hecho ese cuento y él se lo había tragado, y hasta se lo dije. “Me lo trajo el escultor que la hizo, es mi primo”, aclaró mi abuelo. Desde ese momento, le seguí el rastro al recién conocido miembro de la familia.
Preví un viaje hasta su casa en Santiago de Cuba. Lo planifiqué durante meses, pero nunca llegué a comprar el pasaje. Quizá porque no había asimilado la historia familiar que nos unía, y también porque las Fuerzas Armadas Revolucionarias debían autorizar la revelación de la identidad del hombre que esculpió la roca que serviría de sepulcro a Fidel. Entonces solicité correos electrónicos, números de móvil y fijo.
Lo del correo fue contraproducente. La primera vez que hablé con él fue por teléfono. Dicen que la sangre llama, por eso la conversación fluyó como la de dos amigos que acaban de reencontrarse. Así sucedió durante casi un año. No fue hasta hace algunos días que pude abrazar al escultor del grano de maíz donde el 4 de diciembre de 2016 “quedó guardada toda la gloria del mundo”.
Antonio Matos Díaz habla siempre en presente de la Roca Eterna y de Fidel Castro. Me explica algunas particularidades de la piedra según su origen y formación, cosas que no entiendo porque me falta aprender Geología. Pero sí entiendo cuando dice que es granito, extraído del macizo Gran Piedra. Y el granito dura miles de años, es resistente, “sólido como la Revolución y la figura de Fidel”, dice.
Nació hace 65 años en Naranjo Agrio, un asentamiento de la Sierra Cristal que, como le gusta decir, ya no es tan agrio porque la Revolución llegó hasta allá. Curiosamente, el café es el cultivo representativo de esa zona, y también el sembrado en las jardineras que rodean la Roca Eterna.
Por eso, trabajar en el Complejo Histórico Revolución, del cual forma parte el nicho del Comandante en Jefe, en el cementerio Santa Ifigenia, ha sido la universidad de la que nunca se graduó.
Luego de seis años trabajando, llegó el día que nunca quiso vivir. Era 25 de noviembre de 2016: “Yo estaba durmiendo y mis hijas no quisieron despertarme cuando el presidente Raúl Castro estaba haciendo su alocución, pero a las 4 de la mañana recibí una llamada de mi empresa para darme la noticia. Y después de una palabrota dije: ‘Lo que empecé lo voy a terminar’, porque todavía no se había colocado en Santa Ifigenia los diecinueve balaustres que rodean la Roca, en representación de las columnas del Ejército Rebelde y similares a la del mausoleo de Martí en Dos Ríos”.
Mientras recuerda ese momento, Matos inspira un agradecimiento profundo. Agradecimiento que nunca pudo expresar al Comandante, sino a través de su trabajo. “Tuve el honor de participar en Santiago de Cuba en la clausura del VI Congreso del Partido, en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, y estuve cerca de él, pero nunca tan cerca como el 4 de diciembre de 2016, fecha tan histórica y significativa para mí, el momento en que me toca levantar la urna con sus cenizas para colocarla en el lugar exacto dentro de la cavidad interior del nicho y cerrarla para siempre. Ese fue para mí el momento en que lo conocí”, explica.
Y su mirada se pierde. Va a otro lugar, a otro tiempo, y después regresa. Conocer la leyenda no es conocer al hombre. Matos asegura haber conocido a ambos.
Pocas personas están al tanto del esfuerzo silencioso de quienes, como él, materializaron el Complejo Histórico Revolución. Antonio Matos forma parte de ese proyecto integrado por los trabajadores de la unidad 1 de Construcciones Militares de Santiago de Cuba, que desde 2006 laboraban en esta obra. “Ese fue el proyecto que nunca soñamos”, comenta.
Fueron necesarias horas de preparación, de fatiga y sueño para concretar un conjunto escultórico que resumiera la última etapa de las luchas armadas por la independencia cubana y cerrara un ciclo histórico en Santa Ifigenia.
Según las explicaciones de Matos, mucho antes del Triunfo de la Revolución Fidel había idealizado este monumento en el Manifiesto a la Nación, en 1953. Cuenta que desde el Comandante Juan Almeida hasta Eusebio Leal estuvieron encargados de verificar personalmente el diseño en el espacio, la selección de la piedra y la escultura del concepto Revolución.
