Archivo de la etiqueta: Revolución Cubana

#Cuba Debaten jóvenes martianos sobre el uso de las redes sociales

 

2016-01-26 19:20:19 / web@radiorebelde.icrt.cu

Debaten jóvenes martianos sobre el uso de las redes sociales. Foto: Marcelino Vazquez

Jóvenes cubanos y foráneos expusieron este martes sus miradas sobre el uso de las redes sociales a favor de la paz, las causas justas y la integración latinoamericana, durante la Segunda Conferencia Internacional Con Todos y Para el Bien de Todos.

La activista política y senadora de Uruguay, Lucía Topolansky, realizó una intervención especial, en la que expresó que la juventud debe apropiarse de Internet y hacer un buen uso de sus mecanismos para aportar y construir la Patria Grande.
Por su parte, el presidente nacional del Movimiento Juvenil Martiano, Yusuam Palacios, se refirió al rol de los jóvenes en la cultura digital, y mencionó la necesidad de saber posicionarse, y utilizar todas las herramientas para hacer Revolución.

#Cuba Resalta Frei Betto sentido de la ética de la Revolución cubana

 

La Habana, 26 ene.- El destacado teólogo brasileño Frei Betto resaltó en esta capital el sentido de la ética de la Revolución cubana, valor que definió como su principal capital simbólico y resultado de siglos de resistencia.
En su conferencia magistral “El papel de la ética en los programas de desarrollo”, durante la jornada inaugural del evento internacional Con todos y para el bien todos, Betto sostuvo que el proceso socioeconómico iniciado en enero de 1959 ha sido durante todos estos años marcadamente ético.
Ello, en su opinión, constituye parte esencial del capital simbólico del país y fue posible gracias a la conciencia desarrollada por su pueblo tras siglos de lucha por la independencia económica y política, primero del colonialismo español, y luego del neocolonialismo estadounidense.
Para el prestigioso intelectual, la ética es una de las armas fundamentales que permite hacer frente a la crisis de valores y principios que afronta la humanidad, por lo que debe estar contemplada en todos los programas que buscan el desarrollo y un orden justo.
Sin embargo, aclaró, la corrupción, su némesis, no tiene ideología y puede florecer hasta en revolucionarios comprometidos, que una vez pasan a ocupar funciones de poder se desnaturalizan.
En el caso cubano, Betto destacó las figuras del Héroe Nacional, José Martí (1853-1895), del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, y del presidente Raúl Castro, paradigmas, dijo, que nunca se dejaron seducir por la abundancia y el poder ni traicionaron los objetivos de su lucha por conseguir una Cuba soberana, ética y justa.
No obstante, el contexto actual, marcado por un proceso de normalización de relaciones con Estados Unidos y una actualización del modelo económico, supone nuevos peligros, alertó.
Si Cuba tiene intención de perdurar y perfeccionar el Socialismo, la cuestión ética se torna central en los procesos de educación, indicó.
El hecho de que ya no se perciba un interés imperial por lograr la anexión territorial de la Isla no significa que no haya peligro, puesto que siempre estará latente la anexión cultural y simbólica, y sólo un profundo sentido ético generador de conciencia, es capaz de hacerle frente, afirmó.
La conferencia de Betto dio inicio al debate y el diálogo entre los más de 700 delegados de 51 países que participan en la segunda conferencia internacional Con todos y para el bien de todos.
El cónclave, centrado en el ideario de José Martí, considerado uno de los pensadores más humanistas del continente americano, y auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, sesionará hasta el jueves en el Palacio de las Convenciones de La Habana. (PL) (Foto: Archivo)

#Cuba Homenaje a Fidel Castro desde las artes visuales

 

Publicado el sábado, 23 de enero de 2016 11:30 am | Escrito por Ileana González González / Radio Reloj
Noventa obras que recrean artísticamente la insignia nacional conformarán la exposición colectiva titulada “Banderas”, concebida como un homenaje al líder de la Revolución, Fidel Castro, y cuya inauguración está prevista para abril en el Pabellón Cuba de La Habana.
La muestra festejará el cumpleaños 90 del Comandante en Jefe y permanecerá expuesta hasta junio en la instalación de la Rampa capitalina, para iniciar luego su recorrido por la región oriental del país, anunció Teresita Domínguez, vicepresidenta del Consejo Nacional de las Artes Plásticas.
Para el 13 de agosto se anuncia la apertura de una exposición personal de Alex Castro en la Fototeca de Cuba, institución que celebra su aniversario 30.
En ella se exhibirán retratos, algunos inéditos, de ese hombre-historia que es Fidel, con un acercamiento íntimo y humano al excepcional revolucionario que ha marcado una época.

Saluda Partido Comunista de Cuba XII Congreso de homólogo vietnamita

 

El mensaje, según reporta PL, destaca que esta es una nueva oportunidad para agradecer a los dirigentes, militantes comunistas y a su generoso y abnegado pueblo por su invariable solidaridad con la Revolución Cubana
22 de enero de 2016 22:01:27
HANOI.—El Comité Central del Partido Comunista de Cuba saludó el XII Congreso de su organización homóloga de Vietnam que sesiona en esta capital, al cual le deseó muchos éxitos.
El mensaje, según reporta PL, destaca que esta es una nueva oportunidad para agradecer a los dirigentes, militantes comunistas y a su generoso y abnegado pueblo por su invariable solidaridad con la Revolución Cubana.
“Vietnam ocupará siempre un lugar destacado en nuestros vínculos bilaterales y en los sentimientos de amistad y cariño de nuestra Patria agradecida”, añade.
Del Partido Comunista de Vietnam, que ha guiado al pueblo vietnamita por el camino de la victoria, hemos admirado sus hazañas en el campo militar, político, económico y diplomático, así como aprendido de sus experiencias, perseverancia y audacia para enfrentar los retos, subraya.
Agrega que ambos pueblos se enfrentan hoy a desafíos comunes impuestos por la crisis económica global, los peligros y amenazas a la paz, las afectaciones provocadas por de­sastres climatológicos y los daños al medioambiente.
Todo ello, en un mundo convulso y desigual preñado de nuevos peligros de guerras promovidos por los intereses imperiales, que generan más desigualdad, injusticia y opresión, fuentes de todos los males que aquejan a las grandes mayorías en el mundo, añade la nota.
Precisa que tanto el Partido Comunista de Cuba, como su homólogo de Vietnam —fundado por Ho Chi Minh—, están enfrascados en la construcción del socialismo y el desarrollo de modelos económicos particulares para hacerlos sostenibles y prósperos según las experiencias nacionales y apegados a los principios del marxismo-leninismo y el pensamiento de los respectivos líderes históricos.

Las aulas de los montes sus maestros tienen ya…

 

