Archivo de la etiqueta: Las Razones de Cuba

Seguimos en combate junto a Fidel y Raul esas nuestras Razones que son las razones de Cuba · El 26 de febrero del 2011 dos cubanos humildes, dignos hijos de su pueblo, denunciaron a través de la televisión cubana en el programa Las Razones de Cuba las actividades de elementos pagados, organizados y alentados por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución, ambos durante años penetraron las filas de la contrarrevolución interna y con su trabajo abnegado detuvieron los planes de la CIA para derrocar el poder del pueblo y restaurar a la crápula anexionista, cobarde y rastrera que sueña con imponer de nuevo en Cuba su imperio de la desigualdad, la pobreza, el servilismo al yanqui, que sueña con la Cuba de los 50 la de la mafia y los asesinatos, la de los desalojos de campesinos, el hambre crónica, el desempleo y la prostitución, la Cuba aquella donde mandaba el asesino más grande de la historia de Cuba, solo comparable a Valeriano Weyler y Nicolau, Fulgencio Batista, ladrón, mafioso, capo de capi y servil cipayo del Imperio yanqui. Pero hoy, hombres como Carlos Serpa y Moisés, suman miles, cientos de miles, millones, dispuestos a dar su vida por la Revolución El 26 de febrero del 2011 dos cubanos humildes, dignos hijos de su pueblo, denunciaron a través de la televisión cubana en el programa Las Razones de Cuba las actividades de elementos pagados, organizados y alentados por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución, ambos durante años penetraron las filas de la contrarrevolución interna y con su trabajo abnegado detuvieron los planes de la CIA para derrocar el poder del pueblo y restaurar a la crápula anexionista, cobarde y rastrera que sueña con imponer de nuevo en Cuba su imperio de la desigualdad, la pobreza, el servilismo al yanqui, que sueña con la Cuba de los 50 la de la mafia y los asesinatos, la de los desalojos de campesinos, el hambre crónica, el desempleo y la prostitución, la Cuba aquella donde mandaba el asesino más grande de la historia de Cuba, solo comparable a Valeriano Weyker y Nicolau, Fulgencio Batista, ladrón, mafioso, capo de capi y servil cipayo del Imperio yanqui. Pero hoy, hombres como Carlos Serpa y Mosiés, suman miles, cientos de miles, millones, dispuestos a dar su vida por la RevoluciónFoto de Raúl Capote Fernández.

11013511_814449611981772_2700987385459093003_n
· El 26 de febrero del 2011 dos cubanos humildes, dignos hijos de su pueblo, denunciaron a través de la televisión cubana en el programa Las Razones de Cuba las actividades de elementos pagados, organizados y alentados por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución, ambos durante años penetraron las filas de la contrarrevolución interna y con su trabajo abnegado detuvieron los planes de la CIA para derrocar el poder del pueblo y restaurar a la crápula anexionista, cobarde y rastrera que sueña con imponer de nuevo en Cuba su imperio de la desigualdad, la pobreza, el servilismo al yanqui, que sueña con la Cuba de los 50 la de la mafia y los asesinatos, la de los desalojos de campesinos, el hambre crónica, el desempleo y la prostitución, la Cuba aquella donde mandaba el asesino más grande de la historia de Cuba, solo comparable a Valeriano Weyler y Nicolau, Fulgencio Batista, ladrón, mafioso, capo de capi y servil cipayo del Imperio yanqui. Pero hoy, hombres como Carlos Serpa y Moisés, suman miles, cientos de miles, millones, dispuestos a dar su vida por la Revolución
El 26 de febrero del 2011 dos cubanos humildes, dignos hijos de su pueblo, denunciaron a través de la televisión cubana en el programa Las Razones de Cuba las actividades de elementos pagados, organizados y alentados por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución, ambos durante años penetraron las filas de la contrarrevolución interna y con su trabajo abnegado detuvieron los planes de la CIA para derrocar el poder del pueblo y restaurar a la crápula anexionista, cobarde y rastrera que sueña con imponer de nuevo en Cuba su imperio de la desigualdad, la pobreza, el servilismo al yanqui, que sueña con la Cuba de los 50 la de la mafia y los asesinatos, la de los desalojos de campesinos, el hambre crónica, el desempleo y la prostitución, la Cuba aquella donde mandaba el asesino más grande de la historia de Cuba, solo comparable a Valeriano Weyker y Nicolau, Fulgencio Batista, ladrón, mafioso, capo de capi y servil cipayo del Imperio yanqui. Pero hoy, hombres como Carlos Serpa y Moisés, suman miles, cientos de miles, millones, dispuestos a dar su vida por la Revolución Foto de Raúl Capote Fernández.

