Archivo de la etiqueta: Raul Castro Ruz

Presidente cubano visita Biran donde nacio Fidel y Raul

El  Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Diaz Canel-Bermudez , como parte d ela visita de Gobierno realizada a la oriental provincial de Holguin , visito el Cojunto Historico de Biran ,lugar ddonde nacio el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz ,y el General de ejercito Raul castro Ruz.

El presidente  cubano  dijo ¨ Este es un lugar sagrado de la Patria , y tenemos que conservalo para hoy y para el futuro ¨. Diaz Canel recibio  varias  frutas  del ¨ Naranjal de Mama ¨ como le dice el general de Ejrecito Raul  Castro Ruz a la huerta donde Lina Ruz cutivo  la arboleda .

El mandario repartio entre los  los que le acompañaban  algunas naranjas.Visito el panteon familiar de la familia Castro Ruz, donde se detuvo ante cada uno de los nichos.

Raúl Castro: Por grandes que sean los desafíos, nuestro pueblo defenderá su Revolución socialista

Raúl en Santiago de Cuba, 26 de julio de 2018 Foto: ACN

 Palabras de clausura del General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba , durante el acto político cultural por el aniversario 65 de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, celebrado esta mañana en la ciudad heroica de Santiago de Cuba
Ninguno de los que tuvimos el privilegio de participar en las acciones del 26 Julio, bajo el mando de Fidel, podríamos entonces soñar que estaríamos vivos un día como hoy, con un país libre, independiente y soberano, una revolución socialista en el poder y un pueblo unido, presto a defender la obra realizada, fruto del sacrifico y sangre derramada de varias generaciones de cubanos.
Así inició su intervención el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Partido, al pronunciar las palabras centrales del acto político cultural por el aniversario 65 de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, celebrado esta mañana en la ciudad heroica de Santiago de Cuba.
No solo por su historia, dijo, celebramos este 65 aniversario en Santiago, sino para reconocer el trabajo que desarrolla la provincia en beneficio del pueblo bajo la dirección de Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido en el territorio, en estrecho vínculo con el Gobierno que encabeza la vicepresidenta del Consejo de Estado, Beatriz Jonhson Urrutia.
En ese sentido, mencionó el trabajo integral desplegado en varios frentes de la economía, que ha permitido incrementar la oferta de bienes y servicios a la población con calidad y precios asequibles.
Se avanza, además, en el programa de la vivienda con el empleo de iniciativas en el uso de materiales locales de la construcción, prosiguen a buen ritmo inversiones priorizadas de importancia nacional como la Terminal Portuaria Multipropósito y la Base de Almacenes de San Luis.
Informó que se trabaja para aumentar las exportaciones de frutas, ron langosta y productos de la agricultura, se reordena la actividad comercial a partir de proyectos de desarrollo local que otorgan mayor autonomía a los municipios, aprovechando los recursos propios, lo que se traduce en mayores aportes al Presupuesto y asegura la posibilidad de seguir invirtiendo.
Según el General de Ejército, es palpable el entusiasmo de los santiagueros, pero resta mucho por hacer en la esfera productiva y los servicios para seguir elevando la calidad de vida del pueblo, con el propósito de que cada vez Santiago sea una ciudad más bella, disciplinada, higiénica y ordenada, digna de custodiar los restos de nuestros mejores hijos, entre los que sobresalen el Héroe Nacional, el Padre y la Madre de la Patria y el Líder Histórico de la Revolución cubana.
Recordó que en los próximos meses conmemoraremos importantes acontecimientos como el inicio de nustras luchas por la independencia y llamó la atención sobre la aprobación reciente, por la Asamblea Nacional del proyecto de Constitución de la República, el cual será sometido a una amplia consulta popular y con el resultado de ese ejercicio democrático, nuevamente será analizado en el Parlamento para elaborar el texto definitivo que se someterá a Referendo, mediante el voto secreto y directo de cada ciudadano.
La Constitución, afirmó Raúl, es la ley fundamental sobre la cual se asienta el Estado y por eso es el documento jurídico y político más importante de cualquier país, ya que define los fundamentos de la nación, la estructura de los poderes y su alcance, así como garantiza los deberes y derechos de los ciudadanos.
La actual Constitución, apuntó, aprobada en un escenario diferente a este, requiere ser reformada con el propósito de incluir las transformaciones llevadas a cabo tras la implementación de los acuerdos del Sexto y Séptimo Congresos del Partido.
Para ello, se iniciará un trascendental proceso democrático cuyo éxito dependerá, en primer lugar, de la participación activa y comprometida de los cubanos, bajo la dirección del Partido y la UJC y las organizaciones de masas, en que debe lograrse que cada cual entienda la necesidad y alcance de los cambios que debemos introducir, de modo que se garantice la irrevocabilidad del socialismo y la continuidad de la Revolución.
La principal fuente de ingresos sigue siendo el ahorro
En cuanto en la economía, precisó Raúl, se mantiene una tensa situación en las finanzas externas, como consecuencia de las afectaciones en los ingresos por las exportaciones de azúcar y el turismo, debido a las consecuencias de las lluvias y el reforzamiento del bloqueo, que impactó en el comercio y las transacciones financieras.
No obstante, reiteró, se obtuvo un discreto crecimiento de la economía, lo que es un resultado alentador, pero se hace necesario aumentar las exportaciones y reducir todo gasto innecesario.
«Hay que tener siempre presente que la más rápida fuente de recursos es el ahorro, y tenemos que lograr que ello no sea una mera consigna, y se convierta en una norma de conducta a todos los niveles.
Perseverar en la ruta de la unidad
Al referirse al ámbito internacional, el General de Ejército recordó que a inicios de este siglo llegaron al poder fuerzas diversas fuerzas progresistas y de izquierda que impulsaron la unidad y la integración latinoamericana y caribeña.
Así, prosiguió, se derrotó el proyecto imperialista de Libre Comercio para las Américas, y surgió la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América. En 15 años, salieron de la pobreza 60 millones de personas y más de tres millones del analfabetismo que se erradicó en Venezuela, Bolivia y Nicaragua. También se graduaron más de 20 mil médicos latinoamericanos y caribeños en la Escuela Latinoamericana de Medicina, y se devolvió la visión a más de dos millones 900 mil pacientes extranjeros mediante la operación milagro, unido a más de un millón en Cuba.
Igualmente, rememoró que con la generosa colaboración venezolana surgió Petrocaribe, y emergieron las condiciones propicias para la integración regional que dio lugar a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión de Naciones del Sur, a donde acudieron países de tendencias políticas diferentes pero con el principio de la unidad en la diversidad. De igual forma, hizo hincapié en la reactivación del Mercosur y el accionar de la Caricom.
Evocó que los Jefes de Estados y de Gobierno de América Latina (AL) y el Caribe firmaron en La Habana, en el 2014, la Proclama de AL y el Caribe como Zona de Paz, que los comprometió a respetar el derecho de todo Estado de elegir su sistema político y a no intervenir en los asuntos internos de cualquier país.
Esta coyuntura, enfatizó, no resultaba agradable para los círculos de poder de Washington, quienes pusieron en práctica los métodos de guerra no convencional para obstaculizar el avance de gobiernos progresistas, y rememoró los golpes militares perpetrados en Honduras, Paraguay y Brasil.
También la derecha, reconoció, consiguió recuperar en algunos países el poder mediante triunfos electorales, algunos fraudulentos, y otros al amparo de la manipulación.  Y como era de esperar, no vacilaron en desmotar las políticas sociales de amplio beneficio popular.
En palabras de Raúl, el Gobierno de los Estados Unidos hace algunos meses declaró la total vigencia de la doctrina Monroe, que se resume en América para los americanos y reserva para las naciones latinoamericanas y caribeñas un estatus de dependencia y sumisión.
Aseguró que uno de sus propósitos es revertir los avances en la integración y el ejercicio de la soberanía sobre los recursos naturales, para imponer su agenda mediante una ofensiva neoliberal, dirigida a destruir una década de desarrollo y ahondar las diferencias.
También dijo que los EE.UU., con la complicidad de algunos gobiernos, ha intentado revigorizar la OEA y emprender su arremetida contra Venezuela, y socavar la unidad regional. Ello vuelve a demostrar que el camino es no descuidar la unidad de los revolucionarios y mantener la lucha, pues los adversarios nunca cejan en su empeño de imponerse, y no vacilan en acudir a los golpes de estado, la violencia, e incluso la guerra.
Sobre el recién concluido Foro de Sao Pablo, en La Habana, manifestó que evidenció la necesidad de reconducir la lucha de la izquierda y sus movimientos progresistas y su declaración final es un verdadero programa unitario de acción.
Reiteró la solidaridad con Venezuela, Nicaragua, y el reclamo de libertad para Lula. También felicitó al pueblo mexicano y su presidente López Obrador.
Cuba jamás renunciará a sus principios
Respecto a las relaciones con Estados Unidos, el General de Ejército dijo que se mantienen vínculos diplomáticos formales, varios acuerdos bilaterales y una cooperación mutuamente beneficiosa dentro de un grupo limitado de áreas.
A pocos días de haberse anunciado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, recordó, señalamos que entre nuestros gobiernos existen profundas diferencias en los modelos políticos y las relaciones internacionales y reiteramos la disposición de diálogo sobre las discrepancias, sin pretender q Cuba renunciara a las ideas que había defendido por más de un siglo.
Desde agosto del año pasado, reiteró, con el pretexto de agresiones sónicas, cuyo origen nadie ha podido explicar ni probar, se han degradado los vínculos bilaterales y fueron expulsados 17 funcionarios de nuestra embajada en Washington y se redujo el personal diplomático en La Habana. Además, se ha recrudecido la aplicación del bloqueo, en particular la persecución de nuestras transacciones financieras
Es propicio, puntualizó, recordar el memorando de un subsecretario asistente de Estado para Asuntos Interamericanos, con fecha 6 de abril de 1960:
«La mayoría de los cubanos apoyan a Castro, no existe una oposición política efectiva, el único modo efectivo para hacerle perder el apoyo es provocar el desaliento mediante la penuria…Hay que poner en práctica los medios para debilitar la vida económica, negándole suministros, para reducir los salarios nominales, producir hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno…»
Yo nunca he leído, aseguró Raúl, nada más cínico, y esas agresiones continúan hoy renovadas.
Los pronunciamientos públicos contra Cuba, sentenció, se caracterizan con la manipulación y se destinan millones para revertir el orden político en nuestro país.  En junio, un funcionario estadounidense expresó que los países de América tienen que aceptar que Cuba es la madre de todos los males en términos de debilitamiento de democracia en el continente y de derechos humanos, y ello nos recuerda la actitud de George W. Bush.
No es casual, expresó, que en el proyecto de nuestra Constitución se reafirma que la defensa de nuestra patria socialista es el mas grande honor y deber de los cubanos.
Los cubanos, patentizó, somos un pueblo pacífico y amistoso, no amenazamos a nadie, y para nosotros evitar una guerra equivale a ganarla, y para ello es preciso derramar ríos de sudor, preparándonos para combatir hasta la victoria.
En palabras de Raúl, otra vez, se ha configurado un escenario adverso, pero no será la primera vez ni la última que la Revolución enfrente retos y amenazas. Hemos corrido riesgos y hemos resistido invictos 60 años, Para nosotros, al igual que Venezuela y Nicaragua, está claro que se estrecha el cerco y tenemos que estar preparados para hacerle frente con fe inquebrantable en la victoria.
Los revolucionarios, afirmó, desde el 26 de Julio, hemos llegado hasta aquí sobreponiéndonos a reveses. Fidel, con el Moncada, nos enseñó a convertir los reveses en vitorias y ya nada pudo contener el avance de nuestro pueblo. Nos mostró la fuerza de las ideas y la lección permanente de la perseverancia en los propósitos justos.
Entonces decía Fidel: Nuestros muertos heroicos no cayeron en vano, ellos nos acompañaron en las cárceles, y ellos combatieron junto a nosotros en la guerra y los vemos renacer en las nuevas generaciones…
En 1959, enumeró el General de Ejército, hubo que enfrentar bandas armadas, y después sabotajes, planes de atentados, sobre todo contra Fidel, el bloqueo, campañas mediáticas , la invasión a Girón, la Crisis de Octubre, la introducción de plagas y enfermedades, acciones terroristas.
Y en los años 90 del pasado siglo, continuó, enfrentamos la desaparición de la Unión Soviética y el Campo socialista, y ante la arremetida del imperialismo, los cubanos, en medio de enormes carencias, pusimos nuestra inquebrantable capacidad de resistencia y la voluntad de defender la soberanía y el socialismo, y eso fue posible por el pueblo y la unidad forjada por Fidel.
Hoy, subrayó Raúl, a 65 años del Moncada, con la independencia ya conquistada y la presencia permanente de Fidel entre nosotros, podemos afirmar que por grandes que sean los desafíos, nuestro pueblo defenderá su Revolución socialista. La historia ha demostrado que sí se puso, sí se puede y siempre se podrá.
Para conmemorar el triunfo de la Revolución, prometió, nos volveremos a encontrar en Santiago.

Reciben Raúl Castro y Machado Ventura Premio Alma Máter

El General de Ejército Raúl Castro Ruz recibió el Premio Alma Máter, máximo reconocimiento otorgado por la FEU.
El General de Ejército Raúl Castro Ruz recibió el Premio Alma Máter, máximo reconocimiento otorgado por la FEU. Foto: Estudios Revolución

Como muestra del compromiso de los estudiantes universitarios cubanos con la generación histórica de la Revolución, la Federación Estudiantil Universitaria entregó al General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y a José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario, el Premio Alma Máter, máximo reconocimiento otorgado por la organización.

Ambos dirigentes partidistas y el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, asistieron como delegados de Honor a la sesión final del IX Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), que tuvo lugar en el Palacio de las Convenciones y que coincidió con el aniversario 63 de la partida de Fidel a su exilio en México.

Al entregar el Premio Alma Máter, Raúl Alejandro Palmero, presidente nacional de la FEU, reconoció en José Ramón Machado Ventura «su constante antimperialismo desde su formación como estudiante de Medicina, la modestia, sencillez y el sacrificio de tantos años, su cariño hacia la juventud y su ejemplo constante». Todo ello lo hace merecedor de este reconocimiento, valoró.

Con igual cariño se le entregó el Premio Alma Máter al General de Ejército Raúl Castro Ruz, «uno de los miembros de nuestra FEU más queridos», por su trayectoria de «lucha universitaria, por inculcarnos con el ejemplo la inspiración para convertirnos en el avispero que hoy somos en defensa del Socialismo, por su temple, coraje y serenidad», expresó Palmero.

Otros motivos que le hicieron merecedor del alto reconocimiento son «la invariable convicción de que podemos vencer en los momentos más difíciles; ser guía y paradigma para las nuevas generaciones sin perder jamás la sonrisa ni el espíritu juvenil; por su modestia, desinterés y altruismo, su confianza y amor en la juventud; y por ser, sobre todas las cosas, el más fidelista de todos los cubanos», significó el Presidente nacional de la Federación.

José Ramón Machado Ventura agradeció esta condecoración que «no esperaba», pero que «realmente asumimos con pleno agradecimiento y de corazón».

Escuchándolos a ustedes –dijo–, representantes de un cuarto de millón de estudiantes del país, me percato de cuán poco se parece la realidad de hoy a esos tiempos, en los que yo fui uno de apenas 15 000 estudiantes universitarios en toda Cuba. Con el triunfo de la Revolución, por vez primera, los jóvenes fueron tenidos en cuenta.

Me atrevo a asegurar que en muy pocos lugares se reúnen los estudiantes con pleno consentimiento y apoyo para reflexionar y buscar soluciones desde la base, hasta un encuentro nacional, comentó.

Machado añadió que los más de 10 000 planteamientos recopilados en los últimos meses son motivo de orgullo, por la seriedad, responsabilidad y compromiso.

No podía ser de otro modo, cuando esta Revolución, que comenzó el 10 de octubre de 1868, ha estado conducida por una vanguardia de jóvenes martianos y patriotas, como los aquí presentes, dijo.

El Segundo Secretario del Partido aseguró que los jóvenes, continuadores de la epopeya, han demostrado la vigencia de Fidel y ser fieles a su pensamiento, esencia misma de la FEU.

Reconoció, además, los múltiples proyectos que asume la organización con entusiasmo, que se extienden más allá de los muros de sus centros docentes, como es el caso de la tarea Educando por amor.

A pocos días de conmemorar el aniversario 65 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el próximo 26 de julio, nos sentimos orgullosos del estudiantado que tenemos, de su capacidad de ser útiles y el espíritu antimperialista que los acompaña, concluyó.

HOMENAJE A FIDEL

A la cita de los universitarios cubanos, que comenzó en La Habana el pasado viernes 6 de julio, asistieron 500 delegados e invitados en representación de todas las provincias del país.

Al comenzar la jornada de este domingo, los delegados recordaron a Fidel, quien tuvo una relación muy estrecha con los jóvenes.

«Que cada uno de ustedes se haga el compromiso de estar a la altura de Julio Antonio Mella en el espíritu revolucionario, en el trabajo, en el esfuerzo, en el estudio –expresó Fidel durante el Primer Congreso de la FEU, en 1979–. Porque parto de la profunda convicción de que en cada uno de ustedes hay un Mella, hay un José Antonio… Ellos, y muchos como ellos, cayeron para convertirse en árbol para ser semillas, o cayeron como quería Mella: para ser útil sirviendo como banderas. ¡Y ustedes, estudiantes universitarios de hoy, son frutos del árbol, los portadores de la bandera!», rememoraron los universitarios.

Fidel y José Martí, desde su grandeza, nos guían en estos tiempos, y así la FEU asume el reto de ser la continuidad, a la altura de este pueblo y de nuestra historia, aseguró Raúl Alejandro Palmero, presidente nacional de la FEU.

Catalogó de «enriquecedor» el debate de estos días, donde se ha reflexionado sobre la brigada de la FEU, célula básica del funcionamiento de la organización, que «debe ser un espacio de unidad y debate en cada aula universitaria»; la necesidad de continuar incentivando el estudio, dar seguimiento a los egresados, incrementar las labores sociales de impacto en las comunidades y el movimiento de artistas aficionados, además de convertir la comunicación en una forma de combate, añadió el líder estudiantil.

Nuestra realidad dista mucho de la que vivió Cuba antes del triunfo revolucionario, reconoció Palmero. No vivimos las diferencias sociales ni de raza, donde los jóvenes no tomaban partido en las decisiones políticas, donde existía una crisis del sistema educacional, que respondía a intereses de gobiernos corruptos.

«Por eso honramos hoy la memoria de las vidas jóvenes que se perdieron: a José Antonio Echeverría al frente de la Federación Estudiantil; a Julio Antonio Mella; al joven Fidel. Todos ellos, los héroes y mártires del movimiento estudiantil, son nuestro orgullo y acompañan hoy a esta organización en el camino hacia su centenario», expresó.

Para Raima González, delegada de la provincia de Pinar del Río, este Congreso es nuestro regalo para Fidel, «pues no somos una juventud apolítica» y con esta premisa desde las brigadas surgieron respuestas y soluciones, que son las que se han discutido en estos días.

«No olvidamos la historia ni renunciamos a nuestros principios e ideas. Con orgullo somos cubanos, fidelistas y martianos», añadió Raima.

Por su parte, el joven nigeriano Ismael, estudiante de Medicina, aseguró ser africano de nacimiento, pero cubano de corazón. «Aquí me hice hombre –dijo–, gracias a esta Revolución que es tan grande. Vengo de un continente en el que muchos de sus países son pobres, donde niños mueren de hambre y no tienen acceso a la salud o a la educación. Muchos de ellos creen vivir libres, sin conocer la libertad ni la paz. Resguarden esta Cuba, verdaderamente libre e independiente, aquí están los hijos del mundo para defenderla hasta el último aliento».

Como parte de la última jornada del IX Congreso, se dio a conocer el nuevo Secretariado de la Federación Estudiantil, en el que se mantiene como presidente nacional de la organización Raúl Alejandro Palmero, también miembro del Consejo de Estado.

Además de Palmero integrarán el Secretariado Nacional: José Ángel Fernández Castañeda, como vicepresidente, y se ratificó a Mirthia Julia Brossard como presidenta de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (Oclae).

Los delegados, al concluir la jornada, aprobaron la Declaración Final del Congreso, que ratifica el Socialismo como único sistema posible para Cuba, y la continuidad de esta Revolución martiana, fidelista, marxista-leninista y antimperialista, como misión suprema de la joven generación.

A la clausura de la cita asistieron, además, Susely Morfa González, miembro del Consejo de Estado y primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, así como invitados del Comité Central del Partido, del Buró Nacional de la UJC, del Estado y el Gobierno.

Fuente Granma

Fidel y Raúl nunca defraudaron la confianza de su padre

.

Por: Equipo Editorial Fidel Soldado de las Ideas

Don Ángel Castro Argiz, en su oficina-comedor, 1956. Foto: Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.
El libro “Ángel, la raíz gallega de Fidel” escrito por Katiuska Blanco Castiñeira es una historia inspirada en la vida del padre de Fidel y Raúl Castro Ruz.
Ángel Castro Argiz fue uno de los tantos gallegos que dejó atrás la Galicia profunda para buscar fortuna más allá del mar. En su camino, Ángel nunca imaginó que de su propia casa saldría la fuerza para cambiar la suerte de Cuba, la isla que siempre trazó su destino.
Cubadebate y el sitio Fidel Soldado de las Ideas en ocasión del Día de los Padres comparte con sus lectores fragmentos del libro donde se muestra el cariño y la admiración que los hermanos Castro sentían por su padre.
En el mismo se refleja cómo Fidel fue formando su pensamiento sobre la crítica situación económica, política y social en que vivía el país antes del triunfo de la Revolución:
“Todo lo que Fidel definía como urgencias económicas del país lo había aprendido en sus largas conversaciones con los trabajadores del batey y con don Ángel, con quien intercambiaba opiniones sobre los asuntos económicos de la finca y de Cuba. Sus vehemencias justicieras tenían raíz en lo vivido”.
A pesar del riesgo que correría en las acciones revolucionarias, sus padres nunca dejaron de apoyar a los hermanos Castro en sus ideales de justicia:
“Fidel presentía en su padre una intuición, pero don Ángel no le dijo nada, como quien valora inestimable y vital el silencio. Fidel nunca intentó convencer a sus padres de sus ideas políticas, su lucha les causaría grandes sufrimientos, pero confiaba en la sensibilidad fuerte de Lina y en la capacidad de don Ángel para apreciar los hechos políticos, los acontecimientos históricos en la vida de un país. Con esa convicción se despidió de ellos sin mirar atrás y sin saber que aquel sería su último encuentro con el viejo”.
(…)
“Don Ángel los apoyaba. Estaba preocupado, intranquilo, pensando que las dificultades para sus hijos eran muy grandes y que tal vez morirían, pero aún así estaba de acuerdo con su lucha”.
En todo momento estuvo de manifiesto el amor entre padre e hijo:
“Fidel sabía que sus padres se inquietaban por ellos. La preocupación les nublaba la tranquilidad y les quitaba el sueño. Los viejos tenían la niebla del mar en el pensamiento y su ánimo solo cambiaría con el regreso de los hijos. Por eso, Fidel valoraba aún más el apoyo de sus padres, su cariño incondicional, su entereza y respeto”.
Don Ángel siempre confió en que Fidel regresaría desde México para lograr la definitiva victoria:
“En la casa no existía duda de que Fidel regresaría a Cuba ese año. Lo conocían demasiado bien. El viejo pasaba el tiempo pendiente de la noticia, del regreso, como en la historia de la Biblia, en que el padre iba todas las tardes a un alto y aguardaba ansioso el retorno del hijo pródigo, aquella parábola poética del Antiguo Testamento, que tanto había impresionado a Fidel de niño”.
Las cartas escritas por Fidel fueron leídas en innumerables ocasiones por su padre:
“Don Ángel sacó de una cajita de madera los papeles conservados como reliquia en el velador, junto a la cama. Releyó las cartas de sus hijos, escritas mientras esperaban el juicio o después, cuando ya estaban recluidos en el Presidio Modelo, en la Isla de Pinos. Fue repasándolas con la vista y con las manos, una por una, en un gesto de cariño”:
Prisión de Oriente
Septiembre 23 de 1953
Sr. Ángel Castro
y Sra. Lina Ruz.
Birán
Mis queridos padres:
Espero me perdonen la tardanza en escribirles, no piensen que es por olvido o falta de cariño; he pensado mucho en ustedes y sólo me preocupa que estén bien y que no sufran sin razón por nosotros.
El juicio comenzó hace dos días; va muy bien y estoy satisfecho de su desarrollo. Desde luego es inevitable que nos sancionen, pero yo debo ser cívico y sacar libre a todas las personas inocentes; en definitiva no son os jueces los que juzgan a los hombres, sino la Historia y el fallo de ésta será sin duda favorable a nosotros.
He asumido como abogado mi propia defensa y pienso desenvolverla con toda dignidad.
Quiero por encima de todo que no se hagan la idea de que la prisión es un lugar feo para nosotros, no lo es nunca cuando se está en ella por defender una causa justa e interpretar el legítimo sentimiento de la nación. Todos los grandes cubanos han padecido lo mismo que estamos padeciendo nosotros ahora.
Quien sufre por ella y cumple con su deber, encuentra siempre en el espíritu fuerza sobrada para contemplar con serenidad y calma las batidas adversas del destino; éste no se expresa en un sólo día y cuando nos trae en el presente horas de amargura, es porque nos reserva para el futuro sus mejores dones.
Tengo la más completa seguridad de que sabrán comprenderme y tendrán presente siempre que en la tranquilidad y conformidad de ustedes está siempre también nuestro mejor consuelo.
No se molesten por nosotros, no hagan gastos ni derrochen energías. Se nos trata bien, no necesitamos nada.
En lo adelante les escribiré con frecuencia para que sepan de nosotros y no sufran.
Los quiere y les recuerda mucho: su hijo
Fidel.
Fidel y Raúl nunca defraudaron la confianza de sus padres, Lina Ruz y Don Ángel Castro vivieron siempre orgullosos de sus hijos y sus convicciones de lucha contra las injusticias.

 

Para conocer más sobre el ideario del líder de la Revolución cubana visite nuestro sitio Fidel Soldado de las Ideas. Síganos en Facebook y Twitter.

