Archivo de la etiqueta: Ilegalidades

Convoca la Asamblea Nacional del Poder Popular a enfrentar, por todo el pueblo, el delito, la corrupción, las ilegalidades y la indisciplina social

El enfrentamiento al delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales en todos los ámbitos requiere «librar un combate inteligente y decidido», señaló el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, durante la segunda jornada del Décimo Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) en su IX Legislatura.
Con la asistencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz, líder de la Revolución Cubana, la sesión contó con la presencia, también, del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y fue encabezada por el miembro del Buró Político y presidente de la ANPP, Esteban Lazo Hernández.
Marrero Cruz hizo una reseña sobre el contenido y los resultados iniciales de la implementación de las directivas generales para el enfrentamiento a esos fenómenos, aprobadas en octubre último por el Consejo de Ministros.
Este martes, dichas directivas recibieron el respaldo del Parlamento, que hizo un llamado a todo el pueblo al apoyo y a la lucha rigurosa y sistemática contra estos flagelos.
Al final del debate, Díaz-Canel afirmó que este es un tema estratégico, que tenemos que tratar de resolver definitivamente. «Llevamos mucho tiempo diagnosticando los problemas, contemplando los problemas, y aquí lo que se trata es de ir a un combate sistemático, eficiente, eficaz, realista, objetivo y con la participación de todos», subrayó.
 
CAUSAS Y EFECTOS
En la introducción de su informe al Legislativo, el primer ministro Manuel Marrero Cruz aseveró: «La actualidad de nuestro país se caracteriza por una compleja situación, matizada por un bloqueo recrudecido, el impacto de la crisis internacional provocada por la pandemia y una guerra mediática, política e ideológica, dirigida por el Gobierno de EE. UU., con el empleo de todos los medios a su alcance, incluidas las redes sociales.
«Lo anterior, conjugado con nuestras propias insuficiencias y limitaciones, los desabastecimientos de mercancías, la crisis energética y los elevados niveles de inflación, y con ello los precios altos, contribuye al incremento de las ilegalidades, los delitos y la corrupción», agregó.
Pero para ganar «el combate contra la corrupción –dijo–, es vital romper el triángulo conformado por la necesidad, la posibilidad y la codicia.
«Conscientes de nuestras limitaciones para satisfacer las carencias en el corto o mediano plazos, nos queda entonces incrementar el control de los recursos, para evitar que las tentaciones y la codicia se consoliden».
Al hacer una caracterización sobre el tema, el Jefe de Gobierno subrayó que en el mercado informal de productos y mercancías de alta demanda predominan los delitos de especulación, acaparamiento, receptación y actividad económica ilícita, y las redes sociales se posicionan como una de las principales vías utilizadas para su materialización.
Abundando en particularidades de estas dañinas manifestaciones, Marrero Cruz enfatizó en que un peso importante en ellas lo están teniendo «los delitos contra el patrimonio; que incluyen el hurto, los robos con fuerza, con violencia y los que se cometen contra el ganado».
También persisten «afectaciones en las viviendas, almacenes y bodegas, la sustracción de ciclomotores eléctricos o motorinas y teléfonos celulares, en ocasiones sometiendo a las víctimas con el empleo de la fuerza física».
PREVENIR Y ENFRENTAR CON TODOS
Profundizando en las directivas generales, el Primer Ministro expuso que estas son una respuesta al reclamo del pueblo, y deben ser implementadas por todos los organismos, entidades nacionales y gobiernos territoriales.
Sus objetivos –enunció– son fortalecer la prevención y el enfrentamiento a estos fenómenos, y con ello contribuir a alcanzar las metas de desarrollo económico y social y la prosperidad a la que aspiramos, en un ambiente de orden, disciplina y exigencia.
Tras recalcar que todas las indicaciones tienen identificados sus responsables, Marrero Cruz explicó que no «se trata de otro plan, sino de integrar las acciones para la implementación de las directivas generales con las tareas y planes que ya existen, conformándose un plan único en el que se establecerán los indicadores para medir su cumplimiento y mejoras».
La tarea –añadió– fue asumida, con la trascendencia y prioridad que demanda, por los principales cuadros de los organismos de la Administración Central del Estado (OACE) y autoridades territoriales, y ha contado con el aseguramiento político conducido por el Partido.
Al mismo tiempo –añadió– las acciones y las propias directivas requerirán de ajustes continuos, según las características y necesidades de cada cual, y «sin esperar por indicaciones de niveles superiores de dirección, evitando caer en la rutina, el burocratismo y los formalismos».
Al abundar en las condiciones necesarias para esta batalla, enumeró, entre otras, el imprescindible perfeccionamiento de las estructuras administrativas de las provincias y municipios, el cual se implementa, así como un efectivo sistema de inspección territorial, el completamiento y preparación de sus cuadros y funcionarios y su articulación con la inspección de los OACE y las entidades nacionales.

