Archivo de la etiqueta: Política

Cuba rechaza discurso “irrespetuoso” y “vulgar” de asesor de la Casa Blanca

El director general de Estados Unidos de la cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío. Foto: Sergio Alejandro Gómez

El director general de Estados Unidos de la cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, rechazó  en La Habana el discurso del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, quien el pasado jueves anunció en la ciudad de Miami nuevas medidas de agresión contra Venezuela, Nicaragua y Cuba.

El asesor estadounidense “usó  un lenguaje vulgar e irrespetuoso, cargado de falsedades, lo que en el caso de él no es sorprendente”, refirió Cossío.

Durante un discurso en la llamada Torre de la Libertad, edificio simbólico para el ala ultraconservadora de la Florida, Bolton lanzó  nuevas sanciones contra el comercio de oro venezolano y amenazó al gobierno de Daniel Ortega con mayores presiones económicas en caso de que no adelantara las elecciones presidenciales.

Respecto a Cuba, dijo que el Departamento de Estados se proponía ampliar la lista de empresas vetadas para el comercio con los Estados Unidos, una medida que se remonta originalmente al memorando presidencial de junio del año pasado.

“Las medidas recrudecen el bloqueo económico y la política de hostilidad de los Estados Unidos contra nuestro país”, dijo Cossío.

Existen suficientes datos, añadió, que confirman que la mayoría del pueblo de los Estados Unidos, incluida la mayoría de la Florida y los cubanos residentes en los Estados Unidos, se oponen al bloqueo económico.

Yaira Jiménez Roig@YairaJR

.@CarlosFdeCossio comentó que la mayoría del pueblo de , incluido el de La Florida y la mayoría de los cubanos residentes en ese país, se oponen a la política de bloqueo y preferirían una relación más respetuosa con .

“Cuba rechaza, enérgicamente, el lenguaje utilizado por el señor Bolton, la vulgaridad empleada en su pronunciamiento, los adjetivos irrespetuosos utilizados contra nuestro presidente y contra los líderes latinoamericanos”, dijo.

El diplomático cubano también denunció las falsedades y las calumnias utilizadas; las acusaciones infundadas, las referencias al terrorismo y las denuncias también infundadas de que “en Cuba se hayan producido ataques contra diplomáticos estadounidenses, o que nuestro país esté caracterizado por las violaciones de los derechos humanos”.

Las sanciones no doblegarán la voluntad de Cuba

Cancillería de Cuba

@CubaMINREX

|Declaraciones de @CarlosFdeCossio|
Las medidas de perjudicarán al pueblo de , a los cubanos residentes en el exterior y a aquellos que desean una relación constructiva entre los dos países.

Las medidas anunciadas, dijo Cossío, perjudicarán en primer lugar al pueblo de Cuba, pero también a muchos cubanos residentes en los Estados Unidos y a aquellos en ese país que desean una relación constructiva con nuestro país.

“Impactarán indudablemente en la economía y el desarrollo del país, que se agrega al efecto ya abrumador del bloqueo económico, con un costo acumulado de más de 174 mil millones de dólares (a precios corrientes)”, añadió.

“Pero fracasarán en su objetivo fundamental”, continuó. “No serán capaces de doblegar la voluntad de los cubanos de construir un futuro propio e independiente. No serán capaces de impedir que continuemos en un avance hacia una sociedad próspera, socialista, democrática y para el bien de todos los cubanos sobre bases sostenibles”.

Cuba dispuesta a seguir dialogando

Ante una pregunta de Cubadebate sobre la disposición de Cuba a mantener abiertos los canales de diálogo con Estados Unidos, Cossío dijo que la postura es clara y “ha sido reiterada en varias ocasiones”.

Recordó las palabras del ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, en la Asamblea General de la ONU, sobre que nuestro país está dispuesto a tener “un diálogo franco, oficial, abierto y de respeto con los Estados Unidos“.

“Cuba está abierta a discutir cualquier tema sobre la base del respeto, la no intromisión en los asuntos internos de ninguno de los dos países”, añadió.

No es necesario un canal oculto, dijo, “Cuba está dispuesta a tener abiertamente un diálogo con los Estados Unidos si Estados Unidos estuviera dispuesto”.

Política electoral

“¿Qué propósito persiguen medidas que van en contra de la voluntad de la mayoría de los electores. La respuesta podría encontrarse en una corrupción creciente en el sistema democrático de los Estados Unidos, en donde es el dinero, y no los electores, quien elige a los políticos”, se preguntó el diplomático cubano.

