Archivo de la etiqueta: Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB)

Estados Unidos se prepara para subvertir a la Revolución cubana a través de Internet.

Sin perder un minuto en su accionar contra la Revolución, el Departamento de Estado celebró el 6 de diciembre 2018, la segunda reunión del Grupo de Trabajo de Internet para Cuba, teniendo como eje principal la promoción de un flujo de “información libre” y sin regulaciones hacia y dentro de la Isla, según declaraciones oficiales de dicho Departamento.

La primera reunión de ese equipo de trabajo se efectuó el 7 de febrero de 2018, según ellos, con el propósito de lograr el “Fortalecimiento de la política de los Estados Unidos hacia Cuba”. Ese grupo de trabajo se creó a partir del Memorando Presidencial de Seguridad Nacional del 16 de junio de 2017.

Estados Unidos presta una especial atención a las posibilidades que abre Cuba para expandir el uso de Internet en la telefonía móvil, algo muy necesario para la informatización de la sociedad y a la que pone especial empeño el Ministerio de Comunicaciones cubano, pero que los yanquis sueñan en utilizarlo para sus acciones subversivas, algo que preparan desde hace muchos años.

En 1996 la del , elaboró un estudio para el Departamento de Defensa, titulado “Las telecomunicaciones cubanas, las redes de computación y sus implicaciones en la política de Estados Unidos”. Dicho trabajo pretendía “ayudar a la apertura en Cuba y forzar el surgimiento de una sociedad civil independiente”.

Los fines eran: “Alentar el enlace de Cuba a Internet y utilizarlo para transmitir noticias y análisis balanceados, promover el uso de Internet por ONG cubanas, universidades y otros destinatarios”.

Roger Noriega, Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, afirmó en una audiencia congresional celebrada en marzo del 2005:

“Estados Unidos flexibilizó los requisitos de las licencias para que, por primera vez, puedan ser entregadas computadoras personales de alta velocidad, a grupos de la sociedad civil en Cuba”.

Durante evento celebrado en 2012 por la  y Googles Ideas, se elaboró un informe para el gobierno, recomendándole la creación de una red WIFI remota para posibilitar el acceso a Internet de los cubanos.

El Senador Marco Rubio, participante en el mismo, aseguró:

“El sistema totalitario cubano podría derrumbarse, si todos los cubanos tuvieran libre acceso a Internet, pues Cuba seguiría la misma suerte de aquellos países que pasaron la Primavera Árabe”.

El 13 de junio de 2013 el Departamento de Estado anunciaba varios proyectos para promover la “democracia y los derechos humanos” en Cuba, uno de ellos con el uso de herramientas digitales “para ser empleadas de forma selectiva y segura por la población civil cubana, junto con otra iniciativa para el fomento de igualdad y defensa de las redes sociales de los cubanos de raza negra”.

El Presidente Barack Obama declaró, en su discurso del 01 de julio 2015, al informar la apertura de una embajada yanqui en La Habana:

“Podremos aumentar considerablemente nuestro contacto con el pueblo cubano. Tendremos más personal, y nuestros diplomáticos podrán participar de manera más extensa en toda la Isla…incluida la sociedad civil y con los cubanos que buscan alcanzar una vida mejor”.

“Nadie espera que Cuba se transforme de la noche a la mañana, pero creo que el compromiso estadounidense, mediante nuestra embajada, empresas y ante todo nuestro pueblo, es la mejor manera de representar nuestros intereses, y apoyar la democracia y los derechos humanos”.

El interés de Estados Unidos por el acceso a Internet de los cubanos solo busca aprovecharlo para sus acciones enemigas, como si en Cuba todos fueran estúpidos que no conocen la historia de las agresiones yanquis y el desinterés por ayudar a los pueblos del mundo.

Una de las primeras medidas tomadas por Fidel Castro fue precisamente la de alfabetizar a todos los que no sabían leer y escribir, algo logrado en solo un año con el apoyo de miles de voluntarios.

A los cubanos no se les puede engañar con políticas edulcoradas, porque saben muy bien los altos costos políticos, económicos y sociales pagados por aquellos pueblos que han cometidos errores con los yanquis.

Estados Unidos trabaja aceleradamente el diseño de su política subversiva contra Cuba mediante el uso de Internet, y por eso creó el Comité Consultivo Presidencial, GTIC, integrado, además del Departamento de Estado, por la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información del Departamento de Comercio, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Freedom House y el Consejo de la Industria de las Tecnologías de la Información (Information Technology Industry Council).

Los que desde Miami pretenden asustar a los cubanos, diciéndoles que el gobierno revolucionario y vigilará las páginas que visitan y con quiénes se comunican, deberían preguntarle al Grupo de Trabajo de Internet para Cuba y al Comité Consultivo Presidencial de Estados Unidos, cuáles serán sus funciones contra el pueblo cubano y los motivos que persiguen contra un país libre e independiente, donde el gobierno norteamericano no manda, ni nadie le ha pedido que se entrometa en sus asuntos internos.

Los cubanos no les temen a esas políticas subversivas y como dice el refrán popular, “Guerra avisada no mata soldados”.

Al igual que Zunzuneo, Conmotion y otros engendros creados con similares propósitos, los nuevos serán denunciados y enfrentados con inteligencia y la decisión de defender la soberanía del país frente a los que en 1898 impidieron la independencia de Cuba, la invadieron militarmente y le impusieron un apéndice constitucional conocido como Enmienda Platt, que le dio derecho a Estados Unidos de invadir la Isla cuando lo desearan, tener las riendas de su economía, las relaciones internacionales, el asesoramiento de los órganos de represión y la instalación de la base naval en Guantánamo.

