Archivo de la etiqueta: PERIODISTA

Tributo de la Prensa Cubana a Carlos Bastida

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo

La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie
La imagen puede contener: 1 persona, de pie, planta y flor
La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y flor
La imagen puede contener: 7 personas, incluido Tubal Páez Hernández, personas de pie

La Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) rindió homenaje en La Habana a Carlos Bastida Arguello, el último profesional de la prensa asesinado hace 60 años a manos de un sicario del dictador Fulgencio Batista en 1958.

Una peregrinación se realizó hasta el Mausoleo de los Veteranos de la Guerra de Independencia en el cementerio de Colon en la capital cubana, donde se guardan los restos del periodista ecuatoriano.

La general de brigada de la reserva Delsa Esther Pueblas Viltres vicepresidenta de la Asociación de Combatientes de la revolución Cubana ,Aiza Hevia, vicepresidenta primera de la UPEC,Maria Augusta Calle , y Juan Ramón Quintana , embajadores de Ecuador y Bolivia respectivamente encabezaron el tributo.

Una tarja en homenaje al reportero asesinado con 23 años de edad fue colocada por la embajadora ecuatoriana María Augusta Calle y el Premio Nacional de Periodismo 2005 Pedro Martínez Pirez, en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí.
En ambas actividades participo Juan Carlos Caamaño, Presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) .

Carlos Bastilla Arguello, que llegó Cuba en 1958, logro ascender la Sierra Maestra y estableció contactos con el Ejército Rebelde, e incluso sostuvo un encuentro con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Fue colaborador de las primeras emisiones de Radio Rebelde. A través de esta radio de onda corta y bajo el seudónimo de Atahualpa recio se comunicaba con el pueblo cubano y con la lucha del Movimiento 26 de Julio.

Pensaba viajar a los Estados Unidos, para denunciar los crímenes de la aviación de Batista contra los poblados rurales de la Sierra Maestra, cuando lo sorprendió la muerte. El 13 de mayo de 1958 en el bar Cachet, en el Paseo del Prado habanero un agente del Buro de Investigaciones de la Policía Nacional lo tiro al piso con un puñetazo certero y le disparo a la cabeza y al pecho.

Salió enseguida del ocal y se marchó en el auto patrullero en el que había llegado. Era el cabo Orlando Marrero Suarez, alias Gallo Ronco, hombre cercano al general Pilar García, Jefe de la Policía Nacional. Había estado implicado un año antes en el asesinato del senador antibatistiano Pelayo Cuervo Navarro. El asesino huyo el primero de enero de 1959 hacia los Estados Unidos donde encontró refugio.

Del brutal asesinato de Bastida no se publicó una línea en la prensa de la época, sometida a la más férrea censura.

 

El asesinato del último periodista en Cuba.

 

El sesenta aniversario del asesinato del periodista ecuatoriano Carlos Bastida Arguello –el ultimo profesional de la prensa asesinado en Cuba con solo 23  años –a manos de un sicario del dictador Fulgencio Batista  en 1958 constituye hoy un justo motivo para denunciar la muerte de reporteros reprimidos y asesinados en el mundo entero cuando hurgan en aquellos hechos que la gran prensa opta por callar.

En la sede de la Unión de Periodista de Cuba (UPEC) hay una placa  que rinde homenaje a Carlos Bastida Arguello, cuyo crimen no fue denunciado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). El dictador Fulgencio  Batista no fue sentado en el banquillo de los  acusados.

Bastida logro ascender a la Sierra Maestra, y establecer contacto con el Ejército Rebelde, e incluso sostuvo un encuentro con el Comandante en Jefe Fidel Castro  Ruz. Fue colaborador de las primeras emisiones de Radio Rebelde. A través de esta radio de onda corta y bajo el seudónimo de Atahualpa Recio, se comunicaba con el pueblo y con la lucha del Movimiento 26 de Julio.

El reportero ya presentaba un aval periodístico importante, había reportado para distintos periódicos en Republica de Ecuador grandes acontecimientos como los sucesos de Hungría en 1956 y las caídas de las dictaduras de Rojas Pinilla, en Colombia, y de Pérez Jimenez,en  Venezuela.

Pensaba  viajar a  Estados Unidos para denunciar los crímenes de la aviación de Batista contra comunidades rurales de la Sierra Maestra cuando encontró la muerte. El  13 de mayo de 1958, en el bar Cachet, situado en Avenida del Prado entre Virtudes y Neptuno en la capital cubana, un agente del Buro de Investigaciones de la Policía Nacional lo tiro al piso con un puñetazo certero y le disparo a la cabeza y al pecho. Salió enseguida del local y se marchó en el auto patrullero en el que había llegado. Era el cabo Orlando Marrero Suarez, alias Gallo Ronco, hombre cercano al general Pilar García, jefe de la Policía Nacional. Había estado implicado un año antes en el asesinato del senador antibatistiano Pelayo Cuervo Navarro.

De ese brutal asesinato no se publicó  una línea en la prensa de la época, sometida a la más férrea censura. El cuerpo sin vida de Carlos Bastida fue llevado al Necrocomio por órdenes  de la policía.

El colegio de Periodistas de la Habana supo de lo ocurrido y logro, tras  muchos tropiezos, que tres días después le entregaran el cadáver, que fue velado en la funeraria de Calzada y K sepultado al día siguiente  en el panteón de los periodistas en el Cementerio de Colon.

En el libro Andanzas de Atahualpa Recio de la autoría del periodista Juan Marrero González, en la página de presentación al texto  el autor destaca  ¨¨  En los  años del poder revolucionario, desde 1958 no ha ocurrido un hecho semejante en Cuba .Jamás  un periodista ha sido torturado, desaparecido, torturado ¨¨.

El pasado  año fueron asesinados 42 periodistas en nueve países de América Latina y el  Caribe. La lista la encabeza México, e incluye Honduras y Colombia. Y según reportes desde Ginebra en el primer trimestre  de este  año han sido asesinados 44 periodistas, 28  más  que en igual periodo del pasado  año.

Este martes el periodista ecuatoriano Carlos Bastida Cuello será recordados por la Unión de Periodistas de Cuba con una peregrinación  hasta donde se guardan sus restos en el Mausoleo de los Héroes y Mártires de la Revolución en el cementerio Cristóbal Colon de la Habana. También será develada una placa en su honor en el Instituto Internacional de Periodismo ¨¨José Martí¨¨ , fundado hace 35  años en la Habana y donde han cursado maestrías y postgrados centenares de periodistas latinoamericanos y caribeños.

Fallece Maribel Puerto, periodista del Sistema Informativo de la TV Cubana

La destacada periodista de la Televisión Cubana, Maribel Puerto falleció este miércoles en La Habana, a la edad de 61 años, víctima de cáncer.Desde muy joven trabajó como reportera del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, e ingresó a la Unión de Periodistas de Cuba en 1987.

Como reconocimiento a su labor, recibió las Distinciones Félix Elmusa, de la Upec, y Raúl Gómez García, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura. Era militante del Partido Comunista de Cuba.

Durante su trayectoria laboral, Maribel Puerto se destacó por su sobriedad y profesionalidad, con gran dominio del periodismo televisivo. Obtuvo múltiples reconocimientos y estima por la cobertura de la actualidad religiosa en nuestro país y el mundo, particularmente durante las visitas de Pontífices a Cuba y de otras actividades vinculadas a las relaciones del Estado cubano con la jerarquía eclesiástica, asociaciones fraternales y otras de carácter religioso.

También realizó trabajos periodísticos y documentales sobre la colaboración cubana en Belice y Nicaragua y tuvo una activa partipación desde la prensa cubana en la campaña por la liberación de nuestros Cinco Héroes prisioneros en EE.UU. Con organizaciones de solidaridad con nuestro país en varias partes del mundo sostuvo también fructíferos vínculos de trabajo.

En varias ocasiones brindó su contribución como conferencista e invitada a diplomados de Periodismo Televisivo y otras actividades docentes del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, perteneciente a la Upec, y la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Nuestra más sentidas condolencias a familiares y amigos.

 

Falleció Omayda Alonso, directora de Radio Reloj

Omayda Alonso durante la celebración de los 70 años de Radio Reloj

La Habana, Cuba. – Con profundo pesar, el Instituto Cubano de Radio y Televisión informa que la directora de la emisora Radio Reloj, Omayda Alonso Diezcabezas de Armada, falleció hoy en La Habana, a los 52 años de edad, luego de una larga lucha contra el cáncer.

Graduada de Licenciatura en Periodismo en 1987, en los últimos diez años asumió la dirección de la emisora de la hora y las noticias con un alto sentido de responsabilidad y ejemplar valentía personal ante la enfermedad que la aquejó.

Desde su graduación en la Universidad de La Habana, trabajó en Radio Reloj donde ocupó diversos cargos con una trayectoria profesional ascendente que le valió múltiples reconocimientos.

Militante del Partido Comunista de Cuba, cumplió misión en Guatemala, adonde fue enviada a cubrir el desempeño de los cooperantes cubanos de la Salud Pública, sector que atendió con particular esmero durante su etapa como reportera.