Cossío también vinculó la escalada retórica de Bolton y sus medidas con los esfuerzos de la Casa Blanca por “mejorar las posibilidades en las elecciones que tienen lugar el próximo seis de noviembre”.

“El hecho también ilustra la capacidad de influencia que han alcanzado varias figuras vinculadas al negocio de la hostilidad contra Cuba, que están asociados a organizaciones que en determinado momento no dudaron en acudir al terrorismo o al crimen organizado”, afirmó.

¿Quién es John Bolton?

Respecto a Bolton, el diplomático señaló que “el pueblo de Cuba conoce bien a este personaje por su uso irresponsable de la calumnia”.

El actual asesor de Seguridad Nacional de Trump  fue subsecretario de Estado y luego Embajador ante la ONU del gobierno de George W. Bush. En ambos cargos se destacó por sus posturas ultraconservadoras y agresividad contra países soberanos.

Estuvo también entre los que aseguraron la existencia de armas de destrucción masivas en Iraq, lo cual condujo a Washington en el 2003 a una guerra que costó miles de millones de dólares y dejó una cifra de muertos que algunos calculan superior al millón, sobre todo población local.

Los lazos de este personaje con la ultraderecha de origen cubano de la Florida son conocidos, así como su historial de provocaciones y agresiones contra la Mayor de las Antillas.

La más conocida de sus locuras contra Cuba fue un discurso en el año 2002 en el que declaró a La Habana como parte del “Eje del mal”, el grupo de países que podía ser “bombardeado en cualquier momento” por el gobierno de Bush.

El entonces Subsecretario de Estado para el Control de Armas y la Seguridad Internacional acusó al Gobierno cubano de poseer, al menos, un programa para el desarrollo de armas biológicas de destrucción masiva.

En medio de la histeria posterior a los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas, las palabras de Bolton en la sede de la Heritage Foundation eran poco menos que una declaración de guerra.

El éxito de la biotecnología cubana, que ya había logrado vacunas y tratamientos de punta a nivel de países del primer mundo, se utilizaba para justificar una posible agresión.

Además, Bolton acusó a la Isla de compartir sus conocimientos con terceros países.

Mediante una declaración oficial, el Comandante en Jefe, Fidel Castro, calificó de “embuste y engaño” las aseveraciones del Subsecretario.

“Si un científico cubano perteneciente a cualesquiera de nuestras instituciones biotecnológicas hubiera estado cooperando con cualquier país en el desarrollo de armas biológicas, o hubiese intentado crearlas por su propia iniciativa, sería sometido de inmediato a los tribunales de justicia como un acto de traición al país”, aseguró Fidel entonces.

Cerca de 16 años después de la denuncia infundada de Bolton, sobre la que no se presentó prueba alguna, las únicas “armas biológicas” que existen en Cuba son las diseñadas para combatir enfermedades, de las cuales se benefician incluso los pacientes estadounidenses.

Cubadebate

Un Partido original y sin copias

Los congresos del Partido han constituido expresión del sentido unitario de la nación cubana. Foto: Escambray

Podía ser el periodista y presentador de la CNN, Bernard Shaw, el clásico perro sabueso en las lides informativas; podía ser el académico y político español Federico Mayor Zaragoza, por más de una década director general de la Unesco; podía ser el empresario y dirigente panamericano y olímpico mexicano Mario Vázquez Raña. No importan sus filiaciones ideológicas —si más a la derecha, si más a la izquierda—, todos ellos y otros colegas extranjeros solían derivar sus entrevistas con el líder histórico de la Revolución Fidel Castro hacia un punto: la no existencia de pluripartidismo político en Cuba.

Si alguien soñó o simplemente especuló acerca de una posible apertura en tal sentido en el país en cierto momento —esperanza quizás alimentada por la desaparición física de Fidel—, ahora se daría de bruces contra el artículo 5 del proyecto de Constitución, el cual sostiene que el Partido Comunista de Cuba (PCC), fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado, es único, calificativo añadido al texto de la Carta Magna vigente.

“(…) no es el multipartidismo lo que a nuestro país conviene, porque nosotros no podemos fragmentar a nuestro pueblo, tenemos que mantenerlo unido, y no podemos dividirlo en mil pedazos. (…) Si nosotros nos hubiésemos fragmentado, si nuestro pueblo se hubiese fragmentado, no habría podido resistir el golpe terrible que significó el bloqueo de Estados Unidos durante 35 años, ni habría podido soportar la desaparición del campo socialista y de la URSS. (…) Y ha estado de acuerdo con nuestra tradición, porque cuando se organizó la lucha por la independencia, José Martí organizó un partido”, le argumentó Fidel a Bernard Shaw, en una entrevista en 1995 en Nueva York, Estados Unidos.

