Archivo de la etiqueta: Revolución Cubana

¿Por qué en Cuba hay un partido único?

Acto en la Clausura del 2do. Congreso del PCC
Acto en la Clausura del 2do. Congreso del PCC Foto: Archivo de Granma

El pluripartidismo es el gran instrumento del imperialismo para mantener a las sociedades fragmentadas, divididas en mil pedazos; convierte a las sociedades en sociedades impotentes para resolver los problemas y defender sus intereses.

Un país fragmentado en diez pedazos es el país perfecto para dominarlo, para sojuzgarlo, porque no hay una voluntad de la nación, ya que la voluntad de la nación se divide en muchos fragmentos, el esfuerzo de la nación se divide en muchos fragmentos, las inteligencias todas se dividen, y lo que tiene es una pugna constante e interminable entre los fragmentos de la sociedad.

Un país del Tercer Mundo no se puede dar ese lujo. Realmente se lo dan muchos, claro que hace rato que se lo vienen dando, y hace tiempo que gran parte de ellos están subyugados y dominados.

Claro que en una sociedad que tenga que enfrentar los problemas del subdesarrollo y tenga que desarrollarse en las condiciones tan difíciles que resulta desarrollarse en el mundo de hoy, es esencial la unidad. (…)

(…) De modo que tengo la más profunda convicción de que la existencia de un partido es y debe ser, en muy largo periodo histórico que nadie puede predecir hasta cuándo, la forma de organización política de nuestra sociedad. (…)

(Tomado del discurso en la clausura del X Periodo Ordinario de Sesiones de la Tercera Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular)

Recuerdan aniversario 60 del Motín de los Presos Políticos del Castillo del Príncipe.

El  aniversario 60 del motín de los presos políticos del castillo del  Príncipe ,donde la tiranía proimperialista de Fulgencio Batista asesino brutalmente a los revolucionarios Vicente Ponce Carrasco, Reinaldo Gutiérrez Otaño y Roberto de la  Rosa Valdez, se recordó  con un acto conmemorativo en la Habana.

Los miembros del Comité  Central del Partido Comunista de Cuba(PCC) Luis Antonio torres Iribar,primer secretario del Comité Provincial del Partido en la capital y el coronel  de la reserva Víctor  Dreke  Cruz , presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) en la Habana, y Tatiana Viera  Hernandez,vicepresidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular  asistieron al homenaje .

El doctor Héctor Terry  Moliner, combatiente de la lucha clandestina y protagonista de aquellos acontecimientos al usar de la palabra ratifico el compromiso de los integrantes de la ACRC en la Habana de ser consecuentes con la herencia mambisa y rebelde.

Por su  parte  Mai-Lin Alberti Arozarena, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunista en la capital patentizo el compromiso de las nuevas generaciones con la historia, con la patria  con la Revolución, y muy especialmente con los caídos.

El 1 de agosto de 1958, los presos políticos en el castillo del Príncipe, centro de reclusión donde oleadas de jóvenes revolucionarios, por  la suspensión de las garantías constitucionales debían permanecer meses encarcelados en espera del juicio por sus ideas y acciones  contra el régimen batistiano. Entonces por iniciativa de los revolucionarios  sancionados en la cárcel, se inició una enérgica protesta que incluía  gritos de repudio  contra la dictadura.

Los cautivos usaron como únicas armas los tubos de las literas desarmadas, botellas, piedra sacadas de los muros.

Cerca de media hora después ,la guarnición junto a connotados asesinos y torturadores de la Policía  Nacional y del Servicio de Inteligencia  Militar (SIM) ,incrementaron el asedio a  los reclusos de la cárcel ,que se defendieron lanzando objetos desde las barricadas.

El pueblo  conoció la verdad a través de diferentes medios de propaganda revolucionaria, incluyendo Radio Rebelde, que durante varios días se refirió a estos hechos.

Aquel viernes 1 de agosto de 1958, la Patria  volvió a vestirse de luto al ser asesinados  durante las protestas Vicente Ponce Carrasco, Reinaldo Gutiérrez Otaño y Roberto de La Rosa Valdez.