Entrevista con uno de los protagonistas de la Denuncia Las Razones de Cuba en su Quinto Aniversario

serpa (1)emiliano
Por: Dax Toscano Segovia
Reviso en la Internet (https://www.youtube.com/watch?v=5OKJot34qgA) un capítulo del programa “A Mano Limpia” que dirigió Óscar Haza desde Miami por algunos años, en el cual aparecen las declaraciones del entonces “periodista independiente” Carlos Serpa, justo en el día conmemorativo de los Derechos Humanos en el que informaba de una de las protestas de las denominadas “Damas de Blanco” para exigir la libertad de los “presos políticos” en Cuba y como él fue reprimido por cubrir dicho evento. De igual manera encuentro un video (https://www.youtube.com/watch?v=oCigCKiqgAM) donde Serpa Maceira llama a Radio Martí e informa de su detención por parte de agentes de la Seguridad del Estado cubano, lo que de inmediato, sin comprobar lo sucedido, fue retransmitido por esa emisora contrarrevolucionaria, también con sede en Miami.
Carlos Serpa Maceira daba a las mafias de Miami lo que ellas querían escuchar: mentiras sobre el régimen cubano, sobre la realidad del país, principalmente sobre supuestas violaciones a los Derechos Humanos por parte de los aparatos de la seguridad cubana a los opositores al gobierno.
El famoso periodista independiente, al servicio de la contrarrevolución cubana, realmente era el agente Emilio de la Inteligencia Cubana, el mismo que dio a conocer su trabajo en un programa titulado “Las Razones de Cuba”, donde se desenmascaró a los mercenarios que desde el interior de la Isla trabajan al servicio de los EEUU para acabar con la Revolución.
Emilio acepta responder unas preguntas:

¿Cuéntenos quién es Carlos Manuel Serpa, cuáles son sus orígenes y vínculos familiares?
Nací un 10 de octubre de 1966. Un día como ese, pero del año 1868, el Padre de la Patria cubana, Carlos Manuel de Céspedes, en su ingenio La Demajagua dio el grito de Independencia o Muerte contra el colonialismo español, liberó a sus esclavos y los convocó a luchar por la libertad de Cuba. El hecho de yo haber nacido ese día 10 de octubre y llevar el nombre de Carlos Manuel me ha comprometido mucho con la historia de mi Patria.
El 10 de octubre de 1968, al cumplirse el centenario del inicio de las guerras por la independencia de Cuba, el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz aseguró que en Cuba ha habido una sola Revolución. La iniciada por Céspedes en La Demajagua y que nuestro pueblo la ha sabido llevar adelante.
A mí me criaron mis tíos Pilar y Emilio. Gracias a ellos yo alcance una gran formación de valores revolucionarios y morales.
Mi tío Emilio fue un activo colaborador del movimiento revolucionario 26 de Julio en la lucha contra la dictadura pro imperialista de Fulgencio Batista. Al triunfar la revolución Cubana en 1959 él, junto a mi tía Pilar, se entregaron a las tareas de la naciente Revolución.
El 28 de septiembre de 1960, cuando el Comandante en Jefe Fidel Castro creó los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) para defender el proceso revolucionario desde el barrio, mi tía Pilar fue una de las que asumió como Presidenta fundadora de este organismo revolucionario durante 20 años. Mi tío Emilio, al producirse la invasión mercenaria por Playa Girón, en Abril de 1961, era chofer de una empresa privada de carga por Camiones llamada “General Asfalto”, perteneciente a Eddy López. Fue el único chofer de esa empresa que se quedó en la filas cuando dijeron que había que transportar milicianos y soldados rebeldes para Girón. Los demás choferes se negaron y se retiraron. Emilio formó parte del batallón 111 de las Milicias nacionales revolucionarias combatiendo a los mercenarios invasores en Playa Girón. Allí resultó herido. Mi tío mantuvo siempre una postura de respaldo incondicional a Fidel Castro y a la Revolución Cubana hasta su muerte.
Esos son mis orígenes familiares.
Mi papá, a quien no conocí, se había marchado para los Estados Unidos. Ni él, ni mi mamá me criaron. Fueron Pilar y Emilio. Ellos contribuyeron en mi formación de valores como hombre, como humano y como revolucionario.
Mis tíos están fallecidos y he tratado siempre de ser consecuente con sus enseñanzas.