Hacía 107 años que en esa misma ciudad, específicamente en Masonic Temple, el Maestro había reflexionado: “Nosotros unimos lo que otros dividen”. “Siente fuerzas de Júpiter el puño al recordar tantas hazañas”, también razonó el propio día cuando blandía su palabra al conmemorarse dos décadas del arrebato independentista del 10 de Octubre de 1868.

En esa época newyorkina del organizador de la Guerra Necesaria, “los factores disgregadores eran más poderosos que los aglutinadores. De una forma u otra, hacían su labor corrosiva el enfrentamiento entre veteranos de la guerra y de la emigración, el racismo, el autoritarismo, la pasividad de los derrotistas y la labor desmovilizadora de anexionistas y autonomistas”, describió Ibrahim Hidalgo Paz, conocedor a fondo del ideario martiano, incluido el proceso fundacional del Partido Revolucionario Cubano (PRC), la “creación ejemplar” del Maestro, en palabras de Juan Marinello.

“Nació uno, de todas partes a la vez. (…) Lo que un grupo ambiciona, cae. Perdura, lo que un pueblo quiere. El Partido Revolucionario Cubano, es el pueblo cubano”, acentuaría su fundador en el periódico Patria.

El partido de Martí —el primero creado en el mundo para dirigir una revolución— brotó de la unidad de espíritu; que rebasa la idea preconizada por El Libertador Simón Bolívar, quien aspiraba a formar la mayor nación del mundo en América, indica Eduardo González Rodríguez, profesor de la Escuela Provincial del Partido Felipe Torres Trujillo, de Sancti Spíritus. “La unidad se construye, y para nosotros, el PCC es el encargado de hacerlo”, añade.

Como el PRC, nuestro Partido se vertebra a partir de la “unidad de pensamiento”, en línea con la concepción del Apóstol. Unidad de pensamiento no traducida en “servidumbre de la opinión”. Unidad, no simulada unanimidad. “Lo que se ha de preguntar no es si piensan como nosotros (…) sino si sirven a la patria”, aclararía Martí.

Precisamente, el General de Ejército Raúl Castro, en su condición de primer secretario del Comité Central del PCC, leal al ideario de Fidel, siempre ha defendido el criterio de no ver la discrepancia como un problema; sino como “fuente de las mejores soluciones”. “La unanimidad absoluta generalmente es ficticia y por tanto dañina”, subrayó en el 2010.

Casi dos años más tarde, en la Primera Conferencia Nacional del PCC, el dirigente político enfatizó: “Sin el menor menosprecio a ningún otro país por tener sistemas pluripartidistas, y en estricto apego al principio del respeto a la libre determinación y la no injerencia en los asuntos internos de otros Estados, (…) defendemos el sistema del partido único frente al juego de la demagogia y la mercantilización de la política”.

¿Por qué la disolución del PRC constituyó una de las primeras medidas en vigor durante la intervención militar de Estados Unidos en 1898; intromisión que secuestró la victoria del Ejército Libertador ante la metrópoli española? ¿Qué sucedió desde que Cuba se abrió de par en par al pluripartidismo, inicialmente en la ocupación militar norteamericana y, luego, durante la pseudorrepública?

Para las elecciones municipales, celebradas en 1900, las autoridades de ocupación dictaron las reglas de juego, incluidos los requisitos para el derecho al sufragio. El entonces gobernador militar Leonard Wood puso las cartas sobre la mesa: “Todo aquel que al llegar a los 21 años no ha tenido la laboriosidad suficiente para reunir 250 pesos (en USD), o no ha ido a defender su patria estando en guerra, es un elemento social que no se merece se cuente con él para los fines colectivos; ¡que no vote!”.

La historiografía de las elecciones señala, también, que Miguel Mariano Gómez llegó a la presidencia en 1936 solo con el 20 por ciento del voto de los electores inscriptos, muchos de los cuales se abstenían a sabiendas de los fraudes en boga. Entre los casos antológicos reseñados por el periódico El Mundo está el de aquella aspirante a la Cámara de Representantes por la zona oriental en los comicios de 1954, quien ejerció el sufragio en Niquero, junto a toda su familia. Y el colegio electoral no le reportó ni un solo voto.

“Ha sido igual que en 1954. En aquella ocasión me retiré de la lucha por estimar que no había garantías suficientes, pero ahora no lo hice porque había otros candidatos y la retirada habría sido inútil. Todo ha sido una farsa”, declararía, por su parte, al Diario de la Marina, Ramón Grau San Martín, peje de largo kilometraje en las lides electoreras y aspirante a la silla presidencial por uno de los siete partidos en pugna en los comicios de noviembre de 1958.

Con ese teatro eleccionario, Fulgencio Batista pretendía maquillar su dictadura, cuando se tornaba inminente la victoria del Ejército Rebelde, liderado por Fidel, quien dictó una orden militar desde la Sierra Maestra para boicotear la jugada electoral, fraguada “totalmente de espaldas al interés del pueblo”, denunció el líder.

Paralelo de por medio con esa realidad, Fidel significó el protagonismo del pueblo cubano hoy en el proceso electoral, en una entrevista concedida a Mario Vázquez Raña en 1995. “En nuestro país, tal es el multipartidismo, pudiéramos decir, que cualquier ciudadano puede proponer cualquier candidato en una asamblea de vecinos que es la que decide; eso no existe en ningún otro lugar. Es decir, que nuestro Partido no postula a los candidatos, vela por que el proceso electoral se cumpla”.

Esa misma organización política es la que conduce la presente consulta popular del proyecto constitucional, posibilidad de valor excepcional, a juicio de Leonel Martín Linares, profesor de la Escuela Provincial del PCC, quien niega que el artículo 5 de la futura Carta Magna refrenda la omnipotencia del Partido —criterio en boca de los detractores de la Revolución—, al considerarlo como la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado.

Al decir de Martín Linares, el PCC representa y garantiza la unidad de pueblo.“Para Fidel, el pueblo adquirió relevancia en su estrategia de lucha, y después del triunfo, en la consolidación de la Revolución. Él insistía en que la fuerza del Partido radicaba en su estrecho vínculo con las masas, con el pueblo. Porque nuestro Partido no defiende los intereses de una clase determinada, sino de la mayoría de los cubanos”, agregó.

Y con acierto, el profesor habla de mayoría. Quizás, por ello, Federico Mayor le preguntó a Fidel en el 2000: “Desde hace algunos años, estamos en presencia en la isla del nacimiento de un embrión de oposición: grupos de disidentes que empiezan a organizarse. En esas condiciones, ¿acaso no sería hora de que el régimen se abra al pluralismo político?”.

Y el sobreviviente a más de 600 planes de atentados le respondió, no sin antes acariciarse la barba de la Sierra: “La verdadera oposición surgió cuando se produjo la más profunda Revolución social de este continente en medio de la guerra fría y a 90 millas de Estados Unidos, quien la ha organizado y dirigido durante más de 40 años.

“Sufrimos guerras sucias, invasiones mercenarias (…). El jefe de esa colosal actividad contrarrevolucionaria y de lo que vino después, la guerra económica, política e ideológica, fue y sigue siendo hasta hoy el gobierno de Estados Unidos. Lo demás es pura ficción artificialmente creada y siempre bien financiada por la superpotencia, sus aliados y lacayos. No habrá apertura alguna en ese sentido. No vemos por qué cooperar con la estrategia de Estados Unidos”.

Y el líder cubano no vio el motivo, debido a la obsesión de las administraciones norteamericanas, discípulas aventajadas del Senado de la antigua Roma, en cuyas sesiones, en los tiempos de las guerras púnicas, el político y escritor Catón el Viejo solía asegurar al término de sus discursos: “Cartago será destruida”.

(Tomado de Periódico Escambray)

Otorgado por vez primera el rango de Embajador de la República de Cuba

Por: Beatriz Albert PinoIrene Pérez/ Cubadebate.

 

Foto de familia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Unos 22 Jefes de Misión designados en el exterior juraron en la noche de este miércoles su compromiso como máximos representantes del país en el extranjero, en una ceremonia efectuada en el palacio de la Revolución donde también fue otorgado por vez primera el Rango de Embajador de la República de Cuba.

En este sentido, Ana Teresita González Fraga y Josefina Vidal Ferreiro, viceministra del MINREX y embajadora de Cuba en Canadá, respectivamente, son las primeras funcionarias en recibir el rango vitalicio de “Embajadoras”, política aprobada en septiembre de 2017 por el Consejo de Estado y puesta en vigor el ocho de enero del presente año.

Según las nuevas resoluciones, el presidente del Consejo de Estado a propuesta del Ministro de Relaciones Exteriores, concede o retira el rango de Embajador a los funcionarios diplomáticos como reconocimiento al trabajo realizado tanto en el servicio interno como externo. Hasta el momento, el rango de embajador era un nombramiento temporal cuando el funcionario era designado al frente de una misión cubana en el exterior.

En las palabras de agradecimiento, González Fraga resaltó, en nombre de las agasajadas, “la firmeza del compromiso con Fidel, Raúl y toda la generación histórica de la Revolución que hizo posible esta patria que tanto amamos y por la que moriremos si fuese necesario.

“No podemos olvidar nuestros orígenes. Somos descendientes de familias trabajadoras y humildes. No podemos olvidar que somos mujeres, que solo un proceso como el nuestro donde es un objetivo principal trabajar y luchar en la emancipación de la mujer, hemos podido crecer profesionalmente”.

Por su parte, la diplomática Milagros Carina Soto fue la encargada de pronunciar el compromiso y juramento a la República de Cuba, en nombre de los funcionarios designados como nuevos Jefes de Misión.

Presidieron la ceremonia Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Esteban Lazo Hernández, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores, Homero Acosta Álvarez, Secretario del Consejo de Estado, Ricardo Cabrisas Ruiz, Vicepresidente del Consejo de Ministros, José Ramón Balaguer, Jefe del Departamento de Relaciones Internacionales, Miguel Mario Cabrera Castellanos, Jefe de la Dirección de Cuadros del Estado y el Gobierno, así como viceministros del MINREX y miembros del Consejo de Dirección del organismo.

El Ministerio dedicó este acto al 60 aniversario del triunfo de la Revolución, acontecimiento que marcó el carácter soberano e independiente de la política exterior cubana.

Ana Teresita González Fraga recibe el rango vitalicio de Embajadora. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Josefina Vidal recibe el rango vitalicio de Embajadora. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Nuevos Jefes de Misión designados en el exterior

  • Sidenio Acosta Aday
  • Tania Aguiar Fernández
  • Danilo Alonso Mederos
  • Ulises Ignacio Arranz Fernández
  • Roberto Blanco Domínguez
  • René Ceballo Prats
  • Caridad Yamira Cueto Milián
  • Tania Diego Olite
  • María del Pilar Fernández Otero
  • María Esther Fiffe Cabreja
  • Rubén García Abelenda
  • José Antonio García González
  • Lydia Margarita González Navarro
  • Sergio de Jesús Jorge Pastrana
  • Ariel Lorenzo Rodríguez
  • Alexander Pellicer Moraga
  • Miguel Porto Parga
  • Yenielys Vilma Regueiferos Linares
  • Eva Yelina Silva Walker
  • Alejandro Simancas Marín
  • Milagros Carina Soto Agüero
  • Rosa Olivia Wilson Rill

El presidente cubano en la foto de familia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Unos 22 Jefes de Misión juraron su compromiso como máximos representantes del país en el extranjero. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Ana Teresita González Fraga pronunció las palabras de agradecimiento. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel durante la ceremonia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Milagros Carina Soto fue la encargada de pronunciar el compromiso y juramento a la República de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Fiscalización de tiendas en el municipio habanero La Lisa encuentra graves fisuras en sistema de control

Un reportaje del noticiero de la Televisión Cubana realizado por el periodista Lázaro Manuel Alonso dio a conocer sobre la fiscalización de cuatro tiendas de materiales de la construcción del municipio La Lisa por las acciones del Partido de la capital y el Gobierno, apoyados en la Fiscalía General de la República y los cuerpos de inspectores. La acción responde a planteamientos realizados por la población entorno a violaciones de las políticas de protección al consumidor y la venta de los renglones más demandados.

Según el trabajo, se comprobó que el ciudadano Yordanys Alasa Álvarez, Jefe del Departamento de Productos Alimenticios de la unidad de Comercio de La Lisa, puso en sobreaviso a los cuatro administradores del control que se realizaría a sus centros, una violación de los principios morales y éticos de los Cuadros cubanos.

“Esta persona que ya se encuentra detenida se le juzgará por el delito de cohecho porque consideramos que éste obtuvo un beneficio”, dijo Martha María Vázquez, Vicefiscal Jefa de La Habana.

Por otra parte, en sus declaraciones, Nilzer Montero, Fiscal del Departamento de Verificaciones Fiscales hizo una alerta. “Nos llama la atención que el día anterior de nuestra inspección, diez inspectores había “visitado” los establecimientos señalados para la investigación y no detectaron ningún tipo de violación. Sin embargo hoy son los mismos que están formando parte con nosotros de esta revisión…entonces da motivos a pensar de que tenemos grandes fisuras en el sistema de control”.

Se comprobó además que de los 54 trabajadores de estos comercios, 25 tienen antecedentes penales y de ellos, tres manejan recursos. Se pudo evidenciar además un faltante de 72 mil pesos cubanos expresados en los siguientes artículos: lozas de techos, latiguillos, tomacorrientes, interruptores y artículos de plomería.

La inspección también constató que en una de las tiendas, ubicada en Arroyo Arenas, existían vales falsos, se comercializaban productos que abastecían ilegalmente trabajadores por cuenta propia y la administración llevaba una doble contabilidad.

También se detectó en uno de estos locales de materiales especiales para personas subsidiadas, artículos que no se exhibían, entre ellos 128 cubetas de pintura ya en mal estado y no aptas para la venta.

En el comercio de materiales de Punta Brava se evidenciaron violaciones en el ordenamiento de productos y en la tienda situada en calle 170 / 51 y 61, existían dos locales aledaños donde individuos ofertaban los mismos materiales que los clientes no encontraban en dicho establecimiento.

En las acciones fueron detenidos 36 ciudadanos, entre ellos 20, quienes se encontraban en los alrededores del lugar en presuntos hechos de reventa.

Se juzgarán, asimismo, con mayor responsabilidad a los administradores: Lucía Fernández Gutiérrez, Moisés Michel Blanco Pérez y Pedro Lázaro Elizarde Pereda.

Fuente Cubadebate  

Miguel Díaz-Canel recibe a Nicolás Maduro en el Palacio de la Revolución de la Habana ( Fotos)

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, recibió  en el Palacio de la Revolución a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro Moros, en el primer acto oficial del jefe de Estado cubano tras su toma de posesión el 19 de abril.

En la ceremonia, los mandatarios entonaron los himnos de Cuba y Venezuela, pasaron revista a la Guardia de Honor e intercambiaron saludos con los miembros de ambas delegaciones. Seguidamente, sostuvieron conversaciones oficiales.

“Venimos a renovar la esperanza, a renovar los sueños y apuntar hacia el futuro, sobre todo, a visualizar 10 años adelante”, dijo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela a la prensa, minutos antes del encuentro, tras rendir honores al Héroe Nacional José Martí, como primera actividad de su visita oficial.

Maduro aseguró que está en Cuba para concertar entre naciones hermanas “qué más se puede hacer, qué más es necesario hacer por nuestros pueblos, por América Latina y el Caribe, para echar bases profundas e indestructibles de la unión política, espiritual, moral y sobre todo económica, que es la que va a cimentar la unión verdadera”.

“La independencia y la liberación del siglo XXI va a descansar sobre la posibilidad que nosotros construyamos una unión poderosa en lo económico. Y a eso vamos a apuntar con el compañero presidente Miguel Díaz-Canel y con el compañero Raúl, que sigue al frente en la vanguardia, dirigiendo la batalla, y con Cuba”, recalcó Nicolás Maduro, quien vestía un elegante liquiliqui azul oscuro, traje tradicional venezolano.

Este sábado, Nicolás Maduro depositó una ofrenda floral ante el monumento al Apóstol, ubicado en la histórica Plaza de la Revolución, junto a Cilia Flores, primera combatiente de la nación bolivariana. Y ascendió al mirador del Memorial, el punto más alto de La Habana, desde donde pudo divisar la “inmensidad” de la ciudad que hoy lo acoge.

En el recibimiento oficial, al presidente venezolano lo acompañaron además  Elías Jaua, ministro de Educación, y el canciller Jorge Arreaza. Por la parte cubana estuvieron presentes Bruno Rodríguez Parilla y Rogelio Sierra Díaz, ministro y viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, respectivamente. Así como Rogelio Polanco Fuentes y Alí Rodríguez Araque, embajadores en ambas naciones.

Maduro, quien llegó a La Habana en la noche del viernes, ha viajado a la Isla en visita oficial para felicitar a Díaz-Canel por su elección —primer saludo personal de un mandatario que recibe el Presidente cubano—, “darle un gran abrazo al hermano mayor” Raúl Castro y ratificar la alianza entre Cuba y Venezuela.