Los cubanos no sienten temor ante el imperio yanqui, porque como aseguró José Martí:

“El aire de la libertad tiene una enérgica virtud que mata a las serpientes”.

El Heraldo Cubano

¿Se va del aire la Radio y la TV Martí? #Cuba #USA #Miami

 

10MiércolesFeb 2016Posted by  in Social 
radio-y-tv-martiLa administración del presidente Barack Obama anunció el martes planes para posiblemente crear una entidad privada conocida como “entidad no federal en idioma español” para realizar las funciones de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), que administra Radio y Televisión Martí.
Aunque los funcionarios federales que hicieron el anuncio no quisieron dar detalles precisos de la propuesta, según El Nuevo Herald, algunos analistas especularon que podría tratarse del primer paso concreto y contundente para modificar dramáticamente la operación de transmisiones a Cuba inicialmente establecida bajo la administración del presidente Ronald Reagan en la década de 1980, como una forma de subvertir el gobierno cubano a través de propaganda venenosa y llamados a la desobediencia civil.
El anuncio fue hecho por funcionarios de la Junta de Gobernadores de Transmisiones (BBG) que supervisa a varios servicios de información financiados por el gobierno federal incluyendo la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB) y la Voz de América (VOA).
La propuesta decía por escrito en un documento proporcionado por BBG: “Entidad No Federal para Cuba en idioma español. BBG solicita autoridad para establecer una nueva organización no federal de medios en idioma español, que recibiría una subvención de parte de la BBG y realizaría las funciones de la actual Oficina de Transmisiones de Cuba”.
De acuerdo con un documento del presupuesto 2016, divulgado por el blog Along the Malecon en febrero de 2015, la BBG canalizaría los fondos para la subvención de esta organización “sin fines de lucro”, que ya “no será considerada como una agencia federal”.
No obstante, la organización privada “deberá cumplir con los mismos estándares, profesionalismo y la responsabilidad necesarios”, señala el documento.
Las subvenciones a este concesionario se ajustarán a las disposiciones de la ley que requiere una entidad federal para llevar a cabo la difusión hacia Cuba y otros países de América Latina y el Caribe.
En cuanto al presupuesto propuesto para OCB, documentos proporcionados por BBG muestran que este sería de $27.1 millones para el año fiscal 2017 – más o menos igual de los presupuestos para el 2015 de $27.13 millones y para 2016 de $27.14 millones.
Una funcionaria de BBG dijo durante la conferencia de prensa el martes que los presupuestos muestran una financiación “estable”.
El blog BBG Watch asegura que estos cambios equivalen a la “des-federalización de la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB), que opera Radio y TV Martí para Cuba y la Voz de América (VOA), de alcance latinoamericano”.
“Sospecho que la creación de esta nueva organización privada reducirá la transparencia y hará más difícil saber cómo la BBG está gastando el dinero de los contribuyentes”, afirmó Tracey Eaton, autor del blog Along the Malecon.
Las organizaciones privadas de EEUU financiadas por el gobierno, rara vez ofrecen información detallada sobre cómo se gasta el dinero destinado a operaciones en Cuba. Estos grupos incluyen el Republican Institute, el National Democratic Institute, el International Relief and Development y otras organizaciones.
Estos grupos reciben decenas de millones de dólares de los fondos del gobierno de Estados Unidos cada año. Son organizaciones poderosas y ejecutan programas en todo el mundo, pero colapsarían si no fuera por el apoyo federal.
Registros financieros disponibles prueban que estas organizaciones suelen publicar sólo detalles generales acerca de cómo gastan el dinero y por lo general se niegan a revelar quiénes son los subcontratistas.
“Me pregunto si esta nueva organización financiada por la BBG seguirá el mismo patrón”, añade Eaton.
Radio y Televisión Martí son servicios de radio y televisión internacional financiados por el gobierno de los Estados Unidos, que transmite en español desde Miami, violando disposiciones internacionales. Las operaciones de Radio Martí y TV Martí son supervisadas por la Oficina de Transmisiones para Cuba, fundada en 1990, y han sido bloqueadas en la Isla.
Radio Martí fue creada en 1983 por el presidente Ronald Reagan, con una programación caracterizada por una extraordinaria agresividad, la intromisión en los asuntos internos de Cuba, la promoción de las actividades delictivas y el estímulo a las salidas ilegales del territorio nacional.
En 2014, el Congreso había eliminado el programa AeroMartí, que trasmitía señales de televisión y radio desde un avión hacia Cuba, debido a las evidencias de que dentro de la isla estas emisoras no se ven. La Oficina enfocó las operaciones a desarrollar el portal digital Martí Noticias, fortalecer una red ilegal de colaboradores dentro de la isla y crear un mecanismo de distribución de los contenidos de las emisoras así como del portal digital a través de CDs y memorias flash, violando legislación cubana e internacional.
En enero del 2015, la congresista Betty McCollum presentó el anteproyecto de ley “Paren de malgastar el dinero de los contribuyentes en trasmisiones a Cuba” para eliminar las estaciones, pero como todas las propuestas de leyes presentadas el año pasado sobre Cuba, no se ha movido en el Congreso.
Cuba ha reiterado que para avanzar en el  proceso de normalización de las relaciones entre los dos países, deben cesar las transmisiones desde Estados Unidos destinadas al cambio de régimen en la Isla.