HECHOS Y ACCIONESEntre las medidas para enfrentar el delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales, el Primer Ministro enumeró algunas que ya se implementan, como: Jerarquizar la prevención y el enfrentamiento a las conductas ilegales en la comercialización de productos y prestación de servicios a la población.Comienzan así a implementarse medidas diferentes para la venta de mercancías –sobre todo en la capital– en sustitución de la Operación Lucha Contra Coleros (LCC), que será eliminada gradualmente en todo el país.Esto incluye generalizar la venta controlada por núcleos en los establecimientos comerciales. Ordenar las zonas o espacios de ventas de artículos y productos por las formas de gestión no estatal. Controlar la licitud de los productos de todo tipo, puestos a la venta, incluidos agropecuarios e importados sin carácter comercial. Establecer horarios de venta extendidos. Concluir la informatización de las oficinas del Registro de Consumidores, entre otras medidas.Las acciones prevén, además, avanzar hacia la bancarización obligatoria de los flujos monetarios vinculados con los ingresos y ventas de las formas de gestión no estatal, y precisar las regulaciones para la comercialización de productos en la red de tiendas en MLC y CUP.También, añadió el Jefe del Gobierno, se impone «robustecer el enfrentamiento a las ilegalidades en la contratación de fuerza de trabajo y a los deudores del pago de multas e indisciplinas en el pago de los impuestos, con la aplicación de medidas que pueden abarcar el cierre de los establecimientos, retiro de la autorización para ejercer el trabajo por cuenta propia de forma temporal o definitiva, hasta la formulación de denuncias penales».También se avanzará en la eliminación de trabas, manifestaciones de corrupción e ilegalidades que se cometen en la realización de los trámites de la población.Al ejemplificar sobre resultados en el enfrentamiento, Marrero Cruz informó sobre los operativos en las áreas de venta de 100 y Boyeros y La Cuevita, en La Habana, que demostraron cuál es la manera en que debe actuarse contra las ilegalidades y la necesidad de ser sistemáticos.El enfrentamiento –agregó más adelante– «debe ser enérgico e inteligente; combatir al vendedor ilegal es necesario, pero la prioridad es llegar hasta la fuente o el origen de lo que se comercializa ilegalmente».«Trabajar en la profundidad –añadió, refiriéndose a la labor de los órganos competentes– es una premisa, identificando las casas almacenes, las cadenas delictivas, los medios de transporte utilizados y el destino de las ganancias; esto es lo más importante y la prioridad en los procesos investigativos a cargo del Ministerio del Interior».Tras un análisis minucioso del problema del delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales, del perfil de quienes se involucran en estos hechos, y de la actuación de las instituciones encargadas del enfrentamiento y la aplicación de la ley, el Primer Ministro enfatizó en que esto «es un asunto de seguridad nacional».Nosotros, afirmó Marrero Cruz en el plenario del Décimo Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la ANPP, tenemos la sagrada misión de proteger una de las conquistas de la Revolución, que es la tranquilidad ciudadana, tranquilidad que motiva el reconocimiento y elogio de todos los que visitan nuestra Patria e, igualmente, la defensa de los intereses de nuestro pueblo trabajador.Se indicó jerarquizar la prevención y el enfrentamiento a las conductas ilegales en la comercialización de productos y prestación de servicios a la población. Foto: Ricardo López HeviaLA REVOLUCIÓN NO SOLO ES BIENES MATERIALESAl introducir el debate de las diputadas y diputados sobre la información presentada por el Primer Ministro, el presidente de la ANPP, Esteban Lazo Hernández, señaló que la inmensa mayoría de nuestro pueblo rechaza estas conductas, y está consciente de los peligros que ellas significan para la Revolución.La Revolución –enfatizó– no solo es bienes materiales; la Revolución son actitudes, son esos valores que están en el concepto de Revolución de Fidel, y cuando permitimos que esto suceda, no estamos siendo consecuentes con ese concepto.El delito, la corrupción, las ilegalidades, las indisciplinas sociales –afirmó– son manifestaciones contra las que se luchó, porque no tienen nada que ver con los valores del socialismo.Estos problemas –acotó– solo benefician al enemigo, nunca al pueblo, porque cuando se pierde el sentido de la honradez, de la honestidad, de la laboriosidad, de la solidaridad, entonces qué queda de los principios del socialismo.El diputado por el municipio de La Lisa, en La Habana, José Castañeda Martínez, afirmó que este enfrentamiento es «asunto de primera prioridad», y que se necesitan medidas de control institucional más eficientes y participativas, control contable eficaz, fiscalización sistemática y control popular permanente.Es necesario la integralidad de las acciones, que sean concretas y diferenciadas, y que involucren a todos los sujetos que intervienen en los procesos productivos y de servicios, sentenció.El diputado por el municipio de Nueva Paz, en Mayabeque, general de División José Antonio Carrillo Gómez, afirmó que están creadas las condiciones para enfrentar estos fenómenos, lo que incluye fortalecer el trabajo de prevención y enfrentamiento, una tarea –dijo– que tiene que ser de todos: instituciones, organizaciones y pueblo general, cada cual en lo que le toca.TODO CONTRA EL EGOÍSMOLa lucha contra el delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales es un tema que se ha reiterado y se ha abordado en múltiples ocasiones, y que no hemos logrado resolver como necesita nuestra sociedad, comentó el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al cierre del debate.En un análisis autocrítico del asunto, sentenció que, desde el accionar del Partido, del Gobierno y de las administraciones, no se ha profundizado lo suficiente en estos fenómenos.