Archivo de la etiqueta: Organoponicos

Celebran el aniversario 33 de fundación del movimiento de organopónicos

Felicita el General de Ejército, Raúl Castro, a la agricultura urbana, suburbana y familiar. En el acto también fue reconocida la capital

 

El acto central por el aniversario 33 de la fundación del movimiento de organopónicos, se efectuo  en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Granja Boyeros, de la Empresa Agropecuaria Metropolitana, en el municipio capitalino de  de Boyeros.

Presidido por Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura; Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba; el viceprimer ministro de la República, Jorge Luis Tapia Fonseca; Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en la capital; Yanet Hernández, vicegobernadora de La Habana; Elizabeth Peña Turruellas, directora del Programa Nacional de Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar; y Gerardo Hernández Nordelo, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), el encuentro reunió a una representacion de las empresas agropecuarias de La Habana y productores destacados.

 

Acto central por el aniversario 33 de la fundación del movimiento de organopónicos, en la Unidad Empresarial de Base Granja Boyeros, de la Empresa Agropecuaria Metropolitana. Foto: Raquel Sierra

En un mensaje enviado al encuentro, el general de Ejército, Raúl Castro Ruz , reconoció a todos los integrantes del Programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar y en especial a los fundadores, productores y las provincias destacadas en esta tarea vital para la nación.

“Durante estos años, la indicación dada para generalizar el cultivos de hortalizas en canteros enriquecidos con materia orgánica, se ha consolidado en un movimiento productivos extensionista, con la creación de miles de organopónicos, patios, parcelas y huertos diseminados por todo el país, con un potencial productivo de 1 200 000 toneladas de hortalizas y condimentos frescos”, destaca en su misiva el también primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

A su vez, consideró como la mayor fortaleza, la partipacion popular, mediante las organizaciones sociales y de masas, y la integración con las universidades, centros de investigación y experiencias locales.

Por otra parte, indicó que están vinculados a este sistema productivo unas 800 000 personas, el 40 % de ellas mujeres y el 30 % jóvenes, que lo consolida como una importante fuente de empleo.

Impulsado por el general de Ejército, en 1987, el movimiento de organopónicos, hoy conocido como de la agricultura urbana, suburbana y familiar, nació con el objetivo de producir alimentos para contribuir a satisfacer la demanda alimentaria de la población local, utilizando tecnologías agroecológicas y sobre la base de la sustentabilidad territorial de los insumos, los recursos naturales y la capacitación de los productores.

El movimiento “continuará dando su máximo apoyo a la alimentación de nuestro pueblo con un enfoque de sostenibilidad local y soberanía alimentaria, cumpliendo los Lineamientos de la política económica del Partido y la Revolución”, destacó Peña Turruellas.

La Habana fue reconocida por la recuperación de organopónicos gigantes y la incorporación de patios a la producción.

 

Así lucen los cultivos en la Unidad Empresarial de Base Granja Boyeros, de la Empresa Agropecuaria Metropolitana, que está ubicada en el municipio de Boyeros. Foto: Raquel Sierra

Durante 2020, se trabajó en la recuperación de 61 hectáreas de megaorganopónicos, la reconstrucción de 12 organopónicos, el montaje de 72 casas de cultivo rústicas, la reposición de 61 hectáreas de sistemas de riego, entre otras labores para impulsar la producción e incrementar los rendimientos.

En el acto, fueron condecorados con la medalla Marcos Martí, ocho trabajadores de relevante trayectoria laboral y sindical ininterrumpida por más de 20 años, las mujeres, y 25, los hombres, en un sector que se levanta cada día por la Patria.

La Delegación Provincial de la Agricultura reconoció a trabajadores destacados de las diferentes empresas y unidades productivas.

En la capital cubana se dedican a la producción de hortalizas 86 organopónicos, 19 cultivos semiprotegidos y 119 huertos intensivos y un creciente número de patios que se dedican a la producción local de alimentos.

Cambio radical

En recorrido por la Unidad Empresarial de Base (UEB) Granja Boyeros, se constató el cambio experimentado por las 14 hectáreas de hidropónico devenido organopónico.

La granja, perteneciente a la Empresa Agropecuaria Metropolitana, del Grupo Agrícola (GAG), fue sometida a un acelerado y profundo proceso de transformación, luego de las críticas realizadas hace unos meses por las máximas autoridades de la provincia.

Según explicó Esmeregildo Martínez Games, delegado de la agricultura en el territorio, en las acciones participaron numerosas empresas y fuerzas de la provincia, lo que permitió cumplir con el compromiso moral de revertir aquella situación.

Hoy, la granja opera en dos modalidades: seis hectáreas las explota la UEB, mientras las ocho restantes fueron entregadas en usufructo desde agosto el constructor devenido agricultor, Michael Díaz Toyo.

 

En La Habana se dedican a la producción de hortalizas 86 organopónicos, 19 cultivos semiprotegidos y 119 huertos intensivos y un creciente número de patios a la producción local de alimentos. Foto: Raquel Sierra

El usufructuario explicó las acciones emprendidas desde agosto pasado que le han permitido sembrar lechuga, col china, tomate, col y  remolacha y cosechar tomate y pepino.

Al finalizar el recorrido, el primer secretario del Partido, Luis Antonio Torres Iríbar, felicitó en nombre del Partido, el gobierno, el sindicato, la Central de Trabajadores de Cuba,  al colectivo y a todos los cuadros que se entregaron en cuerpo y alma a la recuperación de la granja “bajo el principio de que si el país había decidido que el acto se realizara en esa unidad, tenía que ser un ejemplo de trabajo, y se logró”.

A su vez, los exhortó a no desmayar en el control hasta que todo no esté terminado cómo proyectado. “Los organopónicos fueron no solo cultura agrícola, sino también cultura del detalle”.

Torres Iríbar felicitó a todos “por demostrar una vez más que en Cuba, se pudo, se puede y se podrá”.

(Tribuna)