¿Cómo se vincula a los Órganos de la Seguridad del Estado?
Mis vínculos con los Órganos de la Seguridad del Estado cubano se producen a raíz que yo caí en el campo visual del enemigo. Un integrante del grupo contrarrevolucionario “Comité Pinero Pro Derechos Humanos”, que estaba asentado en el municipio especial Isla de la Juventud, se me acercó y me propuso formar parte de ellos para que realizara la labor de vocero o periodista con el propósito de informar para el exterior cada acción que ellos realizaran.
Esto lo comuniqué a la Seguridad del Estado, que aprobó posteriormente, tras un proceso de reclutamiento, mi trabajo encubierto. Es en ese momento cuando comienzo a dar mis reportes por la mal llamada emisora “Radio Martí”. Ya en ese instante formo parte de la agencia de prensa “Unión de Periodistas y Escritores Cubanos Independientes” (UPECI). Al poco tiempo asumo de director del Puente Informativo Cuba-Miami, una agencia de prensa independiente. Establezco contactos con los grupos de la mafia cubano-americana asentados en Miami y con la entonces Sección de Intereses de los EE.UU. en Cuba.

¿Qué sucedió en su entorno familiar y de amistades mientras ejercía el papel de contrarrevolucionario?
Mientras yo cumplía mi tarea que duró 10 años, perdí amistades, mi mamá se peleó conmigo, perdí mi matrimonio de más de 20 años y no pude estar al lado de mi hija cuando a ella le hicieron falta los besos de papá. Ahora mis relaciones son buenas con mi madre y, por supuesto, con mi hija.

¿Cómo caracteriza a los grupos que trabajan para la contrarrevolución?
Los grupos mercenarios han vendido su alma al diablo, no tienen principios, ni ética. A ellos lo que les mueve es el dinero e irse de Cuba para los Estados Unidos. No tienen ideales por los cuales luchar. Están al servicio de una potencia extranjera.

¿Encontró quizás en estos grupos a gente honesta, con valores, que quieren algo positivo para Cuba?
No conocí ninguno honesto, ni con valores. Ninguno quiere nada mejor para Cuba, al no ser la anexión a Estados Unidos, la potencia para la cual trabajan como mercenarios probados.

¿Pudo establecer contactos con las mafias de Miami?
Establecí contactos fuertes con la mafia cubana americana de Miami, con la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA). Ahí con Omar López Montenegro, también con Lay San Pedro, con Clara María del Valle, esta última era vicepresidenta de la FNCA. Con Sylvia Iriondo, de Mar Por Cuba, con José Basulto, de Hermanos al Rescate, con la Brigada 2506 de la cual fui su representante en Cuba, con los Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba, su cabecilla es Ángel de Fana Serrano y con el Consejo por la Libertad de Cuba, sus cabecillas eran Luis Zuñiga Rey, Horacio Salvador García Cordero, Ninoska Pérez Castellón, Martín Pérez.

¿Todos los que quieren cambios en Cuba pueden ser considerados como contrarrevolucionarios? ¿Cuál es el rol de los jóvenes en estas circunstancias?
Ciertamente en Cuba la gente quiere cambios. Pero esos cambios no pueden significar un retorno al pasado que sufrió Cuba antes de 1959. Esos cambios no pueden ir hacia el neoliberalismo. En función de eso se pronunció el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba y su Primera Conferencia Nacional al aprobar los lineamientos de la Política Económica y Social de la Revolución y el Partido, los cuales se han ido implementando en forma paulatina y gradual.
Sí, estamos haciendo cambios, pero no los cambios que quieren nuestros enemigos.
En este sentido los jóvenes tienen su protagonismo, que es precisamente asumir el rol de la revolución.
Esta es una revolución de jóvenes.
Hay que recordar que el 26 de julio de 1953 fueron los jóvenes de la Generación del Centenario de José Martí, bajo el mando de Fidel Castro, los que prendieron la llama de la rebeldía. Jóvenes los 82 expedicionarios del yate Granma que bajo la guía de Fidel desembarcaron en Cuba el 2 de diciembre de 1956 para patentizar que seríamos Libres o Mártires e iniciar la guerra de liberación nacional del pueblo cubano contra la dictadura proimperialista de Fulgencio Batista. Fueron jóvenes los que formaron parte del Ejército Rebelde, los combatientes de la lucha clandestina, en Playa Girón, en el enfrentamiento a las bandas de alzados en el Escambray, en la Crisis de Octubre, en las misiones internacionalistas.
Esta es, por tanto, una Revolución de jóvenes.
Los jóvenes cubanos tienen hoy un gran protagonismo ideológico en mantener esa herencia mambisa y rebelde que es la sábila que nutre nuestro pueblo.

¿Sin embargo los jóvenes en Cuba están preocupados de las mismas cosas que cualquier joven en las sociedades capitalistas: su vestimenta, el peinado, el celular, etc.?
Respondiendo a tu pregunta sobre que en Cuba los Jóvenes están preocupados por su vestimenta, del chateo, las redes sociales te puedo decir que el Comandante Ernesto Che Guevara tuvo una visión acertada de los jóvenes cuando manifiestó que la juventud es alegre, pero profunda.
Los Jóvenes cubanos han manifestado su compromiso con la revolución, como por ejemplo la delegación cubana que estuvo en Panamá, en abril de 2015, con motivo de la Cumbre de las Américas.
Sobre Colombia, los jóvenes cubanos tienen una visión bien clara de que el país necesita la paz y celebran con júbilo las conversaciones que se realizan en La Habana.

¿Con quiénes mantuvo vínculos dentro de las filas de los mercenarios en Cuba?
En mi labor como agente de la Seguridad Cubana, infiltrado dentro de la contrarrevolución sostuve estrechos vínculos con los cabecillas mercenarios Elizardo Sánchez, Martha Beatriz Roque Cabello, René Gómez Manzano, Vladimiro Roca, Oswaldo Paya, Guillermo Fariñas, Jorge Luis García Pérez Antunez, Félix Bonne Carcassés, Berta Soler Fernández, Laura Pollán Toledo.
Realmente estas personas tienen ideas malas, han demostrado su vocación mercenaria al servicio de una potencia, quieren el anexionismo de Cuba a Estados Unidos, quieren que nuestro país sea nuevamente un traspatio yanqui como lo fue antes de 1959.
No son líderes, no tienen nivel de convocatoria dentro del pueblo cubano. A ellos los conocen simplemente sus amos, y ellos, como peones del imperio, han patentizado sus acciones de mala fe.

¿Cómo fue su trabajo como agente infiltrado en los grupos contrarrevolucionarios?
Mi trabajo dentro de la contrarrevolución lo lleve siempre con la convicción de Patria o Muerte las 24 horas del día, los siete días de la semana y los 365 días del año. Para mí, esta misión fue mi Moncada, mi desembarco del Granma, mi lucha clandestina, la Sierra Maestra, Playa Girón, la lucha contra bandidos, mi Crisis de Octubre, las misiones internacionalistas y todas las misiones que ha cumplido la juventud y el pueblo en defensa de la conquistas de la Revolución. Porque nos hemos enfrentado a un enemigo muy poderoso, pero lo hemos mantenido a raya con la convicción de Patria o Muerte.
Para la contrarrevolución yo representaba el descontento, la traición hacia la revolución.

¿Corrió algún peligro?
Bueno, durante el cumplimiento de la misión siempre estuve en peligro. Tuve contactos con funcionarios yanquis, desde el jefe de la entonces Oficina de Interés hasta los principales jefes y funcionarios, muchos de los cuales eran oficiales CIA

¿Cómo ve el presente y futuro de Cuba?
Lo veo esplendido y en función de eso se trabaja precisamente con la implementación de los lineamientos aprobados en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba y su Primera Conferencia Nacional.
El cubano es muy emprendedor y cada proyección está encaminada a eso, a un presente y un futuro luminoso.

¿Qué piensa sobre el restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU.?
Ante lo nuevos escenarios, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, aceptamos a esta nación como vecinos, con el respeto mutuo y siempre teniendo en cuenta que la convivencia es buena y es un arte que esperamos Estados Unidos sepa hacer gala de eso.

¿Ha podido contactar con los Cinco Héroes cubanos?
Sí, he contactado con los 5 Héroes cubanos. Hemos estado en actividades y eventos. Te puedo decir que ellos simbolizan ese espíritu revolucionario y de dignidad y resistencia del pueblo cubano. Ellos simbolizan las ideas de Carlos Manuel de Céspedes, José Martí, Antonio Maceo, Ignacio Agramonte y otros próceres cubanos. Ellos encarnan las ideas de Fidel, Che Guevara, Camilo Cienfuegos. Ellos representan la ética y la moral de la revolución cubana.

¿Cuál es el peligro actual desde afuera para la Revolución Cubana?
Ahora Estados Unidos ha cambiado su teatro de operaciones contra la Revolución Cubana. Han sido 10 administraciones yanquis que saben que perdieron su lucha contra Fidel y Raúl. Por eso estamos llamados a cerrar filas, a conocer mucho sobre todo de la historia de Cuba para poder defender la revolución ante los nuevos escenarios y enfrentar la guerra cultural que se nos hace. Hay que conocer para poder defender nuestras razones, que son las razones de Cuba.

¿Qué le diría en estos momentos a Fidel?
Si Fidel estaría junto a mí, le diría una sola cosa: Comandante en Jefe, Ordene. Aquí sigo en combate junto a usted con la convicción de Patria o Muerte.

Patria Grande, 25 de noviembre de 2015

Seguimos con nuestras Razones en combate por #Cuba junto a Fidel y Raúl

 

Día feliz, cargado de esperanzas y sueños, pocos días después de la denuncia de Razones de Cuba, ese día juramos modestamente, en silencio, ante los mártires de la patria artemiseña, tierra que tantas vidas entregó a la Revolución, que seguiríamos en combate y seguiremos, sin importar los obstáculos, cómo siempre hemos hecho, sin aspirar a otra gloria que la de servir a Cuba, como hicieron los bravos que allí descansan, seguimos en combate,
Foto de Raúl Capote Fernández.
Quizás también le interese:

¿CÓMO SER BUEN PERIODISTA EN CUBA HOY?

 

Por: Raúl Antonio Capote.
Cuba necesita una prensa revolucionaria, una prensa martiana, fidelista, libre de oportunismos, de superficialidades, que critique, que señale, que eduque, que no pida permiso, que se atreva, debe ser el látigo del corrupto, la espina en el asiento del burócrata, la vergüenza del oportunista, la pesadilla de la contrarrevolución, la maestra de la sociedad, debe ser el orgullo del patriota, el ánimo del indeciso, la fe, la unidad, el espíritu de Cuba
Reflexionando como los locos una mañana de sábado en que milagrosamente no tenía nada que hacer, – como Juan Manuel Serrat, el que tantas veces estuvo en Cuba hace unos años, el catalán antifranquista, el bueno- ,  busqué en el techo inspiración y me quedé colgao en las alturas, a mi techo por cierto no le iría tampoco nada mal una buena mano de pintura, como al de la canción de Serrat.
Después de una agria discusión con uno de nuestros desconocidosasalariados del país al norte de nuestra ínsula, que dícese cubano y periodista, y después de acumular esa pregunta durante largos meses, que se tornaron ya  años, desde que volvimos a la realidad real  mis compañeros y yo luego de la serie de televisión Las Razones de Cuba.
Como estas son reflexiones un poco a lo loco, acoto, todavía hay dos o tres que creen que  Las razones de Cuba es una serie de ficción estilo Día y Noche o Tras la Huella, y dos o tres “periodistas” que no se han enterado que esa denuncia internacional de  las actividades de guerra sucia del gobierno de los Estados Unidos, en especial laCIA contra Cuba, se pasó por  la TV en el 2011, es como si fueran uno de esos aldeanos vietnamitas que llevaban 40 años en la selva escondidos y  se desayunaron el otro día con la noticia de la derrota yanqui en su país.
Recuerdo una visita a una institución  de nuestra prensa nacional dónde nadie tenía la más mínima idea de la denuncia, a unos días de haber concluido el último capítulo.
Fue muy relajante porque pudimos descansar unos días, durante una visita que hicimos a un municipio donde ni uno solo de los compañeros de la prensa que se relacionó con nosotros sabía quiénes éramos, ni que en  esos días se había realizado una contundente denuncia de los planes de la CIA contra nuestro país.
Nos consideramos personas sencillas pero después de las indescriptibles muertas de cariño que el pueblo nos brindaba y nos brinda a raudales, el contraste era fuerte, cuando descubrimos que estábamos en el anonimato, decidimos que era una buena oportunidad para descansar luego de una larga gira por todo el país y aprovechamos para indagar, conocer, buscar en cada rincón la historia de aquel maravilloso pedazo de Cuba.
Un día, después de disfrutar de las  bellezas de su naturaleza y la majestuosidad de sus sitios  históricos, luego de compartir con su pueblo, un compañero de la televisión local nos descubrió, ese sí, un avispado trabajador de los medios acabó con nuestro plan de anónimo turismo.
Terminamos en un espacio estelar de la TV local donde nuestro compañero Dalexis González (Raúl) siempre lleno de salidas insólitas, en los minutos finales señaló que aquella hermosa región de Cuba estaba llena de marabú y propuso una decena de soluciones productivas, ante la mirada estupefacta de todos y el apuro del coordinador que hacía señas y más señas porque ya había pasado el tiempo del programa, el pueblo del lugar bautizó a Dalexis con el seudo Agente Marabú y así es recordado.
Bueno, dejemos la divagación, después de la acre discusión con un mercenario que infructuosamente invitaba a retwittear su mensaje “convenzamos a capote de que él no es periodista”, luego de leer un artículo sobre  actos de magia en el Coppelia habanero,  después que noté como la pregunta se acumulaba peligrosamente a mis espaldas y amenazaba ya con desbordarse incontenible decidí escribir ¿Cómo ser un buen periodista en Cuba hoy?
El Ché decía que la más alta posición en la escala de la evolución humana era ser revolucionario y que dentro de ella, valoraba el inolvidable héroe guerrillero, la de ser un revolucionario cubano era la más elevada que se podía alcanzar, lo decía sin nacionalismos baratos, lo decía un revolucionario cubano nacido en Argentina, un internacionalista.
Ser un revolucionario con ese apellido no se lograba solo con nacer en la isla, no importaba en qué lugar del mundo vieran la luz ojos humanos, era una calificación a alcanzar en una alta escala de valores, que nos honra sin dudas.
Ser revolucionario en el Mundo de hoy, en  Latinoamérica, en Cuba tiene como primera condición, ser anticapitalista, luchar por un mundo mejor, salvar nuestra casa común, el planeta tierra. Creo que mejor definición de la que dio Fidel en su concepto de Revolución no es posible dar, si la Revolución es todo eso, ser revolucionario es no carecer de ninguno de esos principios y valores sabiamente enumerados por el Líder Histórico de la Revolución Cubana.