«Se han estado contemplando, se han estado evaluando, pero no se ha promovido un enfrentamiento realmente efectivo, y (en esto) tiene que ver cómo se trabaja desde el punto de vista institucional, porque aquí, independientemente de la situación compleja que ha estado viviendo el país, todo lo que condiciona hechos de corrupción, delito e ilegalidades tiene que ver también con el mal funcionamiento de las entidades nuestras, fundamentalmente de entidades estatales».La comprensión de estos asuntos, añadió, «pasa también por la inadecuada relación entre entidades estatales, ya sean empresariales o presupuestadas, con las formas no estatales de gestión.«Cada vez que se analiza una problemática de esta, en la cual estuvo involucrada una forma de gestión no estatal en un hecho de delito o de corrupción, detrás de eso busquen la relación inadecuada que hubo con una empresa estatal o con una unidad presupuestada que pagó lo que no tenía que pagar, que no chequeó lo que tenía que chequear, que no controló lo que tenía que controlar, porque se dejó robar lo que tenía, en vez de preservar y defender, como representantes del pueblo, los medios fundamentales de producción».Nosotros –orientó el Primer Secretario– tenemos que actuar desde todas las instituciones, desde el Partido, desde el Gobierno y desde las administraciones, con conciencia de la necesidad de enfrentar esto, de ser catalizadores para hacer más eficientes la transformación y el cambio que tenemos que lograr.En este asunto –añadió– tenemos que analizar todos los mecanismos que reproducen y amparan el egoísmo, tanto el individual como el que se genera en determinados colectivos de personas. Tenemos que dar una lucha contra el egoísmo.«La vocación humanista de la Revolución para alcanzar la mayor justicia social posible no se construye con egoísmo, se construye con una práctica solidaria, con una conciencia de compartir, con una conciencia de llegar a los que más necesidades tienen, sobre la base de la honestidad, sobre la base de la transparencia, sobre la base de la decencia y sobre la base de la virtud», afirmó.«Nosotros –añadió– tenemos que dar el combate contra aquellas personas que se quieren enriquecer sin producir, sin trabajar, sin aportar, utilizando mecanismos de oportunismo, de ilegalidad, aprovechando la situación y aprovechando las brechas que nosotros mismos propiciamos por el ineficiente control en nuestras instituciones».Pero ahora –acotó Díaz-Canel en otro momento de su intervención–, más que hablar en tono despectivo de quienes cometen estos hechos, «preocupémonos por qué una sociedad como la nuestra, que educa, que instruye, que forma en valores, por qué en esa sociedad se ha propiciado el surgimiento de este tipo de personas.«¿Cuáles son los problemas que se nos han acumulado, cuáles han sido nuestras estrategias de trabajo hacia lo social que no han funcionado; por qué, si buscamos la mayor justicia social posible, hay personas que se han quedado atrasadas en relación con esto, que no trabajan, que no aportan, y que, sin aportar ni trabajar, pueden vivir mejor que los demás?«Eso lo tenemos que enfrentar definitivamente; y no se trata de discriminar, al contrario, tenemos que pasar de una política asistencial a una verdadera transformación social; y todo el que pueda aportar en nuestra sociedad, que aporte, que se distinga por su aporte, por su trabajo; y que, en función de eso, reciba los ingresos con los cuales pueda tener una vida decorosa y apoyar a su familia.«Lo contrario es una desviación de lo que queremos, una desviación de nuestros principios, una desviación de la sociedad que queremos construir», razonó el Presidente Díaz-Canel.Avanzando en el análisis, el Jefe de Estado ahondó en el papel del pueblo y del control popular en la lucha contra estos flagelos. Además de control partidista, de gobierno, administrativo –dijo–, es con la participación del pueblo, con el control popular, donde ganamos la batalla, y esas son las enseñanzas que nos han dado Fidel y Raúl a lo largo de la Revolución.Los grandes retos –sentenció– hay que asumirlos con participación popular, pero para eso hay que explicar, hay que compartir, porque estas medidas no se pueden quedar aquí, en el marco de la Asamblea Nacional, ahora tenemos que ir a un debate popular. Y estoy convencido de que, en ese debate popular, nuestra gente va a enriquecer estas acciones, una parte importante va a comprometerse con estas medidas, se convertirán en defensores de ellas».

Realizan Operativo Policial en Feria de la calle 100 y Boyeros

Durante la mañana de este jueves 20 de octubre,en un operativo policial en la Feria de la calle 100 y Boyeros,fueron detenidos mas de 30 personas por vender diferentes productos de primera necesidad.

Testigos oculares del hecho refirieron que la Policia y el DTI llegaron bien temprano,y de momento a otro,comenzaron a llervarse a todos a todos los revendedores que siempre andan por la zona.

” Se llevaron a los revendedores que ya estaban a la cara,los mismos que revendian el carton de huevo a 2 dos mil pesos y el paquete de pollo que en la tienda cuesta 90 pesos,a mil 500.Lo de esa gente era un abuso,asi que muy bien por la Policis y el DTI ” dijo un transeunte mientras se realizaba el operativo.

Otra persona ,que no quiso revelar su identidad,manisfesto que el ” operativo llego hasta una casa muy cerca de alli,y que lo sacaron de alli adentro fue un camion de cartones de huevos y un frezzer cargado de paquetes de pollo y picadillo.Que ella conto mas de de cuatrocientos cartones de huevos.”

Este tipo de operativo que se desarrolla en Cuba gozan de respaldo popular porque se trata de personas que lucran con la necesidad ajena,y en circunstan cias como estas,es mas duro todavi,pues intentan sacarle mas de diez veces el valor de lo que cuesta el producto.

Acciona la habana contra violaciones de precios normas e ilegalidades ( +Fotos)

Los inspectores de la Dirección Integral de Supervisión y Control (DISCP) de la Habana de conjunto con la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) , enfrentan las violaciones de precios,normas ,engaño al consumidor,el incumplimiento de las medidas sanitarias e ilegalidades.

Los supervisores provinciales en inspección sorpresiva al CUPET de calle 25 y G en el municipio Plaza de la Revolución,detectaron violación de precios en el producto combo de pollo con papitas fritas,su precio oficial es $ 66.25 sin embargo lo comercializaban a $ 70.00.Igualmente el helado sensación lo vendían a $ 45.00 y su precio oficial es $ 43.75.También se comprobó la retención de 140 unidades de cigarros rothman verde.El administrador y dos dependientes fueron notificados con el Decreto Ley 30 que establece multas de 8 mil pesos,así como la venta forzada de los cigarros.

En el CUPET de calle 3era y 42,municipio Playa,los inspectores de ese municipio comprobaron que la cajera tenia guardado para su beneficio personal, 23 cartones de cigarros popular rojo y 20 de rothman, en este caso la dependienta fue notificada con una multa de 8 mil pesos y se procedió a la venta forzada del producto.

En las panaderías el Rincón,Fontanar,Estrella y Héroes de Girón ,en el municipio de Boyeros,se comprobó violaciones en las normas en el pan bajo de peso,incumplimiento de las medidas sanitarias,faltantes de materias primas,y producciones no autorizadas.

Se decomisaron 440 unidades de pan,que estaban sin respaldo documental.

En operativos realizados por los supervisores provinciales,con la participación de los municipios del Cotorro y combatientes de la PNR, en la Playa de Guanabo, enfrentaron violaciones por incumplimiento de las medidas sanitarias por la COVID-19.

 

 

 

 

 

En la pescadería Egido,perteneciente al Ministerio de la Industria Alimenticia,en el municipio La Habana Vieja,se detecto por los supervisores engaño al consumidor.En el momento de la inspección,comercializaban pescados cabrilla  a  $ 85 kg y el sobaco $ 70.00 y  según listado oficial de precios es de $ 60.00 kg.En  un primer pesaje realizado afectaban al cliente en + $ 141.00 y en un segundo pesaje $ 88.00.Al realidarsele un arqueo de caja se comprobó un sobrante de $ 4970.00.

 

 

En los municipios Cerro y San Miguel del Padrón,los inspectores  accionaron ante la comercialización ilegal de productos,precios abusivos,y el desvío  de  productos procedentes de los almacenes del  estado.

 

 

UeRiHEseAELOEAnEOISCoETeIRAXEtaNaAASESIEEJl O ” C ada vez que nos presentamos,existen violaciones del Decreto Ley 30,donde enfrentamos precio abusivos,y otras transgresiones,tanto en los centros laborales como en los cuentapropista.”  dijo Osvaldo Rivalta Torres,director provincial de la DISCP de la Habana.

En la Habana,se cierra filas a los precios abusivos y especulativos.Enfrentar las violaciones tanto en el sector privado como el estatal,constituyen un elemento vital para la adecuada implementación  de la tarea Ordenamiento.

Con el objetivo de combatir las conductas de indisciplinas y  descontrol,a partir de la puesta   en marcha del Ordenamiento monetario,la Gaceta Oficial Extraordinaria publico el Decreto Ley 30 que establece severas cuantías de multas entre cinco y 15 mil pesos por  violaciones de tarifas y precios.

También conllevan el decomiso y la venta forzosa,segun la gravedad del hecho.

El Decreto Ley 30 castiga con multas de 12 hasta 15 mil pesos a los infractores que no rectifiquen sus errores  luego de ser sancionados.

 

 

CIMEX informa resultados del proceso investigativo por sucesos en Unidad Comercial La Puntilla

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

A raíz de la publicación del artículo “Asalto” en La Puntilla: 15 mil manzanas para un solo cliente, el pasado domingo 9 de septiembre, el Grupo Empresarial CIMEX informa que:

Se procedió por la Sucursal Habana Oeste, a la que pertenece La Puntilla, y por la Dirección de Supervisión del Grupo Empresarial CIMEX a la formulación de la denuncia del hecho ante las autoridades judiciales y a la imposición de la medida disciplinaria de Separación Definitiva de la entidad a los siguientes cuadros y trabajadores civiles:

1. Raysa Lidia Pupo Brito, Cuadro Civil, Gerente Complejo Playa.
2. René Barreda Sánchez, Cuadro Civil, Jefe de Unidad Comercial, tienda La Puntilla.
3. Adonis Semat Ortiz, trabajador civil, dependiente de almacén tienda La Puntilla.
4. Michel Borrero Ortiz, trabajador civil, dependiente de almacén tienda La Puntilla.
5. Yasiel García Serrano, trabajador civil, dependiente de almacén tienda La Puntilla.
6. David Roig san Juan, trabajador civil, dependiente de almacén tienda La Puntilla.
7. Zulema Bos Ofarril, trabajador civil, dependiente integral, tienda La Puntilla.

La sucursal Carlos III por su parte, aplicó la medida disciplinaria Separación Definitiva de la entidad, al siguiente trabajador:
1. Joel Muñiz Lorenzo, trabajador civil, Chofer D.

El Grupo Empresarial CIMEX considera necesario transmitir a nuestro pueblo que la inmensa mayoría de sus más de 35 mil trabajadores están comprometidos en el enfrentamiento a las indisciplinas e ilegalidades, y no hay cabida a la impunidad en esta tarea y reitera su disposición de atender y tramitar los planteamientos y denuncias de los clientes en función de mejorar cada día la calidad de los servicios en nuestras unidades comerciales.

Fuente Cubadebate

Los frutos de la indolencia: Cimex revela detalles del acaparamiento en La Puntilla y su investigación

Cimex posee 1 600 tiendas en todo el país, y más de 34 000 trabajadores.
Cimex posee 1 600 tiendas en todo el país, y más de 34 000 trabajadores. Foto: Internet

Un trago amargo sufrieron los clientes de la tienda La Puntilla, del municipio capitalino de Playa, cuando el pasado viernes observaron el rostro de la impunidad que señoreaba, en una escena que parecía sacada de algún thriller.
Al menos así lo cuenta uno de los testigos del hecho, el periodista Iroel Sánchez, en un blog cuyo nombre hace justicia a lo que percibían sus ojos: «La Pupila Asombrada». «Organizados casi militarmente y ante la indiferencia cómplice de los empleados, apareció un pelotón de jóvenes forzudos (…) que en pocos minutos compró 15 000 manzanas (150 cajas de cien)», relata.
No por frecuente debe parecernos normal el acaparamiento de recursos ante la escasez de productos. Desde los primeros responsables en ponerle coto –directivos de comercios, cadenas y corporaciones a todos los niveles–hasta aquel que bajo circunstancias determinadas termina comprando el producto a sobreprecio, y permite que situaciones como la antes descrita ocurran ante sus narices, se vuelven cómplices del problema y de su reproducción, si no lo enfrentan.
«Con el empleo de los palets y carretillas de la tienda, las dispuso para su evacuación –continuó contando el periodista sobre el destino de los frutos– utilizando transporte de la propia empresa Cimex, que el jefe del grupo, con total autoridad, reclamaba ­insistentemente desde un teléfono celular, y un lujoso y moderno auto ­negro de chapa particular (…). La calma con que actuaba el “pelotón” sugería la convicción de su impunidad».
La respuesta de una empleada de la tienda fue un espaldarazo a la indolencia: «nosotros no podemos hacer nada». El resto de la «película» usted quizá puede contarla sin haberla presenciado: un Buró de Información vacío, un cartel con los teléfonos de Atención al Consumidor de la Cadena de Tiendas Panamericanas, alguien detrás de la línea que dice conocer la situación y que se ocupan, un gerente que en una hora nunca se personó a dar una respuesta.

LA PUNTA DEL ICEBERG
Como bien aclara el articulista, lo sucedido habla de redes privadas de distribución de alimentos, apañadas en ocasiones por aquellos con la responsabilidad de denunciar y controlar. El texto de marras, replicado en varias páginas web de medios cubanos, generó una cifra significativa de comentarios.
Muchos apuntan al desabastecimiento de las tiendas y a la ausencia de un mercado mayorista como el caldo de cultivo para que ocurran estos fenómenos.
Las argumentaciones, sí, apelan a problemas que la economía cubana debe resolver con eficiencia y prontitud, para que se corresponda con el nuevo escenario que vive el país, de apertura del sector no estatal; no obstante, en qué lugar quedan la ausencia de estrictos mecanismos de regulación y las evidentes fisuras de los que existen, en medio de una economía que entre «llenar las tiendas de manzanas», como algunos refieren, y comprar medicinas e instrumentos escolares en una costosa travesía por mar, ha tenido que optar por lo segundo.
No podemos tapar el sol con un dedo. De las carencias se aprovechan los inescrupulosos. Cuántas veces no hemos visto escasear productos de primera necesidad, como sucedió hace algún tiempo con el papel higiénico, el detergente y los culeros desechables, por solo mencionar algunos ejemplos, que obligaban a la población a adquirirlos en un mercado negro que se alimenta de las irregularidades.
Los acaparadores sacan ventaja de la falta de control y crean peligrosas redes «que lucran con la necesidad de millones de cubanos que dejamos la vida en nuestros centros de trabajo ayudando a mover este país», como dijo un forista.
Que las siete tiendas especializadas existentes en el país, conocidas como Zona +, dos de ellas ubicadas en La Habana, para responder a las necesidades del sector no estatal –en tanto llega el ansiado mercado mayorista–, no satisfacen las demandas de los clientes, también es cierto. Pero justificar la impunidad con las carencias materiales que vivimos los cubanos y cubanas, sería también reconocerles a todos aquellos profesionales con bajos ingresos, el derecho a lucrar con su trabajo.
La honestidad constituye un valor, y ese no tiene costo en el mercado. Quien lo posee intentará suplir sus necesidades con el fruto de su trabajo honrado, y no viviendo del sudor de los demás.
Válido resulta, como hizo un usuario en las redes sociales, no olvidar una frase de Fidel sobre el tema, que expresó tan tempranamente como el 13 de marzo de 1961: «Cuando se habla de la escasez de algún artículo, inmediatamente sale mucha gente a comprar ese artículo y produce una escasez artificial, los acaparadores que se llevan esos artículos (…). Si un artículo va a faltar que falte, pero que el artículo no falte porque vaya una plaga de es­peculadores a comprar (…) para venderlos más caros. Y el pueblo debe ser el principal encargado de combatir esas actividades, y los agentes del orden público deben colaborar con el pueblo en combatir esas actividades».

DENUNCIAR, UN DEBER CIUDADANO
El hecho de La Puntilla no es aislado y habla también de las fallas en la gestión de una empresa. Los propios internautas han denunciado sucesos similares en otras tiendas.
En el establecimiento citado, perteneciente a la Sucursal Oeste, cuenta Betty Rodríguez que algunos de sus empleados suelen andar «en grupo conversando, comiendo hasta en la propia caja del mercado, gritándose y con la música a todo volumen».
Refiere la usuaria en el portal CubaSí que no son pocos los empleados que «te atienden sentados cómodamente, y en el 90 % de los casos tienes que pedir permiso por interrumpir su charla personal».
A la ausencia de cerveza Cristal y Bucanero, y malta nacional, hacen referencia varios foristas, entre ellos «Chachareo». «Sabemos que no encuentras una Cristal en un Cupet o bar, y no faltan en los paladares más caras (…), en mi barrio hay dos paladares y como cinco timbiriches, solo un Cupet en esa área, cuando entra la cerveza se la llevan toda».
«Sucede con los detergentes, pollos, lámparas de luz fría, cervezas, refrescos (…), y después los ves en las candongas y paladares al doble de su precio», refiere Gurry, a lo que Manuel1935 añade que «es necesario frenar la corrupción (…)», y encontrar los responsables directos y a quienes los encubren.
Ello ratifica, también, la necesidad de fortalecer los sistemas de atención a la población, no pocas veces disfuncionales. Participar en la educación de una ciudadanía responsable pasa por fortalecer estos mecanismos, por hacerla partícipe de esa fiscalización.

SE INVESTIGAN LOS SUCESOS
En entrevista con Turey Abraham Veciano Trujillo, vicepresidente comercial de Cimex, este rotativo conoció, al cierre de esta edición, que los acontecimientos de la tienda La Puntilla se encuentran bajo investigación y que la información hasta el momento es preliminar.
Un análisis administrativo se lleva a cabo entre todos los responsables, trabajadores de la tienda, el complejo y la Sucursal Oeste a la que pertenece, y la empresa Cimex. Luego, se realizará la denuncia a la Fiscalía.
Indiscutiblemente, admitió Veciano Trujillo, hay una indisciplina de carácter «muy grave» y un delito que debe tipificarse al concluir la investigación, por la venta a un solo cliente con evidente beneficio de algunos trabajadores, y el uso de transporte de Cimex, que no estaba autorizado a trasladar esa mercancía.
El transporte que usaron es el que emplea la empresa para las tiendas virtuales que tiene en toda Cuba, una forma de comercio electrónico que funciona para cubanos residentes en el exterior, que les permite hacer compras en la Isla y tienen la opción de la entrega a domicilio o la recogida en el establecimiento. «En La Habana, la tienda está ubicada en Carlos iii, a la que pertenece el vehículo», explica Veciano.
Referente a los límites de venta de los productos, admitió que la entidad se ha centrado en los que más demanda tienen: la cerveza Cristal y Bucanero, y la malta Bucanero. Aun así, «existen indisciplinas de personas que los venden al por mayor, lo que ha provocado la separación de Cimex en todos los casos que se detectan».
Así sucedió, además, con los culeros desechables, que se llegó a regular la venta a cinco paquetes –dijo Caridad del Carmen Hidalgo, gerente general de la Sucursal Oeste–, por ser un producto que escaseaba.
No obstante, la entidad no posee una política encaminada directamente a impedir el acaparamiento, a no ser en situaciones puntuales de carencia. «Por intuición propia, la unidad ­comercial tiene que saber qué productos escasean y no pueden vendérselo a una sola persona», expresó Veciano.
Solo que la intuición no basta, y es responsabilidad de la empresa tomar medidas certeras que no permitan la impunidad de sus trabajadores ante casos como este.
Sobre las medidas de la entidad para frenar las ilegalidades, Granma accedió a informes que hablan de acciones de supervisión y control. En solo el primer semestre del año, por ejemplo, ascienden a 2 676, las que generaron la aplicación de 1 719 medidas disciplinarias a trabajadores y 101 a cuadros; entre estos últimos, 35 fueron demociones definitivas.
Entre las principales deficiencias detectadas en las acciones de supervisión, se encuentran la introducción de mercancías, existencia de faltantes y sobrantes de efectivo, filtraciones en techos y hacinamiento de productos, morosidad en el tratamiento de las mercancías declaradas como mermas comercializables, incumplimiento de la logística de almacenaje establecida, y que no se realizan arqueos sorpresivos a cajas, entre otros elementos.
El análisis de las causas que reproducen estas problemáticas se centró en la falta de control administrativo, monitoreo y exigencia, y la inobservancia de las normativas e indicaciones internas.
Además, las quejas recibidas por el Número Único de Atención al cliente (0800 00724) –que en el 2018 llegaron a 8 635–, apuntan a maltrato a los clientes, problemas con los servicentros (horarios de atención, cambio de turno, falta de combustible en los horarios pico, falta de productos en los mercados, Cupet cerrados), dificultades con los inventarios en las unidades comerciales que impiden la adecuada actualización de la aplicación Dónde hay, venta de productos vencidos sin la debida rebaja, desabastecimiento, alteraciones en los precios de los productos… Y la lista continúa.
Asimismo, las entidades de Cimex reciben auditorías externas de su organismo superior, del Grupo de Administración Empresarial, realizan acciones de capacitación y trabajo político que involucran a las organizaciones políticas y de masas, según se conoció.
No obstante, los no pocos hechos denunciados demuestran visibles fallas en esos mecanismos, la carencia de sistematicidad, la insuficiente exigencia…
Ante este tipo de hechos, la actitud no puede ser aceptar, per se, que las carencias pueden justificar la especulación, lo que significaría, como diría en su blog el intelectual Miguel Cruz, a propósito de esta problemática, «resignarnos a que hoy nos dejen sin manzanas y mañana sin otras cosas (…). La impunidad suele ser el primer síntoma de la anarquía, esa que asoma su presencia peluda allí donde complacencia, tolerancia y temor se hacen a un lado para que desorden y lucro hagan de las suyas».

Sobre la protección al consumidor

Conceptualización del Modelo Económico: Aplicar un sistema eficaz de protección al ciudadano como consumidor, que comprenda desde la concepción del producto o servicio, su diseño, envases, embalajes, información objetiva sobre sus cualidades, servicios de información de mercado, garantías, indemnización, resarcimiento material y moral –según proceda de acuerdo con la ley– políticas y regulaciones de precios sobre aquellos bienes de interés social, entre otros.
Lineamiento 264: Perfeccionar la protección al consumidor adoptando medidas que coadyuven a asegurar sus derechos por quienes producen, comercializan y prestan servicios en general.
Del Proyecto de Constitución: Artículo 89. Todas las personas tienen derecho a consumir bienes y  servicios de calidad y que no atenten contra su salud, y a acceder a información adecuada y veraz sobre estos, así como a recibir un trato equitativo y digno de conformidad con la ley.

ALGUNOS ASPECTOS DE LA RESOLUCIÓN NO. 54 DEL 2018
Derechos de los consumidores:
Recibir productos y servicios que cumplan con los requisitos de calidad, insumos del servicio y de seguridad establecidos.
Recibir protección contra la publicidad comercial falsa o engañosa y práctica desleal de los proveedores.
Satisfacer sus necesidades con un adecuado y oportuno abastecimiento de bienes y servicios de primera necesidad, con especial atención a los grupos vulnerables.
La protección de sus intereses económicos, que les permita adquirir productos y servicios con adecuada relación calidad-cantidad-precios, recibir la factura o comprobante de venta en los servicios que se establezcan o se soliciten por el cliente, así como la entrega completa del dinero que excedió al efectivo entregado por el bien o servicio recibido, incluyendo la moneda fraccionaria.
Comprobar el peso del producto adquirido en el área destinada al respecto.
Que se muestren en un lugar visible los precios de los productos y servicios que se ofertan.
Acceder a una información veraz que posibilite elegir conforme a las necesidades, expectativas, deseos y preferencias.
Acceder a la información sobre los requisitos a cumplir en los establecimientos en aras de un mejor disfrute de los servicios que se oferten.
Contar con garantía, compensación, indemnización y reparación por daños y perjuicios causados, cuando corresponda.
Participar en el intercambio de opiniones en los procesos de decisiones que los afecten.
Acceder a modalidades sostenibles de consumo, en las que se reduzca el uso indiscriminado de recursos naturales, materiales tóxicos y la emisión de desperdicios  y contaminantes, de tal forma que no pongan en riesgo las necesidades de futuras generaciones.
Disponer de vías y mecanismos para tramitar cualquier insatisfacción, reclamación, conflictos entre consumidores y proveedores por daños, individuales o colectivos, tanto por la vía administrativa como judicial.
Que se le dispense un trato amable, transparente, equitativo, no discriminatorio ni abusivo en relación con las condiciones de calidad, cantidad, precio, peso, volumen, medida de los productos y servicios de cualquier naturaleza que adquieran.
Que se le muestre el funcionamiento, manipulación o las propiedades de los productos ofertados.
Protección a la privacidad y seguridad de los datos de los consumidores.

Deberes de los consumidores:
Realizar una valoración justa y objetiva sobre sus relaciones de consumo.
Informarse sobre las características de los productos y servicios antes de efectuar el acto de compra.
Ejercer el derecho a defenderse ante cualquier insatisfacción en el acto de consumo.
Manifestar su inquietud de forma respetuosa.
Respetar las normas y requisitos establecidos por el proveedor en el intercambio de bienes y servicios.
Cumplir con las normas de conducta y cuidado de la propiedad social, acorde con las exigencias o requisitos del lugar donde adquiere el bien o servicio.
Contribuir al cuidado del medio ambiente y a la protección de sus recursos.

Del Proyecto de Constitución: Artículo 89: todas las personas tienen derecho a consumir bienes y servicios de calidad y que no atenten contra su salud. Foto: Alberto Borrego

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba