Archivo de la etiqueta: Las Razones de Cuba

#‎Cuba‬ ‬ Momentos inolvidables .

En este nuevo aniversario de la creacion de los Organos de la Seguridad del Estado tras hacerse publico mi identidad como revolucionario despues de haber estado una decada infiltrado dentro de los enemigos de la Revolucion Cubana impidiendo planes y acciones , vivi momentos muy emocionantes , del recorrido por el pais ,la visita a Santa Clara donde reposan los restos del Comandante Ernesto Che Guevara y sus compañeros de la guerrilla en Bolivia , y el encuentro en P con los legendarios Malagones .#Cuba Los MalagonesSanta  Clara

#‎Cuba‬ ‪#‎Lahabana‬ Las Razones de Cuba seguimos en combate junto a Fidel y Raul .

En un nuevo aniversario de la fundacion de los organos de la Seguridad del Estado patentizamos que seguimo en combate junto a la Revolucion y sus lideres Fidel y Raul con la conviccion de Patria O Muerte .Una prueba de la eficacia de nuestros organos de la Seguridad son los mas de 600 planes de atentados fraguados contra el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz , planes que han sido desarticulados , asi como las agrsiones contra la Revolucion nos hemos enfrentado a un enemigo muy poderoso pero lo hemos mantenido a raya , esa son nuestras Razones , Las Razones de Cuba .#Cuba #LaHabana .Agentes

Confesiones de un cubano que defendió su Revolución como “enemigo”

serpa-mercenarios27 febrero, 2015 de Luis Ernesto Ruiz Martínez

Serpa junto a conocidos mercenarios al servicio de una potencia extranjera.
Serpa junto a conocidos mercenarios al servicio de una potencia extranjera.
Por Carlos Manuel Serpa. Diez años haciéndome pasar por un enemigo de la Revolución Cubana no fue facil , fue un sacrificio intenso y una entrega sin limites a los ideales, la convicción de Patria O Muerte me acompaño las 24 horas del dia los siete días de la semana y los 365 días del año. Un 26 de febrero del año 2011 se pudo conocer que siempre acompañé a la Revolución, a Fidel, a Raúl, y que fui consecuente con el dia que naci y el nombre que llevo, el 10 de octubre y Carlos Manuel de Céspedes.Mi nota: Como Serpa, muchos han estado y estarán en situaciones más o menos similares. Para él y todos los demas nuestro agradecimiento eterno.
(Tomado de la cuenta del autor en Facebook)

Carlos Serpa y Moisés Rodríguez, el decoro de muchos hombres

agentes-cubanos-uhCarlos Serpa y Moisés Rodríguez, el decoro de muchos hombres

Publicado en febrero 28, 2016 por Raúl Antonio Capote

Por cada indigno hay mil dignos dijo Martí y un día como hoy dos cubanos, de esos que llevan en sí el decoro de muchos hombres, mostraban su verdadero rostro ante el pueblo y denunciaban a los enemigos histórico de la patria.
La televisión cubana comenzaba en el 2011 una serie de denuncias de los planes del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, donde agentes de los Órganos de la Seguridad del Estado, especialistas del Ministerio del Interior y de otros organismos e instituciones cubanas mostrarían con pruebas contundentes, la realidad de la infame guerra sucia contra nuestro país.

Carlos Serpa Maceira (Emilio) un hombre sencillo, de pueblo, siempre inquieto, habilidoso, un pequeño huracán, aunque como el mismo dice, a los hombres no se les mide por su estatura sino por el tamaño de su corazón y pone de ejemplo a los vietnamitas, pequeños de tamaño, pero grandes en valor y dignidad; no había enemigo de la Revolución que se ocultara de su sagaz mirada, no conoció hora, ni minuto de descanso, no despreció cansancio, ni se amilanó ante el peligro, dentro de las filas de los contrarrevolucionarios brindo servicio a su pueblo y le protegió.
La denuncia de Emilio nos permitió confirmar quienes son las mercenarias vestidas de blanco, cuanta ignominia manchaba el alvo color de sus disfraces, quiénes eran su dueños, quién pagaba el circo del engaño. Nuestro Enemigo de siempre, maestro de la mascarada, timador profesional quería y quiere colgar del cinto donde penden tantas cabezas estafadas, tanta mente engañada, una más, personas como Emilio se lo impidieron y se lo impiden cada día.
En ese mismo programa de televisón de la serie Las Razones de Cuba, sería conocido un hombre de carácter afable, bromista, valiente hasta lo imposible, su rostro no puede ocultar la huella de sufrimientos acumulados, dolores sumados uno sobre otro, sacrificios que no pudieron quebrar su alma de revolucionario a toda prueba, Moisés Rodríguez Quesada (Vladimir), 27 años sirvió a la patria dentro de las filas de la contrarrevolución, cumplió misiones complejas, fue “hombre de confianza” de los yanquis, estuvo cerca de los más connotados líderes mercenarios.
Ambos, han continuado en batalla, en estos cinco años no han dejado de luchar junto a su gente, a su pueblo, Emilio fue Delegado del Poder Popular en su circunscripción, Mosiés es Delegado a la Asamblea Provincial del Poder Popular en La Habana, combaten, participan, dan charlas, imparten conferencias, se reunen y debaten con los más jóvenes, sin descanso, sin detenerse, con un espiritu y una entrega tan o más grande que cuando eran agentes de la Seguridad. No viven de glorias pasadas, no tienen privilegios, el orgullo mayor de los dos es saber que fueron y son dignos hijos de Cuba. Soldados de la Revolución.
No quería dejar que este día pasara como uno más, sin rendir homenaje a mis compañeros, lo que escribo no es alabanza vana, es sincera admiración, cariño de compañero, así que les pido a ustedes, los que siguen este blog, que diculpen cualquier adjetivo demás o de menos al escribir sobre personas que me son muy cercanas, no es vanidad lo que quiero en este post, es un estrechón de manos para ellos dos y para todos los que combaten desde el silencio, los que nunca saldrán en la televisión, lo que no tendran la oportunidad de mostrar su rostro al enemigo y retarles, a todos aquellos, que, cómo dijo Fidel, (FIDEL, con mayúsculas y no Castro o los Castro como dicen los enemigos de la Revolución en su intento por separar el amor y fidelidad de su pueblo al nombre, al símbolo) Fidel como le decimos los cubanos patriotas, como dijo Fidel esos hombres y mujeres hacen el más grande sacrificio que un ser humano pueda hacer, el sacrificio aparente de su honor y que en Cuba son miles, cientos de miles, millones dispuestos a morir antes que se esclavos y que viven la convicción de que Cuba no será colonia nunca más, de nadie.
No importa que el dinero deslumbre a algunos, que personas de alma débil y quebradiza apuesten por regresar al pasado, no importa que existan personas con espíritu de cipayos, esclavos por vocación, no importa que adultos con cabeza de chorlito se crean el cuento de las telenovelas y las series de televisión del enemigo, como los ratones del cuento marchan tras el sonido de la flauta camino al abismo, no importa que algunos de mente colonizada añoren vivir bajo la férula de las barras y las estrellas, nuestro compromiso es luchar y vencer, por nuestros hijos, por nuestro nietos, no tendrémos quizás fortuna que legarles, no tendrémos quizas, aunque luchamos por lograrlo, la properidad que para ellos aspiramos, pero queremos entregarles la espada invicta de Baraguá, la riqueza de nuestro idioma y nuestras costumbres, la herencia de un pueblo que no sabe vivir de rodillas.
Gracias Emilio y Vladimir, gracias hermanos, que tengan un feliz domingo junto a las personas que aman. Un abrazo a todos.

Cuba: Qué otra cosa podemos hacer

Por Raúl Antonio Capote
Reflexiones en torno al 5to aniversario de Las Razones de Cuba.
11667368_884243361669063_5653173776885992091_nAgentes Emilio Vladimir Robi y Raul de izquierda a derecha
Cinco años es poco tiempo, pero para nosotros han sido cinco siglos de fervor, entusiasmo, pasión y cariño, un cariño inmenso, incomparable, ha sido un periodo de retos, de adaptación, de incomprensiones, de dolor también. Hace cinco años se realizó la denuncia pública conocida por Las Razones de Cuba a través de la exhibición por la televisión cubana de la serie del mismo nombre, comenzó con los capítulos de La Ruta del Terror, donde el pueblo cubano y el mundo entero conoció las acciones de hombres como Chávez Abarca y Ernesto Cruz León, responsables de actos terroristas en La Habana, actos organizados y financiados desde los EE.UU.
Luis Posada Carriles, la Fundación Nacional Cubano Americana, la CIA son denunciados contundentemente por Cuba como autores intelectuales de las bombas puestas en la Habana,Percy Alvarado, agente Fraile para la Seguridad del Estado cubano da elementos incuestionables sobre estas actividades enemigas.
La Serie continúa y el 26 de febrero se hace pública la actividad de dos agentes de los Órganos de la Seguridad del Estado, Moisés Rodríguez, agente Vladimir, compañero que durante 27 años permaneció dentro de las filas de la contrarrevolución y Carlos Serpa Maceira, agente Emilio, periodista independiente, hombre de confianza de los medios de prensa contrarrevolucionarios en Cuba y Miami, vocero de las Damas de Blanco, grupo creado y financiado por los servicios especiales estadounidenses.
Luego saldría la historia de Dalexis González Madruga, agente Raúl, un joven ingeniero a quien la CIA con todo su poder y dinero no pudo comprar, la historia casi legendaria de Frank Carlos Vázquez, agente Robin, quien estuvo 5 años en Chicago, EE.UU, y la del hombre extraordinario que dedicó toda su vida a combatir a los enemigos de la Revolución, 36 como agente de la Seguridad del Estado, José Manuel Collera Vento. El agente Gerardo.
El último capítulo de la serie saldría el 4 de abril del 2011, donde estuvo implicado el autor de estas líneas.
de-izquierda-a-derecha-580×281
La vida nos unió a los 6 de las Razones como el pueblo comenzó a identificarnos, nos volvimos más que hermanos, nos unen cosas muy fuertes, son vínculos que nada puede romper fácilmente, nuestro amor a Cuba, nuestro amor a la Revolución, nuestra fidelidad a la patria a Fidel, a Raúl y al Ministerio del Interior del que nos consideramos hijos. Nos diferencian algunas cosas, lógicas, dada la experiencia personal de cada cual, somos críticos entre nosotros y con nosotros, pero como dijo Fidel el ser capaces de hacer la renuncia más grande que un hombre puede hacer que es la renuncia aparente del honor, nos hizo fuertes y tolerantes, comprensivos y combativos a la vez.
En cinco años hemos recibido el cariño inmenso del pueblo, en todas partes, en todas las circunstancia, amor que sabemos no va dirigido a nuestras personas sino a lo que representamos y defendemos, cuando en esos primeros meses en que salimos a la luz pública nos veíamos rodeados de personas constantemente, abrazándonos, queriendo fotografiarse con nosotros, cuando éramos recibidos como héroes en poblados, ciudades, calles, parques, gobiernos y sedes del partido en las provincias, podemos asegurar que nunca la vanidad hizo mella en nosotros, quizás alguno creyó que la misión cumplida era importante y sinceramente pensamos y creíamos, mirando a nuestros compañeros, cuanto valor se necesita para salir así dar la cara y entrar en la lista negra para siempre de los enemigos,de la CIA, de la contrarrevolución y de los tapaditos, pero pensábamos enseguida, la vida si es necesario por este pueblo generoso de héroes que nos da más de lo que merecemos.
Hemos vivido también ataques `personales, en la calle, en las guaguas, en todas partes, no solo de la contra también de los tapaditos, de los resentidos, de los envidiosos, de los que se dejan dominar por las miserias humanas, hemos sufrido la incomprensión de los burócratas, de los que creen tener una vara para medir, evaluar y premiar el sacrificio de los demás, pero que poco nos conocen, no saben, no pueden entender que somos, que crecimos en la escuela de Fidel, que sabemos que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.
No tenemos privilegios, andamos a pie compartimos P-4, P-6, almendrones, botellas, junto a nuestro pueblo, que nos cuida, que nos regaña cuando nos ve, por ejemplo, regresar tarde y esperar en el Paradero de Playa un P-4 para ir a casa, que no nos quiere cobrar cuando nos prestan un servicio propio de su negocio particular, que nos confía sus problemas, sus dudas, que cree en nosotros, que nos invita a su casa a compartir como parte de su familias, somos cubanos de a pie.
Somos gente común, compartimos carencias y dificultades, como todos, formando parte de todos. Hemos carecido de cosas elementales en este proceso de readaptación a la vida normal, en que nuestras vidas dieron un giro de 180 grados, tantas cosas cambiaron de golpe, empatar el tiempo y la vida allá donde la dejamos hace años con nuestro tiempo de ahora, había que jugar al duro, la vida había seguido su curso inexorable, teníamos que empezar de nuevo, algunos de cero.
Vivimos durante años como especie de monjes que renuncian a todo lo material de este mundo, dedicados a cumplir con la tremenda oportunidad que se nos daba de servir a la patria, agradecidos de que se nos confiara tan honorable tarea, temerosos de no estar a la altura, vigilantes del posible error humano, nada se interponía en nuestro afán, el deber lo cubría todo, planes de vida, expectativas, carrera profesional, futuro, familia.
Ahora de golpe, estaban los libros por escribir, la carrera abandonada, los problemas por solucionar, la vida normal frente a nosotros, las pequeñas cosas cotidianas, el gozne de la puerta, el techo que se filtra a chorros cuando llueve, el todo y la nada cotidiana en medio de una felicidad que no conoce límites. ¡Cumplimos!
Hemos recibido condecoraciones, premios, medallas, reconocimientos de todo tipo, no todos merecidos. Nunca solicitados.
Durante estos cinco años hemos estado en contacto con millones de jóvenes en todo el país, universidades, escuelas secundarias, pre-universitarios, escuelas formadoras de maestros, no hemos dejado de recorrer el país, ni pensamos dejar de hacerlo mientras creamos útil nuestro mensaje, nuestros intercambios con la nueva generación, creemos que nuestro conocimiento del enemigo es necesario trasmitirlo, compartirlo. Aprendimos a escuchar y hemos aprendido mucho de nuestros jóvenes en quienes creemos y confiamos plenamente. A ellos entregamos nuestras vida de ahora en lo adelante, no aspiramos a más que ha servirles.
En estos cinco años sufrimos el dolor de la separación con nuestros seres queridos, la lejanía que se hizo inmensa con muchos de ellos después de la denuncia del 2011, la muerte de mi madre, su casi agonía de un año, sin poder estar a su lado, sin poder acompañarla, sin poder darle ánimo, sin poder despedirme de ella a la hora final, después de más de 5 años sin verla, ella allá en Miami, dejó una profunda huella en mí.
Nuestros hijos crecieron, tenemos muchas razones para estar orgullosos de ellos, pasaron duras pruebas y salieron mejores hombres y mujeres. Estuvimos en el Palacio de las Convenciones de la Habana en el acto donde se entregó la orden Playa Girón y el Título de Héroes de la República de Cuba a nuestro cinco hermanos, René, Tony, Gerardo, Ramón y Fernando, compartimos la emoción del momento y sentimos que un ciclo se cierra, estamos orgullosos, aquí están en medio del pueblo nuestros cinco héroes, también pusimos nuestro granito de arena en su liberación.
Hoy, junto a los niños de la Colmenita, junto a nuestros Diputados, junto a la Dirección de nuestro país, junto a nuestros compañeros, gritamos con toda la fuerza del alma ¡CUBA, amada, qué otra cosa podemos que hacer!
Aquí estamos y estaremos siempre los 6 de las Razones, en combate, junto a nuestro pueblo. Viva Fidel, Viva Raúl, Viva la Revolución.