Archivo de la etiqueta: Historia

El Unico Museo en Cuba que atesora la historia de los CDR

Museo 28 de septiembre. Institución perteneciente al Ministerio de Cultura, está ubicado en Obispo 310e/ Habana y Aguilar, en el capitalino municipio de La Habana Vieja. Atesora una muestra de bienes de alto valor y que tienen impacto positivo en la comunidad.

El museo cuenta con ocho salas, entre las que sobresale la dedicada al momento fundamental de los CDR, la de relaciones internacionales, otra que exhibe el accionar de la organización en la batalla por el regreso a la patria de los Cinco héroes, y un salón que representa un barrio y las tareas que acomete la organización en los diferentes territorios. Más de 6 mil piezas integran su patrimonio. Todas han sido donadas por fundadores, dirigentes, combatientes de la Revolución y personalidades, quienes nos entregaron actas fundacionales, fotos, documentos originales, obsequios y muchos otros objetos.

Con propuesta del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, durante el pleno nacional de los CDR celebrado en febrero de 1975 fue fundado el 27 de septiembre de 2007, como una institución con el firme propósito de perpetuar la memoria de la mayor organización de masas del país. Desde su inauguración contó con el apoyo del doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana.

Las salas del museo rememoran disímiles hechos históricos: las acciones del pueblo para neutralizar a los enemigos internos de la Revolución en sus primeros años, el apoyo a las campañas de alfabetización y de vacunación, los destacamentos Mirando al mar, donaciones voluntarias de sangre, las movilizaciones por el regreso de Elián González, la Batalla de Ideas, la lucha por el retorno de los Cinco héroes y la presencia de Fidel en el aniversario 50 de los CDR. El centro cuenta con seis mil piezas que acumulan la historia del pueblo organizado en sus Comités, defendiendo

intransigentemente la Revolución La institución cumple con una amplia agenda de actividades, entre ellas la realización de museos itinerantes en centros de trabajo de toda la nación, centros docentes, y en casas de abuelos; sino también con la presencia en sus salas expositivas de pioneros de diversas escuelas donde se exhiben varios objetos de valor histórico. Conformado por sus 22 trabajadores y con un alto sentido de pertenencia que hace que sientan orgullo por este lugar, ha recibido alrededor de 100 000 visitantes nacionales y extranjeros.

En mi vida siempre han estado los CDR

Nací  en la ciudad de Cárdenas, los tíos  míos que me criaron Pilar San Martin  y Emilio Gueche siempre me inculcaron los ideales de la  Revolución y de su gran líder el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Pilar, fue fundadora de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), al llamado de Fidel  aquel 28 de septiembre de 1960 en medio del estallido de petardos contrarrevolucionarios  la mujer negra asumió de presidenta del CDR en la calle Cristina entre Ayllon y Ruz ,en la ciudad Bandera. Emilio  militante  del  Movimiento 26 de julio en la lucha contra la tiranía proimpèrialista de Fulgencio Batista, y posteriormente como combatiente del Batallón 111 de las Milicias Nacionales Revolucionaria en Playa Girón también apoyo a Pilar en la actividad cederista.

Durante 20  años Pilar estuvo al frente de las tareas de la mayor organización de masas del  país en esa barriada de Cárdenas, donde sus padecimientos de salud y su avanzada edad no le permitió continuar realizando lo que para ella fue un compromiso muy grande con la Revolución y Fidel.

Inspirado en ese espíritu revolucionario comencé  a involucrarme en las tareas cederistas colaborando con frente de vigilancia, formando parte de la Brigada de Apoyo CDR-MININT.

El 5 de agosto de 1994 fui uno  de los cubanos que enfrento la provocación contrarrevolucionaria. Los Comité de Defensa de la Revolución me condecoraron con el Sello Conmemorativo 20  años de la Vigilancia  Revolucionaria cuyo  certificado  esta rubricado por el entonces Coordinador  Nacional de la organización cederista  el general de división Sixto Batista Santana.

En mi vida siempre han estado los CDR, ha estado su fundador el invicto Comandante en Jefe Fidel Castro  Ruz.

Cuando recientemente recibí la condición de delegado directo al 9no Congreso  de los CDR sentí una mezcla de orgullo, por la alegría que mis  tíos Pilar y Emilio hubiesen experimentado.

Tuve  la oportunidad de participar como delegado en el 8vo Congreso cederista. Y como bien exprese cuando recibo la condición de delegado directo, los CDR me sorprendieron. Hay  compañeras y compañeros que reúnen todas las condiciones para representarnos en el magno evento cederista.

Al acompañar a los  CDR, estoy acompañado al Comandante en Jefe  Fidel Castro Ruz, fundador de esta organización, y hasta el  último minuto de vida sabré ser consecuente con su legado  porque los CDR y el están en mi corazón siempre.

 

Confesiones desde la verdad

Por Oscar Álvarez
Fotos: Joyme Cuan
Un día del pasado siglo, Serpa partió de su amada Cárdenas, ese pequeño trozo de la geografía matancera donde le tocó nacer el 10 de octubre de 1966. En ese momento pocos le conocían y nadie le tildaba de traidor.
La Isla de la Juventud es el terruño a donde va, ahí trabaja como inspector y disfruta de la compañía de su hija. Vive en un mundo lleno de sueños por cumplir, al alcance de su mano, hasta que un raro susurro llega a su oído, le estremece. Ocurre en él una inexplicable metamorfosis y su vida se pone de cabeza.
Sus ojos cobran un tinte extraño, la voz habla otro “idioma”, uno donde la Patria parece no importar. Es el año 2001, Carlos Manuel Serpa Maceira se transforma de forma inexplicable. En su interior nace “Emilio”, mientras ve morir a su tío Emilio: el hombre quien lo crió, combatiente de la lucha clandestina contra Fulgencio Batista y en los sucesos de Playa Girón.
“Extiende los brazos” a varios grupos de asalariados del imperio existentes dentro de Cuba, finalmente se torna reportero de Radio Martí. Se escucha su voz alabando las “proezas” de los “luchadores por la libertad de Cuba”. Los amigos de toda la vida dejan de serlo, le señalan con el dedo, se alejan, le dan la espalda; la palabra traidor resuena en las calles por donde pasa. Sus nuevas labores le obligan a establecerse en La Habana.
Estrecha vínculos dentro de la contrarrevolución. En más de una oportunidad se ve precisado a escapar de la ira del pueblo por tildarlo de traidor; pierde a su pareja, por dentro su dolor es inmenso, un dolor que solo el “Emilio” escondido en medio del pecho le ayuda a soportar. Durante 10 años sufre el distanciamiento de su madre. Solo “Emilio” le puede dar consuelo. Calla mientras grita las mentiras de otros, y a su vez susurra, en el oído indicado, las verdades que no se pueden gritar, pero no pueden permanecer ocultas.
El 26 de febrero de 2011, tras 10 años de vivir bajo una piel falsa, las dos mitades de Emilio, la interna, la cual siempre le dio fuerzas para vivir como un agente de la seguridad del Estado, y la externa, la que sus “amigos” de la SINA creían muerta y enterrada, se unen.
Media hora antes del adiós definitivo, Serpa le asesta a la mal llamada Radio Martí la más colosal de sus estocadas. Ajenos aun a su verdadera identidad, le permiten entrar en directo.
En medio de su intervención, su discurso cambia y la voz se vuelve un trueno cuando dice: “Quiero denunciar la brutal campaña que lleva el imperialismo norteamericano contra la Revolución Cubana.
¡Viva Fidel, viva Raúl, libertad para los cinco héroes prisioneros del imperio. Patria o Muerte VENCEREMOS! Les habla el agente Emilio de los Órganos de la Seguridad del Estado”.
Por fin pudo sentir los brazos de la madre. En la garganta siente un nudo inmenso, los ojos se llenan de lágrimas. Le dice a la hija cuan orgulloso está de ella. Visita su natal Cárdenas, pone en la tumba del tío una mano en señal de respeto, sobran las palabras. Sus sueños comienzan a hacer realidad.
En fecha mucho más reciente, este 30 de mayo, Vladimir Sauri Bermúdez, Coordinador Provincial de los Comités de Defensa de la Revolución, entregó a Carlos Manuel Serpa Maceira la credencial de delegado directo al IX Congreso de los CDR. Un reconocimiento el cual, confiesa, le tomó por sorpresa pues “en este pueblo hay muchas personas con méritos para tener esa distinción, la cual solo será entregada a 18 cederistas en todo el país”.
El acto se realizó en la Comunidad Granma, en el Consejo Popular Versalles–Coronela, en el municipio de La Lisa, a pocos días del 6 de junio cuando se creó, en el año 1961, el Ministerio del Interior (Minint), órgano al cual pertenece el Departamento de Seguridad del Estado.
Tal distinción constituye un reconocimiento para todos los hombres y mujeres quienes durante años, desde el anonimato, han defendido y defienden a la Revolución. Cuando la voz de Serpa se escuche en las sesiones del congreso cederista, estarán reflejados las voces, los sentimientos, el amor por la Patria de los miembros del Minint, estará presente el orgullo de sabernos cubanos.

Fidel y el Perú, instantánea del altruismo

Por: Dianet Doimeadios Guerrero

Fidel dona sangre tras el terremoto de Ancash, Perú, en 1970. Foto: Cubaminrex
Cuenta en sus memorias un sobreviviente de la catástrofe que “el terremoto de Áncash costó un Perú para su pueblo”. A voz de comarca, por aquellas tierras, todo lo que valga un Perú tiene un precio muy alto. Y así fue. Setenta mil víctimas, un sinfín de heridos y desaparecidos, decenas de comunidades arrasadas dejó el sismo que, a las 15 horas del 31 de mayo de 1970, trastocó a los peruanos.
“Sentimos un tremendo ruido (…) Se asemejaba al de muchos aviones. No sabíamos por dónde venía ni qué pasaba. Finalmente vimos el aluvión de lodo completamente negro con más de 40 metros de altura que avanzaba botando chispas de distintos colores”, relata quien vivió para contar las consecuencias de un seísmo de 7,9 grados en la escala de Richter.
Durante 45 minutos tembló con tanta fuerza la tierra que el Huascarán se zarandeó. Cuarenta millones de metros cúbicos de hielo, lodo y piedras se esparcieron en avalancha sobre ciudades enteras del Norte peruano. Tras la sacudida y el alud, un manto negro de polvo y dolor permaneció durante días en la zona.
En La Habana, pendiente siempre de los cables, Fidel supo de los hechos y las necesidades del pueblo peruano. La nación inca y Cuba no tenían relaciones diplomáticas. El expresidente Manuel Carlos Prado las había quebrado, no vio a bien que la Isla tomara “el camino socialista”. Sin embargo, para el líder de los cubanos esta no sólo era “la tragedia del Perú sino de toda la Humanidad”.
Así consta en el diario Granma de la época y en una fotografía que aparece multiplicada en el ciberespacio. La imagen guarda el instante en que Fidel, con el brazo extendido, donó sangre para los damnificados del terremoto del ‘70. Tras él, más de 150 mil cubanos también lo hicieron.
Decenas de médicos partieron con el equipamiento necesario para instalar cinco hospitales. Llegaron hasta Áncash, Recuay, Huaraz, Carhuaz y otros poblados afectados. Cuba fue el primer país en enviar ayuda para los peruanos. Dos años después, el 8 de julio de 1972, el gobierno de Juan Velasco Alvarado restableció las relaciones diplomáticas con la Isla.
Los doctores cubanos han regresado una y otra vez a Perú, por el terremoto en Pisco (2007) o por las intensas lluvias de Piura (2017). En Áncash hay un parque que se llama Cuba y muchos hombres dispuestos a confesar que tienen sangre cubana en su cuerpo, y los genes de Fidel en el alma.
En 2007, el Gobierno del Perú declaró el 31 de mayo como “Día Nacional de la Solidaridad y de Reflexión en la Prevención de Desastres”.

El cariño y la ternura de los médicos cubanos, conmovieron a los pacientes peruanos en 2017. Foto: Enmanuel Vigil Fonseca.

Largas distancias a pie, con el suelo aun inundado, debieron recorrer nuestros médicos. Foto: DR. Enmanuel Vigil Fonseca.

Médicos cubanos mostraron su solidaridad con el pueblo peruano en 2017. Foto: Archivo

Médicos cubanos atendieron a damnificados peruanos en 2017. Foto tomada del perfil en Facebook de Enmanuel Vigil.

La fila era larga, pero cada paciente fue atendido adecuadamente. Perú, 2017 Foto: Dr. Enmanuel Vigil Fonseca
Fuente Cubadebate
Médicos cubanos en Perú enfrentaron una compleja situación tras lluvias en 2017.Foto: Archivo

Recuerdan aniversario del asalto al Palacio Presidencial y Radio Relo

 

Recuerdan 61 Aniversario del asalto al Palacio Presidencial y Radio Reloj
Fotos del autor

El primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros General de Ejército Raúl Castro Ruz, envió una ofrenda floral a los mártires de las acciones revolucionarias del 13 de marzo de 1957, en el marco de los 61 años del asalto al Palacio Presidencial y la toma de la emisora Radio Reloj por comandos del Directorio Revolucionario para ajusticiar al dictador Fulgencio Batista.

Recuerdan 61 Aniversario del asalto al Palacio Presidencial y Radio Reloj

Durante el acto político cultural realizado en el Museo de la Revolución, otrora Palacio Presidencial, uno de los escenarios de las heroicas acciones del 13 de marzo, se realizó el pase de lista simbólico de los mártires de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Recuerdan 61 Aniversario del asalto al Palacio Presidencial y Radio Reloj

Presidieron la conmemoración Mirian Nicado García, integrante del Buro Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Sucely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y el Comandante Faure Chaumon Mediavilla, segundo Jefe del comando del Directorio Revolucionario que asalto el Palacio Presidencial.

En las palabras centrales, Raúl Alejandro Palmero, presidente de la FEU destaco la indestructible unidad del estudiantado universitario con la Revolución, sustentada en la herencia mambisa y rebelde.

Recuerdan 61 Aniversario del asalto al Palacio Presidencial y Radio Reloj

Estuvieron presentes además José Ramón Saborido Loidi, ministro de Educación Superior, y una representación de combatientes del Directorio Revolucionario y sus familiares.

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba