Archivo de la etiqueta: ROCA MONUMENTO A FIDEL CASTRO RUZ

Presidente de la India rinde honores al Comandante en Jefe Fidel Castro

2018-06-21 18:29:53 / web@radiorebelde.icrt.cu / Sergio Martínez Martínez

Presidente de la India honra al Comandante en Jefe Fidel Castro
Fotos: Sergio Martínez Martínez

Santiago de Cuba. El Presidente de la India, Ram Nath Kovind, inició su visita oficial de dos días a la Isla por Santiago de Cuba, rindiendo honores al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, ante el monolito que resguarda sus cenizas en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia.

Sentidas palabras para nuestro líder histórico dejaba escritas el mandatario indio en el libro de visitantes del campo santo santiaguero, luego de apreciar la solemne ceremonia de cambio de guardia.

´´El Presidente Fidel Castro será siempre recordado como una gran líder revolucionario, hizo una gran contribución a la nación cubana, jugó un papel importante en la política y en el desarrollo del Movimiento de los Países No Alineados y de sus pueblos”, reflejaba el dignatario de la India.

Presidente de la India honra al Comandante en Jefe Fidel Castro

“Dio una gran fortaleza al progreso de los pueblos y fue una gran voz en el orden global, además fue un gran amigo de la India, país que visitó en 1973 y en 1983, en su vida ejemplificó fortaleza, convicción y coraje, valores que están hoy guardados en su simple y poderoso memorial. Descanse en Paz Comandante.´´

Primer Vicepresidente cubano rinde honores a Fidel Castro

El Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, estuvo también en el recorrido del Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Salvador Valdés Mesa, oportunidad en que rindió honores al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, ante el monolito que atesora sus cenizas en el campo santo de la ciudad heroica.

Canción para un amigo, de José Luís Cortes para Fidel (+Fotos)

2017-12-29 13:05:43 / web@radiorebelde.icrt.cu / Carlos Sanabia Marrero

Canción para un amigo, de José Luís Cortes para Fidel. Fotos: Carlos Sanabia

Santiago de Cuba.- El popular músico, instrumentista y cantante, José Luís Cortes, conocido artísticamente como el Tosco, rindió junto a su banda homenaje a nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro en el cementerio “Santa Ifigenia”, de esta heroica ciudad.

Luego de depositar flores y guardar un minuto de silencio, José Luís Cortes quedó en solitario ante la piedra que atesora las cenizas del máximo Líder de la Revolución, para interpretar con su flauta la obra de su creación, “Canción para un Amigo” dedicada a Fidel:

“Gracias a Fidel Castro es que yo tengo una carrera en ascenso y por eso estoy muy contento de poder interpretar esta obra frente a su mausoleo, “Canción para un Amigo”; y creo que título más subjetivo que este no lo hay”, declaró al término del homenaje José Luís Cortes, agregando:

“Es bueno recordar que aquí el arte era una carrera elitista y yo soy un negrito que nació en el Cundao, ahí lo que había era rumba, bembé; y llegar a tocar a Mozart, Beethoven y a todos los grandes clásicos del Mundo, eso es gracias a la obra de Fidel que tuvo siempre la intención de crear artistas forjados por la más alta calidad artístico-estética…

Así que todos los artistas que somos de esa generación y esta nueva, tenemos que agradecerle mucho a Fidel por la enseñanza artística cubana que está catalogada como una de las mejores de América Latina y del mundo.

En el homenaje de José Luís Cortes al Comandante en Jefe en el cementerio “Santa Ifigenia”, estuvieron presentes el Primer Secretario del Partido en Santiago de Cuba, Lázaro Fernando Expósito Canto y la Presidenta del Gobierno en la Provincia Beatriz Johnson Urrutia.

El Tosco y su banda se presentarán mañana en Trocha y Carretera del Morro y el Primero de Enero en el Parque Céspedes, como parte de las actividades organizadas en Santiago de Cuba para despedir el 2017 y festejar los 59 años del triunfo de la Revolución.

Canción para un amigo, de José Luís Cortes para Fidel. Fotos: Carlos Sanabia

Canción para un amigo, de José Luís Cortes para Fidel. Fotos: Carlos Sanabia

Canción para un amigo, de José Luís Cortes para Fidel. Fotos: Carlos Sanabia

¿Cómo se concibió el sitio eterno de Fidel Castro?

Autor:

Yuniel Labacena Romero

 

Una roca extraída de un sitio próximo a la Gran Piedra, lugar del oriente del país que pertenece a la Sierra Maestra, tan raigalmente vinculada a la vida revolucionaria de Fidel, contiene la urna de cedro que guarda sus cenizas.

Con una compartimentación muy alta laboró durante diez años un reducido grupo de trabajo en el proyecto. El entonces Ministro de las FAR, General de Ejército Raúl Castro Ruz, le encomendó la tarea en 2006 al arquitecto Eduardo H. Lozada León, quien junto a su esposa, la también arquitecta Marcia Pérez Mirabal, concibió la concepción del recinto.

El Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque asesoró la labor y buscó soluciones como la del cercado perimetral, para lo cual propuso tener en cuenta la parte superior del monumento dedicado al Apóstol en Dos Ríos. Después de fallecer Almeida, el viceministro de las FAR, general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, asumió la responsabilidad. Él guardaba en su memoria la existencia de la piedra y señaló el lugar donde se encontraba.

Durante tres años se trabajó en el perfeccionamiento de la roca granitoide, que posee un peso de entre 48 y 49 toneladas aproximadamente, y una altura cercana a los cuatro metros. Pulirla, perforar el espacio para la urna, revestir el interior y preparar la tarja de mármol verde y letras en bronce con el nombre de Fidel fue una delicada tarea.

De forma paralela, mientras integrantes de la Empresa de Construcciones Militares de Santiago de Cuba laboraban en el elemento principal, el Coronel (r) Mariano Lamber Matos, en función de inversionista, adelantó detalles como la creación de las columnas del cercado y el piso, construidos con mármol color crema de yacimientos existentes en Bayamo. Se hicieron 19 con este material, en representación de las columnas y el pelotón Las Marianas, del Ejército Rebelde. Las cadenas que atan estos elementos     denotan la unión de las acciones de las citadas fuerzas.

Las columnas están compuestas por tres elementos: la base, en alusión al grito de Libertad o Muerte de Carlos Manuel de Céspedes; el intermedio, que representa la labor de Martí para materializar la Guerra Necesaria; y toda la parte superior, que recuerda a la Revolución liderada por Fidel que continúa en ascenso. El símbolo que las corona glorifica la lucha victoriosa en las montañas. Lo rodean el laurel y el olivo de bronce con un apoyo y tres montañas.

A la entrada de la tumba de Fidel se levantan dos pedestales semejantes a otros que conforman el cercado del cementerio, en alusión a la acción cívica y el movimiento de la clandestinidad.

A ambos lados de la senda que conduce al monolito hay un pequeño espacio en el suelo, enchapado con pie- dras chinas pelonas, las cuales fueron recogidas de las     desembocaduras de los ríos que corren por La Plata y el Uvero.

Cada detalle en este sitio  contiene un significado, incluso la vegetación: los helechos son propios de la Sierra y las posturas de café, ubicadas en las jardineras, contienen el uniforme verde olivo mientras su aroma recuerda el de las montañas.

Fuente: Revista Verde Olivo/febrero 2017.

A seis meses de la partida física del Fidel.

Mensaje escrito en el libro de visitantes del Cementerio de Santa Ifigenia, el pasado 25 de marzo, por el Dr. Fidel Castro Smirnov, profesor titular de la UCI, nieto del líder histórico de la Revolución Cubana.
Querido abuelo:
Ante todo quiero expresarte que esto no es una despedida. Junto a millones de cubanos, de revolucionarios dentro y fuera de Cuba, junto a tu familia, como nieto agradecido, nunca querré dejar ir al Comandante en Jefe, ni al padre de la Revolución, ni al más universal de todos los cubanos del siglo XX y XXI, ni al guerrillero, ni al invicto y eterno Fidel, ni mi abuelo.
Serás siempre mi guía, quien a diario me imagino y me motiva.
Escribiendo en este libro breves ideas, cumplo hoy un compromiso con el excelente colectivo de trabajo de Santa Ifigenia, con los compañeros de las FAR y el batallón de ceremonias. Todos ellos, quienes considero como mi familia, cumplen a diario con el esmerado deber de cuidarte y rendirte merecido homenaje. Mucho me reporta saber que continúas muy bien cuidado y rodeado de amor.
En cada visita, como bien sabes, no solo traigo la flor y el sentido homenaje de todos los que quieren y no me pudieron acompañar; me sumo también a los miles que a diario vienen a presentarte un profundo respeto, infinita admiración y especial cariño. En cada visita a este lugar sagrado, me lleno de fuerza para enfrentar este nuevo desafío, y uno de los principales (que cada vez me resulta más difícil): paliar el dolor indescriptible que me causa no poder estrechar tu mano, de no poder besarte, abrazarte, buscar y encontrar tu mirada, acompañarte, compartir peligros y desvelos, velar tus sueños, ayudarte en lo posible e imposible, preguntarte, cuidarte, bromear y sonreír juntos, de brindar contigo, de atenuar la ansiedad de verte en cada encuentro; de leer una nueva reflexión encendida, una oportuna llamada de atención, un nuevo y merecido jaque al adversario; de aprender de ti, de saber de ti; de escuchar tu susurro conspirativo, tus discursos apasionados, tus recuerdos e ilusiones, tus tiernos halagos ante cada modesto logro personal que con devoción te dedicaba, te dedico y te dedicaré.
Estas líneas constituyen un nuevo intento de abrazo y caricia escrita, un nuevo intento de expresar sentimientos inefables que brotan en mi desde que aprendí siendo muy niño a quererte, un franco desafío a la irreversibilidad de los procesos al acompañarte en tu reciente travesía, un nuevo intento consciente de disfrutar tu presencia, de llamarte, buscarte y encontrarte.
Hasta la próxima, hasta siempre,
Te abraza, te extraña, te besa, te acompaña, te cuida, te quiere, quien no se suelta de tu mano, tu nieto y amigo
Fidel Antonio Castro Smirnov
Santiago de Cuba 25 de marzo de 2017