La masacre en la prisión del castillo del Príncipe, constituyo un testimonio más de la sangrienta barbarie impuesta al pueblo cubano  por la tiranía de Fulgencio Batista. Por otra parte demostró el coraje y la valentía de los revolucionarios de la capital ,que imbuidos de heroico patriotismo estuvieron dispuestos a luchar contra las injusticias del régimen ,aun en las  condiciones más desventajosas.

De México a Cuba y el privilegio de conocer a Fidel Castro

2018-07-24 21:42:30 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yaicelín Palma Tejas

De México a Cuba y el privilegio de conocer a Fidel

-¿Mexicana? Sí, un poco, porque nací en México. Pero me siento más cubana porque llegué a este país el mismo día en que Fidel Castro entraba a La Habana, victorioso, aquel 8 de enero de 1959. Desde entonces nada ni nadie me ha podido despegar de esta tierra, cuyos hijos son revolucionarios por naturaleza.

Martha Eugenia López Villeda habla de manera pausada, serena, firme, mientras su mirada recorre una y otra vez un punto impreciso de su alrededor hasta que se posa en mis ojos y siento los suyos penetrantes, agudos, como si buscaran los secretos de mi juventud.

“Yo era muy joven y tenía muchas inquietudes sobre las injusticias, la pobreza, las calamidades de mi país y creo que pasaba la vida buscando una razón para rebelarme, pero en vano. Y entonces la vida me puso en el camino de Fidel Castro, que un día fue a visitar al médico para el que yo trabajaba como oficinista.

“Después, buscando, me vinculo con otros revolucionarios que se preparaban bajo las órdenes de Fidel para venir en la expedición del yate Granma, comienzo a colaborar con ellos y en 1955 Fidel me acepta en el Movimiento 26 de Julio para venir a Cuba, pero las condiciones no eran las idóneas para las mujeres hacer la travesía en un barco y me quedo en México en otras misiones”.

Cuando ya los expedicionarios del Granma estaban en Cuba, en plena lucha, Martha cumple en México otras tareas dentro de su formación como guerrillera, aprende tiro, se prepara físicamente, labora en la confección de uniformes y brazaletes para los grupos que debían viajar a la Isla a apoyar a la Revolución.

“¿Lo que más me impresionaba del Movimiento 26 de Julio? Su lucha por la justicia social, sin dudas, lo que me despertó definitivamente las ideas revolucionarias.

“Yo no tenía ninguna formación política, ni pertenecía a ninguna organización, pero desde niña sentí la injusticia, porque mi mamá era muy humilde y me crie con una familia burguesa que me acogió. Eso me permitió ver las diferencias de cómo yo vivía y cómo era la vida del resto de la familia en la pobreza, en la miseria. Y el Movimiento fue como un resorte para emprender la lucha”.

Cuando triunfa la Revolución Martha Eugenia se integra al proyecto del pueblo cubano, trabajó en la Federación de Mujeres Cubanas junto a Vilma Espín, y luego estuvo 20 años en la Central de Trabajadores de Cuba, siempre vinculada a la base, hasta su jubilación.

“No, no, mi jubilación no puede apartarme del proceso revolucionario, ahora colaboro con el Movimiento Juvenil Martiano, y como siempre hago mi aporte en las propuestas para solucionar los problemas.

“En mi comunidad hicimos un proyecto con la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en las escuelas, y ya ese proyecto lo tenemos a nivel de municipio, porque con la unión de todas las fuerzas de la comunidad fortalecemos el papel de la escuela como el centro cultural más importante de su entorno.

“¿Los jóvenes cubanos? Sí, creo que son consecuentes con las ideas de la generación histórica de la Revolución. Y eso se inculca desde la escuela. Por eso creo que hay que llenar todos sus espacios, no cejar en la enseñanza de la historia, para que se sientan más orgullosos del país en el que viven. También es preciso reconocer todo cuánto hacen, porque eso es muy importante”.

Y no dice más. Sonríe y sus ojos brillan detrás de los cristales de sus espejuelos. Y se despide con un apretón de manos, quizás como muestra de la confianza que tiene en la juventud de este país, en la cual se ve reflejada desde aquel día en que se abrazó a la causa revolucionaria cubana al lado de Fidel Castro para llegar hasta aquí, con “el privilegio de vivir todo este proceso que ha sido extraordinario, como su propio Líder”.

Carlos Faxas: operación secreta en Radio Cadena Habana

 

Fecha de Publicación: 2018-07-24 11:12:46
Por: Katia Camejo Montpeller  La noticia de la muerte de Carlos Faxas Valerino, acaecida en La Habana el 21 de Septiembre de 2014, privó a la música cubana de un excelente pianista, compositor, arreglista y director de orquesta, que el 15 de Febrero de 1957 dirigió la grabación de la Marcha del 26 de Julio en los estudios de Radio Cadena Habana.Meses antes de su desaparición física dialogué con él sobre aquella operación secreta. Al hombre que dirigió musicalmente la grabación de la Marcha del 26 de Julio, sus 92 años no le habían borrado los recuerdos y, cuando precisaba un dato, ahí estaba su esposa Carmen García Prieto, quien compartió cada instante de su vida. Sagaz y jaranero agradeció a la periodista que llegaba de Radio Cadena Habana a preguntar. Este fue el resultado de aquella conversación.

«Cada año vienen a indagar y yo regreso a La Habana del año 1957», me dijo con las imágenes de los recuerdos reflejadas en su rostro. «No importa rememorar horas de mucha tensión para que el mundo conozca la verdad de los hechos», comentó sin dejar de apartar la mirada de una vieja placa de acetato que sostenía en la diestra.

¿Cómo llegó Carlos Faxas a la música?

Nací el 30 de octubre de 1921 en la oriental ciudad de Manzanillo. Decían allí que era un niño prodigio por mis aptitudes para la música. Venimos para La Habana a mejorar nuestra situación. Mi padre era mecánico afinador de pianos, oficio que también aprendí y me permitió tocar por afición. Cuando tenía 14 años, un cliente que me escuchó en mi casa, me avisó de una plaza en el Teatro Martí. Me presenté, pero no sabía leer las partituras. Para entonces, vivíamos en Guanabacoa, donde muchos músicos me ayudaron a comprender unos libros que compré y estudié ininterrumpidamente por mi cuenta. Tenía 16 años, componía algo y tocaba danzones con una orquesta de aquella villa habanera.

Fue rápido y certero, entonces, su aprendizaje, ¿dónde lo ejerció?

El primer contrato fue por tres años con una orquesta en Varadero. Allí me pasaba la noche trabajando y por el día aprovechaba para estudiar. Interpretábamos temas cubanos y norteamericanos, que estaban de moda. Cuando descansaba, venía a ver a mi novia, que es hoy mi esposa. Después Reynaldo Palau me llevó a trabajar en el Gran Casino Nacional, y acompañé, entre otros, a Rita Montaner. Luego hice una temporada en el Teatro América, donde llegaba lo mejor de Cuba y el extranjero, como Josephine Baker. Pero también toqué en la televisión y algo que no puedo dejar de mencionar es mi labor en el Cabaret Montmartre.

Carlos Faxas es un hombre talentoso, muy organizado y laborioso, además de leal a las personas que lo quieren. Pero también fue intrépido. ¿Cómo se ligó al movimiento revolucionario de aquella etapa?

Mira, mi familia no tenía grandes necesidades, pero desde pequeño fui muy sensible a las injusticias. Vi maltratos, niños hambrientos, abuso de poder, igualmente supe de hombres con ideales, que me hicieron pensar que la vida podía y debía cambiar. Pertenecí al Partido Ortodoxo. En Guanabacoa conocí a René de los Santos. Él me presentó a Faustino Pérez, que tenía la misión de organizar la lucha clandestina en la ciudad. Ya Fidel Castro era un líder indiscutible y había llegado a la Sierra Maestra. Les propuse hacer una marcha rebelde y me explicaron que ya existía. Agustín Díaz Cartaya, participante en la gesta de Santiago de Cuba, el 26 de julio de 1953, la había escrito. Denominada primero la “Marcha de la Libertad”, cantada por los presos de la gesta del 26 de Julio de 1953, cuando el tirano Fulgencio Batista visitó la cárcel de Isla de Pinos. Pero era importante que el mundo supiera de la existencia de la “Marcha del 26 de Julio”, como es conocida.

¿Qué tarea exactamente le indicaron?

Debía localizar a alguien que se sabía la letra de la marcha. La persona era perseguida por su vínculo con las acciones del Moncada, pero mediante una contraseña accedí a él. Escribí lo que le escuché cantar y enseguida hice los contactos necesarios para la grabación. Contaba con mi cuarteto de voces masculinas, Los Faxas, y un amigo, muy comprometido con la causa insurreccional, que trabajaba en tu emisora, Radio Cadena Habana. Dos de mis cantantes no quisieron participar, por eso tuve que emplear a dos mujeres, con magníficas cualidades para el canto y muy revolucionarias. Fue así que Gilberto Aldanás, Enrique Herrera, Manón D’Asper y Sonia Aragón, hicieron las voces. Claro que la orquesta acompañante y yo también interpretamos la enérgica melodía, para darle más realce, porque era un himno.

¿Cómo recuerda aquella histórica grabación?

Me parece estar narrando un filme de mucha tensión. Todo fue en secreto. En Radio Cadena Habana me dieron el turno para el día 15 de febrero de 1957, a las 9 y 30 de la noche. Los músicos éramos dos trompetas, un trombón, dos saxofones, el bajo, la batería y yo en el piano. El jefe de la grabación, Francisco Vilalta, estaba de parte de nosotros, pero el dueño de la emisora no debía enterarse y tampoco se movió de allí por mucho rato. No era para menos. Nos hallábamos en Prado y San José, en los bajos del edificio, y en los altos celebraba una fiesta la primera dama de la República, Marta Fernández de Batista. Había policías por doquier y eso asusta. Les dije a los músicos que no temieran porque nadie sospecharía que en tales circunstancias grabaríamos la marcha del 26 de Julio. Tuvimos que ensayar otro número: …titulado “Señorita, por favor”…, hasta que el dueño de la planta se aburrió y nos dejó solos. La grabación quedó muy buena y guardé algunas copias. Luego ocurrieron otros hechos que me obligaron a salir de Cuba. En Miami seguí en contacto con los miembros de la lucha insurreccional, que estaban allí. Así fue que envié una copia con uno que iba para la Sierra Maestra.

¿Cuándo se escuchó por primera vez la grabación?

No recuerdo la fecha exacta, pero fue con la salida al aire de Radio Rebelde en febrero de 1958. Yo estaba en Miami y allá la escuchamos. Todo el mundo pudo conocer aquel himno. En el exilio volví a grabar con músicos que conocí. Hubo que modificar la letra en alguna estrofa. Cuando se escribió, al calor del combate, decía: …la sangre que en Oriente se derramó…, pero se sugirió por la dirección del Movimiento 26 de Julio no regionalizarla. Por eso se conoce de otro modo: … la sangre que en Cuba se derramó… Esa versión hecha en Miami también se radió en la Sierra Maestra. Luego de la victoria de 1959, se grabó con un coro de unas 200 voces. El autor de la letra, el capitán del Ejército Rebelde, Agustín Díaz Cartaya, me conoció después del triunfo revolucionario y me felicitó por mi trabajo. Por esa época también me presentaron al Comandante en Jefe, Fidel Castro, en casa de Haydee Santamaría.

¿Cuánta satisfacción le propició esta marcha?

Soy fundador del Partido Comunista de Cuba, aun milito en sus filas. Estoy al tanto de todo lo que ocurre en mi país y en el mundo, y lo que he hecho por una noble causa me satisface. Fui al exilio por mi participación en otras acciones de la clandestinidad. Mi vida y la de mi familia corrió gran peligro, pero el miedo nunca ha sido mi vocación. Volvimos a la Isla en enero de 1959 y no he dejado de componer, de interpretar a autores nacionales y foráneos. El pueblo de Guanabacoa, mi segunda tierra, me agradece mi labor. Sus artistas, entre ellos, Bola de Nieve y Juan Arrondo, han sido mis amigos. Muchos reconocimientos y condecoraciones me ha dado el país, como la distinción Por la Cultura Nacional, la medalla Raúl Gómez García y la réplica del Machete de Máximo Gómez. Hoy siento que he cumplido con mi deber de músico revolucionario cubano.

Esta entrevista es un homenaje póstumo a Carlos Faxas Valerino y a los mártires de las acciones del 26 de Julio de 1953 en Santiago de Cuba y Bayamo.

#Cuba #Guayacandecuba Los cubanos tenemos memoria

El gobierno norteamericano no ha cambiado su política tradicional dirigida a desacreditar y derrocar a la Revolución Cubana , por el contrario ha continuado el financiamiento de proyectos para promover directamente la subversión , provocar la desestabilización ,el interferir en nuestros asuntos internos .El bloqueo económico , comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba , persiste ,ignorando la condena casi unánime de la comunidad internacional que se ha venido pronunciando crecientemente por su eliminación . Hay que remitirse a la historia, ya que el bloqueo no es una cuestión del pasado. Un memorando secreto , desclasificado en 1991 , del Subsecretario Adjunto de Estado para los asuntos interamericanos , Lester D. Mallory , el 6 de abril de 1960 , dice textualmente ¨La mayoría de los cubanos apoyan a Castro . No existe una oposición política efectiva. El único medio posible para hacerle perder el apoyo interno al gobierno es provocar el desengaño, el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria. Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica, negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales con el objetivo de provocar hambre , desesperación y el derrocamiento del gobierno .¨ Fin de la cita . El memorando en cuestión no surgió por iniciativa de este funcionario , sino que se enmarcaba en la política de derrotar a la Revolución Cubana , al igual que el Programa de acción Encubierta contra el proceso revolucionario aprobado por el presidente de Estados Unidos el 17 de enero de 1960 20 días antes que el memorando citado y utilizando todos los medios disponibles , desde la creación de una oposición unificada , la guerra psicológica ,acciones clandestinas de inteligencia y la preparación en terceros países de fuerzas paramilitares capaces de invadir a la isla . Los Estados Unidos , estimularon el terrorismo en las ciudades , y ese mismo año antes de Playa Girón fomentaron la creación de bandas contrarrevolucionarias armadas , abastecidas por aire y mar , que cometieron saqueos y asesinatos de campesinos , obreros , jóvenes alfabetizadores hasta su aniquilación en 1965 . Los cubanos nunca olvidaremos los 3 mil 478 muertos y 2 mil 99 incapacitados que han sido víctimas de la política de terrorismo de estado. Ha pasado medio siglo de privaciones y sufrimiento para que nuestro pueblo que ha sabido resistir y defender su Revolucion  con el liderazgo y guía del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y que no está dispuesto a rendirse ni a mancillar la memoria de los caídos en los últimos 150 años desde el comienzo de nuestras luchas por la independencia. El gobierno norteamericano no ha cesado de amparar o proteger a connotados terroristas . Su política hacia Cuba no tiene credibilidad ni sustento moral alguno. Para tratar de justificarla, se esgrimen pretextos increíbles que, van cambiando según la conveniencia de Washington. Al gobierno de Estados Unidos no debería quedarle dudas que la Revolución Cubana cada día es fuerte. Si desea seguir aferrados al bloqueo y subversión, estamos preparados para continuar enfrentándola. Mantendremos permanentemente la convicción de Patria O Muerte , siguiendo las instrucciones del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en su informe central al Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba cuando afirmo ¨ Mientras exista el , el Imperialismo , el Partido , El Estado y el pueblo , les prestaran a los servicios de la defensa la máxima atención . La guardia revolucionaria no se descuidara jamás. La historia , enseña con demasiada elocuencia que los que olvidan este principio no sobreviven al error.¨ El general de ejército Raúl Castro Ruz , 1er secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba en el Informe Central presentado al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba dijo ¨Hemos soportado pacientemente las implacables campañas de desprestigio que en materia de derechos humanos concertadas desde Estados Unidos y varios países de la Unión Europea , que nos exigen nada menos que la rendición incondicional y el desmonte inmediato de nuestros régimen socialista y alientan , orientan y ayudan a los mercenarios internos a desacatar la ley . Al respeto es necesario aclarar que lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender su Revolución , puesto que la defensa de la independencia , de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles , seguirá siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos . Para que las relaciones diplomáticas restablecidas marchen con armonía ,tiene que eliminar las trasmisiones de Radio Martí contra la isla , la devolución del territorio cubano en la Base Naval de Guantánamo , y el cese del bloqueo , nos estamos mendigándoles nada , simplemente nos asiste la Razón , que son las Razones de Cuba .#Guayacandecuba #Cuba