Archivo de la etiqueta: Medicos

Nuevo doctor Saharaui agradece a Fidel Castro

 

Cienfuegos, Cuba.- De la República Árabe Saharaui Democrática llegó hace seis años Alí Mohamed Bulahi, quien hoy despliega el título de Doctor en Medicina, cuya formación agradece al líder de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz y al pueblo, que han influido en los familiares y en los beneficiados.
Ya graduado como médico, llevará los conocimientos de la medicina cubana al sufrido pueblo saharahui. El espíritu humanista del Comandante Fidel Castro Ruz seguirá cabalgando por siempre, como siempre lo quiso.
Esas es Cuba, compartiendo con los demás lo qie tenemos. Felicidades al doctor. Que entregue a sus pacientes el mismo amor que recibió en la patria.

Cuba ofrece brigada médica a Perú para asistir a damnificados

Escrito por Prensa Latina

Cuba ofreció a Perú el envío con celeridad de una brigada médica para brindar ayuda de emergencia a la población afectada por las torrenciales lluvias que devastan diversas regiones de este país, informó la embajada cubana.

La fuente precisó que ha sido transmitido a la cancillería peruana el ofrecimiento de una brigada médica especializada en el enfrentamiento a desastres y graves epidemias, del contingente Internacional Henry Reeve, por un mes, integrada por 23 especialistas de perfil epidemiológico.

Se trata de 11 médicos, 10 licenciados, un administrativo y un médico-jefe de brigada, en tanto cada especialista está dotado de dos mochilas con medicamentos y material que permitirán atender por el tiempo indicado a 20 mil pobladores.
Ese personal, agrega el informe, está listo para viajar a Perú en un avión charter en el momento que indiquen las autoridades peruanas.

Al formular el ofrecimiento, la cancillería cubana reiteró sus condolencias y solidaridad con los familiares de las víctimas, con el pueblo y el gobierno peruanos.

Desde hace casi medio siglo, Cuba ha brindado su solidaridad a Perú en situaciones de desastres naturales o crisis sanitaria, destacando la primera brigada médica que llegó con plasma de donaciones masivas, encabezadas por el entonces jefe de Estado cubano, Fidel Castro, tras el terremoto de mayo de 1970.

Más recientemente, en agosto de 2007, otra brigada médica cubana fue la primera en llegar a Pisco, en la región de Ica, devastada por un terremoto, y permaneció allí durante cinco años con personal de relevo cada cierto tiempo, motivando el reconocimiento y la gratitud de los pobladores y en otras ciudades donde sirvieron.

Tomado de Cubasi

Inaugurarán en Cuba centro de entrenamiento para la cirugía robótica

El nuevo centro de entrenamiento abre sus puertas el venidero 27 de marzo y está ubicado en el Hospital Luis de la Puente Uceda, en el capitalino municipio Diez de Octubre

Autor: Nuria Barbosa León | internet@granma.cu
23 de marzo de 2017 18:03:49
Cirugía de mínimo acceso realizada en el Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso, Luis de la Puente Uceda.
Cirugía de mínimo acceso realizada en el Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso, Luis de la Puente Uceda. Foto: Anabel Díaz
La apertura en Cuba de un centro de entrenamiento para la capacitación de profesionales en el uso de la robótica en tratamientos médicos, constituye una novedad, atendiendo a la imposibilidad de la Isla de adquirir equipos de última tecnología para este empeño a causa de las leyes del criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto al país por Estados Unidos hace más de medio siglo.

El doctor Julián Francisco Ruiz Torres, director del Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso Luis de la Puente Uceda, ubicado en La Habana, señala a Granma Internacional, que desde hace varios años, el Ministerio de Salud Pública de Cuba intenta comprar equipamiento para utilizarlos en la cirugía robótica y sin embargo no ha sido posible, porque son producidos solamente en una empresa norteamericana, a la cual le prohíben vender a la Isla caribeña.

Hemos contactado con ellos, —explica el también Doctor en Ciencias— tenemos todos los recursos económicos y el apoyo de nuestro gobierno para obtener los equipos, pero los esfuerzos no han dado resultado.

No obstante, preparamos a los profesionales cubanos en este tipo de tecnología para que, cuando entre el primer instrumental al país se ponga a funcionar y pueda curar enfermedades de nuestra población».

Según su criterio, de tener el equipamiento tecnológico necesario, Cuba está en condiciones de iniciar la cirugía robótica, a partir de la experiencia acumulada en más de 20 años de práctica con intervenciones quirúrgicas de mínimo acceso, además cuenta con centros rectores, cirujanos líderes, y médicos certificados en la técnica. «Todo depende de que la única industria que fabrica este instrumento en Estados Unidos, acceda a vendérnoslo», indicó.

En prestigiosas clínicas de países desarrollados se usan robots, que trabajan de forma autónoma o semiautónoma a través de un sistema informático con capacidad para operar, supervisar y corregir patologías con precisión geométrica en las incisiones y suturación. Ellos realizan microcirugías, dadas las limitaciones del ser humano, en especialidades como: la cirugía cardiaca, gastrointestinal, pediátrica o de la neurocirugía.

El nuevo centro de entrenamiento abre sus puertas el venidero 27 de marzo y está ubicado en el Hospital Luis de la Puente Uceda, en el capitalino municipio Diez de Octubre. Con él se pretende capacitar a los profesionales que laboran en unos 120 servicios de cirugía de mínimo acceso del país y a otros colegas del continente, que cursen pasantías y postgrados en Cuba.

«Nuestro centro médico —asegura el profesor Ruiz Torres —recibió una inversión que costó altas cifras financieras al gobierno para reparar y modernizar las áreas de consultas y hospitalización. Con ello se alcanza mayor confort para pacientes y trabajadores, se brinda mejor servicio a la población y se incrementan las cirugías para solucionar problemas de salud».

En Cuba esa institución médica realiza cirugías de laparoscopías o de mínimo acceso desde la década de los 90 del siglo pasado. Esta técnica quirúrgica se basa en pequeñas incisiones, usando la asistencia de una cámara de video que permite al equipo médico observar el campo quirúrgico dentro del paciente y accionar en el mismo. Ellas evitan los grandes cortes de bisturí y posibilitan, por lo tanto, un periodo post-operatorio mucho más rápido y confortable.

Sus ventajas pueden constatarse en la evolución de la cirugía, se obtienen los mismo beneficios que la convencional, también pueden verse óptimos resultados estéticos (cicatrices de 3 a12 milímetros), mínimo dolor postoperatorio y una rápida recuperación. Las heridas, al ser muy pequeñas, apenas tienen riesgo de infección y el resultado final es que el paciente puede ser dado de alta entre 24 y 48 horas después de la operación.

Por otra parte, la doctora en Ciencia Rosalba Roque González, subdirectora del Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso, Luis de la Puente Uceda, comenta que en esa institución se han formado un gran número de profesionales especializados en las intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas, los cuales han extendido los servicios a lo largo y ancho del territorio nacional, a su vez que han contribuido a las investigaciones y han enseñado a otros colegas, incluyendo a estudiantes de otros países.

Con el nuevo centro de entrenamiento se pretende capacitar a más de 30 cirujanos en esos novedosos laboratorios en diversas modalidades de cursos. Ello permitirá una cobertura para instruir a más de 700 galenos al año. Una cifra que triplica las estadísticas actuales, afirma la también profesora e investigadora titular.

La doctora agrega: «Una de las modalidades del aprendizaje es el intercambio con colegas del mundo que realizan labores similares en clínicas propias o centros de salud comunitarios. Pretendemos además, que en nuestro centro de entrenamiento se combine la docencia con las investigaciones, para experimentar con las nuevas tecnologías que entran al país antes de ser distribuidas a los hospitales provinciales y municipales».

En ese centro estarán instalados simuladores para introducir procedimientos en especialidades como oncología, otorrinolaringología, neurocirugía y gastroenterología. Formará también a profesionales de la enfermería y a licenciados en tecnología de la salud, principalmente de electro medicina para alargar la vida útil de los equipos.

En la actualidad se han graduado unos 200 especialistas extranjeros y se espera una mayor cifra de egresados cuando el centro de capacitación preste servicios ininterrumpidamente.

Una de las principales aspiraciones es convertir a la entidad en un centro de referencia para el área de América Latina y el Caribe en la formación de especialistas y de enfermeros, por tanto, una de las metas será certificar la calidad de la enseñanza bajo las normas ISO para avalar los procederes y servicios que allí se brinden.

«Contamos ya –asegura Roque González -con un claustro profesoral integrado por 33 profesores y 22 investigadores, más toda la técnica novedosa adquirida por el país en los últimos años que ha sido posible obtener. Con ese equipamiento se inician proyectos de investigación para estandarizar los protocolos médicos, garantizar el uso óptimo y obtener el mayor caudal de conocimiento».

Con un prestigio ganado por Cuba en años de experiencia de brindar salud gratuita y de calidad a su población, los directivos y especialistas de la Isla enfrentan el desafío de adueñarse del caudal de conocimientos internacionales que supone el desarrollo de las nuevas tecnologías. Ovación para tales empeños.

#TodosMarchamos Colaboradores celebraron 16 años de cooperación entre #Cuba y Venezuela

Profesionales de la salud, la educación, el deporte, la cultura y otros sectores, festejaron la hermandad entre dos revoluciones
Autor: Dilbert Reyes Rodríguez, enviado especial | internet@granma.cu
30 de octubre de 2016 23:10:03
Misión Médica Cubana, durante el trabajo comunitario en los barrios venezolanos, dirigido a crear condiciones de progreso social desde la perspectiva de la salud, con la participación activa de la comunidad organizada, en la Parroquia Antimano, ubicada al oeste del Municipio Libertador, en Caracas, Venezuela, el 29 de junio de 2014.
La misión médica cubana en Venezuela ha sido uno de los pilares de la colaboración entre los dos países. Foto:Omara García
CARACAS.—En un saludo cultural que des­­bordó cubanía desde la música, la danza y el verso, colaboradores de todas las misiones sociales celebraron en el centro de esta ciudad los 16 años de la firma del Convenio Integral de Cooperación entre la isla antillana y Venezuela.
En el Teatro Principal, adjunto a la legendaria Plaza Bolívar, profesionales de la salud, la educación, el deporte, la cultura y otros sectores, festejaron la hermandad entre dos revoluciones que en la colaboración bilateral materializan los lazos históricos en beneficios concretos para ambos pueblos.
El embajador cubano Rogelio Polanco calificó de admirable la vocación solidaria de los miles de misioneros que han venido con lo mejor de sus conocimientos y habilidades a ofrecer su aporte por elevar la calidad de vida de los venezolanos, y señaló que el internacionalismo de la Mayor de las An­ti­llas es uno de los pilares de ese prestigio mundial que posibilita victorias tan contundentes como la reciente votación en la ONU para desmontar el bloqueo norteamericano.
Víctor Gaute, coordinador de las misiones cubanas, aseveró que más allá de la contribución directa de los cooperantes en la atención sanitaria, deportiva, cultural y prácticamente todos los sectores de la vida económica y social de Venezuela, el Convenio ha permitido ir formando el relevo que con fuerzas propias mantenga los programas socialistas de la Revolución Bolivariana a favor de los más humildes.
«Son un ejemplo claro los más de 20 000 mé­dicos integrales graduados, los 5 000 es­pecialistas en medicina general promovidos recientemente, los nuevos maestros y promotores culturales formados en las mismas comunidades por los profesionales cubanos; tal como nos lo indicó en los inicios nuestro Comandante en Jefe, artífice de esta extraordinaria idea».
MADURO EXALTÓ COOPERACIÓN BINACIONAL
El presidente venezolano Nicolás Maduro, mediante su cuenta oficial de Twitter, saludó este domingo los 16 años del Convenio de Cooperación Integral, que exaltó como símbolo de la fortaleza de las relaciones entre ambas naciones.
«Venezuela y Cuba son dos países que el destino siempre ha querido unir en un solo abrazo», publicó en la red social, donde subrayó el beneficio recíproco que significó el Acuerdo de Caracas del 30 de octubre del 2000, mediante las misiones socialistas para bienestar del pueblo venezolano, y el acceso de Cuba a energía petrolera a precios justos para ambas partes, precisó.
El mandatario resaltó además que el mar­co de cooperación binacional ha sido un desafío al brutal bloqueo económico que el Gobierno de Estados Unidos mantiene des­de hace décadas contra la isla caribeña.
Desde la rúbrica del Convenio por los líderes revolucionarios Fidel Castro y Hugo Chá­vez, más de 200 000 cooperantes cubanos han prestado sus servicios en la nación su-damericana.f0070917

Ser buen médico… no cuesta nada

Sábado, 4 junio 2016, 08:46 |

Esnilda Romero Maña
esnilda@rvictoria.icrt.cu
La doctora Mayelin, el medico Yosbel y la pacientesala_quimioterapia-2sala_quimioterapia-1(Foto: Yaciel Peña de la Peña)
La doctora Mayelin, el médico Yosbel y la paciente Mariela. (Foto: Yaciel Peña de la Peña)
Las Tunas.- Mayelin Suárez Tristá tiene 41 años de edad y entre los recuerdos más gratos y vivos de su infancia, guarda el ir y venir por los pasillos y las largas horas en cuerpo de guardia de policlínicos y hospitales, con la enfermera Idolina, su mamá.
En ese andar brotó su vocación por la Medicina.
Desde lo siete años quiso ser médica y cuando cursaba la secundaria ya tenía inclinación por la cirugía. Con no pocos escollos, como ha de suponerse, conquistó su sueño y ya lleva casi dos décadas realizándolo. Hacer lo humanamente posible y hasta lo imposible por la vida, anima cada una de sus jornadas.
Lo hace sin pretensiones de ningún tipo, ni siquiera a cambio del agradecimiento de pacientes o familiares porque atenderlos con toda la ternura y profesionalidad que alberga es obligación sagrada.
Para Mayelin esa es una regla diaria que se esmera en cumplir y tal vez por eso no entiende la insistencia marcada de una de sus pacientes en agradecerle y decir a cuantas personas se les paran en frente lo buenísima que es su doctora.
Mariela, con la gratitud eterna
Mariela Ávila Díaz sabe muy bien de la pasión del team de cirugía del Hospital General Docente Ernesto Guevara de la Serna, de Las Tunas, al que pertenece Mayelin.
Llegó hasta ellos para ser operada de un fibroma uterino y aunque compleja, agradece a esa circunstancia, haberla hecho parte de una historia que al amparo de las más humanas de las profesiones, la unirá por siempre a sus médicos.
«Cuando oí a la doctora defender mi turno quirúrgico me quedé muy admirada, no lo podía creer, era como si estuviera haciéndolo para un familiar muy allegado o una amiga de toda la vida y yo acababa de conocerla». Así explica Mariela porque considera a Mayelin la mejor doctora y cuando lo dice es como si todos los elogios del mundo se agolparan en su memoria y entonces habla y habla sin parar.
«Yo solo la había visto una o dos veces antes y de pasada, caí en sus manos sin recomendación de nadie, sin darle nada a cambio y asumió mi caso como si fuera uno de sus seres más queridos.
«Me opere hace un mes más o menos y ya perdí la cuenta de las veces que ha venido a mi casa a ocuparse hasta por el más mínimo detalle de mi salud después de su duro trabajo en el hospital. Eso conforta tanto o más que el mejor medicamento que me pudieran dar, nadie puede negarlo ella si es una doctora de verdad».
Ejemplo multiplicado
Mariela y todo el equipo médico a quien Mayelin agradece infinitamente la atención. (Foto: Yaciel Peña de la Peña)
Mariela y todo el equipo médico a quien agradece infinitamente la atención. (Foto: Yaciel Peña de la Peña)
En la sala A-3 o cualquier otro sitio donde ejercen Mayelin y los demás integrantes de su equipo, de seguro habrán muchas personas que como Mariela tendrán vivencias similares que contar.
El esmero y la ternura en la atención de salud es patrimonio compartido por igual entre todos los miembros del grupo básico de trabajo número cuatro, del servicio de cirugía del hospital provincial, lo mismo ante el quirófano que en el post-operatorio, en la sala o en la casa a donde llevan la asistencia, no importa si es de día o de madrugada, si hay sol o si llueve.
De Yosbel Domínguez Creo, residente de segundo año de cirugía general y alumno de Mayelin, también se dan las mejores referencias.
«Trato a mis pacientes como a mi propia familia, por ejemplo Mariela es como mi hermana. El día que fui a retirarle la sonda de drenaje abdominal, un proceder en ocasiones doloroso, casi la enamoré, le dije que me había afeitado y puesto bonito especialmente para ella, lo cual es cierto, y así entre jarana y mucho cariño, logré que no sintiera ni la más mínima molestia, al menos eso me confesó y se lo cuenta a todos con tanto orgullo, con lo cual me hace sonrojar».
Para este joven no hay nada de extraordinario o sobresaliente en el actuar de él y sus compañeros. Es solo verdadera y completa vocación por la medicina.
«Ayudando desinteresadamente, de todas las formas posibles, a cambio de nada, haciendo el bien desde el cultivo de la infinita sensibilidad y el amor que llevamos dentro los profesionales de la salud y nuestros pacientes, ganamos todos como personas, crecemos como mejores seres humanos. Ser buen médico o médica así como dice y le gusta a Mariela no cuesta nada, ¿verdad?»