De su experiencia en tierras guatemaltecas nació el libro “Del tocororo al quetzal”, que narra la labor de médicos y enfermeros cubanos.

Como reportera se desempeñó en la cobertura de importantes eventos dentro y fuera de Cuba, como la Cumbre de los 77 que sesionó en La Habana, en diciembre de 2000, y un año más tarde la Tercera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe, celebrada en Isla Margarita, en Venezuela.

Obtuvo varias distinciones sindicales y profesionales, entre las que sobresalen la Medalla Hazaña Laboral, que confiere la CTC, y el Reconocimiento al Mérito Periodístico, que otorga la Radio Cubana.

Por su abnegada labor al frente de Radio Reloj, donde transcurrió toda su vida laboral y a la que dedicó la mayor parte de sus esfuerzos vitales, se convirtió en un elevado ejemplo de sentido de pertenencia, sacrificio y entrega para todos los trabajadores y cuadros del ICRT.

Una periodista sin pelos en la lengua

Alina Sánchez no es mujer de medias tintas. Su verbo es crítico, a veces mordaz.  Sus verdades, dichas sin miramientos y sin vacilaciones –como deben ser dichas todas las verdades- remueven las entrañas y llaman a la reflexión a quien las escucha.

Tiene un timbre agudo y a sus (casi) seis décadas de vida no le interesa controlarlo. Por eso, donde quiera que se encuentra su voz retumba y casi es imposible que pase inadvertida, siendo muchas veces, centro de atención.

Sabe desdoblarse como pocos en Radio Reloj: con la misma pasión con que tararea un viejo bolero, arremete contra los precios de los productos indispensables para vivir, se desvive en elogios para quien lo merezca y dispara ráfagas de palabras no muy elogiosas  para aquel que intente mancillar a la Revolución o a Fidel.

Junto a demás compañeros en el último desfile por el 1ro de Mayo

Porque Alina no entiende de derecha, de centro y mucho menos de centro izquierda; “cuando se trata de Cuba, se es, o no se es”. Y ella ama a la Revolución cubana como aman los hijos a los padre: incondicionalmente

En esta emisora lleva poco tiempo, sobre todo porque ocho años pueden perderse entre 70 con cierta facilidad. Sin embargo, a ella ese periodo le ha sido suficiente para dejar huella, y  aqui ya acumula  una que otra pena y muchas glorias que nadie le puede arrebatar.

Llegó un día cualquiera al piso 8 del Instituto Cubano de Radio y Televisión en búsqueda de nuevos aires, después de una larga y fructífera experiencia en Radio Habana Cuba, y el canal de información más antiguo del mundo la atrapó, como le ha sucedido a no pocos.

“Fue un reto. El estilo sui géneris de Radio Reloj al principio parece indomable, pero luego uno le toma la medida, te va gustando, y un día te das cuenta que necesitas poco para decir mucho”, revela inquieta, al punto de que, quien no la conociera, pudiera pensar que está nerviosa.

Pero no. En estos años de trabajo son pocos los que han visto a Alina nerviosa. Porque ella es de las mujeres fuertes, de las que resiste, de las que no se deja vencer, de las que sabe que la vida es una constante superación de obstáculos y por eso decide hacerle frente a cada uno de ellos todos los días.

En el encuentro de corresponsales desarrollado en la provincia de Granma

Quizás por eso aceptó ser Subdirectora de la Emisora y durante ese periodo dio todo lo que podía dar: intentó que los periodistas fueran ambiciosos y osados y siempre tuvo tiempo para transmitirle sus conocimientos a las nuevas generaciones. Porque Alina es graduada del Instituto Superior Pedagógico, y aunque casi toda su vida ha estado vinculada a los medios de comunicación, no ha dejado de ser maestra.

Hoy, después de haber transitado por todos los espacios de Radio Reloj y escribir para cada uno de ellos, asume la nueva función que le fue asignada con la misma pasión de siempre. Y aunque se le ve poco en los pasillos de la emisora o en la Redacción Central sigue siendo, Alina Sánchez del Collado, una periodista sin pelos en la lengua.

Y, una de las tantas a las que, el llanto de emoción ha dejado sin palabras cuando se habla de familia, de Fidel, de Cuba y de Radio Reloj, su segunda casa, a la que augura vida eterna.

Este es un espacio de intercambio y reflexión, para demostrar la valía de un pueblo que se enfrenta al Imperio más poderoso del planeta con la seguridad absoluta en la Victoria porque le asiste la razón. Esas son las Razones de Cuba