HACE 55 AÑOS, SE GRADUÓ EL SEGUNDO CONTINGENTE DE MAESTROS VOLUNTARIOS

El 23 de enero de 1961, el teatro de la CTC se llenó de la alegría desbordante de quienes representaban a los jóvenes del Segundo Con­tingente de Maestros Voluntarios que habían terminado el curso preparatorio en la Sierra Maestra
22 de enero de 2016 22:01:00
idel en el acto de graduación de los maestros voluntarios el 23 de enero de 1961 en La Habana. Lo acompañan el Dr. Armando Hart Dávalos, ministro de Educación; el Dr. José Aguilera Maceiras, subsecretario de Educación y el poeta Nicolás Guillén.
Fidel en el acto de graduación de los maestros voluntarios el 23 de enero de 1961 en La Habana. Lo acompañan el Dr. Armando Hart Dávalos, ministro de Educación; el Dr. José Aguilera Maceiras, subsecretario de Educación y el poeta Nicolás Guillén. Foto: roberto salas
El 23 de enero de 1961, el teatro de la CTC se llenó de la alegría desbordante de quienes representaban a los jóvenes del Segundo Con­tingente de Maestros Voluntarios que habían terminado el curso preparatorio en la Sierra Maestra. Todos estaban expectantes en espera de la llegada del Comandante en Jefe y jubi­losos cantaban, una y otra vez, el himno cu­yos versos iniciales decían: “Las aulas de los mon­­tes se abrirán a la verdad,/ las aulas de los montes nunca más se cerrarán./ Las aulas de los montes sus maestros tienen ya…”.
LA REPÚBLICA NO PREPARÓ MAESTROS PARA LAS MONTAÑAS
El acto se inició con himnos cantados por el coro del Ejército Rebelde y poemas recitados por Nicolás Guillén.
Simbólicamente, cuatro maestros voluntarios seleccionados de los cam­pamentos Rubén Bravo, Alfredo López, Pe­pito Tey y Renato Guitart, recibieron sus di­plomas de manos de Fidel y de Armando Hart —entonces ministro de Educación—, en re­presentación de los 1 100 maestros que acababan de graduarse.
La alegría y los aplausos fueron en aumento durante la boda colectiva de cinco parejas de maestros en las que Fidel y Hart suscribieron las actas matrimoniales.
Un año antes, el 22 de abril de 1960, frente a la falta de maestros para enseñar en las zonas montañosas, Fidel había hecho un llamamiento especial a todos los jóvenes cubanos para cubrir las plazas de maestros rura­les y resolver esta necesidad. Era una tarea que parecía en extremo difícil, sin embar­go, mi­les de jóvenes que cumplían con el requisito mí­nimo de preparación —tener apro­bado al me­nos el tercer año de los estudios de bachille­rato, de la Escuela Normal o de Co­mercio— respondieron al primer llamado. Ellos formaron parte del Primer Contingen­te de Maestros Voluntarios y ocupaban las au­las de las montañas cuando se produjo la graduación del Segundo Contingente de Ma­es­tros Vo­lun­tarios.
También formaban parte de esta legión de maestros voluntarios los cientos de recién graduados y estudiantes del último año de las Escuelas Normales que cursaron el curso de Adaptación al Medio en el campamento de San Lorenzo, en la Sierra Maestra. Con ese ejército de maestros para las montañas, contaba la Revolución en el Año de la Edu­cación.
El Comandante en Jefe, al iniciar su discurso a los graduados, reconoció el valor y la en­trega de esos jóvenes para solucionar el gran problema de contar con maestros en las aulas de las zonas montañosas del país. Fidel dijo: “No había maestros para las montañas y no era fácil resolver el problema. La vida de las montañas es dura. No es fácil adaptarse a la vida de las montañas para quienes no han vivido nunca en ellas. La clave del problema es este: para la montaña no había maestros […] Ocurría muchas veces que se designaban maestros para las montañas, y llegaban los miércoles y se marchaban los viernes. Esa era una realidad que no debe ocultarse: la Re­pública no preparó maestros para enseñar en el campo”.[1]
Más adelante, Fidel argumentó que, aunque parecía difícil hacer maestros para los montes, cuando se hizo el llamamiento acudieron a ofrecerse cerca de 5 000 jóvenes. Al cabo de seis meses, la República contaba con 2 500 nuevos maestros preparados en el es­píritu de las montañas y dispuestos —desde el primer momento—, a enseñar en los más apar­tados rincones del país.
UN VASTO PLAN DE EDUCACIÓN
Para dar cumplimiento al precepto martiano: Ser culto es la única forma de ser libre, la Revolución Cubana —que había hecho más por la educación en dos años que lo hecho por la república neocolonial en 58 años de desgobierno—, presentaba un vasto plan de educación donde se preveía la creación de tres grandes escuelas para maestros en las montañas de Cuba; la formación de 300 directoras para los círculos infantiles; la iniciación de cursos para instructores de idiomas y de educación física; la formación de instructores de arte dramático, de canto, de música y de danza.
Fidel anunciaba la creación de “la gran Aca­demia Nacional de Arte, una gran ciudad con aulas, talleres de trabajo, escenarios, to­mando por centro los dos campos de golf que están situados en los lugares más aristocráticos de La Habana”.
Asimismo, entre las muchas posibilidades de trabajo y de estudio que se abrían a los cu­­ba­nos, Fidel se refirió a cómo Ciudad Escolar Li­bertad había sido adaptada para recibir be­ca­dos a más de 1 500 estudiantes universitarios y para que 1 000 jóvenes em­pleadas del servicio doméstico —percibiendo el mismo sueldo que ganaban—, recibieran un curso de seis meses para trabajar en los círculos infantiles y atender a los hijos de los obreros.
ASESINATO DE UN JOVEN MAESTRO VOLUNTARIO
Jóvenes de diferente procedencia se unieron a la lucha contra el analfabetismo. Foto: Archivo Foto: Archivo
Todo era esperanzador y así lo sentían todos los presentes en el acto de graduación. No obstante, las palabras de Fidel nublaron la alegría cuando expresó: “Hemos tenido hoy escenas hermosas y alegres, hemos vivido momentos de júbilo, hemos escuchado cantar, hemos escuchado reír, hemos escuchado el rumor de la alegría y de la sonrisa. Pero también recuerdos tristes han invadido nuestro ánimo, y cuando veíamos casarse a los maestros, cuando oíamos entonar el himno de los maestros, en que decían que ‘las aulas de los montes nunca más se cerrarán’, recordábamos también algo de lo cual quería hablar hoy. Recordábamos también algo muy doloroso y muy triste, idea que esbozamos en días recientes y que no habíamos comunicado hasta hoy, porque no queríamos tampoco amargar a los maestros que hace unos días, después de la movilización, se marcharon a sus casas”.
El Comandante dio a conocer que habían asesinado a un maestro voluntario del Primer Contingente. Habló de ese maestro muy joven que enseñaba cerca de Sancti Spíritus a 44 ni­ños campesinos y a un número igualmente considerable de adultos y dijo que era “un maestro de los que, como ustedes, pasó por los campamentos de las montañas. Un maestro de los que como ustedes, acudió al llamado de enseñar a los niños del campo; un maestro de los que, como ustedes, pasó los días de lluvia y las noches de frío; un maestro de los que, como ustedes, pasó por todas las privaciones de las montañas en el noble afán de en­señar; un maestro humilde, un joven de solo 18 años”.
Fidel se refería a Conrado Benítez, el maestro voluntario asesinado el 5 de enero de 1961 por una de las bandas contrarrevolucionarias que —alentadas por los constantes envíos de armas y en espera de buena paga—, habían proliferado por esos días en las montañas del ma­­cizo Guamuhaya [también conocido co­mo Escambray]. Se esperaba la invasión del go­bierno de Estados Unidos y esos bandidos que­rían aumentar créditos cometiendo crímenes tan horrendos como el de asesinar a un joven maestro.
SU NOMBRE CONVOCÓ PARA BORRAR LA IGNORANCIA
Largamente y con mucho dolor, Fidel ha­bló del asesinato de Conrado Benítez. Contó de cómo las fuerzas de las milicias salieron a interceptar esa banda de criminales y pronto dieron con uno de sus campamentos don­de ocuparon el carné del maestro, y allí encon­traron el acta levantada y firmada por sus asesinos, la cual leyó con gran indignación. Y dijo:
“Duro es tener que consignar este crimen en el día de hoy pero ese maestro, que murió cruelmente asesinado no será como una luz que se apague, será como una llama de patriotismo que se enciende. ¡Después de muerto ese maestro seguirá siendo maestro!; ¡ese joven asesinado seguirá siendo eternamente joven! […] Ese maestro es el mártir cuya sangre servirá para que nosotros nos propongamos, doblemente, ganar la batalla que hemos emprendido contra el analfabetismo. Es un mártir cuya sangre servirá para borrar para siempre la ignorancia y la incultura en nuestro pueblo.
El mártir del ‘Año de la Educación’, el mártir de los maestros, el héroe anónimo del pueblo, ¡y allí donde enseñó se erigirá una escuela!, ¡y allí donde murió se erigirá un monumento que será de eterno recuerdo a su memoria e índice acusador que estará señalando hacia el imperialismo y sus agentes la ignominia eterna de haber asesinado a un joven maestro de 18 años, que llevaba bajo sus brazos un libro de Aritmética, un libro de Fisiología y un libro de Lenguaje!”.
El nombre de Conrado Benítez creció y se multiplicó en más de 100 000 jóvenes brigadistas, quienes portando cartillas, lápices y ma­nuales se unieron a los maestros y alfabetizadores voluntarios hasta lograr que, el 22 de di­ciembre de 1961, Cuba fuese declarada Te­rri­torio Libre de Analfabetismo.
[1] Las citas fueron tomadas del discurso de Fidel Castro Ruz en el acto de graduación de los Maestros Voluntarios el 23 de enero de 1961. Obra Revolu­cio­na­ria, 5 de febrero de 1961.