Raúl Castro: La unidad es nuestra principal arma

0611-raul-reunion-de-primeros-secretarios-del-pcc-2.JPG
La Habana, 11 jun (ACN) El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, intercambió con los miembros del Secretariado del Comité Central, los primeros secretarios de los comités provinciales y municipales de la organización, y otros funcionarios de la estructura auxiliar del Comité Central, de las organizaciones de masas y la Unión de Jóvenes Comunistas, al término de una reunión de tres días en la Escuela Superior del Partido Ñico López, en la capital.
“La unidad es nuestra principal arma”, expresó Raúl durante el intercambio en el que compartió, durante casi tres horas, algunas ideas acerca del tenso escenario internacional, marcado por conflictos en varias partes del mundo; la aplicación de las llamadas guerras no convencionales para derrocar gobiernos; la situación en América Latina, así como hechos históricos que marcaron a nuestro país, entre ellos el derrumbe del campo socialista a finales de la década del ochenta del siglo pasado, según información de la periodista Leticia Martínez Hernández.
Destacó que el arma principal de la Revolución ha sido siempre la unidad y que, ante cualquier coyuntura internacional adversa, Cuba seguirá luchando y defendiendo sus principios.
Al recordar los difíciles momentos que se vivieron durante los años del Periodo Especial y que causaron manifestaciones de desaliento entre algunos cuadros, Raúl subrayó que “hay que morir combatiendo, hay que luchar siempre con la frente en alto, porque esa ha sido nuestra principal convicción”.
Reiteró que el tema económico es en la actualidad el frente principal de trabajo, porque de él dependen todos los demás. Insistió en enfrentar abiertamente los problemas, abrir la mentalidad y actuar con optimismo ante cualquier circunstancia.
Ejemplificó con varios programas que desde hace algunos años emprende el país para su desarrollo, entre ellos el turismo, sobre todo en la cayería al norte de la región central del país, Varadero, La Habana y más recientemente en Holguín.
Entre otros temas, el Primer Secretario del Comité Central del Partido se refirió a la política de cuadros y la necesidad de continuar promoviendo mujeres y personas mestizas y negras a cargos decisorios. De manera particular, alabó el papel de las féminas en todos los tiempos de la Revolución, su audacia, preparación, poder de organización y convocatoria.
Comentó que para él constituía un privilegio poder reunirse con los cuadros partidistas, tanto de las provincias como de los municipios, por lo que ellos representan para el país, actividad que se acordó realizar anualmente.
0611-raul-reunion-de-primeros-secretarios-del-pcc-1.JPG
Junto a Raúl en este encuentro también estuvieron el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el segundo secretario del Comité Central, José Ramón Machado Ventura.
Durante estos tres días, los primeros secretarios de los comités provinciales y municipales reunidos en la capital debatieron acerca del funcionamiento de la organización, el papel de vanguardia de los militantes, el cumplimiento de los acuerdos del Sexto y Séptimo Congresos, las prioridades del trabajo político-ideológico, así como la atención del Partido a las actividades de educación, ciencia, deporte, transporte, industria, construcción, entre otras.
Igualmente recibieron una información sobre los análisis que actualmente realiza la Comisión encargada por el Parlamento para la redacción del Anteproyecto de Constitución de la República y el desarrollo de la consulta popular sobre el posible texto de la Carta Magna, proceso que estará encabezado por el Partido.
Según evalúo el segundo secretario del Comité Central, fue esta una reunión productiva, donde todos los asuntos se trataron con objetividad. Destacó el arduo trabajo que tiene que desplegar la organización en los meses venideros con la reforma constitucional y el apoyo a la celebración próximamente de varios congresos de las organizaciones de masas del país.
Recalcó la necesidad de que los cuadros del Partido dialoguen más con la gente, conozcan todo lo que está pasando en los territorios y se adelanten a los problemas, en ello radican los verdaderos cambios en nuestros métodos de trabajo, concluyó.