En la Cuba de hoy ser un periodista cubano entraña un muy serio compromiso, no se puede ser un periodista cubano y no ser revolucionario en todo el sentido de la palabra.
La Prensa cubana tiene una larga y rica tradición, es una prensa nacida de la cultura, de las ideas, del combate. No se concibe a un periodista cubano cobarde, acoquinado, oportunista, guataca. El pueblo, de donde forman parte indisoluble vela por eso, no se concibe un periodista cubano inculto, superficial, banal, el pueblo del que forman parte vela por eso y les exige y les juzga con todo el derecho que le da ser madre nutricia de ese periodismo.
No se puede ser uno  de esos que piden permiso hasta para dar las gracias.
El mercenario que intentaba, falto de ideas y argumentos, ofenderme y decía que no soy periodista,  coincide con alguno  de los nuestros, de los que comparten un puesto en el combate diario por Cuba,  estoy de acuerdo, me falta mucho para ser un periodista, LA HABANA-CELEBRAN GALA ARTÍSTICA POR EL 50 ANIVERSARIO DE LA U
Conozco a muchos insuperables, valientes, cultos y revolucionarios hombres y mujeres de la prensa, graduados de nuestra excelente escuela de periodismo, de ellos intento aprender día a día, ellos son nuestros maestros y guías en esta difícil arte de decir la verdad, de informar y hacer Revolución desde las páginas de los medios a nuestro alcance.
Desde los blogs se intenta librar batalla, a pesar de vanidades, inmadureces lógicas e ilógicas y oportunismos velados y abiertos, pero esos defectos, que es sano señalar, son excepción en una blogosfera que tiende a ser  y es cada día más culta, atrevida, comprometida, en fin más revolucionaria.
No quiero caer en el error de dogmatizar el concepto y erigirme en defensor a priori de los no titulados. Creo sinceramente que lo que está ocurriendo en la blogosfera cubana y en otros medios alternativos, lo que están haciendo en estos medios nuestros periodistas graduados o no, debería ser observado con detenimiento.
Cuba necesita una prensa revolucionaria, una prensa martiana, fidelista, libre de oportunismos, de superficialidades, que critique, que señale, que eduque, que no pida permiso, que se atreva, debe ser el látigo del corrupto, la espina en el asiento del burócrata, la vergüenza del oportunista, la pesadilla de la contrarrevolución, la maestra de la sociedad, debe ser el orgullo del patriota, el ánimo del indeciso, la fe, la unidad, el espíritu de Cuba,  el futuro de la Revolución depende en buena medida de que así sea.
Debemos hacer de la verdad un templo, como nos enseñó Martí, como aprendimos de Radio Rebelde, deterrar todo signo de doble moral, combatir a muerte el oportunismo, la mentira. Combatir a los que alquilan la pluma al mejor postor y se esconden detrás de falsos discursos y golpes de pecho.  Ser valientes, atrevidos, no olvidar nuestro compromiso con el pueblo.
En la difícil tarea del curar el alma del hombre, enferma tras siglos de egoísmos, represiones, limitaciones, enajenaciones impuestas por la sociedad dividida en clases, en la difícil batalla por librar al hombre de las trabas heredadas por la servidumbre de milenios, en la lucha por transformar al  humano de mercancía en ser humano de nuevo, en la pelea contra los demonios que atenazan el espíritu sin dejarle volar libre, como es su esencia, para lo que fuimos creados o nacidos, la prensa revolucionaria es soldado de primera fila y nunca impedimenta.
No se puede ser periodista en la Cuba de hoy sin ser revolucionario, sin ser un revolucionario cubano, honremos la valoración que de nosotros hizo un día el inolvidable Comandante Ernesto Ché Guevara, y alcancemos la condición de Periodistas Cubanos, los primeros en la verdad, en el combate de ideas, en el amor del pueblo, en la construcción del socialismo.

5to Aniversario de las Razones de Cuba .

12552913_983567068403358_6707982504988624270_nEste es el  logo  que presidirá  las actividades  por el 5to Aniversario  de la denuncia de las Razones de Cuba del  año 2011 . Donde  se pudo  conocer la labor anónima y arriesgada de seis  ex agentes  de la  Seguridad  Cubana que estuvieron durante  años infiltrados en las  filas  del  enemigo. Carlos Serpa Maceira , Emilio,  Moisés  Rodríguez Quesada , Vladimir , Dalexis González  Madruga , Raúl,Frank  Carlos  Vázquez , Robin, José Manuel Collera Vento , Gerardo, Y Raúl Capote Fernandez , Daniel . Seguimos  en  combate junto a Fidel y Raul con la  convicción de Patria O  Muerte.