También dice que nadie tuvo la intención de transformar la Roca Eterna en un grano de maíz. Tampoco fue deseo del Comandante en Jefe considerarse tan glorioso como para personificar aquella sentencia martiana, repetida tantas veces durante los días posteriores a su fallecimiento. Sin embargo, es una alegoría dada por el propio pueblo cubano. Y ya eso ni una entrevista lo puede cambiar.
“Todo el mundo la ve como una obra emblemática, lo es desde su nacimiento. La cantidad de personas que visita ese altar sagrado de la Patria que es Santa Ifigenia, se debe más a que van a visitar la tumba de Fidel. Allí va gente de todas las denominaciones en el mundo y el país, de distintas afiliaciones políticas. Yo he visto a madres con hijos que van allí, como a la Iglesia del Cobre, para darle gracias a Fidel. Es decir, que todavía lo sienten en el corazón”, dice.
Esta conversación ha transcurrido en el patio interior de la sede holguinera de la Unión de Arquitectos e Ingenieros de Cuba. Ahora que ha salido a la palestra pública, y Carlos Sanabria lo entrevistó en Haciendo Radio, Antonio Matos cumple con el compromiso de transmitir su experiencia en distintas instituciones del país, vinculadas a la arquitectura y las construcciones. Por eso ha venido a Holguín.
Su mensaje a las tres o cuatro de la tarde me tomó por sorpresa. “¿Puedes venir?”. Encontrarme con él fue descubrir que en la familia no todos tienen la piel cobriza, aunque el pelo delate la ascendencia negra. Que por amplia que sea la diferencia de edad, y los kilómetros de por medio, es un axioma para quienes tienen raíces tanameñas la hospitalidad hasta fuera de la propia casa; ofrecer un cariño paternal a pesar de verlo a uno por primera vez.
Entre una pregunta y otra, hace historias de una familia inmensa, desperdigada por los montes de Sagua de Tánamo y Santiago de Cuba. De un padre joven e inquieto que se alzó en el ‘58 y formó parte de la Columna 19 “Pepito Tey”.
De cómo se crió en un bateycito de la Sierra Cristal. Todo lo cuenta con lujo de detalles. No olvida un nombre, ni una fecha. Recuerda cada lugar, cada diálogo.
Antonio Matos estuvo aislado en un área especial de unos 400 metros cuadrados, a la cual solo tenían acceso seis personas, mientras trabajaba en la escultura de la Roca Eterna. Dificultades no le faltaron. Entre ellas, la selección de la piedra fue de los momentos más estresantes. Dice que el monolito utilizado como sepulcro de los restos de Fidel Castro pesaba alrededor de veinticuatro toneladas.
En tal situación de aislamiento y silencio necesarios, Antonio Matos tuvo seis años para pensar mientras tallaba, limaba asperezas, pulía. “Pues te voy a decir”, y dice: “pensaba en los valores con los que me criaron. Los de mi padre, mis abuelos, que asimilaron en el seno de su familia, allá en Naranjo Agrio, a mucha gente de la clandestinidad y le enseñaron las vicisitudes con las que vivíamos en aquellos bohíos de pisos de tierra y techo de guano. En eso pensaba, y tenía la seguridad de que estaba cumpliendo con su legado. Fue como retribuirle a mi padre y a la Revolución”.
Cada centímetro de esa Roca está dedicado a toda una generación de cubanos, a una familia campesina. A la humildad con la que asumió ese honor, pues “si sencilla fue la obra de Fidel, también lo es mi trabajo como homenaje a él, y si mi madre hubiese estado viva, como cristiana, a lo mejor diría que uno de sus hijos estaba predestinado para hacer esa obra”.
Aunque existía un cuestionario preparado desde un año atrás, a la espera de un encuentro con el escultor, no pude evitar algunas preguntas improvisadas. Entonces, cuando ya no hay nadie en la UNAICC, y solo escucho los carros pasar por Frexes, y llaman a Matos para ir a comer, doy por terminada la entrevista preguntándole qué hará ahora. “El Ministro de Cultura, en ocasión de la Feria del libro en Santiago, me dijo: ‘Un día la historia se encargará de poner a los hombres en su justo lugar’; porque comprendió que mi discreción no buscaba ningún protagonismo en los medios.
Eso posibilitó que la dirección del Partido en Santiago haya depositado en mí su confianza para seguir acometiendo el mantenimiento de esa obra y de otras tareas relacionadas con los asuntos históricos. Pero esa ha sido mi realización profesional y personal, y me siento orgulloso de lo que he hecho”.
(Tomado de Ahora)

Arriban a la Patria más médicos procedentes de Brasil

El legado del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana  Fidel Castro Ruz  sigue  vivo más que nunca. Así  fue patentizado en la mañana de este domingo  cuando se cumple el segundo aniversario de su desaparición física, con el arribo a la patria de 2 vuelos  procedentes de Brasil  con  más de 400    médicos  que brindaban sus servicios  en esa  nación sudamericana.

A  su arribo a la terminal No. 3 del Aeropuerto Internacional José Martí, el  primer  pensamiento fue para el Líder  Histórico de la Revolución Cubana.

Salvador Valdez  Mesa ,Primer Vicepresidente  del Consejo de Estado y de Ministros y miembro del Buro Político  y Jorge Cuevas Ramos Ramos ,integrante del secretariado del Comité Central y el doctor José Ángel Portal Miranda , ministro de Salud  Publica les dieron la bienvenida a  los colaboradores.

La  doctora María del Pilar  Esquivel Hernández, hablo en nombre de sus  compañeros destacado que  el pueblo brasileño tiene en corazón a los  colaboradores, por la labor que desarrollaron  en lugares donde nunca antes  no había estado un médico.

El Programa Mas Médicos para Brasil constituyo una iniciativa de la ex presidenta Dilma Rousseff a fin de ampliar la atención de salud hasta en los lugares más intricados  de esa nación

Sin embargo el presidente electo Jair Bolsonaro,ignoro los convenios establecidos, así como la participación en el acuerdo de la Organización Panamericana de la salud y anuncio cambios y condiciones inaceptables para la presencia ala de los  colaboradores cubanos.

De acuerdo al Ministerio de Salud Pública (MINSAP) solo en cinco años cerca de 20 mil  colaboradores  de la isla atendieron a 113 millones 359 mil pacientes, mucho de ellos habitantes de sitios a  los por primera vez llegaba un médico o en lugares de extrema pobreza.

Se calcula que unos 30 millones de brasileños perderán su cobertura sanitaria con la salida de los  médicos de la mayor de las Antillas.

Los médicos  que regresan a cuba  tienen el aval de misión  cumplida sin importar el tiempo que transcurrió y son todos elegibles para otras colaboraciones internacionales.

El proceso de retorno que se inició en la madrugada del viernes pasado, culminara en la primera  quincena de diciembre. Abarca alrededor de 20 vuelos que trasladaran a los casi 8 500 doctore cubanos.

 

Archivos desclasificados develan planes de EEUU para asesinar a Fidel Castro.

 

Archivos del homicidio del expresidente estadounidense John F. Kennedy publicados , que continúan  bajo escrutinio, develan memorandos sobre intentos de asesinar al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Varias organizaciones periodísticas que desde este jueves indagan en los dos mil 891 documentos desclasificados por los Archivos Nacionales difundieron las menciones a la participación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en complots para provocar la muerte del dirigente cubano.

“Los planes involucraban una serie de esquemas extraños y, en al menos una instancia, comprendían algún contacto con elementos del crimen organizado. Entre los medios considerados estaban el veneno, las píldoras de botulismo y el uso de grupos cubanos del exilio“, indicó un reporte de 1975.

Según el texto, la CIA estuvo envuelta en planes de homicidio contra Fidel Castro en fechas tan tempranas como 1959 o 1960, que comenzaron a gestarse al mismo tiempo que los preparativos para la fallida invasión mercenaria por Playa Girón, ocurrida en abril de 1961.

Otro documento de 1975, sobre la participación de la CIA en esquemas de homicidio a líderes extranjeros, señaló que el fiscal general Robert Kennedy, hermano del expresidente norteamericano, conocía sobre un complot para buscar a un pistolero que disparara contra Fidel Castro.

A decir del material, el fiscal general comunicó al Buró Federal de Investigación (FBI) que la entidad de inteligencia contrató a un intermediario para acercarse al mafioso Sam Giancana con la propuesta de pagar 150 mil dólares con el fin de encontrar a alguien para cometer el asesinato.

En esa misma línea, un memorando del FBI de 1964 describe una reunión en Florida en la que se acordó desembolsar 100 mil dólares por el asesinato de Fidel, 20 mil por el de su hermano Raúl Castro, e igual suma por el del guerrillero cubano-argentino Ernesto “Che” Guevara.

Uno de los materiales hizo alusión a un proyecto de la CIA que estableció un sistema de recompensas financieras para los cubanos por “matar o entregar vivos a comunistas conocidos”.

Quienes presentaran una prueba de muerte “concluyente” y una tarjeta de membresía revolucionaria o partidista de la persona fallecida obtendrían hasta 100 mil dólares si se trataba de un funcionario del gobierno y 57 mil 500 en casos de ser “jefes de departamentos”.

Dos de los planes relatados pretendían aprovecharse del interés del Comandante en Jefe de la nación caribeña en el buceo.

En uno de los casos, que ya se reveló en documentos desclasificados en otras ocasiones, la agencia pretendió utilizar la relación establecida entre el líder cubano y el abogado William Donovan para que este le regalara un traje de buceo contaminado con hongos causantes de una enfermedad cutánea y con el bacilo de la tuberculosis.

Donovan sin embargo, no siguió las indicaciones de la CIA, sino que se presentó con “un traje de buceo sin contaminar como un gesto de amistad”.

Otros intentos mencionados en esos textos incluyen hace explotar una concha marina en las áreas donde Fidel Castro buceaba o inyectarle veneno mediante un bolígrafo con una aguja hipodérmica.

De acuerdo con medios cubanos, los servicios de la Seguridad del Estado de la isla contabilizaron un total de 638 tentativas de asesinato contra el líder revolucionario, fallecido el 25 de noviembre de 2016 a los 90 años.

Convocan a tuitazo mundial en homenaje a Fidel Castro

Convoca el ICAP a tuitazzo en honor a Fidel en segundo año de su fallecimiento
La Habana, Cuba. – El Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) convocó a un tuitazo mundial que se efectuará el 16 de noviembre en homenaje al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro (1926-2016).
Según difundió en Facebook la organización cubana, la cita en las redes sociales, que se denominará Fidel y la solidaridad entre los pueblos, acontecerá desde las 10:00 de la mañana hasta las 12:00 del mediodía, hora local, y los mensajes se emitirán desde las cuentas institucionales de Facebook y Twitter: @SiempreconCuba.
El ICAP indicó que se circularán textos con las etiquetas #HastaSiempreComandante#FidelCastro#YoSoyFidel y #SolidaridadCuba.
El encuentro en la red de redes se realizará a propósito de cumplirse el 25 de noviembre el segundo aniversario de la desaparición física del líder cubano, paradigma de la solidaridad y el internacionalismo.
Fuente Prensa Latina

Primer sello postal cubano con imagen de Fidel Castro luego de su deceso

La cancelación de una serie postal dedicada a emblemáticos patriotas de Cuba que incluye el primer sello con la figura de Fidel Castro Ruz después de su desaparición física tendrá lugar el 9 de octubre próximo en la ciudad de Bayamo, Granma, como parte de la conmemoración nacional por el 150 aniversario del inicio de las luchas independentistas.

correos_de_cubaDirectivos del grupo empresarial Correos de Cuba y de la Federación Filatélica cubana informaron a la prensa que el acontecimiento servirá de preámbulo a las actividades centrales en recordación al levantamiento del 10 de octubre de 1868, por lo cual una de sus ocho estampillas o valores postales reflejan las imágenes de Carlos Manuel de Céspedes e Ignacio Agramonte.

También figuran postales dedicadas respectivamente a la familia de los Maceo; a José Martí, Máximo Gómez y Calixto García; así como a Julio Antonio Mella, Rubén Martínez Villena y Antonio Guiteras.

Tres grandes líderes sindicales, Lázaro Peña, Jesús Menéndez y Aracelio Iglesias aparecen en otro de los sellos; que completan la colección con sendas hojas filatélicas consagradas a Frank País, Abel Santamaría y José Antonio Echeverría; y a Camilo Cienfuegos, Celia Sánchez y Ernesto Che Guevara.

También las estampillas recrean algunos de los principales escenarios de los acontecimientos históricos vinculados a la actuación de estas personalidades de la historia patria.

Día Mundial del Correo

El 9 de octubre coincide además con el Día Mundial del Correo, fecha que celebran todas las naciones miembro de la Unión Postal Universal, a la cual Cuba pertenece oficialmente desde 1902, con antecedentes que datan de la época colonial, cuando en 1878 apareció el primer sello que refería el nombre de la isla en su incipiente condición de Estado postal.

Según explicó José Raúl Lorenzo Sánchez, presidente de la Federación Filatélica de Cuba, la efeméride mundial tiene otra coincidencia histórica vinculada a la Guerra de los Diez años, pues Céspedes adelantó la insurrección armada para el 10 de octubre luego de que un trabajador del correo interceptara e informaran al insigne patriota sobre un telegrama desde La Habana con instrucciones al ejército español para detener la conspiración independentista.

José Manuel Valido Rodríguez, director de Comunicación Institucional de Correos de Cuba, anunció además que el lunes 8 de octubre tendrá lugar en el Memorial José Martí, en la capital, la conmemoración oficial del Día Mundial del Correo con la presencia de directivos y trabajadores del grupo empresarial.

Correos de Cuba es una de las instituciones públicas con mayor capilaridad o distribución en todo el territorio nacional con más de 800 oficinas y puntos de venta que ofrecen a la ciudadanía no solo servicios propios como la distribución de correspondencia, bultos postales y de la prensa, sino también prestaciones de otras entidades como los cobros de las empresas eléctricas y de acueducto, los pagos de la asistencia y la seguridad social, la venta de sellos de timbre de la Administración Tributaria, entre otras funciones.